EL BENI DE CÁDIZ
 


BENITO RODRÍGUEZ REY, cantaor payo, más conocido por el nombre artístico de. EL BENI DE CÁDIZ, nació en Cádiz el día 26 de enero del año  1929, y murió en Sevilla el 22 de diciembre del 1992. desde los once años ya se ganaba la vida cantando. Era hermano de Amós Rodríguez Rey. Se inició como bailaor en diversos elencos y en la compañía de Manolo Caracol y Lola Flores. En 1955, ya como cantaor, forma parte de los espectáculos de Lola Flores, y, en 1957, del cuadro del tablao madrileño El Corral de la Morería, ingresando seguidamente en el ballet de Pilar López, permaneciendo en él hasta 1959.

 



Viva Cádiz porque tiene
grandeza poderío y arte,
como su hijo adoptivo el beni,
que a merecido un monumento,
por ser un cantaor perfecto
en todos sus cantes,
siempre se le recordara
como un de los grandes,
por toda la buena afición
que ha seguido su arte

 

 

Sufre una grave enfermedad en 1959, tributándosele un homenaje en su ciudad natal, por iniciativa de La Niña de los Peines y Pepe Pinto, en el que participaron ellos, la Paquera de Jerez, Parrilla de Jerez, La Perla de Cádiz, Antonio Mairena, El Sevillano, Manolo Fregenal, 'I'erremoto, El Güito, etc. Reapareció al año siguiente en el Tablao El Duende de Madrid, y en 1961 actúa en la sala de fiestas madrileña Villa Romana, en el elenco de Juanita Reina y en el tablao madrileño Las Brujas, donde canta hasta 1962, para hacerlo a continuación en el denominado Torres Bermejas, actuando en él durante 1963. En 1964, figura en otro tablao madrileño, Las Cuevas de Nerja, volviendo a Las Brujas en 1965. Alterna sus permanencias en los tablaos con sus intervenciones en los festivales, y en 1971, obtiene en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba varios primeros premios y el premio de honor

 


El puerto de Cádiz

 


El puerto de Cádiz


La Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces de Jerez de la Frontera, le otorga, en 1976, el máximo galardón en su género, el Premio Nacional de Cante, retornando a los festivales andaluces como una de sus figuras más relevantes, ofreciendo igualmente recitales en peñas flamencas. Entre sus actuaciones más significativas de los últimos años, después de una breve temporada en el Tablao La Venta del Gato de Madrid, en 1984, destaca su presencia, este mismo año, en la III Bienal de Arte Flamenco Ciudad de Sevilla. Intérprete de un largo repertorio, ha realizado una amplia discografía


El Centro de Arte Flamenco La Merced homenajea este sábado a El Beni de Cádiz
La cita reunirá a familiares, amigos y estudiosos del desaparecido cantaor
Cuando se cumplen veinte años de su desaparición, un homenaje de estas características resultaba "obligado". El concejal de Cultura, Antonio Castillo, presentó así la cita que este fin de semana recordará, en el Centro Andaluz de Arte Flamenco, a la figura de El Beni de Cádiz. Un recuerdo que no sólo se justifica por la talla del homenajeado sino, también, con el objetivo de que la memoria de El Beni de Cádiz "siga presente entre las generaciones más jóvenes". Castillo recordó la "trayectoria impresionante" de Benito Rodríguez Rey, desde que "cantaba en los trayectos del tren de Cádiz a Jerez". Un nombre "que ha formado parte del cartel de Lola Flores y Manolo Caracol, Juanita Reina o La Argentinita y que formaría parte más adelante del ballet de Pilar López, y "cuyo prestigio sería reconocido con todo tipo de premios en el mundo del flamenco". Organizado por el Ayuntamiento gaditano, la Cátedra de Flamencología de Cádiz y la Asociación de Vecinos Las Tres Torres, La Merced acogerá el próximo sábado, a partir de las 20.00 horas, un dilatado homenaje al maestro de tantos. La cita reunirá, entre ponentes y artistas colaboradores, a un gran número de estudiosos, familiares y amigos del cantaor. Moderados por Antonio Barberán, hablarán sobre la vida y aportaciones de El Beni José Nondedeu 'Rebujina', Felipe Campuzano, Miguel Polanco 'El Pelón', Alonso Núñez 'Rancapino' y María del Carmen Rodríguez, hija del cantaor. Y el encuentro contará con las actuaciones de Felipe Scapachini, Mariana Cornejo, Carmen de la Jara, David Palomar, Raúl Gálvez, Pascual de Lorca, Ricardo Rivera, Juan José Alba e Ignacio Álvarez. Para el presidente de la Cátedra de Flamencología, el de este sábado es un "homenaje obligado para Cádiz, ya que El Beni no sólo fue un artista extraordinario, sino también un excelente narrador, y su arte todavía sigue vigente. Por eso creo que era necesario este emotivo recuerdo a través de las personas que estuvieron más ligadas a su figura". Barberán aprovechó para destacar la "faceta altruista" de todos los colaboradores en este homenaje; un proyecto que hubiera sido "impensable" de otra manera que desde la "emotividad". Por su parte, Pepe Rodríguez apuntó que, desde la Asociación de Vecinos Las Tres Torres, se ha solicitado a José Blas Fernández la inclusión de una nueva plazoleta en el nomenclátor de la ciudad dedicada a El Beni de Cádiz, "en un nuevo espacio surgido tras las obras realizadas en la zona de Jabonería, que incluiría también una placa en recuerdo al artista ".
P.V. / Cádiz | Actualizado 12.12.2012 -  El Beni de Cádiz.

El Buen Compás pide una calle para Beni de Cádiz en el Mentidero
La asociación cultural El Buen Compás anunció su intención de pedir, formalmente, al Ayuntamiento de Cádiz una calle para el desaparecido cantaor Beni de Cádiz en el barrio del Mentidero.
Esta idea fue lanzada durante el homenaje que la asociación gaditana celebró la pasada semana en el Centro de Interpretación del Flamenco de Cádiz (Cintfla) en honor al cantaor gaditano. Así, según se dijo en el acto, El Buen Compás comenzará estos días una campaña de recogida de firmas en favor de la nomenclatura de Beni de cádiz que entregarán a la comisión de nomenclator. Esta iniciativa se suma a las actividades que la asociación ya está realizando como homenaje a la memoria del artista gaditano. Así, durante el acto tributo también tuvo lugar la inauguración oficial de la sala Beni de Cádiz en el Cintfla. A este acto, que estuvo presidido por el presidente de la asociación cultural flamenca El Buen Compás, Francisco Dodero, acudieron la hija del cantaor, María del Carmen Rodríguez, además de artistas y amigos como Juan Villar, Juani la del Bolo, José Rebujina, Enrique El Melu, Alfonso de la Rimada, José Luis Franco, José Jiménez y Paco Malena, entre otros.
Redacción cádiz | Actualizado 14.01.2014 

El flamenco se une para homenajear a El Beni a los 25 años de su muerte
El Ayuntamiento ha programado una mesa redonda, la presentación de un libro y un espectáculo en el Falla en recuerdo del cantaor, fallecido el 22 de diciembre de 1992
Benito Rodríguez Rey murió un día de Sorteo de Navidad. Le hubiera puesto compás a las bolichas cantadas de los niños de San Idelfonso, pero ese día para él había otros planes. El 22 de diciembre de 1992 dejaba este mundo El Beni de Cádiz y con él, un cante de tronío maridado con una gracia a esportones. Tan tremendo binomio forjó su leyenda. Ahora, la ciudad que le vio nacer el 26 de enero de 1929, le va a rendir homenaje coincidiendo con el 25 aniversario de su muerte. Ayer en el Ayuntamiento de Cádiz se presentó el programa de actos que en honor de El Beni se desarrollará entre el 18 y el 20 de diciembre. "Un adelantado a su tiempo que hoy sería un monologuista extraordinario", como le definió la edil de Cultura, Eva Tubío, ha conseguido reunir a un buen elenco de artistas, algunos de los cuales se dieron cita ayer en la presentación del programa. Entre ellos, Antonio Reyes y Felipe Scapachini, que compartieron mesa junto a Paco Dodero, presidente de la asociación Buen Compás y la concejala. No faltaron Alejandro Silva, José Anillo y miembros El Buen Compás y La Cuarta Flamenca, así como Octavio Linares como representante de la comparsa de Jesús Bienvenido, que participará en el homenaje merced al pasodoble que dedicó 'Los irracionales' este año al cantaor gaditano. De esta manera Cádiz arropará a El Beni porque "no queríamos que la fecha pasara desapercibida, eclipsada quizás por los 25 años de la muerte de Camarón. Pero creíamos también que El Beni es uno de nuestros grandes flamencos y se merece este homenaje de altura", apuntó Tubío. El chiclanero Antonio Reyes, uno de los que estará en el espectáculo que se celebrará en el Falla el 20 de diciembre, manifestó que será "un privilegio y un honor participar en el homenaje a uno de los cantaores más grandes que ha dado Cádiz, Andalucía y España". Contó que conoció al Beni "cuando yo era pequeño, porque veraneábamos los dos en Marbella. Él fue el primero que me llevó a una televisión". Un representante de los cantes de Cádiz como Felipe Scapachini dio un toque de atención señalando que "se hacía cuesta arriba que este reconocimiento tardara tanto". No acabaron ahí las reivindicaciones de Scapachini. "En Cádiz ha habido muchos artistas y ahora parece que se están reconociendo muchas cosas. Aquí se le da mucho al Carnaval, pero el flamenco no se puede olvidar. Hay que apostar por el cante, que vienen muchos jóvenes empujando fuerte", afirmó. Con vistas a la gala del Falla el 20 de diciembre, aseguró desear "que sea algo que no se olvide porque como aparezca un poco el duende, vamos a disfrutar mucho".  El espectáculo del Falla se convertirá el 20 de diciembre desde las 21.00 horas en el colofón del programa de actos. El homenaje contará con dos partes, y en la primera actuarán Antonio Reyes al cante, Diego del Morao a la guitarra, Bernardo Parrilla al violín, Patricia Valdés al baile, Tate Núñez y Diego Montoya a las palmas, y David Peña Dorantes al piano como colaboración especial. En la segunda parte, José Anillo al cante y Andrés Hernández Pituquete a la guitarra, Carmen de la Jara al cante y Juan José Alba a la guitarra, Felipe Scapachini al cante y Adriano Lozano a la guitarra, y Ale Silva al cante y Juan José Alba a la guitarra. Al baile, Rosario Toledo con Miguel Rosendo, y Emilio Florido al cante y Juan José Alba a la guitarra. Además, la comparsa 'Los irracionales'. Las entradas ya están a la venta en las taquillas del Teatro Falla y en Tickentradas.com. La programación comenzará con una mesa redonda sobre El Beni el lunes 18 de diciembre a las 20.00 en el Centro Municipal de Arte Flamenco La Merced. Con Tamara García, periodista de Diario de Cádiz, como moderadora, participarán Juan José Téllez, José Luis Ortiz-Nuevo, Cristina Cruces, Javier Osuna y José Jiménez Rebujina. El día siguiente en el Salón de Plenos del Ayuntamiento se presentará el libro Un genio surrealista: Beni de Cádiz, flamenco popular y moderno, coordinado por Alberto Romero Ferrer y Francisco Dodero Martín. Dodero aclaró que no se trata de una biografía, más bien "de la trayectoria artística de El Beni a través del tiempo". Una calle en El Mentidero, su barrio natal  Paco Dodero, de la asociación El Buen Compás, recordó la petición que en su día hizo este colectivo al Ayuntamiento de Cádiz para dedicar a El Beni una calle en su barrio, El Mentidero. "Creo que el Consistorio ha acogido muy bien la demanda y esperemos que en su día se haga realidad", señaló. Aclaró que si bien el cantaorya tiene una calle en Santa María, la misma se encuentra en un sitio "difícil de encontrar porque está como plazoleta en el centro de la calle de Chano Lobato, pero no se le dio mucha difusión porque la familia ni tuvo conocimiento de eso". Dodero recordó que lo mismo que Chano y Pericón tienen calles en sus barrios, Santa María y La Viña respectivamente, El Beni debe tenerla en el suyo.
Cantaores, promotores y representantes de colectivos flamencos posando ayer junto a la edil de Cultura, Eva Tubío, en el balcón del Ayuntamiento J.M. SÁNCHEZ REYES - Cádiz, 23 Noviembre, 2017

Rescatado de un olvido imposible
El cantaor Beni de Cádiz es recordado en su tierra a los 25 años de su desaparición
Cantaor y contador de inigualable personalidad. Señorío y gracia natural acompañada de talento. Genio surrealista… En Cádiz se ha hablado estos días mucho de Beni, uno de sus artistas históricos más emblemáticos. Se le ha recordado con frescura, como si no hubieran pasado ya 25 años de su desaparición. Nada de esto resulta extraño en la figura de Benito Rodríguez Rey (Cádiz, 1929 - Sevilla, 1992). Su huella es un buen ejemplo de la fuerza de lo inmaterial e intangible: a pesar del paso del tiempo, y pese a haber residido mucho tiempo fuera de la ciudad, a Beni se le cita como cosa de antes de ayer, instalado como está en la memoria colectiva y flamenca de la ciudad "La gracia no tiene prestigio", afirmó Juan José Téllez, en la mesa redonda que abrió el pasado lunes las jornadas que se le han dedicado, para referir una faceta imprescindible del artista: su arte, que calificó de realismo mágico, para contar historias; un permanente humor que encajaba dentro de un rictus serio. "Nunca lo vi levantarse enfadado", relataba José "Rebujina", amigo suyo de muchos años. Como cantaor, Javier Osuna quiso rescatarlo del reduccionismo que a veces soporta, de la misma forma que lo hace todo el flamenco gaditano, que no se limita a los estilos ligeros o graciosos. La profesora Cristina Cruces se centró en analizar los elementos de su baile, que definió como "corto o recortado". Porque Beni de Cádiz, como tantos otros, comenzó, siendo aún adolescente, como bailaor en la Compañía de Manolo Caracol quien, al escucharlo cantar por los pasillos, lo puso a hacerlo en el escenario. Con el maestro y con Lola Flores pasaría muchos años, alternando con otras compañías (la de Pilar López, entre ellas) y actuando en casi todos los tablaos de Madrid y de Sevilla durante los años sesenta y setenta. Su carrera se había interrumpido en 1959 por una grave enfermedad, pero en un par de años volvería a estar activo. Su biografía personal y artística -junto con un CD que recoge una selección discográfica del artista- se encuentra bien recogida en el libro Beni de Cádiz. Un genio surrealista (Ayto. de Cádiz, 2017), que han coordinado Francisco Dodero y Alberto Romero, profesor de la Universidad de Cádiz. El volumen, ilustrado con una impagable colección de fotos del artista y de su tiempo, recoge textos diversos, entre los que se encuentran quince impresiones sobre su persona y su arte, firmadas por autores como José Luis Ortiz Nuevo, Juan Manuel Suárez Japón o los citados Téllez y Cruces, entre otros. Como colofón a los tres días dedicados a su recuerdo, un espectáculo reunió en las tablas del Gran Teatro Falla a una pequeña, pero representativa muestra del flamenco gaditano actual en un singular reencuentro y celebración. La primera parte la protagonizó Antonio Reyes con la guitarra de Diego del Morao y el pianista Dorantes como artista invitado: impresionante fue, por cierto, la seguiríya que los juntó. En la persona del cantaor de Chiclana se unían quizás las dos líneas canoras más reconocibles en Beni: su acento caracolero y el dominio de los estilos gaditanos. De las zambras a unas alegrías que cobraron matices distintos a lo largo de la noche: paladeadas las de Reyes, vibrantes con José Anillo, y canónicas en la voz de Felipe Scapachini. Carmen de la Jara, valiente y pletórica, quiso acordarse del fallecido Manuel Moneo por martinetes y tonás, antes de que la bailaora Rosario Toledo, de bata verde y mantón mostaza, pusiera en pie al teatro con su personal interpretación de las alegrías: un baile tan impecable como rompedor junto al cante con que ilustró su teatral y atrevida actuación. El joven Ale Silva, también depositario de los estilos gaditanos, completó la noche.
FERMÍN LOBATÓN Cádiz 22 DIC 2017 Beni de Cádiz, en 1966, en el gaditano Teatro Andalucía.MANUEL TORRES

VIDEO



Bulerias y Tanguillos. Beni de Cadiz
 

AUDIO

Homenaje a El Beni de Cadiz

En un Cante por

  Autor: José María Ruiz Fuentes,

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003