ENRIQUE DE LA VARA

ENRIQUE DE LA VARA, tenor, más conocido mundialmente en la historia del arte de la buena música de la opera con el nombre artístico de ENRIQUE DE LA VARA, nació en Chinchón (Madrid), el día 21 de mayo del año de 1911, y murió en Caracas (Venezuela), 11 de agosto de 1988. Estudió canto en su ciudad natal, con Eladio Chao. Sorprendentemente debutó como barítono en el año 1930. Alternó ópera y zarzuela, pero la primera constituyó su más clara ambición.


Plaza Mayor de Chinchón (Madrid)


La Iglesia de la Asunción, mole que domina Chinchón,
y la Torre del Reloj al fondo


Con el consiguiente cambio de registro en su voz, y durante la segunda mitad de los años cuarenta, cantó obras tan variopintas como IL BARBIERE DI SIVIGLIA, RIGOLETTO o MADAMA BUTTERFLY. En 1950 le fue concedida la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid.


Contratado para actuar en Puerto Rico, visitó varios países de Hispanoamérica y fijó su residencia en Venezuela donde siguió actuando en conciertos y en la televisión del país. Hombre polifacético, se dedicó también a la pintura y a la enseñanza musical, siendo un enamorado de su pueblo, que en el año 1951 le concedió el título de "hijo predilecto".

Grabaciones completas: Entre Sevilla y Triana (1949), El canastillo de fresas (1951). Ed.: Columbia. Maruxa. Ed.: Alhambra (1954). Los gavilanes. Ed.: Montilla (1954).

Fragmentos y selecciones: La isla de las perlas: "No me quiere", "Qué triste mi despertar". Ed.: Columbia (1940). La Lola se va a los puertos (Selección). Ed.: Columbia (1950).

 

VIDEO

 

 Recopilación  de José Maria Ruiz Fuentes,

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003