LOLA CARMONA

JOSEFA ROMAY CARTAYA,  cantante canción española, más conocida en la historia del arte de la canción con el nombre artístico de LOLA CARMONA,  nació en Sevilla en Junio del año de 1931,  y murió en su Sevilla el día 17 de Agosto de 1981. Pertenece al seno de una familia humilde, era la tercera de cuatro hermanos y aunque a ella solo le gustaba cantar, su madre quería que aprendiera un oficio y decidió apuntarla en un taller de ‘corte y confección’ para que se dedicara a la costura.


Sevilla,  plaza de San Francisco


Sevilla, plaza de Santa Cruz


En el año 1949, conoce al que sería el padre de su única hija, Manolo Carmona (guitarrista), se queda embarazada, se casa y en Agosto de 1950, da a luz cuando solo tenía 19 años recién cumplidos. A partir de esa fecha, cambia su nombre en los carteles, haciéndose llamar LOLA CARMONA. A primeros de los años 50, forma pareja artística con Luis Rueda, trabajan junto a Grandes del cante como Pepe Pinto y Manolo “El Malagueño”, en 1956 montan su propio espectáculo “Fuente de Cantares” con el que recorren toda España. En el año 1959 se separa artísticamente de Luis y pasa a formar parte de la compañía de Rafael Farina como segunda figura.


Se une artísticamente de nuevo a Luís Rueda en el año 1964 para presentar un espectáculo en el desaparecido Teatro Álvarez Quintero de Sevilla, en ese mismo año, se separa de su marido. Su corta vida, transcurre entre maletas y baúles recorriendo los escenarios de toda España, junto a figuras tan importantes como, Rafael Farina, La Paquera de Jerez, El Príncipe Gitano, Fosforito, Manolo Escobar, etc. etc. En el escenario lo daba todo, su fuerte era la copla que la defendía magníficamente bien, también hacía sus pinitos flamencos por fandangos, bulerías, rumbas y cantes de ida y vuelta.


El Principe Gitano con Lola Carmona.


Pepe Pinto, Lola Carmona y Luis Rueda


Era una mujer muy hogareña, cada vez que tenía algunos días libres, se pegaba una escapada a Sevilla para estar con su hija y su familia. Le gustaba mucho un escenario pero también se sentía una mujer realizada en el hogar, le gustaban las labores, lavar, planchar, fregar, etc. y si tenía que arreglar un grifo lo hacía, igual que pintar su casa o poner 3 azulejos en el cuarto de baño si era necesario.  

Los que la conocieron, pudieron comprobar que era una magnífica hija y una madre extraordinaria, una mujer bella, con una figura espléndida y con un corazón grandioso. Era alegre, simpática, extrovertida y muy generosa. En 1974 trabajaba en una Sala de Fiestas de Gran Canaria donde tuvo que rescindí su contrato y regresar a Sevilla para cuidar a su suegro, que cayó enfermo y murió en 1975. Aunque estaba separada de su marido a los suegros los quería como si fueran sus padres, ella decía que criaron a su hija y que no los abandonaría nunca.

A los 2 meses de fallecer su suegro, antes de retomar su actividad laboral le detestan a primeros del mes de Mayo un cáncer de útero y el Dr. Cascales le dice que se tiene que operar urgentemente, su respuesta fue: “Cuando vuelva del Rocío por si ya no voy más” y así lo hizo, ingreso el 25 de Mayo y la operaron el 27 los Drs. Ortega y Cañas.  Cuando pasaron 3 ó 4 años comenzó con problemas de estómago y la intervinieron de nuevo sin poder hacer nada. Ahí comenzó su final que duró un largo año, falleciendo el día 17 de Agosto de 1981.

Recibio diversos homenajes y reconocimientos, entre otros el Caballo de Oro del Club Caballo Español, y el que le ofrecieron los oyentes del programa de radio Temperamento que dirige Pepe Camacho.  Esta es parte de la biografía de una artista extraordinaria y una maravillosa persona, y gran amiga.  Nuestro agradecimiento a su hija PEPA CARMONA ROMAY.

 

 

 

VIDEO

 

 Recopilación  de José Maria Ruiz Fuentes,

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003