MARIANNE VON MARTÍNEZ

MARIANA MARTÍNEZ, fue una compositora, cantante e intérprete de teclado, de familia de origen español, más conocida mundialmente en la historia del  arte de la música con el nombre artístico de MARIANNE VON MARTÍNEZ, nació el día 4 de mayo del año de 1744, en Viena (Austria) y murió 13 de diciembre de 1812, en Viena (Austria) fue discípula de Joseph Haydn, quien la llamaba «la pequeña española». ​Probablemente sea la compositora más citada de su tiempo, fue ella quien tomó a gran escala las formas musicales de su época y las llevó más allá de lo que se creyó eran las habilidades de una mujer. A pesar de no haber estado nunca en España y seguramente no hablar en castellano, la mencionamos en estas páginas por el origen de su familia.


Universidad de Viena


Museo de Historia Natural, Viena. Austria


Su padre Nicolás Martínez residía exilado en Nápoles después de la derrota en la guerra de sucesión española y se trasladó a Viena cuando el Archiduque de Austria fue nombrado emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico. En Viena ejercía de maestro de ceremonias del nuncio apostólico. Aficionado a la música procuró una exquisita formación musical a sus dos hijas. En la misma casa de los Martínez vivía el poeta Metastasio, el más famoso libretista del siglo XVIII y en el desván se encontraba como huésped el mismísimo Haydn en su época inicial y con apuros económicos. Nicolás eligió a Haydn para la formación musical de sus hijas entre las cuales destacaba Mariana.


Como maestro de canto y composición se contrató a Porpora, con lo cual Mariana tuvo una sólida base musical. También recibió clases de Johann Adolph Hasse. Su amistad con el poeta Pietro Trapassi, conocido como Metastasio, con el tiempo se fue haciendo más íntima, convirtiéndose finalmente en su amante, a pesar de ser 40 años mayor. Al morir su padre Nicolás y Metastasio, las dos hermanas recibieron una considerable fortuna. Con ello pudieron realizar en su casa interesantes reuniones musicales, que pronto se hicieron famosas en toda Viena.

Esta serie de veladas se organizaba semanalmente, participando compositores tan importantes como Haydn que llamaba a Mariana die kleine Spanierin y Mozart. También apareció por allí un joven Beethoven. Durante estas reuniones Mariana participaba como intérprete, citándose su participación tocando junto a Mozart una sonata a cuatro manos.

Mariana fue nombrada en 1773 miembro de la Academia Musical de Bolonia. En 1790 abrió una escuela de canto de la que salieron importantes voces. Como compositora en su catálogo se encuentran sinfonías, conciertos, oberturas, sonatas, música religiosa y los oratorios "Santa Elena al Calvario" e "Isacco, figura del Redentore" con letra de Metastasio, que se estrenó en 1762.

Las grandes obras de Haydn, Mozart y Beethoven eclipsaron a buenos músicos que no pudieron competir con sus propias partituras. Andrés Ruiz Tarazona intentó sacar del olvido a la compositora publicando hace pocos años su "Concierto para clave en la mayor" y su "Sinfonía en do mayor". También se ha editado una "Sonata en la mayor".

La "Sinfonía en do mayor" compuesta en 1770 se estrenó en Valladolid el 6 de junio de 1978 interpretada por la Orquesta de Cámara de Valladolid dirigida por José Buenagu, quién además la revisó y reorquestó. Se realizó una grabación en LP interpretada por la Orquesta de Cámara Española dirigida por José Buenagu en 1981 para el sello Etnos.

Mariana disco Está escrita en tres movimientos siguiendo el estilo vienés. Allegro con spirito, andante ma non troppo y allegro spiritoso. Actualmente no existe ninguna grabación de la sinfonía por lo cual no podemos realizar su comentario.

Por ello reproducimos a continuación parte del realizado por Andrés Ruiz Tarazona con motivo de su estreno

Se trata de una sinfonía perfectamente clásica, dentro del estilo galante, aunque no exenta de Empfindsamkeit, esa sensibilidad casi pre romántica, muy femenina en el caso de Mariana Martínez, como se pudo apreciar en el hermoso Andante ma non troppo, admirable por su encanto y sencillez. Si en el primer movimiento se aprecia un buen desarrollo formal y unos temas que nos hacen evocar la Sinfonía de Arriaga, en el allegro final, gozamos de unos ritmos y cadencias muy españoles, al estilo de Scarlatti o Soler.

VIDEO

 

 Recopilación  de José Maria Ruiz Fuentes,

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003