CORRUCO DE ALGECIRAS

 

JOSÉ RUIZ ARROYO, cantaor payo, más conocido en este mundo del cante flamenco con el nombre artístico del  CORRUCO DE ALGECIRAS, nació el día 21 de enero del año 1910, en la Línea de la Concepción (Cádiz), y  murió en Teruel en el frente el día 11 de abril de 1938, por herida de fusil y está enterrado en el cementerio de Balaguer (Lérida). Siendo muy pequeño todavía, los padres se trasladaron a Algeciras, donde realmente transcurre la infancia y adolescencia de aquel muchacho que en el futuro seria un gran artista y cantaor a muy temprana edad, siendo una de las figuras del cante muy reconocida por toda la afición de su época.

 

 

Toda la provincia de Cádiz
le rinden fervientemente honores,
a su mejor cantaor que fue
José Ruiz Arroyo
el Corruco de Algeciras,
por su bien decir los cantes
desde el más chico
hasta el más grande,
la Línea de la Concepción,
San Roque, y Algeciras,
llorando de pena siempre estarán,
porque como su hijo el Corruco
no nacerá nadie jamás. 

 

 

Visitando Manuel Vallejo un día el Café del Moro en Algeciras, se interesa por conocer a aquel muchacho de 14 años de quien tanto le habían hablado, quedando sorprendido al escucharle cantar, y despertando aquella vocación tan grande que encerraba aquel muchacho. Por aquellos años eran frecuentes sus apariciones en los cafés de Algeciras (Plus Ultra, La Nácar, etc.) tomando contacto con importantes artistas del cante, el baile y la guitarra del Campo de Gibraltar que lo frecuentaban, como Choclero, Tío Mollino, Dominguillo, Los Metales, Niño de las Botellas, Manitas de Plata (su guitarrista habitual), Carbonerillo, Macandé, José Palanca, con todos aquellos famosos y grandes cantaores de su época. 

 


Alegría y Sol de Andalucía que vio nacer a José Ruiz
(Corruco de Algeciras) su tierra para saber cantar.

 


Recuerdo  de Algeciras el Puerto


En el año 1928 participa en un Concurso de Saetas organizado en el Ideal Cinema, de Algeciras, con motivo de proyectarse la película "Currito de la Cruz". En 1929 participa cantando en el Teatro Cine Novedades de Sevilla con la guitarra de Manolo Moreno. A partir de 1930 hasta 1936 actúa por toda la geografía española, Sevilla, Madrid, Barcelona, Talavera de la Reina, Granada, Badajoz, pasando a Marruecos, donde le conoce mi padre haciéndose muy amigo de él.
 


Teatro Español de Tetuán (Marruecos) donde le vio actúa

 


Puerto de Algeciras, donde mi hija Yolanda y
José Maria Ruiz Fuentes le rinde honores

Efectúa grabaciones discográficas, con las Compañías Gramófono, La Voz de Su Amo, Parlophon, y Odeón, componiendo letras de varios estilos, aunque el Fandango del Corruco deja la más bonita escuela copiada por grandes maestros de la historia del flamenco. Cuando sólo contaba 28 años. Murió en Teruel, al frente de un pelotón por herida de fusil, y está enterrado en el cementerio de Balaguer (Lérida). Como Cantaor, el Corruco domina muchos estilos del cante, con una perfecta perfección, en sus discos quedaron grabados, varios estilos como fueron la Seguiriyas, Soleares, Malagueñas, Tarantas, Milongas, Campanilleros, Media Granaina y una buena tanda de fandangos.
 

 

El Corruco, una voz callada por las balas
Se cumple el centenario del nacimiento de Corruco de Algeciras, uno de los grandes cantaores por fandangos de su época · Murió en el frente de Teruel en 1938, a los 28 años
Entre las varias efemérides que durante este año están recordando a importantes artistas flamencos, hay que destacar la del centenario del nacimiento de Corruco de Algeciras. Un cantaor que murió en la fratricida contienda española, abatido por una bala en el frente de Teruel; fue el 11 de abril de 1938, como bien ha podido confirmar el escritor Juan Rondón. Tenía el artista 28 años de edad. José Ruiz Arroyo nació el 21 de enero de 1910 en La Línea de la Concepción, pero siendo un niño sus padres se trasladaron a vivir a Algeciras, localidad donde comenzó su andadura flamenca. Animado, entre otros, por Manuel Vallejo -uno de los prominentes cantaores del momento-, El Corruco inicia siendo muy joven su carrera artística. No tardó en alcanzar notable popularidad gracias al éxito logrado cantando fandangos de corte personal. Con tan sólo 20 años ya era un destacado cantaor que supo situarse entre los más distinguidos fandangueros surgidos en pleno auge de la época que le tocó vivir, la denominada de la Ópera Flamenca. En el caso del Corruco, y de ahí su importancia artística, sus fandangos poseen el cariz de intensidad expresiva y belleza formal que sobre el papel se les exige a otros cantes, como los tenidos básicos en la catalogación de palos que auspició Antonio Mairena. Los fandangos del Corruco son un perfecto ejemplo de síntesis melódica, situándose en la misma inercia en la que se hallan, en cuanto a la intención expresiva e incluso estilística, otros importantes maestros del fandango de su época como Macandé, Pepe Pinto, Palanca, El Carbonerillo... Este artista no alarga innecesariamente los tercios, sino que los recorta de manera ágil, colocando la voz hacia dentro en el momento del desenlace, enfatizando de esta manera aún más el carácter intimista de su estilo. Estas características dotaron a sus fandangos de extraordinario interés. Aunque cada vez que se recuerda a El Corruco hay que centrarse en sus fandangos, no se debe pasar por alto el repertorio que dejó grabado en su corta vida y que permite encuadrarlo como un cantaor de firme base flamenca; sus grabaciones así lo testimonian. Sólo dejó grabados 36 estilos, la mayoría por fandangos, pero también hay que centrarse en los palos que registró por soleares, malagueñas, campanilleros, media granaína, tarantas, milongas o seguiriyas, en todos ellos mostrando un talante de cantaor de indudable valía. Está de más entrar en hipótesis sobre hasta dónde hubiera llegado en el flamenco de no haber muerto a tan temprana edad. Su testamento sonoro apunta que muy alto, porque las claves estéticas en las que se sitúa, así como sus facultades, son las de un cantaor sin distorsiones que fue fiel representante de los gustos de su época, sin perder la raigambre que caracteriza al flamenco, desde la calidad y el sello personal. Por fortuna, El Corruco continúa siendo recordado, respetado y admirado por la afición que asume el cante en su totalidad, sin complejos de épocas ni cantes.
El Día de Córdoba | Actualizado 23.06.2010 - José Ruiz Arroyo, Corruco de Algeciras.

Homenaje al 'Corruco de Algeciras' en la peña flamenca de La Línea
El flamencólogo Juan Rondón dará hoy una charla sobre el cantaor por su centenario
Con motivo de cumplirse en este año el centenario del nacimiento del cantaor José Ruiz Arroyo 'Corruco de Algeciras' (1.910-2010), la peña flamenca de La Línea celebrará, a partir de las ocho de esta noche, un acto de homenaje al desaparecido artista con una conferencia que pronunciará el flamencólogo Juan Rondón Rodríguez con el título: 'Curruco 100 años'. Posteriormente a este acto también se llevará a cabo una mesa redonda donde participan varios artistas y críticos de flamenco de este rincón gaditano, a la que seguirá una grata actuación flamenca que realizará el bailaor David Morales por martinetes y con el cante de 'Morenito de Illora'.
Antonio Núñez / Jerez | Actualizado 10.12.2010

 

VIDEO

 

AUDIO


Homenaje a Corruco de Algeciras
En un Cante por

FANDANGOS

Acompañado por Pepe de Badajoz
Duración 3:04
 

Autor: José María Ruiz Fuentes

 Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar