EL PELE
 

MANUEL MORENO MAYA, cantaor gitano más conocido con el nombre artístico de EL PELE, nació en Córdoba en el año de 1954,  cuando sólo contaba quince años, ganó el Primer Premio Cayetano Muriel en el año 1969, en Cabra (Córdoba). Ganó en 1983 dos premios en el Concurso Nacional de Córdoba, La Serneta por soleá y el de Pastora Pavón por bulerías, siendo de una familia humilde de donde se cultiva el cante

 

 

 

Nació en Córdoba tierra de arte,
de toreros, pintores y del cante,
cantaor de poderío y mucho saber
admirado por toda la afición
este gran cantaor llamado el Pele.

 

En sus inicios cantaba en las calles, como en tablaos y en ferias, para poder llevar dinero a casa. En este ambiente, fue el torero, El Cordobés, quien le puso el nombre artístico con el que es conocido. A partir de este momento, la reputación de El Pele salió de su ámbito local y empezó a convertirse en uno de los mejores cantaores, gracias a su capacidad innovadora, su dominio de todos los estilos, festeros y verdaderamente flamencos, con una excelente voz  muy flamenca de conquista al mejor aficionado

 


recuerdo de Córdoba, 

 


Córdoba,  plaza de José Antonio


Su carrera a partir en el que aparece su segundo disco, un revolucionario trabajo titulado "La fuente de lo jondo" en el que se hace acompañar de las guitarras de Isidro Sanlúcar, el productor, y Vicente Amigo. Junto a este último alcanzó gran prestigio en la década de los años 1980,  la    escuela de este gran cantaor es la de Manolo Caracol, influye con la máxima fuente Está en posesión de una voz que es un prodigio de musicalidad y que él utiliza con maestría. En pareja con el guitarrista Vicente Amigo, en los años 1980, El Pele consiguió sus mayores éxitos, algunos de los cuales están recogidos en el disco Poeta de Esquinas Blandas. Ambos llegaron incluso a compartir escenario con Camarón de la Isla. Realizo junto con Fosforito el programa de TVE, Puro y Jondo.
 

 


Un día veraniego del año 1990, el genial David Bowie escuchó un disco de El Pele. Tan impresionado quedó de su arte, que decidió llevárselo para que abriera sus conciertos. Así lo hizo en Madrid y en Barcelona. Antes había  sido Prince quien había sucumbido al arte gitano y jondo de El Pele. De su discografía destacan «La fuente de lo jondo» en 1986, «Avante claro» en 1995, «Poeta de esquinas blandas» en 1998, «Desde la memoria», o «Canto» donde se acompaña de Vicente Amigo. Pero El Pele no se agota en su discografía. Su intuición musical, sus conocimientos artísticos y su personalidad buscadora de nuevas formas arrancando siempre de las raíces más puras del flamenco, lo han llevado a compartir los escenarios más dignos del mundo con las primerísimas figuras de la música de todas las latitudes posibles. Artista temperamental, dotado de unas portentosas cuerdas vocales, transita por los más elevados caminos del genio jondo y del prestigio y la consideración artística. 

 


La Torre del Cante mira a Jerez y Málaga
El Pele, Capullo de Jerez, Fernando de la Morena, La Cañeta y Marina Heredia actuarán el 14 de junio en el festival alhaurino
Ya nadie duda de su veteranía, pero, por si acaso, el Festival de la Torre del Cante de Alhaurín de la Torre celebrará el próximo 14 de junio en el campo de fútbol Los Manantiales su trigésimo quinta edición; una ocasión especial para la que el certamen, organizado por la Peña Flamenca Torre del Cante con la colaboración del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y la Diputación provincial de Málaga, ha diseñado un cartel que mira con igual a eficacia a dos cunas del cante, distintas pero hermanas: Jerez y Málaga. Al cante actuarán El Pele, Capullo de Jerez, Fernando de la Morena, Marina Heredia, Virginia Gámez, La Cañeta de Málaga y la ganadora de la última edición del concurso flamenco Mirando a la Torre, la joven onubense Rocío Márquez. Al toque participarán Manuel Silveria, Manuel Jero, Antonio Jero, Luis Mariano, Curro de María, Chaparro de Málaga y el también joven onubense Martín Fayos; el baile, por último, correrá a cargo de María del Mar Moreno y el grupo de baile de la Peña Torre del Cante de Alhaurín de la Torre. La velada contará con la presentación de Gonzalo Rojo y Elvira Carrera. La nueva edición, cuyo cartel anunciador es obra de Cristóbal León, cuenta con un presupuesto de 70.000 euros y espera mantener la cifra de 5.000 espectadores, reunidos en pasadas convocatorias. Entre las novedades previstas para este año destaca una ubicación diferente del espectáculo dentro del recinto del campo de Los Manantiales, que permitirá una mejor disposición de los artistas y los aficionados. Con el Festival de la Torre del Cante se abre además el calendario veraniego de los grandes certámenes flamencos de la provincia, como Casabermeja, Casarabonela, Guaro y Torremolinos, cuyas programaciones se irán conociendo en las próximas semanas. En este caso, la presencia de El Pele (de plena actualidad gracias a su último disco, Canto, grabado junto a Vicente Amigo) garantiza una notable afluencia.
 Pablo Bujalance / Málaga, flamenco | Actualizado 16.05.2008
 


El Pele con Vicente Amigo, CD Canto


La fuente de lo jondo con Vicente Amigo e
Isidro Sanlúcar 1998

 


Noche flamenca para el recuerdo
EL PELE. ´LA FUENTE DE LO JONDO´  Lugar: Gran Teatro de Córdoba, Día: viernes, 11 de julio de 2008
Cuando El Pele canta en su tierra tiene la potestad de movilizar a la afición flamenca, que, casi de forma unánime, y sin que sirva de precedente para otros espectáculos, acude al teatro para conmoverse ante el talante de este artista cabal. Se esperaba este concierto desde la convicción de que el momento dulce que atraviesa iba a tener fiel reflejo en las tablas del escenario familiar del Gran Teatro de Córdoba, como así sucedió.  ECO MORENO Cuando el eco moreno de su personalísima voz se dejó oír por tonás al comienzo de su intervención para dar entrada a la sorpresiva irrupción del baile de Fran Espinosa, ya flotaba en el ambiente que esta esperada actuación certificaría que su cante iba a fluir nuevamente de ese inefable manantial en el que sacia su sed flamenca; de esa Fuente de lo jondo que dio título al brillante disco del mismo nombre que grabaría en los albores de su ya cimentada carrera artística, recobrado para la vigésimo octava edición del Festival Internacional de la Guitarra de Córdoba. Todo el espléndido grupo que le acompañó parecía haberse confabulado para que su voz valiente, cargada de jondura telúrica y los quiebros y desplantes que han conformado su personalidad de flamenco de raza, transmitieran la emoción y el escalofrío al que nos tiene acostumbrados.  Partiendo de esta premisa se enfrentó a la soleá peleando en los tercios para que pudiéramos asistir a la grandeza que siempre esconde este cante cuando se dice de verdad. Después se irían sucediendo la seguirilla, las alegrías, las malagueñas, los cantes abandolaos, las guajiras y su particular homenaje a Caracol, no sin antes encarar esa joya de la música sudamericana que es Alfonsina y el mar , acompañada por la sensitiva arpa de Maite García y apoyada por las notas suaves e insinuantes de la gran guitarra de Manolo Silveria.  CARIÑO Y RESPETO Una actuación que estuvo desde el primer momento arropada por el cariño y el respeto del rendido público que llenó el teatro. Algo corta en su duración, ya que quien esto escribe echó de menos un mayor abundamiento de bulerías que en El Pele alcanzan tintes de verdadera grandiosidad. No obstante, todos los elementos contribuyeron a clausurar una noche flamenca para el recuerdo, en la que las inconmensurables guitarras de Silveria y Patrocinio (Hijo) fueron un ejemplo de sincronización, riqueza musical, complicidad y poder de transmisión, ya fuera de forma individual o conjunta en el acompañamiento, con una mención obligada a la magnífica interpretación por tarantas de Patrocinio (Hijo), que posee sobradas capacidades para brillar también en el solismo guitarrístico, siempre que se lo proponga. EL ARPA Las flamencas voces de Sandra Carrasco y Macarena de la Torre, el detalle exótico y sugerente del arpa, el baile personal y de gracia de Fran Espinosa y la percusión del Güito y José Antonio Moreno colaboraron de igual manera para que este concierto, La fuente de lo jondo , nos avivara sensaciones que ya creíamos perdidas.
13/07/2008 FRANCISCO DEL CID, Córdoba cultura 

El Pele se da un festín
El cantaor de Córdoba presenta su grabación '8 guitarras y un piano', en el que interpreta diez cantes distintos acompañado por lujoso plantel de instrumentistas, elegidos según el estilo
El Pele dice que en este disco los compañeros le han hecho un homenaje. Es la noble forma que tiene de valorar y agradecer el lujoso plantel que, de forma desinteresada, le acompaña en su nueva grabación. Para uno, lo suyo es lo que siempre ha entendido como el sueño de todo cantaor: que te acompañe un guitarrista distinto elegido según el estilo y, ya puestos, si se trata de interpretar una zambra, un pianista de tu gusto. Todo eso es lo que ha podido hacer realidad el cantaor Manuel Moreno Maya (Córdoba, 1954) en su reciente grabación titulada 8 guitarras y un piano.  Antes que nada, y para mejor comprender el proyecto, se hace preciso describir esta grabación en la que El Pele se atreve hasta con diez cantes distintos y de todos sale airoso. Demuestra con ello, además de su gran profesionalidad, su probada condición de cantaor largo, dominador de un amplio abanico de estilos que interpreta en formato clásico, sin apenas más adornos que los que aportan las guitarras y, en una ocasión, el piano. Realmente, se trata de un acierto del producto musical del disco, Isidro Muñoz, porque la nómina de instrumentistas era para eso, para escucharlos casi en el mismo nivel del cante y sin más aditamentos. Yendo tema a tema, nos encontramos con el que abre la grabación, una taranta con cartagenera en la que le acompaña Miguel Ángel Cortés. Le sigue una canción por bulerías, que no es otra que la clásica Alfonsina y el mar, junto al joven de Morón Daniel Méndez. Luego viene la soleá con el acompañamiento del onubense Juan Carlos Romero, y la bulería que, quizás como no podría ser de otra forma, está encomendada a Moraíto Chico, lo mismo que los fandangos que siguen, temas estos que cuentan con letras del propio cantaor. Para la seguiriya rematada en cabal se eligió el toque del paisano José Antonio Rodríguez, y, para las alegrías, el del jerezano Diego del Morao. La pausa entre tanta y tan buena guitarra llega con la zambra, también de autoría de El Pele, en la que aparece la magia pianística de David Peña Dorantes. Finalmente, la malagueña que cierra el disco, cuenta con el toque del sevillano Niño de Pura. A todos ellos hay que añadir la colaboración de la cantaora María Toledo en la zambra, y la de Sandra Carrasco y Macarena de la Torre que ponen sus voces en la malagueña. La relación de acompañantes es, pues, de impresión; pero El Pele está a la altura de todos y cada uno de los acompañantes de la misma forma que ellos están a la altura del cante del cordobés.  Uno también entiende que el artista se merece un disco así, porque hace justicia a su larga y comprometida carrera y, sobre todo, porque es de los pocos que, hoy día, puede estar a la altura de un reto como este.
Fermín Lobatón | Actualizado 20.10.2008. Portada del disco del cantaor Manuel Moreno Maya; El Pele

El Pele, maduro a los 20 años
El Pele. Universal (Reedición de grabaciones de 1974).
Esta grabación nos muestra a un Pele ya maduro con sólo 20 años, pues fue a esa edad, en 1974, en este su primer disco, acompañado de Merengue de Córdoba, que ahora reedita Universal. Su segunda entrega se retrasaría 11 años, con la producción de Isidro Muñoz, y sería el comienzo de una auténtica revolución jonda. Pero las bases ya las encontramos en este disco. Incluye tres rumbas arrebatadas con estribillos y percusión, al estilo del Manzanita de la época. Con todo, en este primer momento discográfico del Pele son los estilos clásicos las estrellas, aunque también en ellos introduce alguna innovación, como en los curiosos fandangos por granaína, que no es otra cosa sino una granaína corta, esto es, lo que hoy se suele llamar media granaína aunque Chacón, su creador, llamó a ésta granaína y a la larga y adornada, media. Fandangos naturales, tan populares en la época, bulería por soleá, alegrías, etcétera. En las cantiñas ya muestra su gusto por el cante tierra adentro, con estilos del Pinini y romeras, y otros más recortados, netamente gaditanos, aunque en ellos se puede apreciar la fisonomía que les imprimió Fosforito una década antes. En la bulería por soleá muestra el cantaor una temprana querencia hacia el cante jerezano, mientras que por bulerías ofrece dos entregas, una jerezana y otra gaditana en tono mayor. En la soleá se le ve al cantaor la influencia mairenista dominante en la época.
 Actualizado 12.08.2009. Disco  El Pele. Universal (Reedición de grabaciones de 1974).

VIDEO

 

AUDIO


Homenaje a El Pele
En un Cante por

SEGUIRIYAS

Acompañado por Moraito
Duración 3:08
1991

Recopilación y poema de José María Ruiz Fuentes

 Volver  | ver su entrevista  | Ver su entrevista 420

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar