ANDRÉS SEGOVIA

 

ANDRÉS SEGOVIA TORRES, Nació en Linares (Jaén) el 21 de Febrero de 1893. Hijo de un carpintero, no creció en compañía de sus padres, lo educaron unos tíos que disfrutaban de una posición económica holgada. Su familia no le ayudó a seguir el camino de la música, pensaban que era mejor que estudiase el bachiller y después se hiciese abogado. Andrés Segovia debía de practicar con su guitarra a escondidas para no ser reprendido por sus mayores. No es de extrañar, pues en aquellos años la guitarra española era considerada lago marginal, más propio de ambientes tabernarios y cosa de gitanos y bailaores. Nunca dejó de practicar día tras día aun siendo ya un reputado guitarrista y dedicaba al menos cinco horas al día al instrumento. Dio su primer concierto a la edad de 16 años en la ciudad de Granada con un repertorio de partituras encontradas en bibliotecas y una adaptación de obras de grandes músicos. A pesar de algunos recitales más, Segovia hizo su debut oficial en una presentación en Madrid en el año 1913 para el que alquiló una buena guitarra ya que la suya no era la apropiada para la ocasión. A la edad de 31 años y a partir de un Concierto en París, alcanza tal éxito que irradia en Europa. Gran aficionado también a la lectura tenía los libros de filosofía e historia como sus favoritos. Comenzó a escribir sus memorias ya entrado en los setenta, con el título de "La guitarra y yo". Se caso en tres ocasiones a lo largo de sus 94 años de vida. Dos veces viudo su tercera esposa se llama Emilia Corral Sancho de cuarenta y cinco años menos lo acompaño hasta el último instante. El rey de España le otorgó el título de Marqués de Salobreña. Seis años más tarde Andrés Segovia. Falleció el 3 de Junio de 1987 (El certificado de defunción pone el día 2 pero está equivocado).

 


La guitarra suena con dulce armonía,
cuando su maestro su cuerpo abraza,
para buscar con sus dedos en las cuerdas
sus notas más bellas y bonitas melodías,
La guitarra muchas veces suena y llora
porque ya no la puede tocar su maestro
El  más grande llamado Andrés Segovia

 

Fue un guitarrista clásico español, considerado como el padre del movimiento moderno de la guitarra clásica. Empezó a tocar la guitarra a los cuatro años y realizó su primera aparición pública en Granada a los catorce. Unos pocos años más tarde ofreció su primer concierto en Madrid, interpretando transcripciones a la guitarra de Francisco Tarrega y algunas piezas de Johann Sebastián Bach que él mismo había transcrito. Aunque su familia intentó desanimarle, Segovia continuó con sus estudios de guitarra durante toda su vida. Muchos estudiosos creen que, sin los esfuerzos de Segovia, la guitarra clásica seguiría estando considerada como un instrumento de campesinos, válida para los bares pero no para las salas de concierto. En el año 2003, la revista estadounidense Rolling Stone publica un número especial con una lista compuesta por los considerados 100 mejores guitarristas de todos los tiempos. En dicha lista, Andrés Segovia ni siquiera es nombrado.

 


Recuerdo de Jaén

 


vista panorámica de Paris (Francia) 


Fueron muchos los músicos que creyeron que la guitarra de Segovia no sería aceptada por la comunidad clásica ya que, según sus creencias, la guitarra no se podía considerar como un instrumento capaz de interpretar a los clásicos. Sin embargo, la técnica de Andrés Segovia asombró al público. A partir de entonces, la guitarra dejó de considerarse solamente un instrumento popular y se aceptó también como instrumento de concierto. Su aportación a la guitarra  [editar] A la vez que progresaba en su carrera y tocaba para audiencias mayores, Segovia descubrió que las guitarras existentes no producían el volumen suficiente como para tocar en grandes salas de conciertos. Esto le animó a buscar entre los avances tecnológicos para intentar mejorar la amplificación natural de la guitarra.


Andrés Segovia, recita intimo

 


Andrés Segovia


Trabajando conjuntamente con los fabricantes, ayudó a diseñar lo que conocemos hoy en día como guitarra clásica, realizada con una madera de más calidad y con cuerda de nailon. La forma de la guitarra se modificó también para mejorar la acústica. Esta nueva guitarra era capaz de producir notas más bajas que las que hasta entonces se utilizaban en España y en otras partes del mundo. Tras realizar una gira por América en 1928, compositores como el brasileño Heitor Villa-Lobos empezaron a componer piezas especialmente para él, así mismo el compositor mexicano Manuel M. Ponce realizó una copiosa producción de obras para la guitarra sola y orquesta dedicadas a éste insigne guitarrista. Segovia transcribió también múltiples piezas clásicas y resucitó algunas de las transcripciones de Tárrega.


Andrés Segovia.

 


De izquierda a derecha, los cincos principales organizadores
del concurso del cante jondo de Granada (1922);
Miguel Cerón, Manuel Jofré, Manuel de Falla,
Federico García Lorca, y Andrés Segovia.


Entre los discípulos de Segovia se encuentra guitarristas como John Williams, Alirio Díaz, Ben Bolt o Christopher Parkening. En reconocimiento a su contribución a la música y las artes, Segovia fue ennoblecido el 24 de junio de 1981 por Su Majestad el Rey Juan Carlos I, quien le nombró como primer Marqués de Salobreña. Andrés Segovia murió en Madrid a causa de un ataque al corazón a la edad de 94 años

Treinta años de culto a la guitarra del maestro Andrés Segovia
El Certamen Internacional de Guitarra que lleva el nombre del linarense, otra vez en La Herradura entre el 18 y el 22 de noviembre
El Palacio de los Condes de Gabia acogió ayer la presentación del XXX Certamen Internacional de Guitarra Clásica Andrés Segovia, que está previsto entre los días 18 y 22 de noviembre en La Herradura, en paralelo al XVI Concurso de Composición Andrés Segovia. El certamen tiene como finalidad la difusión y estudio de la guitarra al mismo tiempo que honrar la memoria de Andrés Segovia Torres, hijo adoptivo de Almuñécar y La Herradura, lugar este último al que se rinde homenaje en esta edición por ser lugar de residencia del maestro de Linares. En la presentación estuvieron presentes el diputado delegado de Cultura y Patrimonio, José Torrente, el teniente de alcalde de La Herradura en el Ayuntamiento de Almuñécar, Juan José Ruiz Joya, el director del Festival Internacional de Música y Danza de Granada, Diego Martínez, el catedrático de Musicología de la Universidad de Granada y presidente del jurado del certamen, Antonio Martín, y el secretario del certamen, Manuel Martín. Con este certamen que cumple treinta años "estamos consiguiendo que la música clásica sea una referencia en la Costa Tropical, en La Herradura, en Almuñécar, por tanto también en Granada", señaló el diputado de Cultura, José Torrente, en referencia a una cita que se ha hecho un hueco en los de más raigambre" siendo "un motivo de orgullo para todos los que lo organizan año tras año". "El Ayuntamiento de Almuñécar-La Herradura apuesta decididamente junto con La Diputación por seguir en esta línea", añadió José Torrente, incidiendo en que ello es importante especialmente "en los tiempos que corren" en los que "hemos apostado por mantener un certamen de tanta referencia a nivel nacional" y en el que "la calidad la van a dar los propios concursantes". Los participantes, todos menores de 35 años, tendrán que pasar una primera prueba eliminatoria con un repertorio de libre elección que comprenda obras de varios estilos y no exceda de 15 minutos, y los estudios número 3,7 y 11 de Heitor Villalobos. La segunda prueba eliminatoria consistirá en un repertorio de libre elección de no más de 25 minutos diferente del interpretado en la prueba anterior. En la final, los músicos interpretarán el Concierto de La Herradura para guitarra y orquesta de Eduardo Morales Caso. Las pruebas serán en el centro cívico de La Herradura, y los actos de clausura incluirán un concierto en el auditorio Manuel de Falla de Granada. En relación con el XVI Concurso de Composición, el plazo para presentar las piezas para guitarra clásica se cerrará el 1 de noviembre. La obra galardonada podría ser programada como obligatoria en la segunda prueba eliminatoria del Certamen Internacional de Guitarra siendo premiada la mejor interpretación de la misma con el Premio Especial Leo Brouwer.
R. Castro granada | Actualizado 27.02.2014

VIDEO

 

 datos recopilados de su propia biografía,   poema de José Maria Ruiz Fuentes

Volver  

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar