LOLE MONTOYA

 

ENTREVISTA A LOLE MONTOYA
 

«Después de haber dado tanto dinero a la industria, voy a tener que cantar por las calles»

Esta noche interpreta «Metáfora», un disco con temas de Alejandro Sanz y Vicente Amigo, entre otros.

Pero mucha gente también espera oír los temas de siempre.

De momento, lo que tenemos preparado es el «Dime». Pero si vemos que la gente quiere más, haremos otras cosas tradicionales.

¿En qué momento personal y artístico se encuentra?

Hay varios aspectos que tengo que comentar. Siempre tengo ganas de cantar, pero para hacer galas la cosa está un poco rara. Hay muchas instituciones muy famosas, cuyos representantes son muy famosos todos ellos, que ahora están apoyando otra cosa. Está bien que todo el mundo trabaje, pero hay sitio para todos. Con el público, sin embargo, no tengo problema, porque yo siempre tengo ganas de cantar y ellos siempre tienen ganas de escucharme.

¿Qué ha hecho en todo este tiempo? Ya sabe que hay mucha gente que cree que su carrera se acabó cuando se separó de Manuel.

Todo se está tambaleando. El dinero es la gasolina del mundo, pero nos olvidamos de comunicarnos entre nosotros. La gente sabe que compuse un dúo y que triunfé en ese tiempo, pero no sabe nada de mí en estos últimos años. Desde que grabamos «Una voz y una guitarra» como Lole y Manuel, hemos tenido muchos tropiezos con las casas de discos. «Matáfora», por ejemplo, es una producción muy sencilla que he tenido que hacer yo sola porque no tengo apoyos. No consigo ni que me distribuyan los discos. Hay muchas cosas que contar.

Es cierto que el nombre de Lole sigue estando muy vivo. Se le recuerda mucho, pero ¿se le apoya en la misma medida?

Usted no sabe lo que yo tengo que aguantar de la gente, que está todo el día diciéndome por la calle que dónde me meto. Llevo años aguantando eso. Por eso he decidido que si me dan un permiso cantaré por la calle para que la gente disfrute. No sólo hay que cantar en el Lope de Vega. Tengo ganas de cantar por la calle, a lo mejor suena raro, pero yo sólo lo haría por dar, no por recibir. Si la motivación no es dar y que la gente disfrute conmigo, estamos perdidos. Reivindico cosas, pero no pido nada. Aunque para eso hay que tener un nivel muy alto. En otros países y en otras épocas ha sucedido. Y yo lo voy a tener que hacer. He ido a todas las instituciones en mi tierra. Y ya digo que no me da vergüenza, que lo quiero hacer bien, en un sitio que esté permitido.

¿Acaso tiene problemas económicos?

Estoy haciendo un libro sobre eso y prefiero no comentar nada ahora. Tengo mis cosas de autores, vivo absolutamente de mis ahorros, no vivo de nadie. No vivo tampoco de las galas que me dan... En fin, todo eso va enlazado con todo el tiempo que he tenido piedras y tropiezos. Pero gracias a Dios nos sostenemos y vivimos. Lo que sí es verdad es que quisiéramos trabajar más.

Resulta duro escuchar esto de alguien cuyos discos se siguen vendiendo como rosquillas.

Sí, yo he tenido un tiempo glorioso. Pero después de haber dado tanto dinero a la industria, voy a tener que cantar por las calles. Este país tan escaso está tan mal organizado... No podemos comer todos los días el pan sucio porque nos vamos deteriorando y los gobernantes se vuelven locos. Yo no soy un animal de costumbres. Mi madre es muy buena madre, muy buena artista, y me ha enseñado otro sentido de la vida. Mi ley es respetar a los demás, no dar codazos.

¿En qué se equivocó?

Yo he tenido problemas. Usted sabe que soy una mujer espiritual y creo que trabajar sólo para sostenerse es algo muy pobre, porque el trabajo es un derecho. Tengo que reconocer que, de todas formas, hemos abusado todos, no se escapa ni el gato.

¿Siempre ha sido tan espiritual?

Me he dado cuenta de que no sólo tengo un cuerpo, tengo un espíritu, un alma y una conciencia. Todo eso tiene unas partes dentro de mí que todas tienen sentido. Yo sigo trabajando para ver al que está mal y saludarle y ayudarle, no machacarle.

¿Le guarda rencor a alguien?

Cuando yo he visto que he fracasado, he dicho que me voy a levantar, pero no he tenido rencor. Yo no quiero eso, prefiero ser más sencilla y más humilde.

 

POR ALBERTO GARCÍA REYES Martes, 06-10-09

Volver  | ver su biografía

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar