JOSÉ CHAMIZO

 

ENTREVISTA A JOSÉ CHAMIZO

«El flamenco puro no vende, pero ahora hay más oportunidades»

El artista antequerano gana por seguiriyas el concurso internacional Sol de Oro de Lorca,
en competición con una treintena de cantaores

Un cantaor antequerano prácticamente desconocido en Málaga ganó el pasado fin de semana uno de los premios más considerados por los aficionados como es el Festival Internacional de Cante Flamenco Ciudad del Sol de Lorca, en su decimoséptima edición, al que han concursado treinta cantaores de todos los lugares de España. José Chamizo, de 45 años, ha logrado el preciado trofeo -un Sol en Oro- dotado, además, con 6.000 euros.

¿Cómo fue este concurso?

Competido. Fueron dos días, el viernes y el sábado, con distintas eliminatorias, en las que han participado entre 28 y 30 cantaores.

¿Qué cantó?

Un poco de todo. En la primera fase canté por cantiñas, seguiriyas y una malagueña de Baldomero Pacheco rematada con un verdial. En la segunda eliminatoria hice seguiriyas y malagueñas, y en la final, que fue el sábado por la noche, canté seguiriyas, fandangos y tarantos. Yo creo que el jurado valoró la seguiriya.

En sus actuaciones siempre está presente la seguiriya, ¿no?

Pues sí. Con la seguiriya gané también el Melón de Oro. Yo abro siempre los festivales por seguiriyas. Es un palo con el que me siento verdaderamente a gusto.

¿Qué tipo de seguiriya hace?

La del Marruro con el remate de Manuel Molina, que es muy valiente.

¿Cómo empezó usted en el flamenco?

Con 16 ó 17 años empecé a cantar en reuniones de amigos y familiares, y con veintitantos comencé a estudiar un poquito el flamenco para ir a concursos y a festivales.

¿A quién oía?

A todos. Empecé escuchando a Antonio Mairena, Carbonerillo, Vallejo... Me gusta todo lo de flamenco que esté bien hecho. No sólo aprendo de los consagrados, sino de los cantaores más desconocidos. Aprendo de cualquiera. También he escuchado a Marchena, a Valderrama... Valderrama, el hombre, quiso que me fuera con él. Actuamos en Humilladero y me dijo: «Vente mañana para Bobadilla que vas a cantar y luego te vienes conmigo».

¿Y qué pasó?

Pues que no me presenté. Era joven entonces. ¿No me arrepentí 'ná' después! Pasado un tiempo volvimos a vernos en el Valle de Abdalajís y el hombre se acordaba de mí. Me dijo: «Chamizo, esta noche ganas tú el concurso». Y lo gané.

Una voz libre

Por lo que se ve no cultiva usted los cantes de compás.

No, es verdad. No soy fiestero. Hay tres palos que siempre tengo presente: seguiriyas, malagueñas y fandangos. Creo que mi voz se acopla mejor a los cantes libres. Los cantes de Levante se me dan bien.

¿Tiene algún disco en el mercado?

Sí, uno, porque el primer premio del Festival de Lo Ferro, el Melón de Oro, lleva aparejada la grabación de un disco. El CD contiene diez cantes y está aún a la venta.

¿Quién le acompaña habitualmente a la guitarra?

En el concurso de Lorca me tocó Antonio Fernández 'El Torero', pero el guitarrista que siempre va conmigo es Andrés Cansino. Es una magnífica persona y nos llevamos estupendamente. Me ha acompañado cuando he actuado en Navarra, en Barcelona, en Levante... Es un magnífico guitarrista.

A pesar de su trayectoria, es usted bastante desconocido en Málaga.

Sí, es verdad. Eso mismo lo he dicho yo alguna vez. Incluso en el propio Antequera. Por la provincia he hecho cositas: he estado en la final de la Torre del Cante, he cantado en la Peña Rincón del Cante de Las Castañetas, he estado por algunas peñas... Pero en Málaga he actuado muy poco.

¿Es difícil vivir del flamenco?

Sí, es muy difícil. Yo vivo de mi trabajo como comercial en una empresa familiar de vallados. Ya me gustaría, claro.

¿Cómo ve actualmente el flamenco?

Se está vendiendo el flamenco moderno, el flamenquito ese rápido. Pero el flamenco-flamenco no vende. Quizás sí haya más oportunidades que antes.

¿Qué proyectos tiene?

Seguir participando en concursos y festivales. También me han llamado de Canal Sur para cantar fandangos en el programa que hay por las tardes.

 

 

Domingo, 12 de noviembre de 2006. ANTONIO ROCHE/MÁLAGA. En la foto del emcabezamiento con el trofeo el SOL DE ORO. José Chamizo muestra con satisfacción el trofeo conquistado. / CARLOS MORET

Volver  | Ver la biografía

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar