LA MACANITA
 

TOMASA GUERRERO CARRASCO, cantaora gitana, más conocida en este mundo artístico por el nombre de  LA MACANITA,  nació en   Jerez de la Frontera (Cádiz) en el año de 1968. Es seguramente la mejor voz femenina surgida en Jerez después de La Paquera,. Comenzó a actuar para el público desde muy niña, en uno de los espectáculos de Manuel Morao, y se reveló pronto como una gran promesa que el paso del tiempo no ha hecho más que confirmar.



Naciste para cantar,
y de todo nuestro arte
eres una artista genial,
Jerez que fue tu cuna
echan las campanas al vuelo,
porque eres la gitana
más guapa y cantaora
de todo el universo.

 


Tomasa Guerrero toma el apodo de su padre, al que llamaban El Macano, pero cuando canta desgarrada y purísima se acuerda de su madre. En Jerez está considerada como la gran estrella femenina del cante, y allí todo el mundo sabe. Su voz rota es una de las más flamencas del final de siglo. Cantaora larga y llena de temple y pellizco, La Macanita es heredera directa de  La Paquera y de La Perla.


Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz)

 


Alcázar de Jerez de la Frontera (Cádiz)

 

La soleá, las bulerías de Jerez y las de Cádiz y los villancicos navideños son su gran especialidad. Ha logrado algo tradicionalmente difícil para los artistas jerezanos: triunfar fuera de allí. Le ha costado tiempo - dice que es "vaga como una chaqueta" y que no quiere "ni dólares ni Mercedes" -, pero ha escapado de esa actitud tan particular de Jerez, entre la falta de ambición y la conformidad con el reconocimiento de los suyos. Parte de culpa es de su último disco "Con el alma" en el que le acompañan Moraito Chico y Parrilla de Jerez.

 

 

Los 'Jueves Flamencos' echan el telón con 'Festival de clausura'
El ciclo de Cajasol se despide hasta la próxima temporada con un espectáculo en el que participan José Menese, La Macanita, Pansequito y Angelita Vargas
La Fundación Cajasol cierra esta noche la temporada de Jueves Flamencos con Festival de clausura, un espectáculo en el que intervienen José Menese, Pansequito, Angelita Vargas y La Macanita. Para Manuel Herrera, coordinador del ciclo, esta última cita quiere rendir tributo a "esos festivales de verano que han tenido una importancia fundamental en la difusión del flamenco". Ninguno de los participantes quiso precisar el contenido de la velada de hoy, aunque Menese adelantó que "con el material que hay, la cosa puede salir redonda". Más que dar las claves de ese Festival de clausura, el cantaor y sus compañeros en la propuesta prefirieron analizar el estado actual del ámbito en el que se mueven. "Cuando empezamos nosotros, le dimos al flamenco un auge, una cosa nueva, le dimos algo diferente", apunta Pansequito, que observa que ahora "están todos clonados, hoy todos los chavales cantan por Camarón".  Pese a ser más joven, La Macanita apoya esta tesis. Cree que "se han ido muchos cantaores buenos y los que hay deberían estudiar más. Se ha perdido la pureza", lamenta la cantaora. Ella, afirma, ha visto "cantar y bailar muy bien" desde su infancia, "y ahora encuentro a muy poquita gente". Pero, ¿qué es exactamente la pureza? Menese no duda en ilustrar su idea de este concepto, tan escurridizo para algunos. "La pureza estriba en que si a usted le ponen a hacer bolsos de plástico y los hace bien, usted conserva el trabajo. Se trata de hacer las cosas con el mayor rigor, y de acuerdo con el legado que nos dejaron los antecesores", mantiene. Angelita Vargas no entiende, por ejemplo, "por qué se hacen ahora tantas cosas en el baile. Los brazos están para lucirlos, no para pegar puñetazos", asegura la bailaora. La sevillana, que sacará al escenario hoy a dos sobrinos, se atreve también a responder a la gran pregunta. "Pureza es que te duela. Que tú me estés mirando y sientas ese dolor. No hay que ser gitano para esa pureza, aunque los gitanos la tengamos más desarrollada". Los Jueves Flamencos de Cajasol ponen fin a una temporada en la que se han ofrecido 25 espectáculos, "un número muy considerable para una programación anual". Manuel Herrera agradece a "la complicidad de los propios artistas, a su generosidad" el impulso de esta iniciativa.
Braulio Ortiz / SEVILLA | Actualizado 29.05.2008

Macanita y Carrasco han agotado ya el papel de sus espectáculos para la Bienal
Mercé participará en el montaje que abre en septiembre la muestra sevillana, 'La vida breve', y ofrecerá un recital junto a Morao en el Lope · Once artistas encabezan la presencia jerezana en el cartel del festival
De los nueve espectáculos que integran la nutrida oferta de la XV Bienal de Flamenco de Sevilla, que se celebrará entre los próximos 10 de septiembre y 11 de octubre, que ya han agotado totalmente las entradas puestas a la venta hace unos meses, dos de ellos tienen como grandes protagonistas a artistas jerezanos: Tomasa Guerrero La Macanita y Diego Carrasco. La primera, ofrecerá un recital el 12 de septiembre en el recoleto Hotel Triana bajo el título La Macanita: Aires de Jerez. Según detalla www.generaltickets.com/cajasol (la web oficial que emplea la muestra para la venta de entradas), a falta de mes y medio ya no es posible adquirir billetes para asistir a un espectáculo en el que la de Santiago contará con la presencia de la bailaora y coreógrafa jerezana María del Mar Moreno como artista invitada. En el caso de El Tate, la expectación aún es mayor, pues el Teatro Lope de Vega albergará el estreno absoluto del montaje El tiempo del diablo, que cuenta con la dirección escénica de Pepa Gamboa, la dramaturgia de Antonio Álamo, y del que poco o nada ha trascendido hasta el momento. Bajo el ciclo 'Clásicos del Siglo XXI', Diego Carrasco se reencontrará con la Bienal tras participar en 2006 con el espectáculo Los juncales y estrenar en 2004 la obra El mago, año en el que también participó en la puesta de largo de Arena, de Israel Galván, que tiempo después pudo verse en el Festival de Jerez. Pero el desembarco de jerezanos en la Bienal de Sevilla no acaba ahí. Sin ir más lejos, el cantaor más universal, José Mercé, será uno de los grandes cabezas de cartel del festival. Participará en La vida breve, el espectáculo que realmente abre -los días 11 y 12 de septiembre-, tras la gala inaugural, la muestra y donde compartirá escenario con Lola Greco, Fran Velasco, el Coro Nacional de España y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Pero, además, el santiaguero ofrecerá el día 2 de octubre, junto a su partner de recitales, Manuel Moreno Moraíto, un directo en el Maestranza que estará integrado en el ciclo 'El futuro de lo jondo'. En total, la presencia jerezana en la muestra se eleva, al menos en lo que a protagonistas en cartel se refiere, a once artistas, pero a buen seguro que esta cifra crecerá cuando se detallen los diferentes elencos de la programación. A Mercé, Macanita, Carrasco, Moreno y Morao se unen Luis El Zambo, Leonor Leal, José Quevedo 'Bolita', Andrés Peña, José Méndez y Fernando Terremoto. Éste último formará parte, precisamente junto a Diego Carrasco, de la nómina de intérpretes que integran el último espectáculo del transgresor bailaor sevillano Israel Galván, quien llevará hasta su ciudad natal El final de este estado de cosas, montaje que ya pudo disfrutarse en el pasado Festival de Jerez. En el caso de 'Bolita', participará en el directo de Ultra High Flamenco, una suerte de experiencia musical que igualmente pasó por la ciudad. Además, José Méndez estará en el Hotel Triana dentro de Personalidad; Leal formará parte de Tiempo pasado; y El Zambo y Peña compartirán tablas del Maestranza dentro del elenco de la producción que lleva por título De la mar al fuego.  Algunos de los espectáculos que también han agotado ya sus entradas son los de Arcángel, Andrés Marín, Mayte Martín, Sara Baras y Carmen Linares.

F. Sánchez Múgica / Jerez | Actualizado 28.07.2008

Cuando el arte se hace mujer
Sin un montaje arrollador, solamente dejándose llevar por la pasión y por los cánones clásicos del Jerez más racial, Tomasa Guerrero La Macanita inauguró con éxito el ciclo Al son de las estrellas de la Bienal 2008. La cantaora acertó de pleno en la elección de su elenco artístico y logró esbozar de manera brillante el título elegido para su puesta en escena en el Hotel Triana, Aires de Jerez. El compás de las palmas, el soniquete de la guitarra, el baile en el sitio, el cante de Santiago y La Plazuela.... Cualquier vocablo con el que se puede definir Jerez estuvo presente durante la hora y media que duró su actuación. La Macana se entregó desde el primer momento, todo ello pese a que no estuvo a su mejor nivel, al menos en sus primeros escarceos con el cante, donde sólo apuntilló con franqueza su majestuosa voz haciendo bulería por soleá. De pronto todo cambió. Tomasa irrumpió de negro luto en el escenario cantando por seguiriyas. Casi al unísono apareció María del Mar Moreno, y entonces se produjo el milagro o llámenle como quieran. Si hoy en día es difícil erizar el pelo en un desgarro de cante más lo es aún si cabe que lo haga una bailaora. Pero ocurrió. Con la profunda voz de La Macanita y el jerezano estilo de Manuel Molina sobrevolando el ambiente, María del Mar Moreno levantó al público. Sin alardes ni aspavientos, sólo con templanza y decisión, la jerezana encandiló a todos con el palo que más le gusta interpretar. Tal fue el grado de misticismo derramado que hasta un leve chasquido de dedos rebosó arte. La sonora ovación dio paso a la segunda de las sorpresas de la noche. Tomasa, de improvisada presentadora, llamó entonces a Paca y Manuela, "es un honor que estén aquí conmigo", dijo, y recordó a otro de los símbolos de Jerez, La Paquera. Cambio de barrio, San Miguel. Era el turno de otro estilo, de otra forma de cantar, de la raza, de la lozanía y del arte con mayúsculas. Sólo ver cómo se mueven sobre el escenario Paca y Manuela conmueve. Con la particular voz de los Méndez, las cantaoras se acordaron de su tía con el clásico Ojos Verdes y pusieron patas arriba el Hotel Triana. Tomasa reapareció por malagueña del Mellizo rematada por verdiales, y colaboró con su mejor versión en dos de los temas por bulerías de sus anteriores trabajos, El corazón tras la puerta y El amante se acerca. El fin de fiesta por bulería y las pataítas de Gregorio, Chícharo, El Bo y El Macano pusieron colofón a una noche en la que Jerez y Triana volvieron a darse la mano.
Fran Pereira | Actualizado 14.09.2008

Las flamencas armas de Tomasa La Macanita
La cantaora jerezana abandona los estilos puros en 'Sólo por eso'
entonando los versos de una canción que le ha escrito su paisano y compañero de generación Fernando Fernández, Terremoto. La composición, como no podría ser de otra forma, va en el compás de una bulería que la cantaora interpreta con una fuerza contenida, deteniéndose en la hermosura de un poema que mira hacia un horizonte de esperanza "entre nubes de algodón". Quizás sea el tono, un tanto quedo, que marca una grabación en la que Tomasa Guerrero, La Macanita, también tira de garra para impresionar la soleá de forma canónica, una seguiriya antigua o las bulerías de su barrio de Santiago. Junto a estos cantes, hay más canciones, aunque siempre a compás, y dos versiones muy especiales: Cai, la composición de Alejandro Sanz que popularizó Niña Pastori, y la tremenda zambra Maldigo tus ojos verdes, que Antonio Gallardo escribió para su paisana Francisca Méndez, La Paquera de Jerez. Es la configuración de Sólo por eso (Nuevos Medios), una obra que la cantaora, no sin esfuerzos, considera finalmente suya y defiende. "Un disco tiene que tener de todo", exclama. "O acaso ¿voy a cantar nada más que bulerías, seguiriyas o soleás? Yo soy una gitana de pureza, pero también puedo cantar cosas más modernas para que le gusten a la juventud, y esas otras para los que quedan que lo saben apreciar. Las dos cosas tienen que estar mezcladas, como en todos mis discos". La Macanita afirma todo esto de forma especialmente rotunda, revelando todo su carácter y haciendo uso de todas sus armas, que son, por supuesto, flamencas. Por eso, si se le refiere que su primer disco -Con el alma (Auvidis, 1995)- sólo contenía estilos flamencos puros, responde sin pestañear que "eran otros tiempos". De la misma forma, advierte que "a este puede que le falten cosas, lo mismo que habrá quien piense que otras veces me han escuchado cantar mejor". "Puede que tengan razón", admite, pero añade que "nunca llueve a gusto de todos, La Macana es así de especial, y mañana habrá más". A Tomasa, consciente de la sonoridad de su ocurrencia, se le escapa una sonrisa que interrumpe para reafirmarse citando a Chocolate: "Además, en mis hambres mando yo". En Sólo por eso, la artista jerezana se ha reencontrado, diez años después, con Ricardo Pachón, quien le produjera en 1998 la grabación Jerez-Xerez-Sherry para el mismo sello. Pasado este decenio, el productor sigue pensando que Tomasa es "un genio cantando". "Ella", añade, "tiene una profundidad y una cosa que, para mí, no la tiene hoy nadie". La idea de reunirlos de nuevo partió de Mario Pacheco, al que su clientela extranjera le pedía un nuevo trabajo de la cantaora. Para ello, lo que ha hecho Pachón ha sido bucear en su viejo archivo y ofrecerle cantes que, si no nuevos, al menos eran poco cantados. Efectivamente, la cantaora coincide con el productor y confirma que esos cantes le han sabido a nuevos, por lo poco escuchados. "Me he sentido bien, aunque no conociera las letras. Pero creo que en la soleá puedo caminar con los ojos tapados porque conozco bien el camino", afirma segura. De la seguiriya, sin embargo, reconoce que no es su plato fuerte, y repite lo de que "tiene que haber de todo". Aun así, se muestra orgullosa del remate por cabal tomado de Juan Talega. Lo que sí que tiene contenta a la artista son las canciones que le ha regalado Terremotito, como ella le llama cariñosamente. Son los flamenquísimos tangos Déjame volar y la mencionada bulería inicial Volver a verte. Y de vuelta a las sonoridades, La Macanita no oculta su predilección por la que rodea su interpretación de Maldigo tus ojos verdes. Un tono intimista construido con guitarra flamenca, contrabajo y acordeón que, según la cantaora, "le da un aire de soledad, de puerto, de esperar a alguien...". Sobre el tema, reconoce que le impuso mucho interpretarlo y que le costó llevarlo a su terreno. "No quería ser La Paquera con veinte años y me salía así. Pero creo que me metí en el papel y lo hice mío. Creo que lo suavizo", concluye. El disco, probablemente, no sería el mismo sin los versos del poeta Carlos Lencero (Badajoz, 1951-2005). Su elección responde a una querencia muy especial del productor, que mantuvo una larga amistad con él y lo considera "el mejor letrista flamenco de García Lorca para acá". Precisamente, Lencero dejó escritos una serie de poemas dedicados a cantaores. Lo que ignora La Macanita es que el mismo poeta le escribió otro poema a ella. Su primera estrofa dice así: "La tarde se ha vuelto loca / dentro de su traje malva / el sol recoge sus cosas / y se esconde en la montaña. / ¡Si La Macanita canta / la noche no será larga!"."Soy gitana, pero también puedo cantar cosas más modernas"
FERMÍN LOBATÓN - Sevilla - 27/04/2009. En la foto La Macanita- CARLOS SERRANO

La Macanita eléctrica
El quinto álbum de la cantaora jerezana combina estilos tradicionales con canciones aflamencadas eléctricas
Es el quinto disco de la cantaora, y reproduce el espíritu inaugurado por su anterior entrega producida por Ricardo Pachón para Nuevos Medios, pues repiten productor y discográfica.Volver a verte es una canción por bulerías que firma Fernando Terremoto y que la cantaora registra con su habituales luchas con la afinación que tanto gustan a algunos de sus seguidores. Un tema relajado, amable, vital y contemplativo, en tono mayor, con su estribillo, no muy exigente al nivel de interpretación y con unos agradables arreglos para armónica y guitarra eléctrica. Un gran tema, para escuchar una y otra vez. En la misma línea intimista y feliz, Duende, también por bulerías, aunque cambiando guitarra por piano. El resultado no es tan positivo por los lugares comunes que acumula la letra. Más canciones aflamencadas en Cai, por tanguillos, que firmó Alejandro Sanz para la Niña Pastori, y que ahora retoma La Macanita. El tema es de sobra conocido y lo que aporta la jerezana es el rajo de su voz. Otra versión contenida en esta obra es la zambra por tientos Maldigo tus ojos verdes que Antonio Gallardo le escribiera a La Paquera de Jerez. El toque bohemio, casi parisino, lo aporta el acordeón de Álvaro Gandul y el contrabajo de Manolo Nieto. En Déjame volar repite Terremoto como compositor en unos tangos que hizo para su espectáculo Calendario presentado en la Bienal de Sevilla de 2006. En Cobre viejo el disco sigue la misma fórmula de canción aflamencada a ritmos flamencos aunque en este caso el compás elegido es el menos habitual para estos menesteres como la soleá por bulería. El texto es de Carlos Lencero y está dedicado a El Chocolate. Deliciosos los arreglos para bajo eléctrico de Manolo Nieto. En fin, que Ricardo Pachón da un paso más en su proyecto de música gitana eléctrica que inició en los setenta con Veneno, Camarón, etc. y que tiene en Blues de la Frontera (1987)de Pata Negra su mayor hito. A pesar de esto la obra ofrece tres temas estrictamente acústicos, tres cantes tradicionales que se parecen a lo que la cantaora hace habitualmente en directo. Una gran interpretación de Manuel Parrilla, austera y directa, en especial en las bulerías festeras, donde incorpora un nuevo poema de Carlos Lencero además de coplas tradicionales aunque las firmen la cantaora y el productor del disco: extremo que se repite en soleá y seguiriya, tanto en música como en letra, pues también las melodías son tradicionales del flamenco y atribuídas a La Serneta, Joaquín el de la Paula, Juaniquín de Lebrija, etc. Unas bulerías directas, plenas de frescura ("vamos a coger el ritmo de la carne mechá" anuncia uno de los palmeros al iniciarse el tema), y que parecen grabadas de una tacada. Por soleá La Macanita vuelva a hacer méritos al trono de la soleá dejado por Fernanda de Utrera. La obra se cierra con la solemnidad y jondura de la seguiriya corta jerezana.
Actualizado 27.05.2009 - 05:00. en el disco y foto, La cantaora con la guitarra de Parrilla

La Macanita recibe la XVI Distinción Flamenca Peña Chaquetón de Madrid
La cantaora jerezana toma el testigo de artistas como La Paquera, José Mercé, Vicente Soto, Antonio El Pipa y el Nano, que ya fueron galardonados en anteriores ocasiones en Alcobendas
Recién llegada de Madrid, Tomasa Guerrero 'La Macanita' saborea aún el último galardón concedido en su dilatada trayectoria. Fue hace escasamente unos días cuando la cantaora jerezana recibió la XVI Distinción Flamenca de la Peña Chaquetón, un galardón que viene a reconocer sus amplia aportación al flamenco. De manos de José Menese, Tomasa recibió la estatuilla de bronce labrado por Navarro Reverter, un reconocimiento que en estos dieciséis años de vida han tenido artistas tan ilustres como Chano Lobato, José Mercé, Rancapino, Vicente Soto, Antonio El Pipa, La Paquera o Pansequito. Este hecho supone para la santiaguera "un orgullo y a la vez una satisfacción. Que se acuerden de mí y me den este premio es muy bonito. No sé si me lo merezco o no o si estoy a la altura de todos esos grandes artistas que lo han recibido, pero bueno, eso lo dirá el tiempo, ahora mismo estoy encantada con este premio, sobre todo porque que me dediquen una semana flamenca entera no pasa todos los días". Tomasa conserva aún el buen sabor de boca que le dejó la gala "porque fue muy bonita, la verdad es que me sentí muy bien. Cada vez que he estado en Alcobendas, llevo varios años yendo allí gracías a Pablo Tortosa, me ha sentido muy cómoda". Sin embargo, el panorama no se presenta nada halagüeño para los artistas, a los que la crisis les afecta en buena manera. Festivales suspendidos, impagos, reducciones del caché... "La cosa está mal. Hemos tenido años mejores, pero bueno, del año pasado para acá la cosa se ha notado y se está notando cada vez más. Ahora mismo hay menos festivales que otros años, muchos se han caído, aunque con el esfuerzo vamos tirando porque pienso que a los artistas nos tiran pero siempre nos levantamos. Hay que seguir luchando, con menos cosas pero ahí vamos", explica. Aunque la situación no es positiva, la jerezana no se corta al admitir que dentro de este maremagum "algunos se están pasando un poquito con lo que hay, a veces abusan de nosotros con los cachés. No podemos negar la realidad y debemos adaptarnos a las circunstancias, pero no es fácil porque a lo mejor el año pasado había veintitantos festivales y este año hay la mitad. Si antes un artista hacía seis cosas en el mes ahora hace dos o una y eso no veas cómo se nota". Su espíritu combativo no le permite bajar los brazos, si bien es verdad que detrás de La Macanita artista está Tomasa persona. "A mí que la crisis dure mucho o poco me da lo mismo, que dure lo que tenga que durar. Lo que sí es una pena que nos afecte a los artistas y a todo el mundo porque esto es mundial. Es más, a mí me da más pena no que yo en vez de tres cosas tenga una, sino que haya criaturas que no tengan para comer. Me acuerdo de esos albañiles que tienen hijos que mantener y no pueden llevarlos adelante, me acuerdo del viejito que no tiene para comer y se tiene que ir todos los días a El Salvador... Eso me da mucha pena, como también me daría que los artistas nos quedáramos ahí estancados con todo esto y se olviden de nosotros".  Al margen de la situación económica del país, Tomasa insiste en que se ha llegado a este callejón sin salida porque "si no vas tú va otro. Quieren que todos tengamos el mismo valor o seamos iguales y todos no lo somos". "El mundo artístico estaba mucho mejor antes que ahora-prosigue-. Ahora todo el mundo quiere ser artista y antes salía un artista o dos pero esos eran de verdad. Ahora todo el mundo lo es. Respeto a todo el que se sube a un escenario, pero todo el que se sube a un escenario no es artista". Su último premio pone de manifiesto su buen posicionamiento en el flamenco actual, un hecho que lleva "con mucha responsabilidad. Subirte a un escenario es duro y fuerte, y el que te va a ver no le importa si estás bien o mal, si estás ronca, si puedes cantar o no...El que va a verte y paga una entrada y quiere ver lo mejor de ti, a ese no le importa nada. Siempre llevo el nombre de Jerez por todos sitios y a mí me gusta, es mi tierra y la llevo con orgullo, pero sí que es verdad que supone un peso grande".
Fran Pereira / Jerez | Actualizado 13.06.2010 - Tomasa Guerrero La Macanita; ha recibido con entusiasmo su último galardón.

VIDEO

AUDIO


Homenaje a Tomasa la Macanita
 En un Cante por

TANGOS DE PASTORA

 Acompañada por Moraito
 Duración 4:03

Autor: José María Ruiz Fuentes, y de varias fuentes,   poema de José Maria Ruiz Fuentes

Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003