PACO PADILLA

 

FRANCISCO PADILLA ROBLES, cantaor con una afición muy grande, lleva cincuenta y seis años escuchando flamenco y conocido artísticamente como PACO PADILLA, nació en Masmullar (Comares) Málaga el día 1 de Julio del año de 1937, de Francisco y Dolores, con diez años vino a vivir al Lagar de Morales, en Los Montes de Málaga, pintando el campo (sembrando), y haciendo de cabrero. Con 12 años trabajó de lechero y el cabrero le puteaba porque dejaba el candil encendido hasta las tantas. Lo que hacía era leer. La araña negra, El Quijote, Diego Corrientes, El Barquero de Cantillana...todo lo que le llegaba a las manos. Sólo necesitó muchas horas de lectura para aprender el idioma que hoy usa en su más genuina expresión. Vino a vivir al Arroyo de los Ángeles a la edad de 18 años. Fue voluntario al servicio militar y como tenía ya buena letra y pocas faltas ortográficas, se encargó, junto con tres maestros, de la alfabetización de los quintos, que en aquellos tiempos franquistas era de lo más común. Hoy aún recuerda unos versos de Calderón de la Barca que estaban escritos en la puerta del pabellón: ...caudal de pobres soldados/ que en buena o mala fortuna/ la milicia no es más que una/ religión de hombres honrados.¨ Me cuenta que sus primeros pinitos versificados los hizo para un compañero, y fue estando de cabo en Montejaque con ocho soldados para custodiar armamento. A petición un tal Pepe escribió una postal que envió junto a una foto hecha en C/ Cerrillo con una mujer (algo así como en nuestra calle Camas), para el día de San Antonio y decía así: A mi padre por su día/ esta postal le dirijo/ junto a una fotografía/ para que vea a su hijo/ hablando con la quería. Y...las cosas de los pueblos... A la semana siguiente novia y suegra corretearon a Pepe por todo Montejaque.



Para orgullo de Málaga
tenemos a Paco Padilla
que puso todos sus cantes
a la altura más grande,
para podernos recrear
de la mejor esencia creativa
que supo poner en su arte.
 

 

De Francisco, su padre, heredó el saber escuchar, el amor por el flamenco. Venían andando desde el Lagarillo para ver y oír a todos los de la edad de oro flamenca: Manuel Vallejo, Niña de los Peines, Pepe Pinto, Niño León, Niño de la Huerta, Niño de Vélez, Diego El Perote, Niño de la Alameda, y trabó amistad con Niño Marchena y Niño de las Moras, a quien llamaba El Compadrito. Paco Padilla empezó de muy joven a cantar. Coincidió en el Campamento Benítez con su amigo Gonzalo Rojo. A veces se iban a Churriana, a una tabernilla y llevaban lo justo para media botella de vino. Se ponían en la barra y empezaban el mano a mano su amigo Antonio Ruiz Urbano y él... y comenzaban a llegar las botellas. Gran conocedor de todos los palos flamencos, los dice con un paladar exquisito. Tras sufrir un grave accidente comienza a trabajar en la centralita del Hospital Civil como telefonista nocturno, (también es elegido secretario del Comité de Empresa) por lo que durante diez años y suministrado de grandes lecturas conoce El Don Apacible, el 98, el 27... César Vallejo, Miguel Hernández, Lorca... Compañero en ideales de Paco Rabal, de quien guarda gratos recuerdos. Su capacidad, su entrega a los demás y un gran sentido de la justicia le hace escribir poesía social y de denuncia.


Comares, costa del sol (Málaga)

 


Comares, costa del sol (Málaga)

 

Ha sido Consiliario de la Peña Juan Breva cinco legislaturas, Secretario de la Casa de Álora durante tres, Delegado de Flamenco en A.M.E. y en la Peña El Sombrero, pregonero en la Noche Sanjuanera de Santón Pitar. Ha organizado Cursos de Flamenco en el Centro Cultural La Malagueña, en la Peña Fosforito ¨ Influencia de los Cantes de Málaga en los Cantes de Levante ¨ con Antonio de Canillas y Gabriel Cabrera, en la Peña Abadía ¨ Ciclo de Cantes de Málaga ¨, Rincón Flamenco Parque del Sur, Peña La Trilla de Salobreña (Granada), Peña La Seguiriya de Osuna (Sevilla), Peña Manolo Caracol de Montalbán (Córdoba), Peña La Platería de Granada, Peña Curro de Utrera en la Guijarrosa (Córdoba)...y tantas más. La Junta de Distrito n.º 5 de Málaga le publica un libro en la serie ¨ Memorandum a Rafaela Luque ¨, dedicados a una mujer, impulsora del movimiento ciudadano, muy querida y que por demás fue su esposa.


La cultura árabe ha dejado un legado muy extenso
 en Andalucía. Buena muestra es la Alcazaba de Málaga,
construida por los musulmanes en el siglo XI
en las faldas del monte Gibralfaro. / SUR

 


Málaga, Alcazaba, patio de los naranjos

 

Actualmente y hace más de una década dirige un programa de radio en Onda Joven que se titula ¨ Así se canta en Málaga ¨, antes titulado Raíces del Cante. Pues de raíces y de frutos flamencos está llena la vida y la obra de Paco. Vean ustedes
Escritores y poetas, venid sabios y doctores, decidme vuestras recetas pa mi enfermeá de amores.  Negra era la noche cuando lo prendieron y más negro era el calabocito aonde lo metieron. Ni gritos ni quejas, nadie lo escuchó, allí sentaito detrás de las rejas aonde se murió. Hay veces que deseara que un gran hoyito se abrie y la tierra me tragara. Pasando estoy más fatigas  que aquel que le pegan palos  subiendo una cuesta arriba. No te pases de la raya aguanta firme y sereno, ¡sufre, corazón, y calla!  Una gotera contína  ablanda un duro peñón y tantas lágrimas mías no ablandan tu corazón. Mi pensamiento es bolina mi corazón es retama, quien a encenderlo se inclina puede abrasarlo la llama. Adelfas de junto al río, tarajes de la ribera, cantarle al corazón mío el día que yo me muera.

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje a Paco Padilla
En unos Cantes por

Datos de  http://calledelagua.iespana.es/calledelagua/padilla.html   poema de José Maria Ruiz Fuentes

Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar