JUAN FUENTES

 

JUAN FUENTES PAVÓN, cantaor gitano, más conocido artísticamente con su propio nombre de JUAN FUENTES, nació en  Linares (Jaén) en el año de 1962, es un cantaor que es hijo de grandes artistas,  con cuatro premios nacionales a la espalda, triunfador en La Unión, muchas tablas y una madurez que llaman duende. Aun así, el ganador de la decimoquinta edición del Concurso de Cante Flamenco del Centro Cultural Gitano de La Mina, Juan Fuentes Pavón, se turba cuando se enfrenta al público sin guitarrista y sin un taranto que entonar. «A mí,  más que hablar, se me da mejor cantar»,


Cantaor de una pura gallardía,
con mucho arte para los cantes
de la bonita tierra de Andalucía,
lo lleva muy dentro de su alma
para expresarlo con valentía,
Linares su cuna orgullosa esta
de tener a su hijo Juan Fuentes,
un maestro del cante universal.


 

 

Juan Fuentes gana el premio Niño del Museo de Adamuz
El cantaor linarense logra un importante galardón en su carrera
El cantaor de Linares Juan Fuentes Pavón ha sido el ganador del XXIII Concurso de Cante Niño del Museo de Adamuz, organizado por la peña que lleva su nombre. En segundo lugar quedó clasificado Pepe Alconchel, de Jerez de la Frontera; el tercero Manuel Restoy, de Mancha Real (Jaén) y el cuarto José Manzano, de Sevilla. Juan Fuentes manifestó sentirse muy a gusto cantando sobre el escenario. El ganador tiene cinco premios de La Unión, así como el Cabria Minera de Linares, primeros en Sanlúcar, Loja, Martos, etcétera. Juan Fuentes cerró el acto con el cante de tres fandangos con los que se metió al público en el bolsillo. Por otro lado, el joven adamuceño Joaquín Amil Medina ha sido la última incorporación a la peña flamenca, que ya cuenta con medio centenar de asociados.
27 de Abril de 2007

 


Las Minas de Linares (Jaén)

 


La Estatua al Minero. Este monumento es una obra
de Victor de los Ríos, recientemente restaurado
por Alfonso González Palau. Está situado en el centro
 de la glorieta en la Plaza de Aníbal e Himilce.
en
Linares (Jaén)


Nacido en Linares, hijo de artistas, cuatro premios nacionales a la es palda, triunfador en La Unión, muchas tablas y una madurez que llaman duende. Aun así, el ganador de la decimoquinta edición del Concurso de Cante Flamenco del Centro Cultural Gitano de La Mina, Juan Fuentes Pavón, se turba cuando se enfrenta al público sin guitarrista y sin un taranto que entonar. «A mí,  más que hablar, se me da mejor cantar», dice Fuentes, sonriente, mientras recoge la estatuilla de manos de la cantaora extremeña Marelu. Algunos de los espectadores que se acercaron al Parque del Besós reconocían la actuación de Fuentes. «Es un tío muy flamenco », decía un vecino de La Mina, mientras el jienense se salía por tangos. Acompañado a la guitarra por Justo Fernández, Fuentes impone por la fuerza y la claridad de su voz y un estilo sentido y vibrante. Su triunfo, no obstante, mereció algunos silbidos por parte del público, pese a que se impusieron finalmente los aplausos. El ganador del concurso obtuvo un primer premio de 2.400 euros. El jurado concedió a Luis Perdiguero y Antonio Díaz. Juan Fuentes gana el primer premio del Concurso de Cante Flamenco de La Mina Gavarre, «El Bili», un ampurdanés de diecisiete años, el segundo y tercer premio, respectivamente, valorados en 1.800 y 1.200 euros. Los tres accésits, tasados en 300 euros, fueron para los otros tres finalistas, José Vargas, Bartolomé de Aro y Raquel Expósito. Tras el festival, cuya calidad alabaron tanto el presidente del jurado, José Candado, como el presidente del Centro Cultural Gitano, Manuel Heredia, llegó el esperado fin de fiesta que alargó la cita más allá de la medianoche. Más de 3.000 personas asistieron expectantes a las actuaciones de los artistas invitados. El cartel era de los de excepción, un plantel de buen gusto imprescindible para los amantes del cante jondo. El primero en abrir el fuego fue El Vareta, a quien un anciano vestido de blanco de pies a cabeza lo coreaba a cada alarde de veteranía rompiendo el silencio respetuoso que rodeaba la improvisada platea. El público más joven esperó ansioso la aparición de La Tana, la revelación de la escena flamenca, mientras Marelu y Capullo de Jerez se despidieron de La Mina con sendas ovaciones cerradas.
REPORTAJE Raíces Andaluzas Julio-Agosto 2005
 


Juan Fuentes Pavón,

 


Jaén, vista panorámica y Catedral 


El quejío sentimental de Juan Fuentes se dejó sentir en un recital flamenco

Dicen los buenos flamencos que cuando el cantaor se duele, el pellizco y el duende flamencos suelen estar presentes. Y eso es lo que sucedió en la noche del martes durante el recital que ofertó el linarense Juan Fuentes Pavón. Un repertorio de estilos a través de los cuales demostró su enjundia, su entrega, su metal de voz gitano-flamenco, y un conocimiento que le permitió abordar los estilos serios y profundos de nuestro arte. Tenía que hacer honor a la tierra de nacencia, y así lo estableció. Sus cantes mineros los inició con la taranta que Manuel Torre convirtiera en -¿rondeña?, las equivocaciones de las discográficas o intereses ocultos modifican el titulo de los cantes- taranto, continuando con otro evocador de 'Chocolate', una minera de Piñana, y un remate con enjundia y valentía por la considerada taranta netamente identificativa de su tierra, demostrando ser uno de los más flamencos en su interpretación. Antes había cantado por malagueña de Enrique el Mellizo, introduciéndose en la misma a través de la granadina-malagueña que Aurelio Sellé utilizaba para acomodar sus facultades, mas Fuentes la hizo con prestante melodía y adecuada conocimiento.
Variedad de estilos
Y de los estilos libres a los de compás. La soleá de Alcalá la utilizó para adaptar su garganta a las premisas tonales que posteriormente necesitaría, pues se ubicó en Utrera con un buen recuerdo de Juaniquín con ecos de Tía Anica La Piriñaca, entremezcla de Chocolate-Mairena por La Serneta, y un sentido y valiente final por el gaditano Paquirri El Guante. En los tangos demostró solvencia, compás y fiesta, circunstancias que le relajaron para acometer el grito siguiriyero. Y lo estableció por sus ídolos, Manuel Torre y Antonio Núñez 'Chocolate', desarrollando dos siguiriyas plenas de quejío, sentimiento y carisma flamenco, características estas que brillaron en la de Juan Junquera y el cambio del Torre. Con su neto poderío y honrado afán realizó granadina y media granadina con los matices 'chaconianos'. Finalizó con fandangos apoyándose con singularidad en los personalismos 'chocolatero' y de Aznalcollar. Todo lo referido tuvo un documentado y sentimental prólogo, el que efectuó Juan Antonio Ibáñez con su conferencia 'Carmen Linares. Señora del Cante'. Fue creando una atmósfera en la que se traslucía la categoría flamenca de la linarense. Así, desgranó los inicios cantaores de la homenajeada; sus vivencias en los tablaos flamencos madrileños; las influencias acumuladas de cantaores como Pepe el de la Matrona, Rafael Romero o Juan Varea; su amor por los cantes de la tierra; las giras internacionales; la reivindicación de la mujer en el cante; sus apariciones con orquestas sinfónicas; y la detallada enumeración de sus trabajados discográficos, de los que expresó su mejor crítica .

RAFAEL VARELA/JAÉN
Sábado, 12 de mayo de 2007. en la foto del emcabezamiento el CANTAOR. Juan Fuentes, en una actuación. /IDEAL
 


Jaén, y sus campos olivareros

 


Jaén, y sus provincias


El cantaor Fuentes Pavón gana el Concurso de Pegalajar
Casi sesenta concursantes de toda Andalucía han pasado por Pegalajar, dando así prestigio a unos de los concursos más señeros de nuestra provincia. El pasado sábado se consumaba el resultado final del mismo, después de más de tres meses de certamen y diez fases clasificatorias, lo cual ha conformado un amplio repertorio de cantes y concursantes que han satisfecho las apetencias flamencas de los pegalajeños. Tras el amplio y comedido debate del jurado, el resultado del certamen fue el siguiente: Primer premio para el linarense Juan Fuentes Pavón, el cual consiguió los mil euros del mismo, así como un contrato de igual cuantía para el festival del próximo mes de agosto. Segundo premio para Francisco Moya, de Carmona -avezado y veterano concursante flamenco-, con una dotación de mil euros.
Otros premios
Tercer premio para el sanluqueño Antonio Serrano y seiscientos euros. Cuarto premio para la jerezana Nieves Nieto Fernández, dotado con cuatrocientos euros. Quinto premio para Evaristo Cuevas, de Osuna, y trescientos euros de dotación. Y sexto premio para el mairenero Antonio Ortega Sánchez, con un montante total de 200 euros.

R. V./JAÉN. Sábado, 12 de mayo de 2007

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje a Juan Fuentes
En un Cante por

Datos de buenas  fuentes de prensas,   poema de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar