RAMÓN EL PORTUGUÉS

 

RAMÓN SUÁREZ SALAZAR, cantaor gitano, más conocido con el nombre artístico de RAMÓN EL PORTUGUÉS,  nació en Mérida (Badajoz) en el año de 1948. Aprendió a cantar escuchando a los miembros de su familia gitana, muy aficionada al cante y al baile. Es sobrino y yerno de Porrina de Badajoz,

 


De buenas raíces flamencas
de la escuela de los Salazar,
donde nacieron los gitanos
con mucho arte al cantar,
con devoción lleva el arte,
le nace de lo más profundo
porque brota de toda su sangre.
 

 

Su tío Porrina de Badajoz que ya triunfaba en Madrid, cuando Ramón ya tenía doce años, le llamó a la capital junto a él. Le envió el dinero para el billete de tren, y el mismo día que llegó, su tío le llevó al tablao donde trabajaba, sacaron a Ramón a cantar y le contrataron. A partir de entonces empezó su carrera irregular, debido a etapas de su vida en que se ha comportado de manera un tanto imprevisible. Pero Ramón el Portugués es un cantaor importante, con méritos para un reconocimiento mucho mayor del que se le ha dado. Afortunadamente parece haber llegado a un grado de serenidad y madurez artística que pueden ser muy beneficiosas para él y para su arte. Como buen creyente (en la actualidad y como ocurre con muchos gitanos y con muchos flamencos, está muy entregado al culto en la Iglesia Cristiana Evangelista) Ramón cree que la mano de Dios rige todos los destinos del hombre, incluido el cante flamenco.

 


Mérida, teatro romano, en la foto Daniel Ruiz,
foto año 2000

 


Mérida, teatro romano, en la foto Daniel Ruiz, 
foto año 2000


Ramón El Portugués es uno de los grandes cantaores flamencos que ha dado Extremadura. Domina todos los estilos del flamenco, aunque destaca especialmente en los cantes de su tierra natal: el jaleo y el tango extremeño. Prácticamente toda su trayectoria artística se ha desarrollado en Madrid en tablaos como Las Cuevas de Nemesio, cuando este tablao atravesaba sus años dorados, en Los Canasteros, Café de Chinitas, Torres Bermejas, donde ha acompañado al baile a figuras como Mario Maya o El Güito y ha trabajado con otros músicos como Camarón, El Turronero o Paco Cepero
 


Mérida, teatro romano, en la foto José Maria
Ruiz Fuentes, foto año 2000


Mérida, plaza de la ciudad, foto año 2000

 


En los años de 1970 se dedica casi exclusivamente a acompañar al baile con su cante, después inició su carrera en solitario sin renunciar a su trabajo en los tablaos. No ha obtenido el reconocimiento que se merece. Pocos saben de la gran influencia que ejerció en Camarón, quien tomó de Ramón El Portugués muchos de sus giros vocales. Ramón el Portugués realiza grabaciones muy importantes, en las cuales nos deja una buena antología de su cante flamenco y extremeño.

canta ramón el portugués, disco Fontana
guitarras: Antonio Arenas, Manolo Heredia 2006

01 No vino anoche - tangos extremeños
02 Soy soldado de marina - tarantos
03 Estando una tarde arando - bulerías
04 Pasa niña la ribera - tango portugués
05 Por ti le pegué a mi madre - fandangos
06 Tú eres el mar - bulerías
07 A vela tengo - tangos
08 Por ti daría - tientos
09 Me voy pa lo positivo jaleo extremeño
10 Sevilla perla bonita - soleá
11 Porque era portuguesa - fandangos
12 Las penas del corazón - tangos
13 Portuguesa - fandangos
14 Dios te castigará - seguiryas
15 Cuatro calles - bulerías
16 Al relente de la luna - fandangos naturales
17 Los hijos de la María - jaleos extremeños
18 En la gorrita llevo el ancla - taranta
19 Válgame Dios - soleá por bulerías
20 Esta noche me emborracho - fandangos
21 Señorita - bulerías
22 Dame un cigarriño - fandangos
23 Ponte en mi pecho - tango extremeños

 


El mundo del flamenco rinde homenaje a Ramón 'El Portugués' en Madrid
 
Enrique Morente y Pepe Habichuela, entre otros, actuarán en los dos conciertos previstos
Ramón El Portugués, uno de los grandes cantaores que ha dado Extremadura, lleva un tiempo "despegado" del cante por un problema en las rodillas que le hace sentirse "melancólico". Ahora, amigos suyos como Enrique Morente, Diego El Cigala y Pitingo, se han unido para devolverle al flamenco. Será con dos conciertos que se celebrarán mañana y el próximo día 11 en la sala Cardamomo de Madrid, en los que éstos, junto a otros artistas como Pepe Habichuela, José El Francés, Los Chunguitos, La Excepción, Belén López y Josemi y Juan Carmona pretenden recaudar fondos para sufragar una operación de ligamentos de rodilla del cantaor y hacerle un homenaje cuando el cantaor cumple 50 años de vida artística. "Llevo tres o cuatro años deambulando sin saber qué me pasaba, eso me desconcertaba, estaba melancólico, había perdido el rumbo del cante y no cogía ni la guitarra. Ahora que ya sé qué me pasa y que tiene una solución me han entrado unas ganas tremendas de cantar. En esos conciertos cantaré, si no canto yo, no cantará nadie", dijo Ramón El Portugués. Nacido en Mérida hace 61 años, El Portugués inició su carrera de niño. Con poco más de diez años su tío, el gran cantaor Porrina de Badajoz, le hizo viajar a Madrid para trabajar con él en locales flamencos y fiestas privadas, en las que tuvo la oportunidad de aprender de las grandes figuras de la época. "Venía la policía y yo dejaba el cante y me tenía que hacer pasar por botones, porque era muy de noche para un niño", recuerda Ramón El Portugués, de quien dicen que Camarón de la Isla aprendió algunos giros de voz. "Éramos uña y carne, dos fuentes con la misma agua, pero él mejoró lo que yo hacía".  "Yo he tirado mi carrera por los vicios, no he tenido continuidad, era muy rebelde y me gustaba ir a mi aire. Era bebedor y drogadicto. Si no me tomaba cinco o siete güisquis y me metía mis cositas en el camerino, no salía. Camarón tenía sus cositas, pero su mayor droga era el cante, era lo que más le gustaba del mundo, se metía en su estudio y se podía pasar todo el día escuchando cintas", cuenta el cantaor.
Efe / Madrid | Actualizado 03.05.2009

 

VIDEO

AUDIO

Homenaje a Ramón el Portugués
En un Cante por

biografías de buenas fuentes, discos y fotos del El Arte de Vivir el Flamenco, poema de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar