EL SORDERA

 

MANUEL SOTO MONJE, cantaor gitano,  nació en el barrio de Santiago de Jerez de la Frontera (Cádiz), en el año de 1927,  y murió en Jerez de la Frontera el día 24 de junio de 2001. Era sobretodo mayormente conocido con el nombre artístico de EL SORDERA, apodo heredado de su abuelo, a quién se lo aplicaban por defecto físico, es descendiente de Paco La Luz, sobrino de La Serrana, de La Sordita y de Tío José de Paula y padre de José v Vicente Soto. Se inició profesionalmente en el Café Plata y oro de su tierra natal. alternando con El Borrico, El Semita y otros artistas de la localidad, hasta 1944. En 1945 obtuvo el premio de saetas, dedicándose a las reuniones y fiestas íntimas y pasando, en 1953, al tablao sevillano El Guajiro. En 1958 ganó el concurso de cante organizado por el Tablao La Cueva del Pájaro Azul de Cádiz.

 




Jerez de la Frontera orgullosa esta,
de haber tenido un cantaor gitano
con más arte de toda la humanidad,
deja raíces para que puedan continuar
ese arte que no se pueda olvidar,
todos aquellos cantes los domino
con sabiduría dentro de su corazón

 

 

 

Formó parte después de los elencos de María Rosa y de Manuela Vargas, con los que recorrió países de Europa, América y Asia. A continuación realizó sus primeras grabaciones discográficas y trabajó en los tablaos madrileños de El Duende, Los Canasteros y Las Brujas. Al serle concedida la Copa Jerez, otorgada por la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces, y grabar su primer disco en solitario, acompañado a la guitarra por Félix de Utrera, ofreció un recital en el Club Urbis de Madrid. con el que inició una nueva etapa artística. ofreciendo recitales en peñas flamencas y emprendiendo su participación en los festivales andaluces. En 1983, se le otorga el Premio Nacional de Cante de la Cátedra de Flamencología. y obtiene. en 1984. un gran triunfo en el Teatro Alcalá Palace de Madrid, durante los festivales de la Cumbre Flamenca.

 

 


Dominador de toda la gama de los estilos jerezanos. su personalidad artística ha sido comentada por críticos v flamencólogos a lo largo de su trayectoria, El Sordera es el de la esperanza. pues pese a cuantas dificultades ha tenido en su camino artístico, toda una época primera difícil, éstas le han servido para forjarse en conciencia y depurar toda su herencia flamenca, injertándole el rajo de su voz. que tiene su particular sonio, de rancio eco, una personalidad grave y vibrante, recorta, que le prestan originalidad a sus bulerías por soleá, a sus soleares y siguiriyas. Y junto a todo ello su temperamento cantaor, impulsivo e intuitivo, desgarrado donde los haya, siguiendo el compás entre achuchones de angustia vital y de duende interno sobresaltado. Una manera de cantar sentidísima y clamante, que en ocasiones alcanza cotas de inefable definición.

 

 

El cante de El Sordera es un cante estremecido siempre, que parece en algunos instantes imposible de que cuaje. de que pueda ser redondeado pero que sorprendentemente llega a su remate puntual por el milagro de la capacidad artística, de un don natural que se escapa de toda lógica y técnica. Un cante en definitiva. salido de los adentros como un borbotón de fatiga telúrica música y profundo sentimiento. Manuel Soto Sordera le viene hasta del nombre. Haber nacido en Jerez y llamarse Manuel Soto, como su ya mítico paisano Manuel Torre, es ya un compromiso y una promesa que El Sordera además al gran desaparecido en cuanto a ilustre tronco gitano y a búsquedas y mantenimientos de pureza en los cantes tiene muy en su conciencia flamenca y su sabiduría expresiva. Los fandangos de su paisano El Gloria los borda Manuel Soto; igualmente que las bulerías de la calle Nueva y la calle Cantarería, del barrio gitano donde nació.
 

 





Jerez está siempre presente en su cante y en lo que dice y en todo cuanto siente este cantaor grande y serio, que domina las siguiriyas y las soleares, las alegrías y muchos otros cantes del sur luminoso donde aprendió a cantar, criando su voz solera, lo mismo que el vino seco y valiente de su tierra. Pero sobre todo, El Sordera es un fandanguero grandioso, al que hay que escuchar muchas veces, ya que es un
creador de la mejor estirpe jerezana. Un maestro de Jerez.
Tras varios años aquejado de una mala salud murió en Jerez de la Frontera en el año 2001. Aparte de su legado artístico deja una abundante discografía, como también deja una zaga de cantaores en las figuras de sus hijos, Enrique, Vicente y José Soto.
 

Busto de el Sordera en su pueblo natal de Jerez de la Frontera

 

 

 

 

VIDEO

 

AUDIO


Homenaje al Sordera de Jerez
En un Cante por

 FANDANGOS

Acompañado por Paco del Gastor
Duración 3:30

Datos cogidos del Diccionario Flamenco de José Blas Vega y Manuel Ríos Ruiz Cinterco 1985, Poema y modificaciones de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar