NIÑO DE CARAVACA

 

MARTÍN ROBLES MARTÍNEZ, cantaor payo, conocido en el mundo del cante flamenco con el nombre artístico de NIÑO DE CARAVACA, por haber nacido en la bella localidad murciana de Caravaca de la Cruz, en el año de 1906, que muy joven emigró a Méjico, no sin antes haber triunfado ya en España. Aquí grabó varios discos con la casa La Voz De Su Amo y en América muchos para varias casas discográficas, se estima que unas ochenta y cinco. Murió en la ciudad de Monterrey; México el día 6 de Noviembre del año 1971 y esta sepultado en la Ciudad de México.

 



El arte se lleva en la sangre,
por cualquier rincón del mundo,
nació con el niño de Caravaca
de su bella tierra Murciana,
que supo repartir con sabiduría
en torno al mundo que le rodeaba,
con mucho éxito y grandeza,
lo dio a conocer por la tierra
que pisaba con salero y destreza,
llegando a ser muy conocido
por sus discos sonoros
y sus películas cinematográficas,
hijo de Caravaca de la cruz
que lo venera con orgullo,
porque a repartido su arte
con toda fidelidad por todo el mundo



 

Además, protagonizó diecinueve películas. Se retiró pronto del cante para dedicarse a la hostelería en Monterrey (Méjico) donde tenía su mujer y sus hijos y donde fallecería. Tras treinta años fuera de España, regresó a Caravaca en 1962 para besar a su anciana madre y cantar de forma benéfica en su pueblo. De voz aguda, alta y clara, su estilo predilecto, como buen murciano, era la taranta, aunque afirmaba también su predilección por la seguiriya. Como todos los mirlos tuvo que ser niño prodigio y de los pocos datos que tenemos sobre su actividad profesional destaca el hecho de que participara en el espectáculo "La Copla andaluza" con el que recorrió nuestra geografía en 1929. Dotado de un trino pletórico de matices, era un cantaor apreciado en 1930, sobre todo por sus Tarantas, como se deduce por el hecho de que su casa de discos, La voz de su amo, utilizara las grabaciones del Niño de Caravaca como reclamo para vender gramolas. De esa época han de ser éstas que escuchamos, que se la pongo en un homenaje para dar a conocer su cante.

 


una vista del Pueblo de Caravaca de la Cruz, (Murcia)

 


Niño de Caravaca con Pepe Hurtado

 

Después de 1933, seguramente con motivo de la guerra, Martín Robles (Niño de Caravaca) se trasladó a México donde continuó grabando (se habla de 85 registros) para diferentes sellos, a la vez que hizo carrera cinematográfica coincidiendo en varias películas con otro exiliado español, el escenógrafo Manuel Fontanals, del que me hablaba recientemente la ponente América por su trabajo en la versión de "El Amor Brujo" de La Argentinita (1933) Fontanals fue otra baja lamentable ya que era el director artístico habitual en las representaciones escénicas de las obras de Falla y Lorca. En su etapa mexicana Martín Robles mantuvo su apodo de Niño de Caravaca y así lo podemos ver en el reparto de películas como "Dos mexicanos en Sevilla" (1942) "Seda, sangre y sol" (1942) "La monja alférez" (1944) y "Pepita Jiménez" (1945) con Emilia Benito, hasta un total de quince. En Monterrey contrajo matrimonio con una mexicana y montó un negocio de hostelería junto con su esposa. Regresó a Caravaca en 1962 para vivir los últimos momentos de la vida de su madre y durante su estancia sus paisanos tuvieron ocasión de escucharle cantar de forma altruista. Es de suponer que regresara a su casa de Monterrey donde probablemente falleció.
22-09-2008, datos que nos facilita El Olivo, como el cante por Taranta, mi mayor agradecimiento        

 

VIDEO

AUDIO


Homenaje al Niño de Caravaca
en un cante por

TARANTA

"En Caravaca nací"
Acompañado a la guitarra por Luís Yance

Duración 3:11

texto cedido por murciajonda y fotos, excepto vista del pueblo y poema de José Maria Ruiz Fuentes

Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar