TOMÁS DE ANTEQUERA

 

TOMÁS DE ANTEQUERA, cantaor payo de la copla y flamenco, se le conocía en este mundo del arte en todos los escenarios con el nombre artístico de TOMÁS DE ANTEQUERA, nació en Valdepeñas (Ciudad Real), el día 7 de julio del año de 1920, y murió en  Madrid el día 4 de marzo de 1993. Al estallar la guerra civil, fue llamado a filas y se incorporó al ejército republicano, en el frente de Madrid. Allí organizó espectáculos para divertir a los soldados, cantando cuplé.


Plaza de España y su entorno general, Valdepeñas (Ciudad Real)

 


Iglesia Virgen de la Concepción exterior general de la Iglesia, Valdepeñas (Ciudad Real)


Posteriormente formó parte de las compañías que recorrían España, quedándose definitivamente en Madrid en los años 50, formando parte de la compañía de Emilio el Moro. Después se consagró con temas como La Gabriela, La Macarena, El romance de la reina Mercedes, Doce cascabeles, Zambra de mi soledad, Campanero Jerezano, La Leo, etc. Fue muy popular su atuendo en los escenarios, sobre todo sus chaquetas, que diseñaba y decoraba el mismo y sus famosos "crótalos", unos "platillos" muy pequeños sujetos al dedo pulgar y corazón de ambas manos, con los cuales marcaba el ritmo en sus canciones, produciendo un agradable sonido muy característico.

 


Se retiró de los escenarios en los años 70. Entre finales de los años 80 y principios de los noventa y gracias a un conocido programa de radio, volvió a los escenarios, actuando en varias salas de Madrid. Fue uno de los "grandes" de la copla, pero ha sido injustamente relegado al olvido. Su voz, de fabulosa calidad, competía directamente con la de Concha Piquer (algo que ella misma reconocía) y sin duda superaba a muchos por su elegancia y saber estar en el escenario.

VIDEO


Homenaje a Tomás de Antequera

En un Cante por
Fandangos
Acompañado por Manolo Buleria
Duración 2:44

Autor  José Maria Ruiz Fuentes

Volver  

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003

 

 

 

 

 

 

Cerrar