ANDRÉS MARÍN

 

ANDRÉS MARÍN, bailaor de flamenco payo, conocido mundialmente con su propio nombre artístico de ANDRÉS MARÍN,  se personifica el tránsito entre la tradición y la vanguardia. Nació en Sevilla en el año de 1969, hijo de artistas flamencos. Bailaor autodidacta, forma su propio compañía en 2002. Su primer montaje, “Más Allá del Tiempo” se estrena en la Maison de la Danse de Lyon. La compañía gira extensamente por Europa y Estados Unidos incluyendo el Théâtre de la Ville de París, el Festival de Jerez, la Opéra de Lille, el New World Flamenco Festival de Los Ángeles, y culmina en la XII Bienal de Flamenco de Sevilla.

 

El arte en toda tu figura
uniendo tanta armonía,
embellece el aire que rodea
esos movimientos tan bellos
que llevas tan adentro,
sombreas todo lo que te rodea,
con solo mover tu cuerpo,
lo que encierra tanta belleza
brota sin tu saberlo,
con ese gran poderío
que vas derramando
al compás del taconeo
cuando estas bailando,
lo hace sentir tanto
que el suelo tiembla
porque quiere abrazadlos,
esa gracia infinita
que siempre perdurara
cuando nace de verdad,
ese arte tan grande
Que dios te dad.

 

 

En 2004 estrena “Asimetrías”, obra que le consagra como uno de los bailaores más renovadores de la danza flamenca. (XIII Bienal de Sevilla, Sadler´s Wells de Londres, el Théâtre de la Ville de Paris, la Maison de la Danse de Lyón y el Festival de Jerez). Crea “El Alba del Último Día” para la XIV Bienal de Flamenco (2006). El espectáculo es alabado por los críticos como una de las mejores propuestas de la Bienal y Andrés es calificado como el Mejor Bailaor del evento por el Diario de Sevilla. Andrés encarna a Federico García Lorca en el espectáculo “Poeta en Nueva York” creado por Blanca Li. (Jardines del Generalife (Alhambra), Théâtre Chaillot de París). Marín estrena el espectáculo “El Cielo de tu Boca” en la XV Bienal de Flamenco de Sevilla.

 


Sevilla,  plaza de España


Sevilla, plaza de Santa Cruz

 


Andrés Marín. Hijo del bailaor Andrés Marín y de la cantaora Isabel Vargas, Andrés Marín es autodidacta y nunca ha pertenecido a ninguna compañía. Empieza su carrera profesional como bailaor en 1992, realizando giras por Japón, Europa, y Estados Unidos. En 2002 presenta su primer montaje como compañía estrenando su obra, Más allá del tiempo en la Maison de la Danse de Lyon. La compañía gira extensamente por Europa y Estados Unidos incluyendo el Théâtre de la Ville de París, el Festival de Jerez, la Ópera de Lille, el New World Flamenco Festival de Los Angeles, y culmina en la Bienal de Flamenco de Sevilla. Sigue con Asímetrias en 2004 (Bienal de Flamenco de Sevilla, Théâtre de la Ville de Paris, Sadler's Well de Londres entre otros) y Vanguardia Jonda: el alba del último día en 2006. Poeta en NY es su primer encuentro con Blanca Li.


Andrés Marín en sus estudios


Andrés Marín en sus estudios

 


Andrés Marín

Nació en Sevilla en 1969. Hijo del bailaor Andrés Marín y la cantaora Isabel Vargas, Andrés Marín comenzó a bailar cuando todavía era niño y nunca ha pertenecido a ninguna compañía. Artista autodidacta, Marín empieza a bailar profesionalmente en 1992. Trabaja como solista y coreógrafo en diversos espectáculos y eventos hasta el año 2002, cuando forma su propia compañía. “Más Allá del Tiempo” el primer espectáculo de la Compañía Andrés Marín, se estrena en la Maison de la Danse en Lyón. Realiza más de sesenta actuaciones en distintos países con representaciones en la XII Bienal de Flamenco de Sevilla, el Théâtre de la Ville de París, el Festival de Jerez, la Ópera de Lille, y el New World Flamenco Festival de Los Ángeles. Participa en “¡Mira!” en el TNT de Toulouse y en la emisión “Dance Celebration!” para el canal Arte en la Maison de la Danse junto con los coreógrafos Montalvo, Jiri Kylian y Bill T. Jones. Dirige cursos de baile para el Ballet Nacional de España y la Compañía Andaluza de Danza. En 2004 estrena “Asimetrías” dentro de la XIII Bienal de Flamenco de Sevilla y con gran éxito. De nuevo es acogido por los más prestigiosos escenarios europeos incluyendo el Sadler´s Wells de Londres, el Théâtre de la Ville de Paris, la Maison de la Danse de Lyón, y la Ópera Nacional de Latvia. “Asimetrías” se presenta en el Festival de Jerez y los festivales  flamencos de Barcelona, Helsinki, Monterrey, Albuquerque (USA), Düsseldorf y Hamburgo. El 7 de octubre de 2006 presenta “El Alba del Última Día” en la XIV Bienal del Flamenco de Sevilla. El espectáculo es alabado por los críticos como uno de las mejores propuestas de la Bienal y Andrés como Mejor Bailaor por el Diario de Sevilla. En 2007 el espectáculo se representa en el XVII Festival de Flamenco de Nîmes, en la décima edición de Flamenco Viene del Sur en Granada y Málaga y en el Festival de Flamenco de Monterrey. Durante el verano del mismo año Andrés interpreta a Lorca en “Poeta en Nueva York”, obra producida por el Centro Andaluz de Danza bajo la dirección de Blanca Li y organizada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía para el ciclo Lorca y Granada en los Jardines del Generalife. A raíz de su participación fue nominado a los Premios Max como Mejor Interpretación Masculina de Danza. En 2008 la compañía gira con el espectáculo “El Alba del Último Día” por Francia, incluyendo Montpellier Danse, y por Holanda. El 28 de febrero se presenta en el teatro Villamarta en el Festival de Jerez. Actualmente Andrés está creando su próximo espectáculo “El Cielo de tu Boca” que se estrenará en la XV Bienal de Sevilla. Dirige su propia oficina de producciones y estudio de baile, Andrés Marín Flamenco Abierto S.L. en Sevilla.
Diario de Jerez, Actualizado 21.07.2008. en la foto, El bailaor Andrés Marín.

Andrés Marín se inspira en Albéniz
El bailaor sevillano es el único representante del flamenco en el VI Festival de Música Española
De unas ediciones para acá, la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco viene haciendo interesantes aportaciones al festival gaditano desde el Ballet de Cristina Hoyos hasta la actuación de la cantaora Esperanza Fernández, con la guitarrista clásica María Esther Guzmán de la pasada edición. La de este año, a pesar de que en el programa aparece bajo el epígrafe flamenco, queda un tanto escondida, pues supone ante todo la interpretación de la Suite Iberia, de Isaac Albéniz, a cargo del pianista Oscar Martín. Junto a él se anuncia la actuación del bailaor Andrés Marín, por lo que parece preciso advertir de la presencia de un artista que, si no es de esta forma, difícil sería de ver en la capital. Andrés Marín (Sevilla, 1969) es hijo de artistas, por lo que, desde pequeño, ha vivido el arte, tanto a través del baile, con la escuela de su padre, como por el cante, del que es un gran aficionado y largo conocedor. Si hay un rasgo que defina su trayectoria, ese sería el de la independencia y la no adscripción a compañía o escuela alguna más allá de la mencionada enseñanza paterna, de la que se separó para continuar una formación autodidacta. Igualmente, no se bregó en ninguna compañía en especial, y sus apariciones siempre fueron como solista o coreógrafo antes de fundar la suya propia. Con ella, y tras diez años de profesional, se presentó en 2002 con el espectáculo Más allá del tiempo, que había estrenado en Lyon antes de su debut en la XII Bienal de Sevilla. Desde entonces, sus trabajos han ido siguiendo una pauta bianual con comparecencias tanto en las citas francesas, donde es habitual, como en la sevillana o en la del Festival de Jerez, donde ha presentado todos sus espectáculos. En 2004 estrenó Asimetrías y, dos años después, su completo trabajo El alba del último día. Tanto en una como en otra es palpable la tendencia del artista a huir de una representación mimética de la tradición, que tan bien conoce, y ofrecerla con un formato tan nuevo como personal. Amante de los contrastes y de una estética sobria, Marín es igualmente amante del riesgo y la experimentación, elementos que considera imprescindibles para que el arte flamenco se mantenga vivo. Un buen ejemplo de ello sería su último espectáculo, El cielo de tu boca. Estrenado en la última bienal sevillana, el artista baila sobre la música de las campanas que tañe el compositor Llorenç Barber. Esta fue la obra elegida para inaugurar la Bienal de los Países Bajos, y con ella acaba de regresar del Festival de Danza de Burdeos, una cita abierta a nuevas propuestas de danza y a lo que allí se denomina "baile de riesgo". Con esa trayectoria, ver a Andrés anunciado para bailar con la conocida obra de Albéniz plantea no pocas interrogantes. Y no porque no se haya hecho antes, sino por tratarse de una obra más adecuada para la danza clásica española que para el flamenco, y buen ejemplo de ello sería el espectáculo que recientemente paseó la pianista Rosa Torres-Pardo junto a la bailarina Lola Greco. Consciente de ese inconveniente, Marín se plantea bailar "sobre la inspiración de Albéniz y lo que él reflexionó sobre los códigos del flamenco". Sabido es que el compositor catalán fue un enamorado de esta música, sobre la que investigó y de la que incorporó no pocos elementos a su suite. Pero, según el bailaor, "traducir a Albéniz al baile flamenco no es fácil por cuestiones rítmicas, ya que él va muy por libre". Es por ello por lo que ha considerado más interesante bailar entre cada una de las piezas que componen la obra, siguiendo la inspiración que dejan, buscando su conexión con determinados estilos, y con el acompañamiento sabio del percusionista Antonio Coronel, un habitual en sus espectáculos. Tan sólo al final, pianista y bailaor se encontrarán con la pieza El Albaicín.
Fermín Lobatón | Actualizado 24.11.2008. en la foto,  Andrés Marín, durante el espectáculo que presentó en la Bienal.

Las campanas de Andrés Marín resuenan en 'El cielo de tu boca'
El bailaor sevillano cerró anoche el ciclo Flamenco Viene del Sur en el Alhambra
El bailaor sevillano Andrés Marín cerró anoche por todo lo alto en el Teatro Alhambra el ciclo de actuaciones de Flamenco Viene del Sur con El cielo de tu boca, posiblemente uno de los espectáculos más experimentales de todos los que se han podido ver este año en el escenario del teatro de la calle Molinos. En El cielo de tu boca, Marín propone un espectáculo con aire de performance en el que se exploran los sonidos y los movimientos que proceden de un conjunto de campanas que maneja hábilmente el experto campanero Llorenç Barber. Él fue quien aportó el contenido musical, ambiental y estético a la obra, mientras que el bailaor puso sobre las tablas todos los argumentos dancísticos que le han hecho grande en los últimos años con cada una de sus propuestas. Flamenco Viene del Sur ha contado este año con la participación, entre otros, de Antonio 'El Pipa', Niño Josele, Macanita, Manuela Carrasco, La Argentina, Aurora Vargas y Juan Pinilla, entre otros.
Redacción / Granada | Actualizado 19.05.2009. En la foto,  El bailaor Andrés Marín, durante la puesta en escena en el Teatro Alhambra de El cielo de tu boca.

VIDEO

 

Datos tomados de  http://www.andresmarin.es/estudio/ , y de buenas fuentes periodísticas, poema de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar