PEPITO VARGAS
 

JOSÉ LAVAT CAMPOS, bailaor gitano, conocido mundialmente con el nombre artístico de PEPITO VARGAS, nació en Málaga, en el barrio de El Perchel, el día 24 de Enero del año de 1939, es uno de los más grandes bailaores nacidos en nuestra tierra. De niño se dio a conocer en las Bodegas El Pimpi de Málaga y de manos de Pastora Imperio, y más tarde de Miguel de los Reyes, pisa los famosos tablaos madrileños Los Canasteros, Las Brujas y El Corral de la Morería. Trabajó con Lola Flores, conoció y bailó para el genial pintor malagueño Pablo Picasso y recorrió los mejores rincones flamencos. Visitó con su arte Estados Unidos (New York), Canadá, Francia, Suecia, Japón... Murió en la madrugada del día 1 de marzo en su tierra natal de Málaga.


El taconeo de tus pies,
como el arte en todo tu cuerpo,
llenan de grandeza el buen baile
de los movimientos de sabiduría
que se acompaña al flamenco,
para toda la buena afición
que le transmite todo tu arte.

 

 

En la Taberna Gitana conoció a Camarón de la Isla, con quien se unió en amistad. Su carrera profesional le ha otorgado su actual responsabilidad como profesor de la Escuela de Danza del Ayuntamiento de Málaga.  Sus dotes interpretativos en el cante, esa forma natural y espontánea de sus gestos, la autoridad de sus pies, la maestría de sus manos y la facilidad con la que llega al público, hacen de Pepito Vargas un artista único, reclamado y aplaudido, dentro y fuera de nuestro entorno. Por si Málaga todavía no sabe lo que tiene, os diré que bailaba y pedía por las tabernas y que con sólo siete años ya bailaba en “El Refugio” y con once en “El Pimpi” al lado de artistas como La Cañeta, La Repompa, El Niño de Puente Geníl (que luego pasó a llamarse artísticamente Fosforito), y allí, viéndole bailar Pastora Imperio y Gitanillo de Triana, le contrataron. Más tarde estuvo trabajando con el gran artista malagueño Miguel de los Reyes, triunfando en afamados tablaos como Los Canasteros, Las Brujas y El Corral de la Morería, en la capital de España.

 


Málaga, plaza de la marina


Málaga, Alcazaba, patio de los naranjos

 


En una gira por Francia, junto a Paco Jurado, Juan El Africano, y otros artistas malagueños, actuando en París se encontraron con nuestro artista más conocido internacionalmente, Pablo Ruiz Picasso, que formaba parte del público. Este les invitó a acudir a su mesa y compartieron unas copas y hablaron de Málaga, de arte y de flamenco. Pepito posee un don natural para el baile y para el cante con unas cualidades interpretativas excepcionales, unos gestos únicos, una conjunción de facilidad y maestría en sus movimientos que imprimen de personalidad cada una de sus actuaciones haciendo de Pepito Vargas un artista reconocido, admirado y más importante aún, insustituible y querido. Más tarde actuaría en Estados Unidos (New York), Canadá, Francia, Suecia, Japón... pero como a él lo que más le gusta es una buena cazuela de fideos, con habitas tiernas, alcachofas, almejas...y aquí es donde mejor se la come, aquí se quedó, en su Málaga, en nuestra Málaga. Actualmente y como reconocimiento a su dilatada trayectoria artística, es profesor de Baile Flamenco en la Escuela de Flamenco, Dramaturgia y Folclore del Excmo. Ayuntamiento de Málaga. Grato recuerdo,


José Lavat Campos 'Pepito Vargas'


José Lavat Campos 'Pepito Vargas'

 


Pepito Vargas se retira tras sesenta años bailando por todo el mundo
El malagueño ha compartido escenario con Lola Flores, Conchita Piquer o Carmen Amaya
DATOS. Origen: José Lavat Campos 'Pepito Vargas' nació en el popular barrio de El Perchel, hace 69 años. Escenarios: Los primeros pasos como bailaor los dio con tan solo ocho años en El Repullo y en El Pimpi. Trayectoria: Durante los sesenta años de su carrera, Vargas ha compartido escenarios con Lola Flores. Conchita Piquer, Camarón de la Isla, Carmen Amaya y Pastora Imperio. José Lavat Campos, más conocido dentro y fuera del mundo del flamenco como 'Pepito Vargas', se retira de los tablaos tras más de sesenta de carrera artística. El bailaor, que ha actuado por todo el mundo, comenzó dando sus primeros pasos en tablaos como el Repullo y el Pimpi, «donde nos daban entre dos y cuatro duros». Este malagueño, nacido en el popular barrio de El Perchel, sintió desde muy pequeño la pasión por el flamenco. No era para menos ya que vivía en las proximidades de la Casa de las Monjas, donde artistas como La Repompa, El Tiriri, Pepita Vargas, El Tembleque, El Ronco, La Kika, La Pirula y La Cañeta se reunían para bailar al ritmo de la guitarra del maestro Antonio 'Niño de Almería', quien más tarde formó el cuadro flamenco Los Vargas. Primeros pasos El debut de la joven compañía Los Capullitos Malagueños -tenían entre 15 y 16 años- llegó cuando el representante de artistas Pagán les ofrece actuar en el antiguo Teatro Alcázar. Entre el público asistente a esta primera actuación estaba el bailaor Miguel de los Reyes, quien nada más verlo se enamoró del arte de Pepito Vargas y decidió integrarlo en su compañía, con la que actuó durante siete años. Tras dejar la compañía de De los Reyes, creó en Madrid su propio cuadro flamenco, en el que integró a las grandes del flamenco de la época Conchita Piquer y Carmen Amaya, y con el que logró triunfar como bailaor. Lola Flores, Pastora Imperio y Camarón de la Isla fueron otros de los grandes artistas que compartieron escenarios con el bailaor. Pepito Vargas no podía olvidar la tierra donde dio sus primeros pasos como bailaor y por esto volvió a Málaga donde comenzó a actuar en la Taberna Gitana, cuna de grandes artistas flamencos. A una de sus actuaciones acudió Antonio el Bailarín, quien tras terminar el espectáculo saltó de su silla y exclamó «quien tuviera tus pies para bailar flamenco». Por todo el mundo El arte de Pepito Vargas no solo se pudo disfrutar en los escenarios españoles. También actuó en Estados Unidos, Canadá, Suecia o Japón donde estuvo un año con Chiquito de la Calzada-. A pesar de dejar de bailar, Vargas continuará ligado a su profesión y su vida dando clases en la Escuela Municipal de Folclore, donde enseña flamenco a un grupo de setenta alumnos.
03.09.08 - LUCÍA GIL. SUR.es. en la foto. ARTE. Pepito Vargas ha paseado su talento por los escenarios de todo el mundo. / ÁLVARO CABRERA

El bailaor Pepito Vargas se despide mañana del escenario
El malagueño Pepito Vargas dirá mañana adiós a su público y a los escenarios. El bailaor se retirará de los tablaos en una actuación de Los Jueves Flamencos de La Caixa, que acoge el auditorio de la Diputación de Málaga. Junto a él estarán Luis Perdiguero, Chaparro de Málaga y Manolo Santos. Exponente de la etapa dorada de los tablaos en la Costa del Sol, José Lavat Campos, acuciado por la necesidad, fue un niño prodigio del flamenco. Con sólo diez años, se subió a las tablas de El Refugio y El Pimpi. Más adelante, formó parte del cuadro Los Vargas, junto a La Repompa y La Cañeta, y se marchó a Madrid, arropado por Pastora Imperio y Gitanillo de Triana. Pese a despuntar en la capital, Pepito Vargas decidió labrarse un futuro en su tierra, donde vivió de sus fiestas de postín y sus tablaos, como la Gran Taberna Gitana, siempre rodeado de estrellas de cine y figuras de la jet set. Hasta ahora, combinaba sus actuaciones con su actividad como maestro en la Escuela de Flamenco del Ayuntamiento.
04.03.09 - SUR| MÁLAGA

El mundo del flamenco rendirá homenaje a Pepito Vargas en el Cervantes
Sería muy difícil comprender lo que hasta ahora ha dado de sí el el flamenco en Málaga sin la figura de Pepito Vargas, bailaor genial, admirado e imitado a lo largo de una honda trayectoria consagrada al compás. Por eso, y por su enorme magisterio, los flamencos de Málaga (y también de bastante más allá) han decidido rendirle homenaje: será el próximo miércoles, 4 de diciembre, a las 21:00 en el Teatro Cervantes, en una gala organizada por la Peña Juan Breva que contará con la presentación de Gonzalo Rojo, Paco Roji y María Palomares. La abultada nómina de artistas invitados incluye al cante a La Cañeta, José de la Tomasa, Cancanilla, El Extremeño, Mari Peña de Utrera, Amparo Repompa, El Chato de Málaga, el Álvarez, Francis Bonela, José Soleá, Manuel de la Curra, Luisa Muñoz y Rocío Santiago; al toque, a Antonio Moya, Antonio Soto, Chaparro de Málaga, Juan Santiago, Francisco V., Pepe Satorre, Dani Ramos, Rubén Lara y Andrés El Bombero; al baile, a Antonio El Pipa (una de las presencias más atractivas y que seguró animará a más público a acercarse a la gala), Carmen Ledesma y Luisa Chicano; al compás a Kiko, Yaya, Pepe Gil y Carlos; y a la percusión, a Juanma El Canastero. Las entradas para este homenaje pueden aquirirse en las mismas taquillas del Teatro Cervantes con precios entre 10 y 20 euros. Con Pepito Vargas como mentor imprescindible y merecido, el acto promete ser una de las citas más importantes del año para el flamenco en Málaga.
R. C. málaga | Actualizado 02.12.2013 -  Pepito Vargas.

Fallece a los 76 años el bailaor Pepito Vargas tras celebrar su cumpleaños
El bailaor Pepito Vargas, que el sábado celebró su cumpleaños en la peña Juan Breva de Málaga con una veintena de amigos y compañeros, falleció en la madrugada de ayer a los 76 años, según informaron a Efe fuentes de su entorno. Durante el festejo Pepito Vargas cantó, bailó y "lo pasó divino" aseguró su amigo Alfonso Queipo, que destacó que "se ha ido un gran malagueño" y que les "ha dejado con alegría y rodeado de flamenco". El último gran bailaor de Málaga nació el 24 de febrero de 1939, era gitano, y creció junto al cantaor malagueño Gabriel Campos el Tiriri, uno de los flamencos más populares de la provincia, la Repompa y la Cañeta. Su ahijado, hijo del Tiriri, fue quien lo dejó de madrugada en su casa. Sus amigos recuerdan cómo empezó bailando en tablaos de la Costa del Sol para luego actuar en los mejores escenarios de Madrid y más tarde dar el paso internacional. Acompañó a grandes figuras como Lola Flores, Concha Piquer y Carmen Amaya y fue amigo de Camarón.
Efe málaga | Actualizado 02.03.2015 - El bailaor Pepito Vargas.

VIDEO

 

Datos recopilados de buenas fuentes,  poema de José Maria Ruiz Fuentes    

Volver  | ver entrevista

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar