EL CARRETE

 

JOSÉ LOSADA SANTIAGO, bailaor gitano, muy conocido en el mundo artístico con el nombre de EL CARRETE, nació en Antequera (Málaga), el 27 de febrero de 1941. Su nombre artístico procede del apodo de su madre, a la que llamaban La Carreta. Empieza a bailar desde su infancia, en torno a los 6 años, y echa sus primeros pasos profesionales yendo en compañía de los famosos y famosas de la época de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, en pleno ‘boom’ turístico de la Costa del Sol. Recorre todo el mundo con artistas como Los Vargas, La Repompa, Farruco, Antonio, Matilde Coral... Y se afincó hace bastante años en Torremolinos, donde imparte clases de flamenco y trabaja en el tablao Los Tarantos en la zona de Playamar. Como dice en una entrevista en un periódico local, cuando se echa a bailar, “revienta a los guitarristas”. Y le han tocado incluso Sabicas y Paco de Lucía. Camarón se desplazaba de La Línea para ver bailar a su amigo “el monstruo”, como le llamaba. La figura de El Carrete se recupera en el Festival Málaga en Flamenco 2007, con el espectáculo ‘Yo no sé la edá que tengo’.





Bailaor de mucha pureza
con gran estilo y destreza,
derramando todo su arte
desde los pies a la cabeza,
verle bailar trasmite emoción
porque nace toda su grandeza
de muy dentro de su corazón.





 

 

Finalmente para cerrar el espectáculo se vino desde Torremolinos donde reside, pese haber nacido en Antequera, José Losada "El Carrete". Con un elenco de artistas formado por los guitarristas Joaquín Losada "El Carretillo" y Luis Santiago, al cante Delia Membrive y en la caja flamenca "El Yaya". Inició la actuación la bailaora Carmen Ríos Santiago haciéndolo por Soleá. Luego irrumpió en el escenario "El Carrete" con su característico sombrero cordobés, sus deslumbrantes botas, cuerpo espigado y dedos nudosos que se desesperan para tras el breve taconeo y vuelta furiosa, bailar por Cantiña, Bulerías y terminar por Tangos. Con sus 67 años, impresiona la fuerza y actitud que derrocha en el baile. El bailaor ha sido apreciado por grandes del flamenco como Camarón que se desplazaba a La Línea para ver bailar a su amigo "el monstruo", como le llamaba. No es menos cierto lo que decía en una entrevista que cuando se echa a bailar "revienta a los cantaores". José Losada "El Carrete" como figura del baile flamenco se recupera en la II Bienal Málaga en Flamenco con su espectáculo "Yo no sé la edá que tengo".
 


vista parcial de Antequera (Málaga),

 


Málaga, plaza de la Merced


EL BAILAOR CARRETE REGRESA A GRANADA CON EL ESPECTÁCULO  ‘YO NO SÉ LA EDÁ QUE TENGO’.
Sus primeros pasos fueron en Granada: “Yo bailé por primera vez cerca del Hospital de San Lázaro”. Eran los difíciles primeros años de la posguerra y más todavía para una familia de gitanos trashumantes. “Mi madre tiraba el trigo en la carretera y me decía ‘anda Carretillo baila’. Y yo bailaba sobre el trigo. Yo era la era en la Carretera. Que todavía tengo clavaos en los pies las espigas y el ritmo metío en la cabeza”. Estos y otros muchos recuerdos, de alegrías y penas, nutren el espectáculo ‘Yo no sé la edá que tengo’ en el que se cuenta, por boca del alter ego de Carrete, José Luis Ortiz Nuevo (actor y guionista), siete escenas de la azarosa vida de este carismático artista malagueño, bailaor. El montage también cuenta con la dirección de la directora teatral, Pepa Gamboa (premiada con espectáculos recientes de flamenco como La Puerta Abierta) que le imprime sin duda un aire moderno y transgresor al mismo y en el que la advocación infantil de Fred Astaire del protagonista, aparece en un momento determinado en un juego de claqué por bulerías junto al efecto de una proyección audiovisual.La obra cuenta con la dirección musical y la guitarra del malagueño Juan Requena (acompañante entre otros de Duquende etc), que comparte procedencia con el protagonista y con el pianista, Diego Gómez, las otras guitarras flamencas de Paco Iglesias y Joaquín Losada ‘Carretillo’, los bailaores/ines Cristóbal García y Carmen Ríos, y las extraordinarias voces de los cantaores, Juan José Amador y José Valencia además de la paleña Laura Román. El prolífico autor, José Luis Ortiz Nuevo –también director de la bienal Málaga en Flamenco- interpreta uno de sus papeles más brillantes de su abigarrada trayectoria teatral. Y sobre todos, José Losada Santiago ‘Carrete’, alma y cuerpo de este espectáculo en el que baila por tangos, bulerías, taranto, la trilla...y retrata a uno de esos flamencos hechos asimismo, curtido en los caminos, en la calle, en los reformatorios, en los primeros tablaos de los 50, en el Torremolinos dorado de finales de los 60 y los 70, el de las fiestas de la jet set, uña y carne de aventuras de Chiquito de la Calzá, contándonos mil historias surrealistas, fellinianas, divertidísimas y a la vez atravesada su biografía, esta obra, por unos golpes terribles y dramáticos de necesidades, pérdidas y sueños imcumplidos.

Sin entradas desde hace dos semanas
Con la producción de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, e incluído en el ciclo Flamenco Viene del Sur, el montage desembarca en el Teatro Alhambra de la capital nazarí este lunes 31 de marzo de 2008 –donde desde hace dos semanas no quedan entradas- después de haber sido un rotundo éxito en su preestreno y estreno dentro de la bienal Málaga en Flamenco’07.
27 Marzo 2008,

Flamenka celebra su quinto aniversario en la Sala Vivero
El 21 de noviembre se subirán al escenario Eulalia Romero y el grupo Pellizco, entre otros artistas
En noviembre de 2003 el primer espacio cultural especializado en flamenco en Málaga, Flamenca -actualmente se escribe con K, Flamenka-, abrió sus puertas por primera vez.
Ahora celebra su quinto aniversario con un espectáculo musical que acogerá la Sala Vivero -calle Parauta- el próximo 21 de noviembre a partir de las 22:00. Abrirá la noche flamenca Eulalia Romero La Gallina acompañada por la guitarra de Juan de Lola, quien ha publicado su primer trabajo titulado Anhelo. Después de la actuación de la hermana del cantaor Rafael Romero el Gallina se presentará al grupo Pellizco -compuesto por antiguos miembros del conjunto flamenco Mártires del Compás-. Durante su actuación presentarán su primer trabajo Cuando me tiras de la lengua. El siguiente en subir a escena será el cuadro flamenco de José Losada Carrete compuesto por Raúl Franco, al cante, Soraya al cante y baile, la guitarra de Luis Marquesado y las palmas y percusión del Yaya. Amenizará la fiesta Jesús Sancho dj Gayoronco un aficionado y gran entendido de la música flamenca tras más de 15 años de experiencia. Las entradas ya están disponibles en la sede de Flamenka, ubicada en el Pasillo Santa Isabel, 5. El precio oscila entre los 10 euros por adelantado y los 13 euros en la taquilla de la Sala Vivero. Flamenka es un lugar en el que la música, los libros, los instrumentos y todo lo que allí se organiza está relacionado con el flamenco y la danza a nivel de enseñanza. Tras cinco años de trabajo y mucho flamenco, han pasado por Flamenka más de 300 artistas y 20 exposiciones. En el local también se puede adquirir diferentes prendas flamencas y complementos para el baile y la danza como faldas, mallas, tutús, calentadores, castañuelas, cordones de castañuelas y zapatos

E. R. R. / Málaga | Actualizado 19.11.2008. en la foto, José Losada, Carrete.

CARRETE EN SEVILLA
El bailaor malagueño, José Losada ‘Carrete’, cierra la programación de los Jueves de Cajasol en Sevilla de 2008 con un espectáculo en el que combinará algún elemento de su reciente montaje teatral ‘Yo no sé la edá que tengo’, producido por la Agencia Andaluza del Flamenco, con su versión más clásica. Por ello contará con el gran actor y poeta José Luis Ortiz Nuevo que introducirá al personaje en escena y contará algunas de sus vicisitudes biográficas en la capital hispalense, además de sumar el cante de Juan José Amador, entre otros. El genial artista propone un repaso flamenco por tarantos, tangos, soleá, alegrías y bulerías con el apoyo de algunos de sus acompañantes habituales en Málaga, ‘Meli’ al baile, Raúl y Soraya al cante, Luis Santiago y Joaquín Losada a las guitarras y el Yaya a la percusión. Carrete llega a su anhelada Sevilla en un momento dulce, a sus indescifrables “entaytantos años” después de una vida profesional y personal abundante de penas y gozos extremos habiendo sido uno de los grandes triunfadores de la pasada edición de la bienal malagueña y acrecentando cada día más la conciliada legión de fans que lo siguen allá por donde despliega su carismático baile. En Carrete coinciden desde los más heterodoxos a los más ortodoxos, desde los aficionados más veteranos a los más jóvenes y transgresores, teniendo admiradores entre los más académicos nuevos bailaores y las viejas glorias, recaudando el aplauso y la sonrisa unánime en tabernas, tablaos y teatros. Matando a pellizcos de gracia al personal. ‘Monstruo’ de los tablaos de la Costa del Sol sobre todo, fue el baile su primer sustento en las depauperadas calles y caminos de la posguerra cuando el hambre perseguía sin descanso a su familia de gitanos andarríos y tuvo que empeñar todo su ingenio para eludir reformatorios. Y muy joven fue que apareció en la Feria de Sevilla... Asentado en Málaga finalmente, el Niño de Almería lo recogería en el seno de su compañía Los Vargas, (Pepito Vargas, La Cañeta, La Repompa..) para lanzarlo profesionalmente como bailaor. Pisará los primeros tablaos de Málaga y vivirá intensamente la gloriosa y fastuosa época dorada del turismo en la Costa del Sol, de los sesenta y setenta, en Torremolinos, donde además de ídolo de baile con sex appeal entre la legión güiri, es reclamado para fiestas de postín, de la jet set, codeándose y viviendo anécdotas mil con los grandes artistas del cine y la música que las frecuentaban. Uña y carne durante muchos años de Chiquito de la Calzá en El Jaleo... Hoy día es una leyenda viva de aquellos años, de aquel pedazo de biografía del flamenco, una institución en Torremolinos, donde vive, es en su enjuta fisonomía toda la abigarrada historia de un hombre triunfante hecho asimismo, señorialmente, un personaje amado dentro del gremio, un maestro extracadémico para los más jóvenes, un bailaor veterano que en cada actuación estrena pasos y requiebros nuevos, que sigue soñando con que le baila al viento...y le salen muchas galas.
FICHA ARTÍSTICA BAILAOR: JOSÉ LOSADA ‘CARRETE’ ACTOR: JOSÉ LUIS ORTIZ NUEVO
Bailaora: Carmen Ríos ‘Meli’ Cantaora: Soraya Cantaores: Juan José Amador y Raúl. Guitarras: Luis Santiago y Joaquín Losada ‘Carretillo’ Percusión; El Yaya.
PROGRAMA 1‘Carrete en Sevilla’-Ortiz Nuevo. 2. Taranto. 3. Tangos. 4 Soleá. 5 Alegrías. 6 Bulerías- Ortiz Nuevo…Fin de fiesta navideño. Duración aproximada; 75 minutos.

Carrete de Málaga baila esta noche en los 'Jueves Flamencos'
El artista es una leyenda viva de la época dorada de los tablaos de la Costa del Sol
El bailaor José Losada, más conocido como Carrete de Málaga, cierra hoy la programación del ciclo Jueves Flamencos de Cajasol (en su tramo de 2008) con un espectáculo en el que combinará algún elemento de su reciente montaje teatral Yo no sé la edá que tengo, producido por la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, con su versión más clásica. Para ello contará con el actor y poeta José Luis Ortiz Nuevo, que introducirá al personaje en escena, además de sumar el cante de Juan José Amador, entre otros. Carrete, que bailará tarantos, tangos, soleá, alegrías y bulerías, llega a Sevilla "en un momento dulce", dicen en Cajasol, y después de una vida profesional y personal abundante en penas y gozos, ambos extremos. El bailaor, leyenda viva de la época dorada de los tablaos de la Costa del Sol en los años 60 y 70, tiene además la rara cualidad de atraer por igual a heterodoxos y ortodoxos, a jóvenes y veteranos. La actuación es a las 21:00 en el Centro Cultura Cajasol (Laraña, 4) y las entradas cuestan entre 12 y 18 euros.
S. C. / Sevilla | Actualizado 18.12.2008. En la foto, Carrete de Málaga.

FLAMENCO
Carrete en estado puro

Jueves Flamencos. Fundación Cajasol. Baile_ José Losada «Carrete». Actor_ José Luis Ortiz Nuevo. Cante_ Juan José Amador, Soraya, Raúl. Guitarras_Luis Santiago, Joaquín Losada «Carretillo». Percusión_ El Yaya. Día_ 18 de diciembre.
Quien suscribe estas líneas tiene que hacer hoy especiales esfuerzos por no recurrir el verbo fácil de adjetivo floreado, a lo que el oficio da en el tiempo, es decir, enjaretar frases sin contenido pero que saben a gloria. Este bailaor malagueño que nació en una era entre Loja y Granada, merece un esfuerzo mayor. Carrete es un autodidacta que ha bebido sabiendo o sin saberlo, en fuentes de las mas altas cunas del flamenco. Su baile es intuitivo; su colocación es natural; su nítido zapateado tiene una técnica tan depurada que ni siquiera estudiándola se podría definir. Es, simplemente propia. Juan José Amador bordó el taranto que Carrete bailó con una personalidad tan arrolladora como original. Es él mismo. Sin imitaciones. Tiene esa prestancia en escena que recuerda las épocas en las que el flamenco tenía dioses. Baila por alegría con los brazos, con los pies con los dificilísimos desplantes sin repetir ninguno o sentado en una silla demostrando que la punta y el tacón suenan igual de bien. Nos hizo disfrutar de un flamenco que añorábamos, y que como decía el poeta Ortiz Nuevo que estuvo «sembrao» en su intervención, reverenciamos como al espejo en el que muchos de vez en cuando deben mirar. Pero se había corrido la voz porque el patio de butacas de Cajasol estuvo a rebosar de bailaores.
MARTA CARRASCO. Sábado, 20-12-08.  En la foto, José Losada «Carrete»

El baile que enamoró a Rufus Wainwright
José Losada 'Carrete' baila este viernes en el auditorio de la Diputación la palabra recitada de José Luis Ortiz Nuevo
Se puede ser mediocre, técnicamente correcto y hasta sobresaliente en las formas. Pero no se puede ser Carrete. Inclasificable, único e inmenso, José Losada ha vivido por el flamenco y el flamenco es su savia. Hace dos años José Luis Ortiz Nuevo le preparó un espectáculo a su medida, Yo no sé la edad que tengo, autobiográfico, sincero y con el que el veterano bailaor puso en pie al público del Cánovas en el arranque de la Bienal. Ha pasado el tiempo pero este gitano nacido en una era de la Venta de Zafarraya de un año cualquiera continúa dando guerra. Mañana volverá a demostrar que lo suyo es arte sin aditivos en Carrete íntimo, un nuevo montaje que lleva al auditorio de la Diputación por tarantos, bulerías, alegrías y tientos. "Me salgo de mis casillas", sentencia Carrete. Lacónico y con esa manera de verbalizar el mundo que le tocó vivir. Junto a él, el flamencólogo Ortiz Nuevo vuelve para recitar su azarosa vida. Porque Carrete quiso ser Fred Astaire desde que de pequeño se escondía "con un batata" entre las butacas del cine, convencido de que el actor "bailaba por bulerías", afirma. Eran otros tiempos y artistas como él pasaban hambre de verdad y dormían al relente por un arte que ha acabado dándole de comer 60 años. Aún se siente "con fuerzas" y su séquito de admiradores crece en cada actuación. Sin ir más lejos, Rufus Wainwright el año pasado en su visita a Málaga le vio bailar y se enamoró de su surrealismo. Tanto es así que se ha puesto en contacto con él para invitarle a amenizar la apertura de una galería de arte en Nueva York. Único.
Rocío Armas / Málaga | Actualizado 11.06.2009. En la foto, Carrete, en activo, ayer en plena calle Larios.

«No sé la edad que tengo, es la verdad, no sólo es el nombre del espectáculo»
José Losada, «Carrete», nació en una era en la Venta de Zafarraya porque su madre, «La Carreta», andaba por ahí, pero no lo tiene claro. Tampoco sabe la edad que tiene por eso el espectáculo que presenta esta noche en el teatro Lope de Vega se titula así: «Yo no sé la edad que tengo», «y es verdad, no es un título. Me dijeron que nací en 1940, en febrero, pero no he tenido nunca papeles hasta que me casé que saqué la partida de bautismo y ahí ponía que me habían bautizado en el 41. Yo sí se que voy para los setenta..., creo», afirma el bailaor. Es un bailarín de la posguerra, de los que se quitaban el hambre a base de palmas. «Vine a Sevilla cuando era un chaval. Vivíamos en unas casitas de madera al lado del cementerio, pegado al muro donde estaba enterrado el Gallo. ¡Pasábamos un hambre!». Dicen que «despistaba» carteras en la Feria de Abril donde le llevaban a bailar, «es que no teníamos nada y había que comer. Pero yo sólo quitaba carteras «pequeñas», sólo calderilla. Aquello no era robar, ¡es que había que comer! Era el año 1945 y mi familia pasaba el tiempo entre Sevilla y La Línea». Las fiestas de la Costa Recuerda que cuando tenía una peseta se iba al cine, «porque quería ver a Fred Astaire, que era mi ídolo, además, en la pantalla salía comida y así yo me alimentaba», dice entre aparatosas risas. Carrete se fue a Torremolinos en el año 1956 y allí se quedó. Ha sido testigo del crecimiento de la Costa del Sol mientras actuaba en todo tipo de fiestas y pasaba la mitad de su vida en el tablao «El Jaleo». «Aquello sí que eran fiestas. En los sesenta y setenta había unos saraos increíbles en la costa. Yo he bailado para gente como Anthony Quinn, Brigitte Bardot o Sean Connery, pero no sabía quienes eran, sólo que estaban muy elegantes y las mujeres, increíbles. Hasta mucho después no he sabido lo importante que era la gente ante la que bailaba». Actuó en una fiesta en la que estaba el Rey Don Juan Carlos, «me dijo, «majo, lo has hecho muy bien» y yo tan contento. Lo bueno era que luego te daban un aperitivo». Con Camarón y Paco. Pero los buenos ratos los pasaba en las fiestas de casa. «Venían Paco (De Lucía) y Camarón a buscarme. Paco cogía la guitarra y me decía, «Carrete, leéme la Biblia». Yo tengo Biblia, soy creyente, y aunque no sabía leer le leía a Paco lo que se me ocurría, Paco tocaba y Camarón en una esquina cantaba Canastera. ¡Hace treinta y cinco años de eso!». La fama le ha venido a los 70 años, «que no pare ahora, lo que quiero es que no pare. De Sevilla a Madrid y luego que me lleven a Nueva York, que más vale tarde que nunca». Dicen de él que es un «revienta guitarristas», por su energía, «no sé de dónde me sale, pero es algo divino, la verdad. En Sevilla voy a cumplir un sueño: bailar en el Lope de Vega y lo voy a dar todo, porque soy así, o todo o nada», afirma con seguridad.
MARTA CARRASCO. SEVILLA Miércoles  25-11-09. En la foto, PEPE ORTEGA Carrete, José Losada, estrena hoy en Sevilla en el teatro Lope de Vega cumpliendo así uno de sus sueños

VIDEO

 

Datos de varias fuentes,  poema de José Maria Ruiz Fuentes   

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar