LA MONETA


FUENSANTA FRESNEDA GALERA, bailaora gitana, más conocida en el mundo artístico del baile flamenco por  LA MONETA, nace en Granada en el año de 1984, y siendo muy niña todavía a la temprana edad de ocho años, comienza su formación como bailaora en la escuela de baile flamenco de Mariquilla. Más adelante toma clases y cursillos con los profesores Antonio Vallejo, Juan Andrés Maya y Manolete. En su Granada natal ha actuado en diversas salas de flamenco como la Peña Platería, y en festivales como Festival de Baile y Cante Joven o Festival Los Veranos Jóvenes de Baile Flamenco

 





 

Siendo muy niña todavía
el arte le brotaba de la sangre,
nació con ese don del baile
para orgullo de su granada,
para repartir por la comarca
del  mundo y de toda España

 

 

 

 

 

 

 

La Moneta es el caso de una artista de vocación temprana. Su afán por el baile flamenco se le despierta en la niñez. Es tal su entrega al baile y sus condiciones innatas, que siendo aún una niña, se la disputan las más afamadas zambras del sacromonte y tablaos granadinos. En esta etapa es requerida para actuar en galas organizadas por cadenas de radio y televisión. Obteniendo algunos importantes galardones. Desde que entra en el circuito profesional a los trece años y hasta hace poco, bailaba todas las noches en la conocida cueva del Sacromonte «La Rocío», cueva flamenca donde también comenzaron sus carreras figuras del baile como Manolete y Juan Andrés Maya. Tras su paso por concursos infantiles, entró en el circuito profesional a los trece años y a los dieciséis ya se presentaba con su propio grupo en la Sala Suristán de Madrid. La Moneta muestra su baile en escenarios como el Teatro Isabel La Católica de Granada, Teatro Calderón de Motril, Teatro Alameda de Málaga, y fuera de nuestras fronteras, participa en el Festival Internacional del Rhin en Francfort, Alemania.
 


Granada, vista de la alhambra

 


Recuerdo de Granada


Es tal la carga de dramatismo con el que “La Moneta” impregna sus bailes, que cuando bailó por primera vez en Madrid, en la sala Suristán, cuantos aficionados y críticos la vieron, llegaron a la conclusión de que estaban contemplando a alguien que tenía todas las cualidades, para en un futuro no muy lejano, ser figura del baile flamenco. Con motivo de esta actuación la revista de flamenco Alma 100, la entrevistó y la sacó en portada, denominándola como la bailaora más destacada nacida en los ochenta.  En marzo de 2000 debuta en la Sala Suristán de Madrid con su propio grupo, y obtiene un gran éxito, que la lleva a ser considerada como una de las bailaoras jóvenes más destacadas del momento. Tras esto realiza, en la red de teatros de esta comunidad, una gira con el espectáculo «Pureza flamenca con Fuensanta la Moneta. El Festival de Las Minas de La Unión (Murcia) de 2003 le acaba de otorgar el Primer Premio del concurso de baile, dotado con el trofeo «El Desplante». A pesar de su juventud Fuensanta “La Moneta” ha bailado en las más prestigiosas peñas flamencas, en numerosos festivales flamencos y en teatros de varios países de Europa. Fuensanta “La Moneta” atesora entre sus virtudes artísticas, un profundo dramatismo expresivo, un enorme dominio del “compás”, un amplio conocimiento del cante y un talento innato que le permite hacer su baile incluso lo más difícil, con la facilidad de la que respira un arte ancestral, su baile parece tan viejo como el flamenco que circula por sus venas. En la actualidad compagina su carrera en solitario, con la compañía de Javier Latorre, participando en obras como “Triana”, “En el nombre de la Rosa” y “Rinconete y Cortadillo


La Moneta, baile, Ian Davies Guitarra, Salvador Suero cante

 


mapa de la comarca de Granada


La Moneta se hace grande y definitiva en el escenario

Definitivamente se ha hecho adulta. La menuda bailaora que ganó en el Festival de las Minas de la Unión ha crecido en los escenarios hasta convertirse en toda una mujer. Y en una bailaora con el mundo a sus pies. Este miércoles estrena en el Festival de Otoño el espectáculo más ambicioso de los últimos años en la ciudad, De entre la luna y los hombres. Un presupuesto cercano a los 90.000 euros, dirección escénica a cargo de Hansel Cereza, uno de los fundadores de La Fura dels Baus y que coreografía los espectáculos del Circo del Sol, el cante de Eva Durán, acompañante, entre otros, de Manolo Sanlúcar y que ha cantado incluso en una opereta de Mauricio Sotelo, textos poéticos de Ángeles Mora y Teresa Gómez... Y en medio de esta gran producción, una bailaora menuda pero rotunda en el escenario. A sus 23 años ha conseguido las dos grandes metas de cualquier bailaora de Granada: actuar en el Generalife dentro del Festival de Música y Danza y tener un espectáculo a su medida. Como el clásico 'plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo' pero en versión flamenca. De entre la luna y los hombres parte de un guión previo del productor Raúl Comba que "entra en el interior de la mujer y en su variedad de sensaciones, de colores, de angustias", explica la bailaora del Zaidín. La obra habla también de la relación de las mujeres con los hombres, "con una transversal erótica" muy importante. "Establecemos la diferencia entre la mujer autosuficiente que ha luchado por conseguir sus sueños y la que no ha podido por miedos o por otras circunstancias", explica La Moneta, que pone el acento en el carácter poético de la obra, "sin brusquedades".  Y lejos del dramatismo desmedido y las expresiones faciales 'de cine mudo' de la mayoría de bailaores cuando se enfrentan a una dramaturgia, La Moneta ha intentado buscar la contención. "Los flamencos solemos ser muy exagerados, pero Hansel Cereza tenía muy claro cómo debía abordar estas escenas", dice la bailaora. "Hay pinceladas de interpretación, pero tengo muy claro que soy bailaora y que lo que quiero expresar y sentir tengo que hacerlo a través del baile". Respecto al respaldo de una institución de la escena como Hansel Cereza, el productor de la obra, Raúl Comba, destaca que contar con él era en principio "inviable económicamente" por los presupuestos que se manejan en el flamenco. "No le importaba el dinero porque venía de trabajar en las Vegas con el Circo del Sol, estudió el guión y acudió a ver una actuación de La Moneta". ¿El resultado? Amor a primera vista, implicación personal y la aportación de los responsables de la iluminación, de la escenografía, del sonido... El resto, además del cante ininterrumpido de Eva Durán y las versos de Ángeles Mora y Teresa Gómez "de alto contenido erótico", son cerca de una hora y media con La Moneta en las tablas. Y en vez de las 'fatiguitas' de los flamencos antiguos, De entre la luna y los hombres habla de "las angustias de tipo vital que plantea la vida moderna, que también son fatigas", resume Comba.
Domingo, 2 de Diciembre de 2007. G. Cappa / GRANADA EE

FLAMENCO VIENE DEL SUR’ TEATRO DE JAÉN

 

 

 

 

La Moneta  7 mayo • 20.30 h

Con la colaboración especial de Eva Durán

«De entre la luna y los hombres» es todo

un tour de force para la joven Fuensanta

Fresneda Galera «La Moneta» (Granada, 1984),

que permanece en escena desde

el inicio del espectáculo hasta la caída del

telón. Durante hora y media se encierra

y se enfrenta, ella sola, a la malagueña con

remate de rondeña, a la guajira, a la farruca, a

la soleá y a la seguiriya –las expresiones

de los sentimientos de una mujer en su día

a día, sus sueños, sus inquietudes, sus

ilusiones, sus penas y sus alegrías–. Y consigue

lidiar estos cinco miuras. Lo hace a base de

fuerza e imaginación. Y es que cada día que

pasa La Moneta se enriquece como bailaora.

Su baile tiene sus cimientos en la escuela

granadina –temperamento, garra y fuerza–,

pero no acaba ahí, porque Fuensanta está

atenta a los nuevos derroteros de la coreografía

flamenca. En esta obra, le acompaña Eva

Durán, que le pone voz, con versos de las

poetisas granadinas Ángeles Mora y Teresa

Gómez, a los sentimientos y las vivencias que

ella transmite con su baile. Miguel Iglesias es

el autor de la partitura del espectáculo.

No es la primera vez que la bailaora

granadina sustenta el peso de un espectáculo.

Ya lo hizo en la pasada Bienal de Sevilla.

En su intensa trayectoria artística Fuensanta

Fresneda ha bailado en la cueva sacromontana

de «La Rocío», en la sala Suristán de Madrid,

así como en numerosos festivales, entre los

que destaca su actuación en Suma Flamenca

2007, el festival de la Comunidad de Madrid.

Ha participado en montajes como «Triana,

en el nombre de la rosa» (2004) de Javier

Latorre y en 2003 obtuvo el Desplante

Minero en el Festival del Cante de las Minas.

 


La Moneta lleva a Rotterdam los aires de Granada

La bailaora granadina participa en la Bienal de Flamenco holandesa
La bailaora granadina Fuensanta La Moneta llevó ayer con su espectáculo el aire de Granada a Rotterdam, una de las tres ciudades, junto a Amsterdam y Utrecht, que acogen la II Bienal de Flamenco de Holanda. Con su actuación en el teatro de Rotterdam De Doelen, La Moneta impregnó de su peculiar temperamento el festival, que se celebrará, tras su apertura el pasado 26 de octubre, hasta mañana, 2 de noviembre. En Lo que el aire trae, su última producción, la artista despliega todo su poderío andaluz y el dramatismo expresivo que la caracteriza en el escenario. Según la organización del certamen, la participación de La Moneta en esta bienal significa contar con la presencia de una de las "estrellas emergentes" del mundo del flamenco, una jovencísima artista de 24 años que emana baile "de la cabeza a los pies". Fuensanta La Moneta, que de niña admiraba a la cantaora y bailaora Remedios Amaya, inició su carrera artística a la temprana edad de 12 años, bailando cada noche en la mítica cueva de La Rocío, en el Sacromonte granadino. Desde entonces, su carrera ha ido en permanente ascenso y se ha revelado como una de las grandes estrellas del baile flamenco que hay en la actualidad en el país. Cada vez es más frecuente su participación en grandes festivales. La II Bienal de Flamenco de Holanda muestra a través de películas, documentales, actuaciones y conferencias, ese arte típicamente español desde todas sus perspectivas posibles.
Efe / La Haya | Actualizado 01.11.2008

La Moneta defiende las raíces del baile en los Jueves Flamencos
Lo que trae el aire. Sala Joaquín Turina, Calle Laraña, 4. A las 21:00. La bailaora granadina interpretará hoy un recital clásico en 'Lo que trae el aire'

Ni familia, ni raza, ni afición, ni ambiente. Fuensanta La Moneta (Granada, 1984) se hizo bailaora flamenca porque así lo sintió después de ver una película de Carmen Amaya en televisión. Tras contemplar la fuerza de La Capitana sobre el tablao comprendió que ese impulso artístico que sentía desde chica por dentro era flamenco. Así lo explicó ayer durante la presentación del recital Suite flamenca. Lo que trae el aire que interpretará en la sala Joaquín Turina de el Centro Cultural Cajasol dentro de la programación de los Jueves Flamencos, que coordina Manuel Herrera. Para la ocasión, La Moneta se acompañará del cante de Miguel Lavi, Enrique El Extremeño y David El Galli y la guitarra de David Carmona y Rafael Rodríguez. En este regreso a Sevilla, La Moneta, Fuensanta Fresneda Galera en el carné, representará un recital clásico que arrancará con una soléa instrumental que dará pie a farrucas, soleás por bulerías y seguiriyas para concluir con un fin de fiesta donde la de Granada hará gala de su temperamento y técnica. En realidad, este espectáculo está concebido como una actuación clásica en la que la bailaora y sus músicos presentarán un reparto de palos clásicos que invocarán el duende que esta joven gitana aprendió de sus referentes. Tres mujeres, reflejo de tres épocas de su vida, y dos maestros forman esos pilares sobre los que descansa el arte del baile de La Moneta. Sus modelos son Carmen Amaya, Manuela Carrasco y Eva Yerbabuena, a las que la artista considera las máximas exponentes de sus respectivas generaciones. A ellas suma la maestría que han ejercido en su baile Matilde Coral, de la que aprendió su braceo, y Javier Latorre, que le transmitió su sentido coreográfico. Su baile, clásico pero siempre original, responden a una vocación temprana. Con ocho años, convenció a su madre para que le apuntara a una cademia, la de Rosa Mari, y a los diez pasó a la de Mariquilla. Con doce, esta joven de gran belleza empezó a bailar en las cuevas del Sacromonte. Y a los quince, dejó su Granada natal para darse a conocer por diferentes salas de Madrid. La herencia de sus referentes, sumado a un enorme respeto a la tradición, la han convertido hoy en uno de los valores jóvenes del baile flamenco con más futuro.
P. G. / Sevilla | Actualizado 29.01.2009. En la foto, Primer plano de la bailaora granadina Fuensanta La Moneta, ayer en el Centro cultural Cajasol.

Flamenco de mujer
LA bailaora granadina Fuensanta 'La Moneta' está imparable con De entre la luna y los hombres, una coreografía flamenca inspirada en la mujer y sus diferentes sentimientos que anoche estrenó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid y que se podrá ver allí hasta el próximo domingo. Dirigida escénicamente por Hansel Cereza, cofundador de La Fura dels Baus, esta producción, llega ahora a la capital renovada, protagonizada por esta joven artista que desde la raíz y la pureza del flamenco ha "arriesgado" en este espectáculo. "El desarrollo de mi carrera y mi propio cuerpo me invitaban a dar un paso más. Necesitaba evolucionar con una puesta en escena, un argumento y un personaje que me permitiesen experimentar aún más coreográficamente", explicó La Moneta, quien señaló que la "esencia" de este espectáculo es "la mujer". "A lo largo de varias escenas se van plasmando sus estados de ánimo y, con ellos, los diferentes sentimientos en relación con el amor y los hombres", añadió la artista.
Redacción / Granada | Actualizado 12.03.2009

VIDEO

 

 
Datos de  de varias fuentes, poema de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver | ver entrevista 183  |  ver entrevista 372

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar