FARRUCO

 

ANTONIO MONTOYA FLORES, bailaor gitano, conocido mundialmente en el mundo artístico con el nombre de FARRUCO, uno de los gitanos con más arte y poderío que se ha conocido en el baile andaluz, nació en Pozuelo de Alarcón (Madrid) en el año de 1935, y murió en Sevilla en 1997.  Patriarca de una larga saga familiar, es un caso aparte. Por su rebeldía, por su independencia, por la rabiosa reivindicación que hace del gitanismo de su arte. "Soy un gitano verdadero, de los más puros. He perpetuado mi raza y guardado con tesón nuestras costumbres.

 

Gitano de pura raza
con un arte si igual,
Farruco es muy grande
cuando se pone a bailar,
tiembla cualquier suelo
con tanto arte y compás,
siempre lo recordaremos
porque era un gran genio
que no nacerá nadie igual,
Madrid orgullo entero
de tener a estos maestros
que honra su suelo,
le pone su monumento
en la cúspide del cielo.

 

Cuenta Farruco que tiene el orgullo de haber casado a sus cinco hijas con gitanos, en cinco bodas de gloria. Se ha escrito de él que es la fuerza de la sangre. Sobrino nieto del genial guitarrista Ramón Montoya, perteneció a una familia de gitanos canasteros que andaba por los caminos con su carro y buscaba cobijo bajo los puentes para dormir. El nombre artístico le viene de su madre, que bailaba bien y a quien llamaban La Farruca. Se casó a los catorce años, a los quince fue padre, a los dieciséis enviudó, a los treinta y tres era abuelo. Su único hijo varón, a quien llamaba Farruquito, murió en accidente de carretera cuando tenía dieciocho años y era ya un bailaor perfecta reencarnación del padre. Para el patriarca fue un golpe del que le costó años salir: abandonó el baile, nada le interesaba de la vida.

 


Escuela de transmisiones del ejercito del aire,
cuatro vientos (Madrid) 20 de Octubre de 1956,
hace su servicio militar José Maria Ruiz Fuentes

 


puerta Mecanización de Oficina (Madrid)
cerca de cuatro caminos, 2 de Septiembre
de 1966, a la izq., José Maria Ruiz Fuentes,
con Gerardo López (bailaor)


Ahora Farruco tiene todas sus esperanzas puestas en un nieto a quien llaman también Farruquito. En espectáculos familiares, en cine (la película Flamenco de Carlos Saura), en el docudrama de televisión Bodas de gloria, se ha corporeizado de diversas maneras la ceremonia en que el abuelo traspasa al nieto sus poderes en el baile. Farruquito es realmente una promesa deslumbrante, pero quien haya visto al patriarca nunca podrá olvidar la portentosa, y vigorosa, personalidad de este auténtico monstruo del baile flamenco


Farruco con Fernanda de Utrera


Madrid (Puerta de Alcalá) le rinde honores

 


El Farruco fue el primero de una dinastía mítica de bailaores. Ya en vida estuvo considerado entre sus contemporáneos como el patriarca del baile gitano, además de serlo de su propia familia, siempre preocupado por mantener las costumbres gitanas. Su fama y su escuela no se han extinguido tras su muerte (1997), sino que su danza sigue siendo espejo de la fuerza, el temperamento y el genio gitanos más genuinos. En sus inicios en la década de los cincuenta bailó con grandes artistas como Lola Flores, Pilar López o Manolo Caracol. Es especialmente recordado por su participación en Los Bolecos, el trío que formó con Rafael Negro y Matilde Coral desde finales de los sesenta hasta los primeros setenta y con los que revolucionó el baile flamenco. Con dos de sus hijas, Rosario La Farruquita y Pilar formaron el grupo Los Farrucos en 1977. Y también con la familia rodó el docudrama 'Bodas de Gloria', de Canal Plus. Su arte recorrió el mundo en varias ocasiones, una de ellas con el espectáculo itinerante 'Flamenco Puro', en 1986, mismo año en el que fundó su propia escuela de baile. También se dejó ver, dos años antes de su muerte, en 'Flamenco', la película de Carlos Saura. Farruquito, su nieto, parece ser la reencarnación de este gran bailaor

VIDEO

 

Datos de biografías del Farruco, poema e imágenes de José Maria Ruiz Fuentes

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003