TÍA JUANA LA DEL PIPA

 

JUANA DE LOS REYES VALENCIA, bailaora gitana, más conocida con el nombre artístico de TÍA JUANA LA DEL PIPA, nació en Jerez de la Frontera (Cádiz), en el año de 1905, y murió en su pueblo natal en 1987. Hija del cantaor Luis el de La Maora. Debe su nombre artístico a que su marido tenía un puesto donde vendía pipas de girasol. Su segundo esposo fue el bailaor El Bizco Guzi.

 




Jerez siempre la recordara,
por ser la gitana de más compás,
nacida bailaora para enseñar
a todos sus hijos y a los demás,
que dios la tenga en gloria
en el cielo puesta en un altar.

 

 

 

Madre de la cantaora Juana Fernández y del bailaor Antonio El Pipa. No bailó en público hasta los cuarenta años, en un homenaje a Tío Parrilla, en la plaza de toros jerezana, donde la conoció Antonio Malirena, que la llevó a Córdoba, para participar en el Concurso Nacional de Arte Flamenco, obteniendo un gran éxito. Seguidamente actuó en el tablao madrileño las Cuevas de Nerja, en 1964, durante dos meses, en un elenco formado por veteranos artistas de la provincia gaditana, entre los que figuraban Ansonini, Pablito de Cádiz, La Chicharrona y Espeleta, bajo la denominación de Los Viejos.

 

 


Después actuó en Torres Bermejas, en 1969, y en Los Cabales, en 1972. Participó desde los anos sesenta en festivales andaluces y ha recibido varios homenajes, entre ellos el celebrado en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, en 1982, y otro en Jerez de la Frontera, durante la Fiesta de la Buleria de 1985, compartido con Tía Anica La Piriñaca.


Taberna flamenca en Jerez de la Frontera
en la foto José Maria Ruiz Fuentes, 2006


Vista panorámica de Jerez de la Frontera

 


Personalísima y clásica intérprete del baile por bulerías, Manuel Ríos Ruiz ha glosado así sus características artísticas: «Cuando levanta los brazos parece que toda su humanidad se va subiendo a los cielos y que no existe una gracia flamenca como su culeo bailando por bulerías, ni manita más santa y jacarandosa cogiéndose y arremangándose el vestío, moviendo el percal como quien le echa canela al arroz con leche. Es un misterio de la volatilidad y de la jondura a un tiempo, un cuerpo donde se trifulcan y resplandecen las densidades y las salpicaduras del arte gitano».

VIDEO

 

Datos extraídos del Diccionario Flamenco Cinterco - 1985. poema e imágenes de José Maria Ruiz Fuentes

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar