MARIO MAYA
 

MARIO MAYA FAJARDO, bailaor gitano, conocido artísticamente por su nombre de pila de MARIO MAYA, nació en Córdoba en el año de 1937. Desde muy niño vivió en Granada, iniciándose en su arte en las cuevas del Sacromonte, bailando para los turistas. La pintora inglesa Josette Jones le hizo un retrato al óleo, con el que obtuvo en un concurso un premio, cuyo importe de 200.000 pesetas le envió desde Londres, para que estudiara su arte en Madrid. Después de asistir dos semanas a la academia de El Estampío, en 1955, frecuentó el madrileño Colmao Villa Rosa, hasta realizar unas actuaciones con Manolo Caracol y seguidamente ingresar en el cuadro del Tablao Zambra, junto a Rosa Durán, Pericón de Cádiz, Perico el de Lunar, Rafael Romero, Juan Varea, El Culata y otros destacados intérpretes. Ha fallecido este sábado 27 de Septiembre del 2008, en su domicilio de Sevilla tras una larga enfermedad, han confirmado a Efe fuentes de la Bienal de Flamenco.

 



Su arte lo lleva en la sangre,
desde que vio la luz del día,
porque así lo quiso dios
 engrandecer nuestra Andalucía,
divulgarlo por todo el mundo
este arte tan grande de Mario Maya,
orgullo para toda la afición
que hemos nacido en España.


 

A partir de 1956 y hasta 1958, perteneció el ballet de Pilar López, recorriendo diversos países extranjeros en distintas giras. En 1959, se incorpora al tablao madrileño El Corral de la Morería, para formar a continuación pareja con La Chunga, con quien debuta en la sala de fiestas El Biombo Chino de Madrid y lleva a cabo gira por Venezuela, Cuba, Puerto Rico, Estados Unidos, Argentina y Colombia. En 1961, actúa en los Festivales de Granada y en el Tablao Torres Bermejas de Madrid, haciendo pareja con María Baena, viajando seguidamente a América, recorriendo Argentina, Chile, Perú y Brasil. A su vuelta reaparece en Torres Bermejas, en unión de Carmen Mora. En 1965, se traslada a Nueva York, donde al año siguiente ofrece su primer concierto, tras el cual es contratado por la Columbia Artist Management, desarrollando una gran actividad de recitales. De nuevo en España, crea con Carmen Mora y El Güito el Trío Madrid, que se presenta en tablaos y festivales, obteniendo los premios siguientes: Premio de Danza y Coreografía Vicente Escudero de Valladolid, en 1976, y el Premio Nacional de Baile de la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces de Jerez de la Frontera, en 1977. Su espectáculo Ceremonial, texto de Juan de Loxa, realizado en 1974, es el primer intento de crear un nuevo teatro flamenco, y en 1976, estrena en Granada Camelamos naquerar, con texto de José Heredia Maya, montaje que constituye un gran éxito y con el que recorre España y numerosos países, figurando en su elenco El Piki, Gómez de Jerez, Concha Vargas, Paco Cortés y Pedro Escalona.

 


Foto del Diccionario Flamenco


Recuerdo de Cordoba

 


Al siguiente año, consigue en el VIII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba los premios Pastora Imperio de bulerías y Juana La Macarronade alegrías, y escenifica con coplas y poemas de Juan de Loxa, el espectáculo ¡Ay! Jondo, con el que participa en la Bienal de Arte Flamenco Ciudad de Sevilla, y en los festivales internacionales de Arlés, Berlín, Fraiburs y Venecia, así como en el Teatro Sadler's Wells de Londres, además de en otros extranjeros y españoles, con un elenco formado por Carmen Cortés, Manuel de Paula, Miguel López, Ángel Cortés y Ramón Amador. Otro de sus montajes con los que ha dado la vuelta al mundo es el titulado Amargo, sobre poemas de Federico García Lorca, estrenado en el festival de Chateauvallon, en 1980. Ese mismo año le es otorgado el Premio Giraldillo del Baile de la II Bienal de Arte Flamenco Ciudad de Sevilla. En 1986, se le concede la Medalla de Andalucía y actúa en la III Cumbre Flamenca de Madrid. Fundó en 1983, el Centro de Actividades Mario Maya, en Sevilla, para la enseñanza de baile flamenco, danza clásica y de jazz. Ha realizado varias grabaciones en disco, dos cortometrajes y un largometraje cinematográfico.


Foto Revista de flamenco Alma 100, numero 57 febrero 2005


Foto Revista de flamenco Alma 100, numero 57 febrero 2005

 


Su personalidad artística a merecido los comentarios de los más destacados críticos y flamencólogos, entre los que seleccionamos los siguientes: Enrique Llovet: «Mario Maya es un bailaor excepcional. Su sistema coreográfico -deliberadamente frío y nada sensual- está pulido como el cobre. Su enervante y, si puede decirse así, pausada forma de zapatear, recuerda el eterno compromiso andaluz entre los bailes profanos y los religiosos. Sobrio y casi trágico de gesto, Mario Maya zapatea purificadoramente. Su giro de muñecas, de dentro a fuera y con los dedos juntos, la quietud de sus caderas y la armonía de sus pies y sus manos, también parecían una defensa de la dignidad». José Luis Ortiz Nuevo: «Lo de Mario, el delirio. La caña y los tangos, y las propinas; que fueron muchas para demostrar una vez más que Mario Maya no es que baile como los propios ángeles, vamos que los tiene de alumnos en su academia. Porque Mario vuela e interpreta, transmite desde el tacón a las gotas de sudor que despide su pelo, dice el baile con sus tiempos de drama y de gloria, y lo dice desde la perfección y el alarde de un cuerpo privilegiado para la danza y curtido para la afición y el amor a su oficio, sublime». Lorenzo López Sancho: «Mario Maya es un bailairín hondo y jondo. Esta reduplicación, esta redundancia, pretende diferenciar la hondura sincera del jondismo típico del tablao. Lo que él baila no es baile de colmao, de juerga flamenca; es un modo de manifestación, una proclamación vital que viene ya de lejos y que tiene sus escalas previas». Ángel Álvarez Caballero: «Mario Maya es hoy, sin duda alguna, una de las personalidades más destacadas en el baile flamenco. Es un bailarín-bailaor excepcional, con clase, que conjuga perfectamente en su concepción del baile flamenco el rigor de la técnica con un profundo sentimiento de lo jondo».


Foto Revista de flamenco Alma 100, numero 57 febrero 2005


Granada,  patio de los arrayananes y torre de comarex

 


Mario Maya dirigirá el Centro de Estudios Flamencos de Carmona
El coreógrafo granadino traslada a Sevilla el frustrado proyecto de La Chumbera y pretende convertir el nuevo centro en un refererente mundial de la danza flamenca
Tres años después del cierre de la escuela de Mario Maya en La Chumbera, el bailaor y coreógrafo granadino se hace cargo ahora del nuevo Centro Flamenco de Estudios Escénicos de Carmona. De esta manera, el Premio Nacional y fundador de la Compañía Andaluza de Danza se hará cargo de la dirección artística del Centro Flamenco donde, junto a la formación de alto nivel en la danza y el cante, se impartirán otras disciplinas, como la auditiva musical y la dramaturgia, que contarán con maestros de primer orden. El proyecto, que iniciará sus actividades el próximo febrero y su curso académico el mes de octubre, contempla la creación de un importante centro de documentación, que será sede de numerosas actividades en torno a la cultura y el patrimonio del flamenco.  La antigua casa palacio de las Descalzas, en pleno casco antiguo de Carmona, acogerá esta iniciativa en su primera fase, en tanto se inicie la adecuación de un inmueble del siglo XV de propiedad municipal, en el que se ubicará la sede definitiva de un proyecto que nace con la vocación de convertir a la ciudad de los Alcores sevillanos en un referente internacional de la danza, la música y la cultura flamenca. Las actividades del Centro Flamenco de Estudios Escénicos serán presentadas el próximo mes de febrero en el Instituto Cervantes de Nueva York, en el curso de una conferencia que impartirá el maestro granadino, coincidiendo con la puesta en escena en el City Center de la ciudad del Hudson del espectáculo Mujeres, cuya dirección artística ostenta y que, tras su estreno el 28 de enero en el Teatro Alhambra de Granada, lo llevará, entre otras ciudades, entre las que se encuentran Madrid, Miami, Washington, Londres y París.  Además, el coreógrafo flamenco del Sacromonte se encuentra actualmente inmerso en la producción de otro espectáculo, Las bacantes de Eurípides, que se estrenará próximamente en el Teatro Romano de Mérida. En el frustrado proyecto de La Chumbera, los contenidos se repartían entre la técnica del baile flamenco, interpretación y flamenco en escena, baile flamenco y disciplina clásica, además de clases teóricas centradas en la historia del flamenco, el análisis musical y la dramaturgia. El claustro de profesores estaba encabezado por el propio Mario Maya que, además de encargarse de la coordinación y dirección artística, impartía clases de técnica. Con un esquema parecido, el Centro Flamenco de Estudios Escénicos de Carmona, que cuenta con el "total" apoyo de las instituciones, pretende convertirse en uno de los epicentros de la danza flamenca a nivel mundial.
G. Cappa / Granada | Actualizado 27.01.2008

Fallece el bailarín, compositor y coreógrafo Mario Maya
El bailarín cordobés se inició en su arte en las cuevas del Sacromonte granadino, bailando para los turistas, y fue acompañante de Manolo Caracol y componente del ballet de Pilar López El bailarín, compositor y coreógrafo de flamenco Mario Maya Fajardo (Córdoba, 1937) ha fallecido este sábado 27 de Septiembre del 2008, en su domicilio de Sevilla tras una larga enfermedad, han confirmado a Efe fuentes de la Bienal de Flamenco. Mario Maya obtuvo la Medalla de Oro de Andalucía en 1986 y tres años antes fundó el Centro de Actividades Mario Maya, en Sevilla, para la enseñanza de baile flamenco, danza clásica y de jazz, y además ha realizado grabaciones en disco, dos cortometrajes y una película. Aunque nacido en Córdoba, se inició en su arte en las cuevas del Sacromonte granadino bailando para los turistas, y fue acompañante de Manolo Caracol y componente del ballet español de Pilar López. Entre sus espectáculos destacan Ceremonial (1974), Camelamos naquerar (1976), ¡Ay! jondo (1977), Amargo (1986), El amor brujo (1987) y con los que realizó giras nacionales e internacionales.  La pintora inglesa Josette Jones le hizo un retrato al óleo, con el que obtuvo en un concurso un premio, cuyo importe de 200.000 pesetas le envió desde Londres, para que estudiara en Madrid.  En la capital, en 1955, frecuentó el madrileño Colmao Villa Rosa, hasta realizar unas actuaciones con Manolo Caracol e ingresó en el cuadro del Tablao Zambra, junto a Rosa Durán, Pericón de Cádiz, Perico el de Lunar, Rafael Romero, Juan Varea, El Culata y otros destacados intérpretes. A partir de 1956 y hasta 1958 perteneció el ballet de Pilar López, recorriendo diversos países en distintas giras, y en 1959 se incorporó al tablao madrileño 'El Corral de la Morería', para formar pareja con La Chunga, con quien debutó en la sala de fiestas 'El Biombo Chino', de Madrid, y llevó a cabo gira por Venezuela, Cuba, Puerto Rico, Estados Unidos, Argentina y Colombia.  En 1965 se trasladó a Nueva York, donde al año siguiente ofreció su primer concierto, tras el cual fue contratado por la Columbia Artist Management, y desarrolló una gran actividad de recitales.  De nuevo en España, creó con Carmen Mora y El Güito el 'Trío Madrid' y obtuvo los premios de Danza y Coreografía Vicente Escudero de Valladolid, en 1976, y el Premio Nacional de Baile de la Cátedra de Flamencología y Estudios Folclóricos Andaluces de Jerez de la Frontera, en 1977. Su espectáculo Ceremonial, texto de Juan de Loxa, realizado en 1974, es el primer intento de crear un nuevo teatro flamenco, y en 1976, estrenó en Granada Camelamos naquerar, con texto de José Heredia Maya, montaje que constituyó un gran éxito y con el que recorrió España y numerosos países. Al siguiente año, consiguió en el VIII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba los premios Pastora Imperio de bulerías y Juana La Macarrona de alegrías, y escenificó con coplas y poemas de Juan de Loxa, el espectáculo ¡Ay! Jondo, con el que participó en la Bienal de Arte Flamenco Ciudad de Sevilla, y en los festivales internacionales de Arlés, Berlín, Fraiburs y Venecia, entre otros. Otro de sus montajes con los que dio la vuelta al mundo es Amargo, con poemas de Federico García Lorca, estrenado en el festival de Chateauvallon, en 1980, año en el que le fue otorgado el Premio Giraldillo del Baile de la II Bienal de Arte Flamenco Ciudad de Sevilla.
efe, Sevilla | Actualizado 27.09.2008

A Mario Maya
ÉRAMOS muy pocos los que conocíamos tu enfermedad, ese maldito cáncer que te ha llevado para siempre en dos meses. Has sido discreto hasta en tu desgraciada muerte, asesina de un genio granadino, jamás reconocido adecuada y justamente por la mediocre fauna política que gestiona nuestra institución local. Fuiste un auténtico revolucionario del arte flamenco, como bailaor, como maestro, como coreógrafo y como creador. Quiero que sepas, donde estés, que jamás olvidaré tu llegada y estancia en París con Concha Vargas, El Piki, y Paco Cortés entre otros artistas para presentar en aquellas jornadas de Granada en la Unesco', el 'Camelamos naquerar', obra maestra del flamenco cuya coreografía e interpretación, jamás han sido igualadas por nadie. Quiero que sepas que en ese organismo internacional que visito de vez en cuando, aún late el recuerdo de tu inconmensurable baile por alegrías. Marianito, aunque naciste en Córdoba, creciste y te hiciste hombre y bailaor en el Sacromonte granadino y -obligado por la ingratitud de tu Granada- elegiste Sevilla para enseñar tu inmenso arte. Aquí, seguimos igual; parece mentira que algunos aún no se hayan enterado de que, junto a otro granadino, Enrique Morente, erais los auténticos revolucionarios del baile y cante flamenco del siglo XX, los dos premios nacionales y Medallas de Oro de Andalucía. Y la Casa de todos los granadinos aún sin enterarse...Nunca olvidaré tu empeño en realizar tu gran proyecto, el de crear en tu Granada el Centro Andaluz de Arte Flamenco en la Chumbera y una vez más, entre los celos de unos y la desidia de otros, te dieron las espaldas como trofeo, obligándote al exilio sevillano, donde el Ayuntamiento sí te ha reconocido dignamente como genial artista y gran persona. Cuánta ingratitud por parte de nuestros responsables locales que nos tienen acostumbrados a imponer arbitraria y amistosamente por doquier, medallas, nombres de calles y proyectos de estatuas de granadinos célebres solamente cuando viajan al otro mundo. ¿Maldita injusticia!... y pensar, amigo Mario, que te has ido cuando tenías en tus inolvidables manos flamencas la batuta para dirigir desde Madrid el Ballet Nacional
28.09.08 - PACO RAMÍREZ

La Chumbera se postula como posible sede de la Fundación Maya
El concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero, ha mostrado su interés para que la ciudad acoja la recién anunciada Fundación Mario Maya "o parte de ella" y propuso La Chumbera, lugar ubicado en el corazón del Sacromonte, para este fin. La fundación está siendo impulsada por la familia y los más directos colaboradores del bailaor andaluz fallecido en septiembre y desde la misma se recordará la figura del artista y se culminarán los proyectos que éste tenía en vida. García Montero manifestó el "compromiso" del Ayuntamiento con este proyecto y manifestó su "orgullo" por la vinculación existente entre el artista y el barrio del Sacromonte. Asimismo, informó de que se reunió el pasado viernes con representantes de la fundación, que le transmitieron la posibilidad de que ésta "no tenga una sede única", por lo que manifestó su deseo de que parte de esta institución se ubique en La Chumbera. "Hemos barajado distintas posibilidades y nuestro ofrecimiento es sobretodo colaborar con ellos porque estamos muy comprometidos con la figura de Mario Maya", comentó el edil. Según ya explicó el portavoz del consejo promotor, Pepe Yáñez, a raíz de la muerte de Mario Maya, tanto la familia como sus colaboradores recibieron "infinidad" de apoyos institucionales y del mundo académico y artístico para poner en marcha una fundación que "mantenga y transmita" el legado artístico y humano del bailaor. Yáñez subrayó que "la idea principal y primera motivación es ésta", valorando que los colaboradores de Mario Maya pensaron que "el mejor homenaje a su figura era culminar sus proyectos" a través de una fundación que, según dijo, podría estar constituida en el plazo aproximado de un mes y que pretende contar con un patronato compuesto por la familia, otros miembros que designe la propia familia, e instituciones públicas y privadas.
E. P. / Granada | Actualizado 27.11.2008

La Fundación Mario Maya prevé ubicar su sede central en Sevilla
Los consistorios de Córdoba y Granada muestran su compromiso.Los promotores de la institución están a la espera de definir el proyecto.
Los promotores de la Fundación Mario Maya, una institución impulsada por la familia y los más directos colaboradores del bailaor andaluz fallecido en septiembre del pasado año y desde la que se recordará la figura del artista, tienen previsto ubicar su sede central y administrativa en la capital hispalense, todo ello en espera de "definir" un proyecto en el que tendrán especial protagonismo las provincias de Granada y Córdoba. Según explicó el portavoz del consejo promotor, Pepe Yáñez, ya se han mantenido encuentros en este sentido con la delegada de Cultura del Ayuntamiento hispalense, Maribel Montaño, quien ya se mostró abierta a que Sevilla acoja la sede central de la fundación "por ser la capital de Andalucía". En este sentido, adelantó que ya disponen de un "esquema provisional" que se irá concretando en las próximas semanas, y según el cual tanto la ciudad sevillana como Granada y Córdoba compartirán las actividades y el desarrollo de la fundación. "Las tres ciudades estarán representadas pero con el objetivo de que la fundación sea operativa, pues no se trata de tener sedes por tenerlas sino de desarrollar programas que sean viables", indicó. De igual modo, y tras apostar por que la fundación genere recursos propios de manera que no dependa de subvenciones, Yáñez destacó el "compromiso de participación" mostrado por los responsables políticos de las tres ciudades andaluzas aludidas y apostó por que "todas arrimen el hombro y sumen voluntades" para que la fundación pueda llegar a buen puerto. La delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla ya ofreció que la capital hispalense sea la sede central de la Fundación Mario Maya, "al ser la capital de la región andaluza", aunque señaló que está a la espera de que los promotores de la fundación le trasladen un proyecto. En una entrevista, Montaño subrayó que Sevilla podría acoger la sede central en tanto en cuanto el resto de dependencias de la fundación proyectadas, tales como el centro flamenco de estudios escénicos, el centro de documentación o la casa-museo Mario Maya, podrían ubicarse en otros espacios. Asimismo, y tras indicar que la familia "ha pedido tiempo para ordenar ideas", la responsable municipal incidió en que, una vez tenga en sus manos el proyecto, se comenzará a trabajar en buscar una ubicación y una financiación concretas. "Lo que está comprometido sin duda es la participación del Ayuntamiento", precisó.
13/01/2009 EUROPA PRESS.  El bailaor cordobés Mario Maya falleció en septiembre de 2008. Foto: MIGUEL ANGEL LEON

Unas jornadas flamencas homenajean a Mario Maya
Manuel Moraga recordará en una conferencia la vida y obra del bailaor.
Las sextas jornadas flamencas Ciudad de Valladolid rendirán homenaje, en esta ocasión, al bailaor Mario Maya Fajardo (Mario Maya), fallecido en septiembre del 2008. El evento, inaugurado ayer con la actuación de la cantaora Esperanza Fernández, acompañada al toque por Miguel Angel Cortés (en el Patio de San Benito), también se centrará en otros dos ilustres de este arte como son los cantaores Antonio Cruz García (Antonio Mairena) y Manuel Ortega Juárez (Manolo Caracol), con motivo del centenario de su nacimiento. Sobre estas figuras girarán las conferencias programadas para este nuevo encuentro flamenco que, en palabras de su organizador, Pedro Sanz Ludeiro, se ha convertido en "uno de los más prestigiosos y muy estrechamente vinculado al Festival Internacional de Cante de Las Minas de la Unión". En concreto, el próximo miércoles, 1 de julio, en el evento centrado en la persona del bailaor Mario Maya, el locutor e investigador Manuel Moraga recordará con su conferencia Mario Maya, una vida, una obra, un tiempo , a la que pondrá el broche musical una hora más tarde Miguel Rosendo y Pascual de Lorca, este último al toque. Las jornadas, como así explicó la concejala de Cultura, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra, se sumarán de este modo a los homenajes previstos en recuerdo de estos tres artistas ya fallecidos, tres de los representantes más importantes que ha dado el flamenco de los últimos cincuenta años. A los tres, aunque con un arte distinto, les unía el haber pasado muchas "duquelas" para llegar a lo más alto en este arte, admirado y respetado en todo el mundo. Cantalapiedra se felicitó de la consolidación de la capital del Pisuerga como "ciudad vinculada al acontecimiento internacional más importante de este género, el Festival de Cante de Las Minas de La Unión". Por su parte, el coordinador de las jornadas, Pedro Sanz Ludeiro, confesó, haber recibido "presiones o sugerencias" de ciudades como Sevilla y Córdoba interesadas en acoger encuentros de este mismo formato.
29/06/2009 EUROPA PRESS.  Mario Maya. Edición impresa en PDF

VIDEO

 

Datos extraídos del Diccionario Flamenco de José Blas Vega y Manuel Ríos Ruiz Cinterco - 1985.  y varias fuentes periodisticas, poema de Ruiz Fuentes

 Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar