EL JUNCO
 

JUAN JOSÉ JAÉN ARROYO, bailaor de pura raza, más conocido en el mundo del baile flamenco con el nombre artístico del EL JUNCO, nació en el gaditano Barrio de Santa María (Cádiz)  en el año de 1975.  Se inició en el baile en la Peña El Nazareno. Pronto entra a formar parte del Grupo de Danza Soleá de Vicente Marrero y de la escuela de baile de la Peña Enrique el Mellizo, donde conoció de cerca el flamenco gaditano. Continúa su formación en Jerez con Juan Belmonte y en Sevilla con Manolo Marín, con quien comienza a girar por todo el mundo.  Entre sus premios, destacan los de la Peña Flamenca de Huelva y el Premio por Alegrías Ciudad de Cádiz. En 1996 entra a formar parte de la Compañía de Cristina Hoyos, participando en los espectáculos ‘Caminos andaluces’, ‘Arsa y toma’, ‘Al compás del tiempo’, ‘Tierra adentro’ -donde ya trabaja como ayudante de coreografía-, ‘A tiempo y compás’ y ‘Yerma’, obra por la cual queda nominado al Premio Max de las Artes Escénicas 2003.

 


Bailaor de mucho arte,
cuando se pone a bailar
 gana al público al instante,
 mucho genio y compás
sabe expresa en su baile,
para toda la buena afición
 el mejor de los baluartes,
orgullo del mundo entero
grande entre los grandes.

 


 

Paralelamente, ofrece actuaciones en solitario, pasando temporadas en el tablao sevillano Los Gallos. Cuando Cristina Hoyos asume la dirección del Ballet Flamenco de Andalucía, se lleva a El Junco como primer bailarín y ayudante de coreografía. Desde entonces, ha participado en obras como ‘Viaje al Sur’ y ‘Romancero gitano’. En solitario, se ha presentado con espectáculo propio en festivales como Festival de Jerez 2007 y Festival Ciutat Vella 2007. Juan José Jaén “El Junco” es el bailaor flamenco. Su figura, su estética, su sencillez y naturalidad cautivan al público desde el mismo momento en que aparece en escena. En las compañías en las que ha trabajado conocen bien la importancia de contar con un bailaor excepcional. Sus cualidades para la transmisión del flamenco son excepcionales. Resulta un bailaor escogido para un curso muy especial. El Baile para la Fiesta

 


barrio de Santa María en Cádiz. rinde honores a Chano Lobato


Cádiz, puerto de su bahía, buque Sebastián el Cano

 


'El Junco' El duende de Santa María
JUAN JOSÉ JAÉN ARROYO,  Nació en: Cádiz, en 1975. Comenzó a dar clases en su barrio de Santa María. Pasó por varias academias y maestros hasta que en un concurso lo descubrió Cristina Hoyos. Trabaja en el Ballet Flamenco Andaluz, como primer bailarín y coreógrafo.  Entre otros méritos, fue nominado a los Premios Max de Teatro junto a Antonio Canales y Rafael Amargo. Su metro y 85 de altura le da, si cabe, más elegancia a su baile. Fue esto mismo lo que le mereció el apodo. Sus brazos se extienden como si fuera a volar, y su taconeo revela la puntería de ritmo y compás que tiene sobre las tablas. Juan José Jaén Arroyo, El Junco (Cádiz, 1975), brilla, cada vez más. Impresiona dando clases a principiantes en La Merced, seduce con su baile en Japón o Nueva York, y consigue cuatro días seguidos levantar al Falla. Su participación en el espectáculo flamenco Cádiz ha vuelto a poner de manifiesto que El Junco ya no es una promesa del baile, sino que, sus actuaciones (da lo mismo donde sean) son ya, las de una estrella.
Primeros pasos
Lo suyo vino casi de nacimiento. No porque su familia se dedicara «al arte», sino porque sus primeros pasos ya le marcaban el camino. Los daba en el barrio de Santa María, cuna del buen flamenco de la tierra, y fue ahí mismo, «justo enfrente de la Iglesia del Nazareno», con Paqui Braza, donde, con 8 años, empezó a tentar pasos. Entonces, se unió a uno de sus mentores, Vicente Marrero formando parte del grupo de danza Soleá. Con ellos, saboreó los primeros concursos y recorrió Andalucía. Más tarde vino la peña Enrique El Mellizo donde su nombre artístico fue tomando fuerza. Tras pasar por Jerez y aprender de Fernando Belmonte, dio el salto a Sevilla donde bajo la dirección del coreógrafo Manolo Marín comenzó a girar por el mundo. Cuando participaba en el concurso nacional de baile de Huelva llegó su gran oportunidad. En el jurado, Cristina Hoyos no perdió pista de su actuación, y decidió ficharlo para su compañía. Junto a ella, «doce años de aprendizaje», habla con pasión de su maestra. Pero su talento y fuerza, le hacían diferente. Por eso consiguió también alternar su trabajo en la compañía con otros en solitario con espectáculos como La obra del duende.  Los últimos dos años, El Junco sigue abriéndose camino a paso firme como primer bailarín y coreógrafo en el Ballet de Flamenco Andaluz. Pero además, y junto a su mujer, la bailaora Susana Casas, continúa acaparando excelentes críticas con espectáculos como Junquería. Algunas, que le han llegado a comparar con Gades. «Eso es muy grande...», opina, y otras, que se han centrado en ensalzar su porte y estilo en el escenario. Ahora su sueño es «poder montar algún día mi propia compañía». Un grupo que, ante todo, tendrá «respeto por el flamenco». Porque, como El Junco dice: «Si no te respetas tú, poco lo van a hacer los demás».
MARÍA ALMAGRO/CÁDIZ. Sábado, 15 de septiembre de 2007


El junco (baile) - bulerias de cadiz


El junco, bailaor

 


El Junco' mostrará su alma propia como bailaor en el espectáculo 'Cádiz'
El bailaor y coreógrafo será protagonista mañana viernes en el 'Infanta Leonor' de este espectáculo incluido en el programa 'Flamenco viene del sur'
El flamenco de 'la Tacita de Plata' y la huella de sus principales exponentes a lo largo de la historia son los argumentos con los que el Nuevo Teatro 'Infanta Leonor' de la capital hará disfrutar a su público mañana viernes, con el espectáculo 'Cádiz' incluido en el programa 'Flamenco viene del Sur', que organiza la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Una propuesta que también traerá a la capital a Marina Heredia con 'La voz del agua', el próximo 12 de abril y a 'La Moneta', el 7 de mayo con 'De entre la luna y los hombres'. En la presentación de Cádiz estuvo presente ayer el bailaor y autor de la coreografía Juan José Jaén 'El Junco', que ya había estado sólo hace unos meses en la capital con el Ballet Flamenco de Andalucía que dirige Cristina Hoyos. En esta ocasión él será el máximo protagonista de un espectáculo que ha tenido un gran éxito desde su estreno. 'Cádiz' es un homenaje a una leyenda: 'Las calles de Cádiz', un espectáculo que en 1933 elevó a la gloria a Encarnación López, 'La Argentinita' y que estaba basada en un libreto de Ignacio Sánchez Mejías. 'El Junco' señaló que se trata de u na leyenda difícil de reproducir hoy en día, pero queda aún su evocación y el homenaje, tanto a la propia leyenda, como a todos los nombres -especialmente del cante- que han puesto el nombre de Cádiz en los lugares más altos del flamenco en Andalucía. El bailaor y coreógrafo mostró su satisfacción por estar de nuevo en la capital jienense; en este sentido indicó que lo hace con una enorme carga de responsabilidad, puesto que si bien en la ocasión anterior su papel era representar a Antonio 'el Camborio' en la obra sobre Lorca, «pero en esta ocasión, 'El Junco' baila como es 'El Junco'». En el montaje, que dura más de dos horas, hay un elenco de artistas mayoritariamente gaditanos, como no podía ser de otra manera, porque según el coreógrafo, «este espectáculo es un homenaje al cante de Cádiz -ya que en el baile no había entonces un referente en esa provincia- dónde se mostrará cómo es el flamenco de Cádiz y cuál es el modo de interpretarlo de los gaditanos». Así, como harían en su día 'La Argentinita' y Sánchez Mejías, se recorrerá el arte de figuras como Juana 'la Macarrona', 'La Malena', Fernanda Antúnez, Rafael Ortega, Antonio Triana, Manolito Maora, Ignacio Ezpeleta, Pablito de Cádiz, Juan Gineto, Adela 'la Chaqueta', etc. El bailaor gaditano estará acompañado en su cita del viernes por Rosario Toledo, María José Franco y una espléndida Ana Salazar, que llena el escenario con su baile y su cante. La 'voz' de Cádiz la ponen Emilio Florido, David Palomar, Miguel Rosendo, Mariana Cornejo y Carmen de la Jara; la música, Keko Baldomero y Ricardo Rivera.
03.04.08 - ANTONIO ORDÓÑEZ

El Junco y su proyecto más ambicioso
El bailaor gaditano presenta el espectáculo 'Por un sueño' el próximo viernes en el Gran Teatro Falla
Ya van más de dos años de emancipación, de autonomía, de crear para sí mismo. El bailaor Juan José Jaén El Junco (Cádiz, 1975) abandonó, después de doce años, el ballet flamenco de Cristina Hoyos para realizar las coreografías de la obra Cádiz. Fue una oportunidad que él agradece a la Agencia Andaluza del Flamenco, que se la brindó, y que vino a llegar en el momento justo, cuando el cuerpo y la mente le pedían volar en solitario y dejar atrás una etapa intensa de aprendizaje y también de creación. Pero ahora todo es de otra forma. El bailaor ha sido padre y, con muchos espectáculos a sus espaldas, siente que "ha llegado el momento de hacer algo más personal y atrevido -explica el propio artista- y de mostrar algo distinto a lo que se ha visto de El Junco hasta el momento". La plasmación de ese sentimiento es la obra Por un sueño, que él califica como un reto y, a la vez, como su proyecto más ambicioso. En estos dos años, y tras la experiencia de Cádiz, El Junco no ha dejado de trabajar. "Ahora bailo para la Cristina Hoyos de Japón", bromea en referencia a sus colaboraciones con la maestra Yoko Komatsubara, que lo ha invitado en varias ocasiones. La próxima será en el mes de octubre y con la compañía de David y Alfredo Lagos y de Diego Carrasco, al que escoltará en su primera visita al país del sol naciente. Pero antes de partir, ha querido dejar montado el proyecto con el que piensa afrontar el próximo año, con la ilusión añadida de estrenarlo en el Gran Teatro Falla. Para él ha contado con la participación de Javier Marín (Chiclana, 1972), ex-bailarín dedicado ahora a las tareas de producción. Con él tuvo El Junco un primer intercambio de ideas -un día cualquiera, estación de Santa Justa- y comenzó ese constructivo proceso dialéctico de incorporar uno las ideas del otro y viceversa. Los dos compartían una misma idea -"transmitir el goce de sentir y de amar la danza"- y una intención común, "respetar el flamenco". "Se pueden usar todas las herramientas que hoy día están a nuestro alcance, pero respetando la raíz", como apostilla Marín. Nació así este espectáculo en el que este último ha dado cuerpo al guión y se encarga además de la dirección escénica. Tras el hilo argumental de Por un sueño late una frase, una sentencia casi, que Marín encontró en el libro Mémoire de la danse de Martha Graham. En él, la maestra de la danza contemporánea escribió que "más que cualquier otro ser humano, un bailarín muere dos muertes: la primera, física, cuando el cuerpo poderosamente entrenado ya no responde como uno lo desea. Al no bailar, ya no se es". De esa forma, explica el director, "en el espectáculo se plantean la muerte física y la muerte creativa, y se quiere reflejar la inquietud y la angustia que la creación suponen para un artista que siempre vive un doble mundo, el de la vida cotidiana y el de la creatividad". Por otra parte -continúa Marín- "para contar una historia, perseguimos una integración y los elementos multimedia que se van a utilizar". "Pero sin dejar de ser nunca puristas ni flamencos", recalca. A El Junco se le ve cómodo dejándose dirigir por Marín: "Influye mucho el que haya sido bailarín. Él aporta muchas cosas y las otras las aportamos entre todos. En ese "todos" se incluyen los integrantes del elenco: su compañera de baile (y esposa), Susana Casas, y cada uno de los músicos que participan en la obra que, para Juan José, son amigos antes que artistas. Ellos son los gaditanos David Palomar y el guitarrista Keko Baldomero, a los que se suman otros amigos más recientes como el guitarrista Juan Carlos Berlanga, el pianista Alex Romero y el cantaor David Sánchez, El Galli de Morón. Una primera mención aparte merece la participación de Palomar, que actuará como artista invitado. "Quería que estuviera él -declara El Junco- por lo especial que el espectáculo es para mí. Con Palomar tengo la seguridad de que todo lo que aporte va a ser bueno". La segunda está claro que es para Susana Casas sobre la que Juan José opina que le da "el empujocito ese que necesitamos las personas, y además tengo la suerte, y no el martirio, de tenerla las veinticuatro horas". Y no sólo eso, el bailaor también destaca los diez años y los muchos montajes compartidos con ella en la compañía de Cristina Hoyos. "Me ayuda mucho en las coreografías y se hace cargo de las suyas propias". Susana, por su parte, no oculta la ilusión de compartir esta nueva etapa que viene a coincidir con la suya propia. Tras la maternidad, ella también ha emprendido una carrera en solitario, aunque sólo sea artísticamente. Un nuevo tiempo en el que se reconoce renovada en energía y ganas.
Fermín Lobatón | Actualizado 21.09.2009. En la foto,  El Junco posa ante la cámara, en un momento del ensayo de su nuevo espectáculo.

VIDEO




El junco (baile) - bulerias de cadiz video

Datos tomados de buenas fuentes,  poema de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar