MARÍA ROSA
 

MARÍA ROSA ORAD ARAGÓN, más conocida con el nombre artístico MARÍA ROSA, nació en Andujar (Jaén), en el año de 1937. Bailaora y bailarin de español. Viuda del matador de toros Colombiano Óscar Cruz Manrique. Discípula de Eloisa Albéniz, Enrique El Cojo y Regla Ortega. A los pocos días de nacer sus padres se trasladaron a Sevilla, donde vivió toda su niñez y primera juventud. Se inició en los espectáculos Galas juveniles, en el Teatro San Fernando sevillano, debutando con el elenco Los Chavalillos Sevillanos en el Teatro Fontalba de Madrid, en 1948. En 1955, actuó en Roma, y a su regreso a España se presentó en el madrileño Teatro de La Comedia, con Arturo Pavón, Carmen Albéniz y Caracolillo, en 1956. Seguidamente perteneció a la compañía de Concha Piquer, y después formó pareja con Caracolillo, bailando juntos por Francia, Inglaterra, Portugal, Estados Unidos y otros países. Al regresar, forma su primer grupo y recorre la geografía española actuando en teatros y salas de fiestas, tras una serie de recitales por Estados Unidos. Con el espectáculo Olé y haciendo pareja con Martín Vargas, actúa en Berlín, en 1961, y en 1962, la contrata Antonio para su ballet como primera bailarina, en gira por Europa y en los Festivales de España. Al año siguiente, nuevamente con ballet propio, viaja por Europa y Oriente Medio, y en 1963, junto a Paco de Alba, y con el cante de Manuel Mairena, reaparece en Madrid, en el Teatro Valle Inclán.

 




Bailaora de una gran belleza,
deslumbraste el mundo entero,
con tu arte incomparable,
por tener en dentro de tu cuerpo
ese divino salero y compás,
que transmite al buen público,
que llenan los escenarios
solo por verte bailar.


 

 

En 1964, recorre la península con actuaciones en los Festivales de España, teniendo como pareja a Paco Ruiz, y con Paco dc Alba ofrece varios recitales en el Teatro Álvarez Quintero de Sevilla. Toma parte en la temporada oficial de ballet del madrileño Teatro de La Zarzuela, en 1964, incorporando a su compañía a Eduardo Montero y Ángel García y al guitarrista Paco izquierdo. Actúa también en los Festivales de España de 1965 con su agrupación y ofrece cinco galas en el tablao madrileño Las Cuevas de Nerja, con el cante de Rosales y el toque de Juan Habichuela. También en 1966, es figura de los Festivales de España, recorriendo los principales auditorios, y después los teatros europeos más representativos. Obtiene en 1967, un gran éxito en Colombia con su conjunto, en el que figuran Ángel García, Fernando Belmonte, Antonio Rivas, Paco Izquierdo y El Chaleco; pasando después a Puerto Rico, Venezuela, Perú y Méjico, teniendo que cancelar parte de sus contratos para acudir a Rusia, donde realiza una primera gira, iniciada en Kazan. Reforma su espectáculo y, en 1969, vuelve a intervenir en los Festivales de España y en países europeos. Japón, Nueva Zelanda y Australia, son las naciones donde actúa en 1971

 


El santuario de la Virgen de la Cabeza, Andujar (Jaen)

 


Danzas Españolas


En 1972, de nuevo marcha a América, debutando en el Teatro Avenida de Buenos Aires, llevando en la parte flamenca de su repertorio a El Perlo de Triana, Niño Ricardo (hijo), y Martín Vargas. Con este elenco participa, en 1973, en el XVIII Festival internacional de Sevilla. En 1974, vuelve al Teatro de La Zarzuela de Madrid, reapareciendo seguidamente en Rusia. Presenta un nuevo espectáculo en el V FestivaI Internacional de Danza de Madrid, en 1976, interpretando en la parte flamenca garrotín, alegrías, romeras, mirabrás y bulerías, con los bailaores Juan Quintero y Eduardo Montero, los cantaores El Chaquetón, Salmerón y Serrano, y las guitarras de Marote, Pepe Moreno, Pepe Maya, José Luis Teruel y Marotillo. De nuevo realiza una gira por Japón y América en 1977, que se prolonga durante varios meses para reaparecer en el Teatro Lope de Vega de Madrid, en 1980, con los cantaores El Chaquetón y Curro Fernández y los tocaores Marote, Manolo Sisón y Marotillo. Con este elenco actúa otra vez en Rusia y otros países dc Europa, volviendo a Madrid, en 1982, actuando en el Centro Cultural de la Villa. Continuando con sus giras. En 1984 baila en el Kennedy Center de Washington, y en España lo hace en la sala de fiestas Scala dc Madrid, así como en el Centro Cultural de la Villa. Con Eduardo Montero, como primer bailarin, los cantaores El Chaquetón y Antonio Barbate, y los guitarristas Manolo Sisón, Antonio Amaya y Pepe Amaya, desarrolló una temporada en el Teatro Monumental de Madrid, en 1985; y en 1986, otra en el Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo del Escorial, para volver al Monumental madrileño.

Múltiplemente premiada, entre los galardones que le han sido otorgados destacan: Giralda de Plata de Sevilla, premio a la mejor bailarina de la Cadena Azul de Radio, tres placas de plata del Certamen de Danza de Santander, Medalla de Plata al Mérito Turístico, Tunjo de Oro y Esmeraldas de Colombia, Famosa de Radio Sevilla, Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, entre otros. Ha participado en varias películas, sobresaliendo de ellas Valiente y Los duendes de Andalucía. Entre los numerosos comentarios a su arte, por parte de escritores y críticos, seleccionamos los siguientes: José Barrio Quesada: «Domina la caña, el tanguillo, las soleares, las peteneras, las chuflillas, los tientos, los fandangos, las serranas, las alegrías. De ahí, del baile jondo, flamenco, misterioso, ritual, que tiene por trono y monumento al tablao andaluz, se eleva María Rosa a las cadencias sensuales, morenas y profundas de esa música nuestra inmarcesible, que lleva en sus compases la luna, las fuentes de la Alhambra y la tristeza inmortal de Boabdil. Sus ojos -saetas en la noche sevillana de Viernes Santo- bailan como sus brazos, sus pies y su corazón. Bailarina de grandes escenarios. Mensaje femenino de España al mundo». Joaquín Calvo Sotelo: «Alegrémonos de verla bailar; alegrémonos de tener al alcance dc nuestros ojos algo tan lleno de gracia y de autenticidad como María Rosa». Daniel Pineda Novo: «María Rosa baila flamenco con el alma, con honda finura, porque siente y ama lo profundo y auténtico que encierra la raíz de su tierra andaluza».

Los jiennenses María Rosa Olad y Juan Jiménez Aguilar, Medalla de Oro al Mérito del Trabajo
La bailaora jienense María Rosa Olad y el economista Juan Jiménez Aguilar han recibido hoy la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo, concedida por el Gobierno central, que también ha galardonado al ciclista Antonio Gómez del Moral y al restaurador Patrocinio Gómez. El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha aprobado hoy la concesión de 35 Medallas de Oro al Mérito del Trabajo, que tienen como objetivo premiar y destacar el mérito de una conducta "socialmente útil y ejemplar en el desempeño de los deberes que impone el ejercicio de cualquier trabajo, profesión o servicio".
La bailaora María Rosa, nacida en Jaén en 1937, debutó a los ocho años con la compañía "Galas Juveniles" en el Teatro San Fernando de Sevilla, desde donde se trasladó a Madrid y pasó a ser la primera bailarina de Concha Piquer tras participar en unos recitales en el Teatro de la Comedia. Con 21 años fue contratada para bailar en Los Ángeles y realizar una gira por Estados Unidos, para en 1962, de regreso a Madrid, formar parte de la compañía de Antonio como primera bailarina y participar en las películas "Yaliente" y "Los duendes de Andalucía", antes de formar su propio ballet, con el que recorrió América, Europa y actuó en Japón. Por su parte el economista Juan Jiménez Aguilar, nacido en Villa Rodrigo (Jaén) en 1940, ocupó desde 1984 a 2007 el puesto de secretario general de la CEOE, tras ser vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y haber pasado por la presidencia de CEPYME y CEM y el consulado de Italia en Málaga. Además ha sido galardonado el ciclista cordobés Antonio Gómez del Moral, que consiguió tres victorias de etapa en la Vuelta Ciclista a España y una en el Giro de Italia, y que en la actualidad desempeña el cargo de director de la Vuelta a Andalucía. El Gobierno también ha distinguido al pediatra onubense Luis Zarallo, que inició su carrera profesional en el Servicio de Pediatría de Badajoz, donde se integró en el Hospital Materno-Infantil y se integró en la sección de enfermedades infecciosas, llegando a ser jefe de Pediatría de la unidad. Ha recibido la misma distinción Angustias Guerrero, presidenta de honor del grupo Arenas, formado por cuatro empresas con más de cuatrocientos empleados, que inició un negocio de compra venta de huevos hasta que en 1984 adoptó la marca actual del grupo. La Medalla de Oro al Mérito del Trabajo ha recaído también en el restaurador Patrocinio Mora, nacido en Lepe (Huelva) en 1945, que tras obtener un notable éxito en el sector de la restauración abrió en Lepe el restaurante "O'Barco", considerado por los entendidos "paraíso culinario de la Costa de Huelva". Además "Patro", como se le conoce, fue pionero en establecer una carta de restauración en sistema Braylle e iniciar, hace años, una cena de navidad con los inmigrantes sin trabajo que llegan a su localidad natal en la campaña de la fresa.
Viernes, 03 de Diciembre de 2010 18:57 EFE CULTURA.  La bailaora María Rosa una foto del archivo año 1977

VIDEO

 

Datos extraidos del Diccionario Flamenco de Jose Blas Vega y Manuel Rios Ruiz Cinterco - 1985. poema y postal de Ruiz Fuentes

 Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar