ANTONIO GADES

 

ANTONIO ESTEVE RÓDENAS, Bailarín payo, más conocido mundialmente con el nombre artístico de ANTONIO GADES, nació en Elda, Alicante, el 16 de noviembre 1936. y murió en Madrid en el 2004. En el momento del fallecimiento contaba 67 años y estaba hospitalizado en el Gregorio Marañón de Madrid desde hacía varias semanas  Hijo de un albañil, a los once años empezó a trabajar para ayudar a su familia como botones y como aprendiz en el diario madrileño ABC. Su afición por el baile nació de su asistencia a un espectáculo dirigido por Pilar López. Se inició en un espectáculo de variedades en el Circo Price de Madrid, donde lo descubrió la bailaora. Tras tomar lecciones de Manolo Vargas, primer bailarín de la compañía de Pilar López, a comienzos de los 50 entró en ésta, protagonizando por todo el mundo El sombrero de tres picos, El amor brujo o El concierto de Aranjuez. De esta etapa es su primera creación, Ensueño. Por consejo de Pilar adoptó el nombre artístico de "Gades".

 

 

 

 

 

 

Coreógrafo. Fue el renovador de la danza. Ya con su primer montaje, "Don Juan", de Alfredo Mañas, revolucionó el baile clásico español en la década de los sesenta y después no dejaría de reinventar las tradiciones más puras.

 

 

 

 

 

 

 


Como actor protagonizó un auto sacramental titulado El hospital de los locos y Alfredo Mañas escribió para él La historia de los tarantos. En 1962 marchó a Roma para ayudar a Antón Dolin a montar el ballet Bolero para la Ópera de Roma. Le encargaron tres bailes de García Lorca para una Antología del ballet. Fue coreógrafo y primer bailarín, junto a Carla Fracci, del Festival de Due mondi de Spoleto, dirigido por Giancarlo Menotti, donde intervino en la versión de Carmen. Debutó en la Scala de Milán el 20 de diciembre de 1962 como primer bailarín y maestro del cuerpo de baile. Intervino en varios programas de televisión en Italia y rodó una película con Vittorio Gassman. Su estancia en la Scala duró nueve meses.
De vuelta a España intervino en 'La historia del soldado', y 'La historia de los tarantos', de Alfredo Mañas. En 1963 rodó la película 'Los Tarantos', dirigida por Rovira Beleta. Ese año, en la sala 'Los tarantos', de Barcelona, impuso su idea revolucionaria de quitar adornos superfluos a su baile, con predominio del negro, para llegar a un ballet más allá de la danza Tras un gran éxito de seis meses en el pabellón español de la Exposición de Nueva York (1964), por la que recibió la Medalla de Oro al Mérito Turístico, el 19 de noviembre de 1965 estrenó en el Teatro de la Zarzuela su producción 'Don Juan', con textos de Alfredo Mañas y música de Antón García Abril. El fracaso de esta puesta en escena le obligó a trabajar en el tablao madrileño del Corral de la Morería.

 

 


El mejor bailaor.
"No vives para la danza, sino que la vida te hace danzar. Se olvida que el baile no es un ejercicio, el baile es un estado anímico que sale a través de un movimiento. Por eso mi compañía está humanizada. Hay gordos y flacos, calvos, altas, con tetas gordas, sin tetas; es un pueblo que baila, no son bailarines que imitan a un pueblo. El baile no son los pasos, la danza es lo que hay entre paso y paso. Es como el toreo. Por eso bailar despacio descubre a los malos bailarines, como a los toreros los buenos toros".
(Antonio Gades: 1996)

 

 

 

 


Participó con su compañía en la conmemoración del primer centenario de la Casa de España en Nueva York y, en solitario, hizo la coreografía de 'El amor brujo', con el cuerpo de baile de la Opera de Chicago. Con su compañía, en 1970 triunfó en el Odeón de París, éxito compartido con Paco de Lucía a la guitarra. En noviembre inició una gira con El amor brujo por Argentina y Oriente Medio. Esta representación estuvo en España en 1971, durante 1972 por varios países de Europa, América, Japón, Irán, Marruecos y, finalmente, en el Palacio de la Música de Barcelona. A su regreso fijó su residencia en Altea. En 1974 presentó en Roma 'Bodas de sangre', con música de Emilio de Diego, y también la trajo a España. Cansado tras 23 años dedicados al baile, en junio de 1975 anunció su retirada. Pocos meses después disolvió la compañía y se retiró. Entre 1976 y comienzos de 1977 rodó con Mario Camus y con su compañera Pepa Flores "Marisol" 'Días del pasado'. En 1977 y 1978 volvió a bailar durante la gira que realizó Alicia Alonso por Estados Unidos y Cuba, estrenando en La Habana Ad libitum con el Ballet Nacional de Cuba.

 

 

 

 

Actor. Gades tenía un rostro intenso, de ésos que dicen callando que han vivido mucho, que han llorado mucho, que han amado a muchas mujeres, que han hecho mucho bien y mucho daño. Por eso su fuerza expresiva saltó fronteras, y del baile se coló en el cine.
(Fotograma de 'Con el viento solano', de Mario Camus, con María José Alfonso).

 

 


 

 


En 1978 aceptó el cargo de director del Ballet Nacional Español, tratando de recuperar a los grandes coreógrafos. Representó 'Bodas de sangre', 'Fandango', 'El sombrero de tres picos', 'El amor brujo' 'Retrato de mujer', etc. Consiguió importantes éxitos en la Ópera de Berlín, el Festival de Spoleto (julio de 1979), el Festival Cervantino de México y la gira por España y América. Fue cesado por el ministro de Cultura en 1980, a la vez que se disolvía el Ballet por carecer de entidad jurídica. Junto con los componentes del Ballet, que lo abandonaron como muestra de solidaridad, creó el Grupo Independiente de Artistas de la Danza (GIAD), debutando en agosto de 1980 en Pamplona, para seguir con una gira nacional y por América. A su regreso en diciembre inició el rodaje con Carlos Saura de 'Bodas de sangre', en la que es protagonista y coreógrafo. La repentina muerte del administrador del GIAD, Alberto Larios, en febrero de 1981, la suspensión de la gira y los problemas internos precipitaron la ruptura del grupo al abandonar Gades su dirección en septiembre de 1981. El bailarín volvió para trabajar en Venezuela junto con unos pocos miembros del grupo.


 

El último comunista. Fidel Castro condecoró el mes pasado al bailaor con la orden José Martí, la mayor distinción que concede el Gobierno de la isla, por "su amor, amistad y fidelidad inquebrantables". En efecto, el bailaor pensaba que era el único régimen no pervertido del planeta porque, según decía, "la gente lucha para que la autoridad y la garantía de la libertad puedan coincidir".
 

 

 


Inició el rodaje de 'Carmen', a las órdenes de Saura, en febrero de 1983. En marzo de 1983 se estrena en Madrid el ballet de igual nombre. Con está producción consiguió el Pegaso de Oro en el Festival de los dos Mundos de Spoleto (julio de 1984), la Medalla del Verano Teatral Veronense (agosto de 1984) y la Máscara de Plata para la Danza en Campione D'Italia (octubre de 1984). En septiembre de 1985 empezó a rodar con Saura 'El amor brujo', con Laura del Sol y Cristina Hoyos. En diciembre intervino en la representación de 'Bodas de sangre', en los actos de conmemoración del X aniversario de la creación del Ballet Nacional Español, en el teatro de la Zarzuela. Mientras, preparaba con el director Saura su espectáculo 'Fuego', con coreografía basada la película 'El amor brujo', con Stella Arauzo. La obra se estrenó a finales de enero de 1989 en el teatro Chatelet de París. Luego inició una gira por Japón, Hong-Kong, Turquía, Suiza, Alemania, España (3 meses en el teatro Monumental de Madrid) e Italia (enero a marzo de 1990).

 



Carmen
. Gades estrenó 'Carmen' en el Gran Teatro de París en marzo de 1983 y continuó representándola exactamente igual durante más de una década. Sin cambiar el vestuario ni corregir la coreografía, la obra dio la vuelta al mundo de la mano del bailarín.
(En el Festival de Teatro de Berlín/AP)

 

 


Retirado para preparar su siguiente ballet, en 1994 volvió a trabajar con Saura en 'Flamenco' y el 20 de diciembre de ese año con su compañía reconstruida llevó a Génova 'Fuenteovejuna', adaptación de Manuel Caballero Bonald sobre el texto de Lope de Vega, comenzado en 1979. Coincidiendo con el inicio del rodaje de 'Flamenco', en enero de 1995 Gades empezó una gira por Japón con su última producción, que presentó en abril en la Maestranza de Sevilla. Por esas fechas anunció su intención de retirarse para preparar a artistas jóvenes

 



Siempre libre
. «Carmen tiene conciencia de clase, es honesta y no cree en la propiedad privada de los sentimientos. Prefiere la muerte antes que perder su libertad». Así definió el bailaor a Carmen, la protagonista de su coreografía más famosa. En alguna ocasión, Gades llegaría a decir que le hubiera gustado nacer mujer para poder interpretar este papel.
(En el "Sadler´s Well Theatre de Londres"/EFE)

 

 

Recibió el 11 de diciembre de 1995 el Premio de Dirección Coreográfica de la Asociación de Directores de Escena (ADE) por su trabajo en Fuenteovejuna. Seguidor de las teorías del bailarín Vicente Escudero, al que nunca vió en un escenario, se le consideró a mediados de los sesenta como su sucesor e incluso de Antonio, lo que él rechazó. No aceptó ser definido como artista; prefirió "trabajador del baile". Recibió también la Medalla de Círculo de Bellas Artes de Madrid, el Premio Vicente Escudero de danza y coreografía, el Premio Carmen Amaya, el Premio Nacional de Teatro de 1970 al mejor ballet español, el Premio del Gran Teatro de La Habana (2 de enero de 1990), el Premio Luigi Tani (abril de 1990). También era Premio Nacional de Danza 1988.

 

 

Primer amor. El 18 de marzo 1964 en su boda con la cantante Marujita Díaz. Su idilio duraría sólo 20 meses. Después, el bailaor se casaría cuatro veces más y tendría cinco hijos, algunos, de 'madres solteras', como siempre decía.

 

 


En cuanto a su vida familiar, Antonio Gades se casó cuatro veces y conquistó muchos otros corazones. Contrajo matrimonio por primera ves en 1964 con la tonadillera y actriz Marujita Díaz, pero la unión duró solo 20 meses. Posteriormente se une sentimentalmente con la la bailarina de TVE Sandra Lebrouch, pero tampoco duro mucho tiempo la pareja. A finales de los sesenta se casa con Pilar San Clemente, miembro de su compañía que conocía desde 1957 y con quien tuvo dos hijos, Elsa e Ignacio. Se separaron en 1971 y dos años después se unió a la actriz Pepa Flores "Marisol", con quien tuvo tres hijas: María, Tamara y Celia.

 


 

BODA DE MARISOL Y CARLOS GOYANES
1969 es un año de bodas entre cantantes populares.
Josefa Flores, Marisol la "Niña prodigio" del cine Españolcontrae matrimonio con Carlos Goyanes (en la imagen) y Maria Ángeles Santamaría, "Massiel",se casa con el doctor Luis Recatero.

 

 

 

Fuera del escenario. Gades exprimió la vida dentro y fuera del escenario. Se casó cuatro veces y conquistó muchos otros corazones. Su primera mujer fue Marujita Díaz. A ella le siguieron distintas bailarinas con las que no contrajo matrimonio, aunque tuvo dos hijos con Pilar San Clemente, que bailaba en su compañía y cuya historia se prolongó durante los años 70 y 71. Después se casó con Pepa Flores en Cuba, que sería conocida como el amor de su vida. Con ella tuvo tres hijas -una de ellas la actriz María Esteve, pero también se separó. A ella le siguieron Daniela Frei y Eugenia Eiriz.
(En la película "Los días del pasado" junto a Marisol).

 

 

En 1986 se rompe la relación y empieza una con la suiza Daniela Frey, con quien también se casó en 1988 y de la que se separó en 1993. Antonio Gades estaba casado, desde hace unos meses, con Eugenia Eiriz, la persona que ha estado junto al bailarín en los momentos más difíciles de la enfermedad que le llevo a la muerte.  Se encontraba enfermo de cáncer desde hace varios años.
Signo del zodiaco: Escorpio
Pelo: Moreno
Profesión: Coreógrafo y bailarín
Hijos: 5, Con Pilar San Clemente tuvo dos hijos: Elsa e Ignacio. Con Pepa Flores "Marisol" tuvo tres hijas: María, Tamara y Celia.

Un legado al descubierto
El 3 de noviembre, con la apertura de la exposición «Vientos del pueblo me llevan», empiezan los actos del «Año Gades» en homenaje al artista
«No me gustaría morirme —dejó dicho Antonio Gades— sin poder dar lo que sé. No; lo que quiero es encontrar a gente que se lo merezca y lo que sé, dárselo. Porque yo he tenido la suerte de que me lo han dado antes». Éste fue el espíritu con el que el artista —un adjetivo que siempre rechazó: «Yo soy un trabajador de la cultura»— creó, poco antes de su fallecimiento, en julio de 2004, la fundación que lleva su nombre. Con ella quería no sólo preservar su legado coreográfico —fundamental dentro de la evolución de la danza española y el flamenco—, sino también poner en valor y alimentar una herencia cultural única en el mundo. El 14 de noviembre de 2011, Antonio Gades hubiera cumplido setenta y cinco años. Con ese motivo, la fundación —al frente de la cual están María Esteve, hija de Gades, y Eugenia Eiriz, viuda del bailarín— ha preparado una serie de actividades para recordar su figura y su obra. «Es una oportunidad excelente para que recordemos a una persona que nos ha dejado tanto», argumenta Eugenia Eiriz. También, añade, para darle un impulso a la fundación, «que creó no tanto para inmortalizar su obra como para dar continuidad a una forma de entender la danza española y para difundir este arte único». Con esa labor divulgativa y pedagógica en la mente se han creado programas como el taller sobre «Fuenteovejuna» destinado a mujeres en desventaja social, y en el que colabora la fundación Tomillo (el 13 de diciembre actuarán en el Auditorio Nacional las participantes en el programa), o el taller sobre «Carmen» realizado en el Conservatorio profesional de Danza Fortea. Los actos del «Año Gades» arrancan el próximo miércoles, con la inauguración en el teatro García Lorca de Getafe, sede de la fundación desde hace unos meses, de la exposición «Vientos del pueblo me llevan». La componen veinticuatro obras gráficas del artista Antoni Miró, amigo de Gades, que a lo largo de los años fue creando estas piezas a partir de fotografías del bailarín. Otra exposición, titulada «60 años de danza española», circulará también por distintas ciudades; en ella se hace un recorrido por la vida artística de Gades. «La importancia del baile de Gades —sigue Eugenia Eiriz— no se limita únicamente a sus aportaciones “idiomáticas”; también, y sobre todo, a una filosofía y a una manera de entender la danza. Él decía siempre que la danza no está en los pasos, sino en lo que hay entre ellos, y la exposición quiere acercar al público al hombre y al artista». El buque insignia de la fundación es la compañía Antonio Gades, que dirige Stella Araúzo. El 11 de noviembre bailará en el teatro Calderón de Valladolid «Carmen», con un reparto renovado. En los primeros meses del año próximo viajará por Francia y por España, antes de llegar, en el mes de mayo, al Teatro Real. Allí ofrecerá las tres obras maestras del coreógrafo: «Bodas de sangre», «Carmen» y «Fuenteovejuna», y participará dentro de los programas audiovisual y pedagógico del Real. Y para el año siguiente, la compañía tiene previsto el montaje de «Fuego», una coreografía de Antonio Gades sobre «El amor brujo», de Manuel de Falla, inédita en España.
JULIO BRAVO Día 01/11/2010, Foto Una de las obras de Antoni Miró dedicada a Gades


Yahoo! Corazoó

VIDEO

 

Datos  de Yahoo¡.corazón, pertenecientes www.el-mundo.es, fotografias del el mundo es. 

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar