MANUEL SILVERIA
 

MANUEL SILVERIA FERNÁNDEZ, guitarrista payo, conocido en el mundo de la guitarra con su propio nombre artístico de MANUEL SILVERIA, nació en Córdoba el día 2 de noviembre del año de  1966, Es a los trece años cuando empieza a sentir en su interior la afición por la guitarra flamenca, hasta el extremo de ver compensados sus esfuerzos pocos años después, codeándose con sus compañeros de profesión, hecho este que coge cuerpo para esforzarse aun más en su carrera artística. En 1982 se inicia en la tarea de consolidar la estructura de los estilos, dar entrada y salida a los cantes y cerrar los distintos tercios en el acompañamiento.

 



Gran guitarrista con mucha afición,
con su guitarra consigue lo mejor,
se considerado por los compañeros
como uno de los grandes artistas
que ha nacido en toda la nación,
llevando siempre el mejor arte
en su guitarra y en el corazón


 

Para Manuel Silveria, la improvisación es casi continua, lo cual es causa esencial de la riqueza expresiva de su guitarra flamenca que, del acompañamiento al cante pasa al concierto en muchas ocasiones, sin que exista un método, director, ni pentagrama que lo guíe, sino fijado sólo por su impronta personal, inspiración o sentimiento. Considerado por todo el mundo como uno de los grandes genios actuales en la guitarra de acompañamiento. Antes de cumplir los veinte años de edad, Silveria ya participaba en numerosos festivales y en cursos, en los que actuaba como guitarrista oficial. Intervino en grabaciones con varios cantaores y con grupos en diversas modalidades, pero siempre relacionadas con el flamenco.

 


Córdoba,  plaza de José Antonio, o gran capitán

 


Córdoba, plaza de julio Romero de Torres


A destacar también sus grandes dotes para el acompañamiento en el Baile, donde su sensibilidad hacia esta modalidad artística queda plasmada en una completa compenetración con el compás.  Recibió la Fiambrera de Plata del año 1988 concedida por el Ateneo de Córdoba. Codeándose con sus compañeros de profesión, hecho que coge cuerpo, para esforzarse aún más en su carrera artística. A pesar de su corta carrera, su currículum es bastante dilatado: ha participado en numerosos festivales, acompañando a las primeras figuras, habiendo grabado varios discos siempre relacionados con temas flamencos.


guitarrista Manuel Silveria

 


guitarrista Manuel Silveria


El mes de mayo de 1989 supuso el espaldarazo definitivo de su carrera, logrando en el Concurso Nacional de Córdoba, el premio “Manolo de Huelva”, (acompañamiento al baile y cante) y en el mismo año obtuvo una plaza de guitarrista acompañante en la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Córdoba. Es uno de los guitarristas más solicitados por las grandes figuras del flamenco, tales como Fosforito, Luis de Córdoba, El Pele, Calixto Sánchez, Carmen Linares, Julián Estrada, etcétera. En la peña La Platería ha actuado el sábado 4 de diciembre de 2004, acompañando al cantaor Julián Estrada

Julián Estrada y Manuel Silveria
RECITAL DE CLAUSURA DE LAS JORNADAS SOBRE RICARDO MOLINA
Julián Estrada (cante). Manuel Silveria (guitarra). Lugar: (Instituto Góngora). Fecha: (8-III-2007).
El broche a las Jornadas Literarias en Homenaje a Ricardo Molina, donde han participado destacados especialistas en el tema, tenía que ser necesariamente flamenco. El anfitrión y director del instituto de Bachillerato Luis de Góngora, Juan Pérez Cubillo cedió la palabra al poeta y flamencólogo Félix Grande en la presentación de los artistas. A la voz sincera, hermosa y emocionante de cantaor general desprovista de todo narcisismo fueron algunas de las frases elogiosas que pronunció en un deseo, pensamos, de culminar este ciclo de sabias y magistrales intervenciones en honor al poeta de Cántico, con una cierta complacencia hacia el cantaor de Puente Genil. Julián Estrada, dotado de un amplio registro sonoro, se excedió en la exposición de todos sus cantes, buscando, tal vez, la respuesta agradecida del auditorio, y obviando con cierta frecuencia el ensimismamiento que el flamenco requiere.  Inició su recital por malagueñas terminando con los cantes abandolaos de los fandangos de Lucena para rematar con rondeñas en la popular letra de Carmen Linares que hace mención a Ronda La Vieja. Siguió por soleá, continuó con alegrías, recordando letras muy conocidas de su paisano Fosforito, fandangos alusivos a la grandeza de cantaores antiguos, tangos, algunos también de evocación fosforera, para terminar con milongas. Todo ello expuesto en grado superlativo, pero sin tener en cuenta que la expresividad de la voz no tiene por qué ir acompañada de excesivas demostraciones de facultades y sí de un proceso que como se ha dicho suba, baje y destrence lo que es oculta raíz. La estremecedora guitarra de Manuel Silveria a la que el poeta y flamencólogo Félix Grande rindió merecidísima pleitesía, y al que animó públicamente a que grabara un disco que prometió lo oiría con la pasión que le provoca su música, fue una vez más el gran guitarrista que inundó con sus notas la bellísima capilla del instituto Góngora, y que magistralmente dio respuesta al cante de Julián Estrada.
10/03/2007 FRANCISCO DEL CID. en la foto,  Julián Estrada y Manuel Silveria durante su actuación. Foto:JUAN CARLOS MOLINA Edición impresa en PDF

VIDEO

 

 Datos recopilados de buenas fuentes,  Poema de José Maria Ruiz Fuentes

Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar