ROSA LÓPEZ

 

ENTREVISTA A ROSA LÓPEZ

 

"Todo el mundo debería tener un psicólogo en su vida"

 

La cantante granadina rinde un homenaje póstumo a su padre con su disco 'Promesas'

Durante unos años fue la gran Rosa de España. Salida de la factoría Operación Triunfo, el programa le dio a Rosa López la oportunidad de dedicarse a lo que más le gusta, la canción. Ganó el concurso y, lo más importante, dio a conocer una voz que ha logrado cautivar a un público muy variopinto. La fama la desbordó y gracias a algunas de sus mejores virtudes, la sinceridad y la espontaneidad, pudimos descubrir que debajo de aquella etiqueta mediática vivía una persona que sufría por dentro, y probablemente por fuera. Rosa López ha tenido que afrontar ahora uno de los momentos personales más duros, como es la muerte de su padre. Es por ello que se ha vuelto a refugiar en su música para superar el dolor que supone la pérdida de su referente, con el disco Promesas que en pocas semanas ya es el más vendido en España. Una recopilación de diez versiones de clásicos de la música internacional, con temas de Diana Ross, Withney Houston o Beverly Craven, entre otros, y cantados en castellano. Rosa asegura que ese Promesas es más que un disco, es "la vía para dirigir mi carrera hacia un punto donde poder comenzar de nuevo". Toda una declaración de intenciones.

Ha titulado el disco con este Promesas. ¿Es una palabra que le ha acompañado siempre en su vida profesional?

Este disco no se podía llamar de otra manera. Lo primero que quería que hiciera mi padre, que ahora ya no está y era mi referencia, era un disco con canciones de este tipo. Es importante para mí, independientemente de las ventas, haber podido cumplir esa promesa. Afortunadamente nuestra profesión va muy unida a los sentimientos, he querido aprovechar mi propio trabajo para crear mi propia terapia para no hundirme. Para mí este disco es como tomarme unas pastillas antidepresivas

En su regalo póstumo a su padre…

Sí. He cumplido una promesa que le hice a mi padre y también a mi madre y además había una parte de mi público que llevaba años pidiéndome que hiciera un disco con canciones de toda la vida, así que también es un regalo para ellos. (Sonríe).

Quedarse con sólo diez de esos clásicos no debe ser tampoco una tarea fácil.

Sí, pero por cantidad y calidad. No se trata de hacer canciones propias, que siempre es complicado, pero son temas muy bonitos y dan mucho respeto interpretarlos porque no me gustaría que hubiera comparaciones o que las críticas fueran muy duras. Hemos cogido sólo diez canciones, para que esto no sea como una gala de Operación Triunfo, y que cogen una dirección musical que se acerca mucho más a la que yo quiero y que no tiene nada que ver con el estilo de los otros discos. Son canciones que, en algunos casos, forman parte de la banda sonora de la vida de mucha gente.

Ahí está el reto de este disco. No sólo versiona grandes temas sino también grandes voces…

Bueno, una de las cosas que tuve en cuenta fue no versionar grandes voces por lo mismo que te contaba, me da tanto respeto que no me atrevo. Pero sí que he metido dos temas de Diana Ross y de Withney Houston que no son tan conocidos, especialmente la de Withney. Es una balada que desde pequeñita que la tengo en mi interior porque a mi madre le encantaba. Aunque busquen comparaciones me siento muy cómoda con ellas.

¿Cuál es el estilo musical que busca ahora Rosa López?

El estilo es complicado, me gusta ir sobre la marcha, como la propia vida. Vengo del dance, he hecho pop rock, en mi primer disco había de todo…Como el público que me seguía tras salir del programa era tan variopinto, no sabía donde ponerme a nivel comercial. Sin embargo, a nivel personal me encantaría tirar por un camino más melódico y si me atrevo con algo será algo cercano al rythm&blues.

Hay una cosa significativa en su carrera y es que a pesar de tocar tantos estilos, incluso ha hecho un disco navideño, ha conservado el cariño de la gente desde el primer día. ¿Eso es lo más importante para una cantante, a veces tan insegura, como lo es usted?

Eso es maravilloso y siguen pasando los días y no doy crédito. Nunca en mi vida había pensado que llegaría a los siete años de carrera musical. Cuento con la suerte de un apoyo increíble, esto es como una lotería y a mí me ha tocado vivirlo.

¿Cree que su forma de ser, sencilla y espontánea, ha sido clave para que la gente le tenga esa profunda admiración? La ven como una artista cercana y sincera…

¡Es que yo creo que soy como todo el mundo! (Ríe).

Valoro su humildad pero la imagen que desprende no es la de "todo el mundo"…

Nunca he intentado cambiar mi personalidad. Lo que sí que he querido cambiar es que se me entienda hablando, que me sienta cómoda encima de un escenario, quiero cantar como lo siento…Y en este disco canto lo que me da la gana, por esto me gusta tanto y voy mucho más tranquila por la vida. Es como el amor, cuando quieres a alguien de verdad no hay miedo a nada. Y ahora mismo no tengo miedo a nada, estoy relajada y mucho más reflexiva con la vida. Valoro mucho más todo lo que me rodea, a nivel personal y profesional.

¿Llegó a sentir miedo en algún momento?

Mira, te lo explico con una imagen. Imagina un barco que acaba de pasar un tormentón impresionante y ahora navega a la deriva con una calma absoluta. Lo que pasa es que estoy buscando mi rumbo. Se me ha destrozado de golpe todo lo que tenía y ahora tengo que aprender a vivir de otra manera.

Es una reflexión dura, a la vez que sincera. Inevitablemente eso le pasó factura en su carrera artística…

Intento separar vida personal y profesional pero muchas veces no puedo. No se puede querer darle a la gente algo especial separando tu vida personal. Entonces lo hago hablando en clave, se me puede notar como estoy, pero mi trabajo no es contar mi vida.

Tengo la sensación de que convertirse en Rosa de España representó para usted un momento profesional muy dulce pero a la vez le acabó perjudicando personalmente…

No te lo vas a creer pero todo lo que me ha ocurrido hasta ahora ha sido beneficioso. A pesar de todo lo que ha pasado ahora estoy en el momento más dulce. Pero cierto, en su momento fue duro. Es como querer que un bebé nade si lo tiras al agua. Tengo la suerte de que la gente ha visto la evolución pero si yo tuviera que explicar todo lo que me agobié, nadie me creería. Realmente sé que algo ha cambiado, no sé si es la concentración. A fuerza de los palos y de las críticas que he recibido como que no se me entiende o cosas más feas que no voy a decir, he logrado madurar y llegar a ese momento.

¿Necesitó ayuda profesional para superar este momento de agobio? Creo que pidió consejo al mismo Jorge Bucay

Jorge Bucay es un psicólogo y un escritor que a mí me encanta. Fui a buscarle y me propuso a alguien que me ha ayudado mucho, muchísimo. Creo que todo el mundo debería tener un psicólogo en su vida. En mi vida cotidiana de antes quizá no lo necesitaba tanto pero es que ahora cada día es una aventura.

Es decir que los que la conocen han ido descubriendo poco a poco una nueva Rosa…

Mi padre siempre decía que te pueden ayudar a salir adelante pero si no eres tu mismo no lo lograrás. En otros momentos de mi vida llegué a pensar que me moría, que me enterraban, te lo juro. Y no, la vida sigue, soy joven y tengo muchos caminos para coger. Escogí este que no es otro que vivir de la música para poder expresar mis sentimientos.

Y lo hace desde el escenario cantando y también bailando. Debo confesar que me sorprendió su presencia en el programa ¡Mira quién baila!, ¡se lo tenía muy guardado!

(Ríe). Me lo pasé genial. Creo que la gente que es creativa se lanza a todo porque lo hace con el corazón. Tu a la gente no la puedes engañar, no. Mi referente siempre ha sido y será mi familia. Si mi familia me dice que algo queda raro, eso va fuera. Quiero que todo lo que sea mi vida, la salud, el amor, la amistad, el trabajo, sea lo más sano y elegante posible. Que no sea algo superficial. Pero bueno, te repito, si no es por el público yo no soy nadie. Y es tan bueno lo que me ocurre con ellos que siempre estoy en tensión porque tengo miedo de hacer algo mal o de desilusionar a la gente.

Conclusión, lo de Rosa de España lo dejamos ya para los amantes de las etiquetas y nos quedamos con Rosa López…

Eso fue un nombre que me puso Alejo Stivel, que hizo mi primer disco y que era jurado en Operación Triunfo. Un día que me nominó me dijo que a pesar de tener que nominarme tenía que saber que para toda España era ya Rosa de España. ¡Me lo puso él! Pero Rosa de España suena a mito y a mí me da miedo. Me halaga pero es muy grande, con Rosa sólo ya estoy contenta, de verdad

Albert Domènech | Barcelona | 17/11/2008

Volver  | Ver la biografía | Ver entrevista 256

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar