MELCHOR DE MARCHENA

 


ENTREVISTA A MELCHOR DE MARCHENA
 

Cuando la evolución que ha experimentado la guitarra flamenca ha llegado a convertir a este instrumento antiguamente concebido para acompañar, en un solista de concierto, y cuando las estructuras musicales en qué se apoyaba han ido desapareciendo para dejar paso a nuevas aportaciones que la han cambiado en casi su totalidad, Melchor de Marchena situado históricamente entre las dos épocas del toque flamenco, es un ejemplo de guitarrista que, conservando los viejos moldes, no está totalmente identificado con las actuales tendencias. Preferido por los maestros del cante del pasado como Manuel Torre o Pastora Pavón "Niña de los Peines", es el guitarrista más solicitado por los cantaores de hoy en día.
La plaza donde yo he nacido, donde yo me he criado, y había muchos flamencos buenos, y comprábamos en aquella época arrobas de vino. Cogía algún guitarrito, para empezar era con un guitarrito malo. Hoy tengo guitarras muy buenas. Y me gustaban los cantes y los bailes, como hablaban ellas, a su manera, flamencos como gitanos. Hablaban a su manera y a mí me quitaba el sentío. Eso. A las cuatro de la mañana escuchando cantar, esas grandes mujeres, estas gitanas que habitaban a su manera. Pero siempre tenían unas músicas que eso me extrañaba a mí y lo llevaba yo dentro.
El nieto que tengo yo, lo que quiere es que cante. Es muy bonito. Estoy con mi nieto, mi nuera. Éste va a romper tó lo que hay aquí. Y mi hijo que tiene un punto en la boca. Y éste lo va a tirar tó. Voy a tocar la guitarra yo así. Eres un sinvergüenza. Ea, tó, tó, lo ha tirado tó, tó. ¡Ay que gitano más malo! ¡Je, je, je!

 Usted, Melchor vive en Madrid y, aunque ha nacido aquí en Marchena, por lo visto le gusta más la forma de vida de Madrid que la de aquí de Marchena, ¿No? Se encuentra Vd. más a gusto allí con su familia.

A mí me gusta mucho Madrid, porque Madrid es mi vida, para ganar dinero. Lo gano. Y Marchena, pues me gusta porque he nacido en Marchena. Y además Marchena para mí, Fernando, Alfonso, mis amigos que nos hemos criado juntos. Cuando yo no era nada me ayudaban todo lo que podían. Ahora los tengo, pero tengo un arte especial, cuyo arte quiero dárselo a ustedes.

 ¿Melchor, y cómo empezó Vd. a tocar la guitarra aquí en Marchena?

Pues como todo el mundo que nace en un pueblo, sin saber tocar, ni nada. Pero yo tenía una inspiración muy grande, en mi arte. Pues yo creía y creo que yo podía llegar a algo. He llegado, y además de mi arte, todos son mejores que yo, todos son fenómenos. Pero mi arte me lo llevo yo consigo. Voy a ver si en esta grabación que yo voy a hacer con Ustedes., hago un poquito de mi arte bueno. Quiero que salga para que los..., estos muchachos y estos señores catedráticos de cante y de baile. Hacen un sonido distinto para mí que todo el mundo, para mí todos son mejores que yo. Pero lo mío, quiero hacer una cosa, una cosa rara en mi guitarra. Siempre con un güisqui a mi lado, que es lo que me gusta más en el mundo.

 ¿Tuvo algún maestro aquí cuando Vd. empezó a tocar la guitarra?

No. No tuve maestro. No sé si es malo o bueno. A mí quisieron enseñarme a música y dije que no, que la música la llevaba en sí, que yo no podía ser matemáticamente lo que hacen los violines, ni ná. Yo lo que hago es mío, y mi pureza me la llevo yo.

 ¿Vd. prefiere a algún cantaor para acompañarle, algún tipo de cantaor?

Pues yo sí. Él que todo lo canta muy bien, a mí me duele horror cantando, me gusta mucho Manolo Caracol, porque es un cantaor de arte, tiene mucho arte, y a mí me gusta mucho. Y cuando canta él, saco cosas en la guitarra que no las sé. También hay otro cantador que me gusta mucho que es Mairena, y canta muy bien.

 ¿A qué cantaores le ha tocado Vd., a cantaores antiguos, de otra época?

A Manuel Torre, al Gloria, a la Niña los Peines, al Pinto, a la Pompi y a los que son buena gente, que eran, los pobres.

 ¿Y le gustaba a Vd. acompañar más a estos cantaores que a los que acompaña Vd. ahora?

Sí, el doble más.

¿Por qué?

Porque cantaban lo que a mí me gusta. Cantaban flamenco. Hoy, todo es bueno pero esto de la rumba, es muy bueno, muy bonito, lo veo como si no lo viera. Me gusta el cante por seguiriya, por soleá, cantar por fandango puro, por malagueña, por taranta, taranto, tangos, bulería a golpe. Todos esos cantes me gustan. Los demás son muy bonitos pero... Cuando ganan tanto dinero, será porque vale, pero... A mí me gusta verlo, pero no me entusiasman. Me gustan más los cantes puros buenos.

 ¿Y dónde acompañaba Vd. a estos cantaores, Manuel Torre?

En las fiestas en Sevilla. Esos cantaores cantaban muy poco en el teatro. Cantaban en fiestas. Yo era muy joven, y me llamaban a todas las fiestas muy grandes.

 ¿Y cómo era el ambiente de entonces

Un ambiente muy bueno. Un respeto de un artista a otro muy grande. Se cantaba muy bien. Y allí no se hacía más que beber y cantar puro y tocar puro. Se aprendía mucho de esos señores.

 ¿Qué pasa, que hoy no se bebe ni se canta puro?

No. Hoy se canta también. Pero que esos señores cantaban antes, esos cantaores de hoy hacen bien. Cantan cantes livianos, cantes para ganar mucho dinero, que ganan mucho dinero. Antiguamente no se ganaba dinero. Hoy cualquiera que cante cualquier cosa, se pone rico. Antiguamente no. Había que cantar muy bien, muy bien, y yo he escuchado a todos esos cantaores.

¿Vd. cree que Melchor de Marchena ha aportado algo a la guitarra flamenca

Bueno, yo he tocado mucho a muy buenos cantaores, muy delicados. Y han cantado cantes muy raros, y le he acompañado muy bien. Y eso pues vale mucho.

 Vd. que ha cogido las dos épocas fuertes de la guitarra, la de hace cuarenta años y la de ahora, ¿Qué diferencia encuentra Vd. entre cómo se tocaba entonces, y cómo se toca hoy?

Antes se tocaba muy bien la guitarra. Había muy buenos guitarristas. Pero hoy también los hay. Y ha evolucionado la guitarra mucho. Ha ganado

Melchor, Vd. tiene un hijo que es guitarrista también.

Pues sí.

 ¿Vd. cree que se basa en los toques suyos, o está ya más evolucionado?

Pues mi chiquillo, yo no digo que sea hoy el mejor guitarrista de España, pero tampoco hay quien sea mejor que él. ¡Ejecuta la guitarra con un arte! Y además que toca moderno, también sabe tocar para cantar como yo. Mejor que yo tocando, con más facilidad porque para la guitarra, para él no es nada.

 ¿Vd. le ha enseñado a él a tocar la guitarra

Yo le enseñé muy poco. Todo ha salido de él. Cada siglo da Dios una cosa grande, y este siglo le tocó a él.

 ¿Y cómo ve Vd. los toques de su hijo, y los toques de Vd.?

Pues cuando yo lo escucho tocar, me se quitan las ganas de tocar yo la guitarra. Porque es maravilloso. Hace cosas y además crea. Lo que toca es suyo. Ahora le ha costado mucho trabajo. Estudia mucho la guitarra porque es una carrera muy grande y muy difícil y él ya la tiene concluida

ENTREVISTA REALIZADA A MELCHOR DE MARCHENA

Volver | ver su biografía

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar