MIGUEL BOSÉ

 

 

ENTREVISTA A MIGUEL BOSÉ

 

«Hay buenos artistas, pero la industria ha perdido la gracia y el olfato»
 

El cantante, que el 2 de octubre actúa en Málaga, asegura que no se retira de la música. Pero matiza: se dedicará durante «algún tiempo» a otras actividades para descansar   Miguel Bosé lo ha hecho casi todo en el mundo de la música: sus canciones han traspasado fronteras, ha logrado varios números uno en las listas de éxito, ha experimentado todo lo que ha querido y más, ha roto moldes... y un largo etcétera. Nadie duda de que es uno de los grandes del pop español. Y, como toda gran estrella que se precie, apenas puede rascar diez minutos entre entrevista y entrevista, que le llegan hasta del otro lado del charco. «Estoy esperando una llamada de México», advierte al comenzar la conversación. Encantador y con las ideas muy claras, Miguel Bosé habla de su pasado, presente y futuro en plena gira de 'Papitour'. El 2 de octubre, el Papito -como le llaman cariñosamente en Latinoamérica- recordará sus canciones de hoy y siempre en Málaga.

¿Miguel, una entrevista más. Perderá la cuenta de las que ha concedido en su carrera...

La verdad es que ni me lo planteé el primer día. Si llegó a echar cuentas...

Es la consecuencia de 31 años en activo, ¿no da vértigo?

Da mucho orgullo, más que vértigo. En todo caso, el vértigo es hacia delante, hacia atrás no sucede. Simplemente es una conquista, una trayectoria, un camino diario...

En 'Papitour' interpreta canciones de sus primeros años, como 'Don Diablo' o 'Superman', ¿recuerda con nostalgia aquellos tiempos?

Hay muchas cosas de entonces que no recuerdo, la verdad. La mayoría, yo diría que el 70% de las cosas que sucedieron. Si no fuera porque otros conservan la memoria, yo no podría recuperar determinadas cosas que estaban en mi entorno de niñez. Pero en mi caso, al hacer el ejercicio de recordar toda mi historia, jamás tengo la sensación de echarla de menos. De alguna manera, cuando eso ocurre es que queda algo que no se pudo rematar bien, algo pendiente. Eso pasa en las relaciones y en cualquier aspecto de la vida. Cuando has hecho y has rematado las cosas bien, paso a paso, no se las echa de menos, se las vuelve a recordar en todo caso.

¿Siente que lo dejó todo bien atado...

Creo que hice las cosas muy bien en su momento, con todo convencimiento, con toda honestidad, con toda verdad. Y que, una vez rematadas, con la casa bien ordenada, hay que pasar a otra cosa.

¿Quizá haya momentos que no quiera recordar?

No, simplemente no las recuerdo. Hay muchos tipos de personas, yo soy una de esas que no tiene capacidad de memoria para recordarlo todo. También es verdad que tengo una memoria muy selectiva, que realmente se queda con cosas que son solamente muy personales y que, a veces, no tienen ninguna trascendencia, son nimiedades. Pero sé que en el fondo, si son recordadas, es porque ellas se han peleado el espacio y corresponden a esas necesidades muy personales que no tienen interés para nadie, pero que para mí... hay quedan.

'Papito' es un recorrido por su trayectoria y, también por su vida, ¿cuál es su balance personal?

Absolutamente positivo y con esa sensación de bien haber hecho las cosas de forma coherente en cada momento. Cuando afronté este proyecto y tuve que, forzosamente, sentarme a escuchar de forma cronológica todo lo que había hecho, sentía un enorme terror, porque no sabía qué es lo que me iba a encontrar, cómo iba a quedar. Pero resultó que paso a paso, periodo a periodo, lo que hice fue lo que quería haber hecho y, sobre todo, lo que sentí en cada momento, con total dedicación. Cuando tenía 19 años, eso era lo que quería y la música la componía así. Sabía que había cosas que tenía que adquirir, vivir experiencias que no había vivido... y tenía unas hormonas que hacían que los sentimientos tuvieran un determinado peso, que con los años cambia. La música que he hecho se ha parecido en todo momento a mi vida. Ha tenido tanto que ver lo que he hecho en la vida, como lo que he hecho en la música, en mis diferentes etapas.

En plena madurez, ¿se siente en el mejor momento de su vida?

Si me hace esta misma pregunta dentro de dos o diez años, contestaría lo mismo. Siempre, todos estamos en el mejor momento de nuestra vida. Por una parte, porque hemos llegado a él y, también, porque estoy haciendo lo que más me apetece.

Después de esta gira, ¿en qué ocupará Miguel Bosé su tiempo?

Habrá otras actividades diferentes a la música durante un periodo porque mi verdadero concepto del descanso es el cambio de actividad, no el parón.  «No soy actor»

Entre esas otras actividades, ¿contempla el cine, que lo tiene aparcado desde hace tiempo?

No. He dicho muchas veces que puede que vuelva a aceptar participar en otro proyecto, no voy a decir que no, pero las posibilidades son muy escasas, porque yo no soy actor. No soy un personaje de cine, he hecho películas, y eso es otra cosa. De ahí a ser actor, hay un paso muy grande. Me he decidido a actuar puntualmente ayudado por directores, por las circunstancias... ¿Me gusta el cine? Como espectador, no te puedes ni imaginar, me encanta... pero ya he pasado por un rodaje como actor y no es lo mío. No soy paciente. Ahora... a lo mejor me da por meterme en un proyecto de dirección más adelante, eso es más probable. A priori, me divierte más.

¿Un artista tiene edad de jubilación? Hombre..., depende del estado físico y mental que tenga. Pero, en principio, no.

No se ha puesto fecha límite... Uno no debe ponerse límites. En las facetas creativas, no sabes hasta cuándo lo que estás haciendo te va a entusiasmar, hasta cuándo vas a tener inspiración y, si no la tienes, si te apetece bregar para recuperarla...

Ha sido siempre un artista muy innovador, y pertenece a una generación de músicos rompedores, ¿por qué cree que no se ven propuestas innovadoras hoy en día?

Haberlas hay. Yo estoy en contacto con la música española por diversos canales y hay muchas propuesta interesantes. Lo que ocurre es que la industria ha perdido la gracia, el olfato y la brillantez; el sector está muerto.

 

21.09.08 - REGINA SOTORRÍO

Volver  

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar