CURRO PIÑANA
 

 

ENTREVISTA A CURRO PIÑANA
 

Entrevistamos al cantaor cartagenero en una céntrica cafetería de Murcia un caluroso viernes de junio. Curro se muestra afable y cercano, inteligente en sus afirmaciones y gran aficionado además. Es el máximo representante de nuestro arte fuera de nuestra región.

1- La inclusión de letras de Jorge Luis Borges en tu último disco, ¿es el anuncio de una futura obra compuesta por letras de poetas exclusivamente?

 R: Fue una idea compartida con el poeta Juan de Dios García. Yo tenía un deseo de materializarla hace tiempo, dentro de la idea de incluir nuevos poemas y nuevas temáticas dentro del flamenco, porque  si se dice que se tiene que modernizar el flamenco yo pienso que hay que avanzar con el tema de la literatura, porque  nuestro arte se nutre de la poesía popular pero además de ellos hay poemas cultos muy flamencos. Por eso no descarto hacer algún día un disco entero de milongas de Borges o de otros poetas por descubrir, además de los ya explotados.

2-¿Qué aporta la poesía culta al flamenco?

R: Aporta un nuevo punto de vista. La poesía tiene música y es cantable. María Kodama (viuda de Borges) me dijo que Borges solo escribió para ser cantadas sus milongas. La poesía culta enriquece el flamenco, lo vuelve más culto de lo que ya es, pues yo defiendo el flamenco como cultura de la sangre. García Lorca ya decía que el flamenco es una música culta.

3-¿Qué evolución ha habido desde de  “ lo humano y lo divino”  hasta “de la vigilia al alba”  en Curro Piñana?

 R: Una evolución normal, lógica y necesaria. Seis años después de  de lo humano y lo divino confieso que fue una obra complicada.  Cantar a un poeta místico del siglo XII no fue fácil.  En mi última obra me expreso más personalmente al poder elegir el acompañamiento y los arreglos que yo quería, aunque siempre que grabo o me subo a un escenario me expreso como me siento.

4- La mezcla del flamenco y del bolero en “Milonga de Albornoz”  me parece magistral pero ¿Cómo surgió la idea?, porque algunos podrían pensar que ha nacido al albor del éxito de “Lágrimas Negras” de Bebo y el Cigala.

 R: Yo pienso que no tiene nada que ver, de verdad. Si te soy sincero te confieso que “lágrimas negras” me parece una buena obra pero no es la panacea. La “milonga de albornoz”  es un bolero aunque flamenco. Me pareció algo bonito y ya está.

5-¿Habrá un disco compuesto íntegramente por boleros?

R: No creo. Me surgen muchas ideas pero no creo, aunque fue una experiencia bonita,

6-En este álbum, como en el primero, interpreta palos muy poco frecuentes como una farruca, una mariana o una nana. ¿Qué piensas que puedes aportar con estos cantes?

R: Sobre todo revitalizarlos y recuperar una serie de palos flamencos que estaban algo olvidados. Pienso que no se cultivan más porque no arrancan aplausos tan fácilmente como los fandangos, las bulerías o los tangos. Gracias a las modernas técnicas se nos permite a los cantaores jóvenes beber de artistas como Escacena o el Mochuelo, para recuperar sones y cantes rebuscando en el pasado.

7-La reivindicación de los estilos mineros (levantica, murciana, etc) ¿Nos hace concebir la esperanza de que grabarás un disco que recupere palos olvidados como la sanantonera o el fandango minero?

R: Es un deseo. Yo quería hacer primero un disco variado como el que acabo de hacer. Pero lo haré con las letras nuevas y con acompañamientos nuevos como el de Jose Antonio Rodriguez, Máscañizares, Manolo Sanlúcar y mi hermano Carlos. Cantes clásicos pero con un nuevo punto de vista: el de Curro Piñana, porque yo conozco esos cantes de pe a pa. Vamos a esperar el momento oportuno.

8-Tu taranta personal es una interpretación muy “sui generis” de los estilos mineros. ¿Es inevitable una progresión creativa de los palos para que el flamenco siga vivo o crees que hay que repetir los cánones para no perder al aficionado más clásico que, a fin de cuentas, es el mayoritario?

R: Un poquito de todo, creo que uno tiene que ser fiel a sus principios porque en eso reside la pureza. El cante es lo que uno siente. Si te pellizca, ya entiendes de flamenco, luego ya vendrá la distinción entre la soleá de alcalá o la de triana. Yo conozco la cartagenera que me enseñó mi abuelo. Pero yo no puedo cantarla como mi abuelo, para eso ponemos un disco de Antonio Piñana, padre. Yo no puedo ser una copia. Lo primero es demostrar tu valía y tu conocimiento de las raíces, y después hacerlo a tu forma. Yo te canto todas las malagueñas de Chacón pero luego las voy a  hacer a mi forma, con un semitono nuevo, porque me apetece. Eso no es dejar de ser puro, eso es ser puro, siempre y cuando conozcas de dónde viene.

9-¿Cual es tu mayor virtud y tu mayor defecto como cantaor?

R: La honestidad. Y el mayor defecto, que me entrego demasiado quizá, no se poner límite a la afición.

10-Se dice que eres un cantaor serio y racional, en contra del tópico flamenco. ¿No es eso una contradicción en un cantaor?

R: No. Eso se utiliza con mala leche. Ser cerebral y no cantar con el corazón. No va conmigo. Las cosas hay que racionalizarlas y saber porqué las haces y las sientes. Yo he nacido para cantar flamenco y necesito cantar flamenco. Eso es algo que no está reñido con acabar la licenciatura de psicología o ser profesor de acompañamiento en el Conservatorio Superior de Murcia. Soy consciente de lo que hago y que trabajo en lo que quiero. Estoy satisfecho con mi trabajo. Sí, soy una persona seria. Para ser flamenco no hay que ser ni impuntual ni tomar drogas.

11-Con el paso del tiempo, ¿Cuál es la herencia más importante que ha dejado tu abuelo en tu forma concebir el flamenco?

R: Yo creo que sus tres nietos que se dedican al flamenco, aunque cada uno lo pase por su tamiz. Pero lo más importante que me transmitió fue el amar el flamenco, el quererlo, el sentirlo. Yo necesito el flamenco. Esa afición la he heredado porque mi abuelo estaba continuamente escuchando flamenco. Él era amigo de sus amigos, y quería a  los cantaores, como a Marchena, se llamaban hermanicos. También me dejó un padre maravilloso, gran tocaor, que siempre nos ayuda.

12-Todos los aficionados nos alegramos de que Curro y Carlos Piñana hayan encontrado su sitio en el flamenco, publicando discos y actuando con regularidad, pero ¿cuáles crees que son las causas para que artistas de la talla de el Bongui, el Rampa o el gaditano no hayan triunfado o no hayan tenido una oportunidad para triunfar a nivel nacional?

R: No lo sé muy bien. Yo he pasado diez años en Madrid dándome a conocer, dando mucho el follón, porque en este mundo hay que dar mucho el follón. Si he tenido que cantar por cuatro pesetas, he ido. También he tenido la suerte de ganar aquellos concursos en los que me he presentado. Pero a todo el mundo le diría que hay que ser muy constante en el flamenco. Yo no lo tengo todo hecho. Apellidarse Piñana es una doble responsabilidad y fuera de Murcia creen que solo sabes cantar palos mineros. Aquí no te regalan nada. Es fruto del esfuerzo personal. Me encantaría que todos los aficionados que nombras estuvieran más en el candelero. El Rampa es el mejor aficionado al cante que tiene Cartagena. Al Bongui lo quiero mucho, yo iba a verlo de chico para aprender compás.

13-Los festivales de La Unión y Lo Ferro, ¿son un oasis veraniego en el desierto del flamenco  de la Región de Murcia?

R: Son un reclamo. Pero el resto del año la CAM, CAJAMURCIA y la Universidad organizan muchas cosas. Pero si te soy sincero, no estoy muy al tanto de las peñas de Murcia.

14-¿Qué opinión le merece el actual festival del Cante de las Minas?

R: No podemos negar que es el más importante a nivel nacional junto con el festival de arte flamenco de Córdoba. Ha sacado grandes cantaores, pero no tantos como  la organización quisiera. Ha dado un empujón a algunos artistas como a  Miguel Poveda. A mi no me parece mal.

15-¿Qué pasa con el flamenco de Cartagena? Ya que ha desaparecido el festival de cante por cartageneras y las peñas apenas funcionan.

R: No hay la afición que debiera. Me duele decirlo pero no se puede traer al aula de CAJAMURCIA a José Menese y a Gerardo Núñez gratuitamente y que solo vayan treinta personas. No sé qué pasa porque Cartagena ha sido cuna de grandes cantes

16-¿Cuáles son tus próximos proyectos?

R: Lo más inmediato es actuar fuera de España: Alemania y Japón. También estamos preparando el próximo disco de mi hermano Carlos y un concierto con la orquesta sinfónica. Y estoy viendo la posibilidad de un nuevo disco.

Volver | Ver su biografía

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar