JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD    
 

ENTREVISTA A JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD Poeta   
 

"No me atrevo a decir que es mi último libro, pero con toda probabilidad lo será"

 

El autor jerezano presenta en el Centro Andaluz de las Letras 'Desaprendizajes', su nuevo poemario En la obra predominan los elementos críticos con la cultura y la sociedad

A sus 88 años le pesa más la vejez que su extensa obra jalonada de premios y a la que este año añade un nuevo poemario. La juventud sigue patente en su delicadeza con el lenguaje, en su ironía y crítica que potencian los paisajes y figuras contemporáneos dibujados en Desaprendizajes. El poeta jerezano José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes 2012, presentó ayer en el Centro Andaluz de las Letras (CAL) esta nueva obra en la que interroga al lector valiéndose de la crítica y la ironía mientras que al autor le otorga una personalidad "poética, consistente y singular".

¿Qué aporta nuevo el poemario Desaprendizajes a su extensa obra?

Se trata de un libro de preguntas en el que el título quiere definir lo que me propongo con él: desaprender una serie de cosas mal aprendidas, aprendidas de memoria o con enfoques defectuosos y volverlas a aprender de otra manera. Además hay una serie de elementos críticos de la vida y de la cultura actual: poemas donde me aparecen paisajes y figuras contemporáneas que enfoco a través de la parodia, de la ironía y de la crítica. Es un libro en el que también exploro la propia materia de la poesía que para mí está hecha con palabras.

Su obra poética completa fue recogida en un volumen en 2011 y también cuenta con varios libros de memorias. A estas alturas, ¿pesan más los años o la creación?

Los años es lo que más pesa de todo. El futuro se acorta y se merma a medida que el pasado se hace más largo. Miras hacia atrás y ves todo un mundo y te preguntas cómo es posible que hayas vivido tantos años y tantas cosas. Y luego piensas que realmente sigues vigilante, al menos procuro que mi conciencia sea vigilante.

¿Qué cosas desaprendería Caballero Bonald?

Me enseñaron cosas que yo no he querido aprender de la forma en las que me la enseñaron, por eso quiero desaprenderlas. Por ejemplo, me enseñaron a vivir una etapa larga de mi vida engañado con cosas externas en las que ahora no creo porque he llegado a la conclusión de que estaban montadas sobre pedestales falsos.

Su escritura "indignada" junto con el tema base de este poemario reflejan, como la obra de cualquier otro artista, la influencia del contexto socioeconómico y político contemporáneo.

Sí, pero sobre todo en mi caso la vejez produce escepticismo porque es una cadena ininterrumpida de pérdidas y desapariciones. Eso lo tienes muy presente siempre ya que con la vejez vas perdiendo todo y al final es lo que más notas.

¿Es Desaprendizajes un cierre de ciclo o le queda más por observar y contar?

En poesía queda todo por contar. Mi libro anterior, Entreguerras, ya era testamentario y pensaba que iba a ser realmente el final de mi carrera poética. Lo tenía como última voluntad, un repaso a mi historia personal y autobiografía literaria. Pero luego, al pensar en esto de desaprender cosas mal aprendidas, apareció este libro que fue repentino. No me atrevo ya a decir que es el último pero con toda probabilidad lo será.

Alguna vez ha comentado que también escribía poesía para sentirse joven.

Claro, para recuperar una energía sensible que hace falta para escribir poesía. Una sensibilidad ante la palabra que se tiene de joven y que creo yo que se va perdiendo pero que recuperas y sigue siendo parte sustancial de la materia poética.

En esa materia poética de la que habla, ¿es más importante contar o cantar?

Cantar. La poesía no tiene que contar historias o tener argumento. El argumento de la poesía son las palabras, que funcionan de una forma sonora, agradable. Son las palabras las que producen o deshacen la posibilidad de un poema. La poesía es un hecho lingüístico, una construcción verbal. Que de pronto el lector entre palabra y palabra descubra un mundo y se asome a una realidad desconocida. Esa es la poesía con independencia del argumento, que debe ser algo circunstancial o superfluo del que se puede prescindir. La poesía no cuenta historias, cuenta ideas.

¿Ha pensado mientras escribía algún libro en sus lectores? ¿En cómo influye en ellos su obra?

No realmente, porque el destinatario de mi poesía es un lector abstracto, un posible lector que reúne a otros muchos.

 

 

 

Montes / Málaga | Actualizado 09.04.2015 - El poeta jerezano José Manuel Caballero Bonald antes de la entrevista.

http://www.malagahoy.es/article/ocio/2002564/no/me/atrevo/decir/es/mi/ultimo/libro/pero/con/toda/probabilidad/lo/sera.html

Cerrar