LILY JAMES  
 

ENTREVISTA A LILY JAMES  
 

«De pequeña cantaba todas las canciones y me disfrazaba»

 

«'Cenicienta' no es una víctima; controla las decisiones que toma», asegura la británica que protagoniza uno de los iconos de la factoría Disney

Una de las princesas más emblemática de Disney cobra vida en la gran pantalla de la mano de la actriz Lily James. En 'Cenicienta', James interpreta a Ella, una mujer bondadosa que con amabilidad y valentía decide superar las adversidades. Esta versión con actores de carne y hueso rinde homenaje a la cinta animada de 1950 y se acerca al cuento clásico de Charles Perrault. La protagonista del cuento apareció por primera vez en la televisión española interpretando a lady Rose en 'Downton Abbey' como la ingenua prima de las protagonistas. El director británico Kenneth Branagh se pone tras las cámaras de una 'Cenicienta' que también cuenta con la actuación de la ganadora del Oscar Cate Blanchett en el papel de la malvada madrastra, mientras que Helena Bonham Carter da vida al hada madrina.

¿Qué hizo cuando supo que había conseguido el papel?

Ken me llamó y me lo dijo. Cuando colgué me puse a gritar como una loca. Luego me asusté, porque me di cuenta de lo que requería el personaje. Aprendí a montar a caballo, me preparé físicamente haciendo yoga y dediqué muchas horas a ensayar.

¿De niña admiraba el personaje?

Claro. Me encantaban todas las historias de princesas. También cantaba las canciones, me disfrazaba, son historias muy importantes para los niños. Al leer el guión de esta nueva versión me gustó la lealtad a la historia, especialmente en la relación de Ella con el príncipe.

No interpreta una Cenicienta como una damisela en peligro.

Ken fue muy cuidadoso con ese aspecto de la historia y desde el principio me dijo que no quería presentarla como una joven que espera ser salvada por el príncipe. Ella no es una víctima. Controla las decisiones que toma y cuenta con su fuerza y su coraje para enfrentarse al peligro. Cuando el príncipe aparece, por casualidad, ninguno sabe quien es el otro y se salvan mutuamente. No se trata de presentar al personaje soñando en su castillo con su liberación. Ella está muy ocupada organizando su vida. Son detalles pequeños, profundos, que marcan la diferencia.

¿Cómo describiría a su príncipe ideal?

¿Aparte de Richard Madden? Él es mi príncipe perfecto; carismático, sexy y algo travieso.

¿Cree que 'Cenicienta' puede ser importante en su carrera?

Estoy tratando de no pensar en esas cosas. Estoy rodando otra película, 'Guerra y paz', en este momento y le dedico todo mi tiempo y mi energía. No pienso en lo que cada personaje significa en mi carrera.

¿Encuentra similitudes entre usted y Cenicienta?

Espero que cuando mis hermanos vean el filme me digan que soy como ella, porque son quienes mejor me conocen. En este momento de mi vida disfruto con todo lo que tengo a mi alrededor y estoy muy orgullosa de haber trabajado con Ken y Cate Blanchett.

Es su relación con sus hermanos mejor que la de Cenicienta con sus hermanastras

Ese fue uno de los cambios que Ken hizo en el guión, porque buscaba que fuera lo más real posible dentro de un mundo de fantasía. Para conseguirlo había que darle al personaje una historia autentica, creíble. Las hermanas son malvadas porque son atacadas constantemente por su madre que es una mujer amargada y lo paga hiriendo a quienes la rodean.

¿Qué sintió al ponerse el vestido de Cenicienta?

Transformada, porque era como una armadura. Me asustaron esas escenas por la iconografía que las acompaña. Cuando la interpretaba como adolescente normal no tuve ningún inconveniente, pero cuando se viste de princesa me agobié. Es un momento que despierta muchas expectación y debía ser mágico.

¿Qué supuso trabajar con Shopia McShera, su compañera en 'Downton Abbey'?

 Le encantó mandarme de un lado a otro para variar (risas). Pero tuve mi momento de venganza cuando me tocó atarla el corsé. Entonces fui un poquito cruel.

¿Cómo ha cambiado su vida después de rodar la serie?

Lo ha cambiado todo. No en la forma en la que la gente espera, digamos en mi estilo de vida, porque soy una desconocida. Pero ha cambiado con respecto a mi trabajo porque ahora tengo más oportunidades. La serie me ha permitido ser vista y eso es lo que quiere cualquier actor. Estoy construyendo mi perfil gracias a 'Downton Abbey'.

Se ha hablado mucho de su cintura en el filme. ¿Tuvo que morir de hambre para hacerla tan estrecha?

Es imposible no comer y rodar un filme como este. La cintura la conseguí con un corsé que acentuaba los pechos y cambiaba las proporciones del cuerpo. De todas formas yo tengo por naturaleza una cintura muy pequeña. Nada de no comer, porque tengo un apetito muy saludable

 ¿Qué se lleva de esta experiencia?

 Ser valiente. En la vida siempre hay momentos importantes que nos exigen demostrar coraje, voy a intentar ser menos cobarde y portarme mejor con mi madre.

 

 

MARÍA ESTÉVEZ - LOS ÁNGELES- 28 marzo 201507

http://www.ideal.es/jaen/culturas/cine/201503/28/pequena-cantaba-todas-canciones-20150328013415-rc.html

Cerrar