CHRISTINA ROSENVINGE  
 

ENTREVISTA A CHRISTINA ROSENVINGE  
 

"Aparentemente lo saben todo de nosotros, pero está claro que no saben nada"
 

La artista inaugura mañana en el Cine Albéniz a las 21:30 la nueva edición del MaF, el ciclo previo al Festival de Cine, con la presentación de su nuevo disco, 'Lo nuestro'.

Christina Rosenvinge Hepworth (Madrid, 1964) se ha echado de nuevo a la carretera para presentar Lo nuestro (El Segell del Primavera, 2015), un disco producido por Raül Fernández Refree que se ha tomado su tiempo para salir. La autora lo grabó en verano de 2013, pero esperó a reclutar a una "tropa de voluntarios" para lanzarlo, al fin, el 7 de abril próximo. El concierto inaugural del ciclo Málaga de Festival (MaF), mañana viernes a las 21:30 en el Cine Albéniz, tendrá como protagonista a una cantautora que, sin prisa ni pausa, ha ido ampliando registros, latitudes y referencias -en cada una de sus cosechas propias- hasta alcanzar una madurez artística altamente envidiable.

Experiencia y curiosidad -dice- le mueven a seguir adelante, y a seguir componiendo. ¿Se ve más como sembradora que como cosechadora, es ésa una manera de ponerse a prueba una vez más y seguir creciendo como artista?

La parte que más disfruto es la de escribir canciones nuevas. Cambian los tiempos y cambiamos nosotros. Las canciones tienen que responder a esos cambios. No sólo hace falta entender el presente, el pasado también se reescribe constantemente. Me resulta imposible quedarme parada haciendo lo mismo disco tras disco.

Entiendo que la realidad social, la(s) crisi(s), el inevitable plural mayestático, es una manera de explicar estos tiempos de incertidumbre a partir de una visión individual… Sin embargo, dice no tener respuestas para nadie (cosa que me parece muy dylaniana y me encanta). Alguien tendrá la culpa es casi un funambulismo, en ese sentido. ¿Se sentía empujada a tomar posición al abordar un tema tan importante como el de la responsabilidad?

Quería escribir algo así como una canción protesta elemental, la idea es que la gente pueda cambiar la letra como le parezca pero mantenga el mantra repetitivo "alguien tendrá la culpa" entre frase y frase. Me costó mucho escribir esa letra. Es muy fácil caer en lugares comunes al hacer una canción política, ser ingenuo o panfletario. Me parecía importante ejercer la autocrítica en una canción sobre la responsabilidad. No se puede ser acusador y autoindulgente al tiempo, como parecen pensar los políticos.

Bourgeois abre, en La Tejedora, una cuestión espinosa (las desigualdades pendientes). El "te quiero ver sucia y feroz, / además de mujer eres hombre", ¿es una apelación al hecho de que somos todos humanos e iguales y distintos, a la necesidad de -como mujeres-, tener la escopeta siempre bien cargada, o ambas cosas?

La Tejedora, canción inspirada por las esculturas en forma de araña que realizó la artista Louise Bourgeois, es un canto en contra del autosacrificio. Demasiado a menudo me encuentro con mujeres más jóvenes que yo que inexplicablemente asumen un papel tradicional, al servicio de otros, en lugar de pelear por lo suyo. El sexo con el que naces no debería condicionar tu lugar en la sociedad. Creo que hay un patrón subconsciente que juega a favor del famoso techo de cristal. Tampoco la entrega incondicional a la familia me parece sana para nadie, ni siquiera para los que se benefician aparentemente de ella. Como decía Virginia Woolf, cada mujer tiene que tener un espacio propio para poder crecer.

Luis Cernuda fue un gran desarraigado, por su republicanismo y su marginalidad sexual. ¿En qué sentido le ha influido en Lo nuestro? ¿Hay más poesía que en obras suyas anteriores?

Haber estado de gira con Alejandro Simón Partal ha supuesto ponerme al día con la poesía española. He buscado inspiración en los poetas más carnales, como Cernuda o Gil de Biedma. Me identifico con el desarraigo, pero sobre todo con el anhelo de vivir intensamente.

Me interesa saber más del trabajo -telepático- entre Raül Fernández Refree y usted. ¿Ha sido como una producción a dos manos? ¿Ha influido especialmente el interés por gente como Yoko Ono en la creación de los arreglos y en las voces?

Raül entendía muy bien hacia donde quería ir. Habíamos estado de gira antes de grabar. Yoko Ono es una artista vitalista que no ha tenido miedo a asumir riesgos y a ser estigmatizada. Me gusta mucho.

¿Se siente más cómoda como storyteller, contadora de historias fruto de observación de la realidad, o en el modo más, digamos, confesional? ¿Ayuda tener intermediadoras como, en este caso, la citada Bourgeois?

Las canciones se forman con extraños collages que parecen tener sentido en un momento. Por ejemplo: una melodía mediterránea con letra de coplilla, batería a lo Silver Apples, guitarras a lo Bill Callahan y grititos a lo Brigitte Bardot. Eso es Romeo y los demás. La letra es sólo en parte confesional.

¿En qué medida le influye el espacio donde compone? Me comentaron que había compuesto parte del disco aquí en Málaga…

Es cierto, en Estepona concretamente. Es gracioso pensar que un lugar tan tranquilo puede dar lugar a unas canciones tan intensas, nada campestre te lo aseguro. Sí que se puede oír la influencia del sur en muchas melodías y letras. Pero hace falta imaginarlas sin sintes, cantadas por otra persona, para descubrir su origen popular.

Al dejar pasar tanto tiempo desde la grabación del disco, en junio de 2013, con paciencia y alguna cana (como dice en su hoja de promo), ¿cómo contempla o, mejor dicho, escucha el disco ahora, en marzo de 2015?

Ha sido una buena idea hacerlo así. Tal vez repita.

¿Le ha resultado muy complicado montar el disco para el directo? Lo digo por los arreglos…

¡Tengo una banda magnífica! Emilio Saiz de Nothing Places, David T. Ginzo y Juandi Gonsálvez de Tuya. Todos multi instrumentistas. Hemos arreglado algunas canciones de otros discos sacándolas del intimísmo. Vuelvo a la electricidad. Hacía mucho que no me lo pasaba tan bien en los ensayos, estoy deseando llegar al escenario.

¿Es la cita de Tesla, su inspiración, una invitación a cierta espiritualidad panteísta? Aunque sea a través de la ciencia… ¿O una forma de rescatar la figura cuasi olvidada?

Nikola Tesla fue un genio muy excéntrico que hizo grandes inventos, pero como era poco hábil en los negocios acabó arruinado. Murió rodeado de palomas en una buhardilla de un hotel en Nueva York. Su historia me ha fascinado durante mucho tiempo y ha acabado dentro de una canción retrofuturista.

"Lo que posees te posee a ti" es un verso que habla de otra de sus preocupaciones, la cuestión de las pertenencias. ¿Es al final el tiempo, "ese cabrón", el que le empuja a irse deshaciendo de ciertas cargas no deseadas?

Esa canción, Lo que te falta, no habla del tiempo, sino de las nuevas identidades. En esta era de la sobreexposición personal parece que las posibilidades de enmascararse se han multiplicado a pesar de la falta de privacidad. Aparentemente lo saben todo de nosotros, pero no te preocupes, está claro que no saben nada.

¿Le resulta necesario recurrir al humor, por aquello que dice de las crisis personales cómicas, como una manera de quitar hierro a ciertos asuntos?

A pesar de mi sangre nórdica el sur me ha inculcado algo fundamental, la ligereza. Nada es tan importante como para amargarte la vida. Los placeres más sencillos son los más perfectos.

 

Isabel Guerrero / Málaga | Actualizado 19.03.2015 - Christina Rosenvinge (Madrid, 1964), al piano.

http://www.malagahoy.es/article/ocio/1987943/aparentemente/lo/saben/todo/nosotros/pero/esta/claro/no/saben/nada.html

Cerrar