ROSARIO TOLEDO

 

ENTREVISTA A ROSARIO TOLEDO
 

"La carga dramática y emocional de 'Aleluya erótica' ha calado en el público"

El Gran Teatro acoge esta noche el montaje protagonizado por la artista gaditana que fue reconocido como el mejor espectáculo de la pasada Bienal de Flamenco de Sevilla.

Plena, llena de proyectos y con fuerza para afrontarlos. Así llega esta noche Rosario Toledo al Gran Teatro (20:30, con las entradas a 14 y 15 euros) para presentar, en el marco de las actividades paralelas del XX Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, Aleluya erótica. La gaditana se transmuta en la Belisa de Lorca en un montaje que fue elegido mejor espectáculo de la última edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla. La bailaora vuelve a Córdoba bajo la dirección de Juana Casado, con la producción de TNT y envuelta en la tragicomedia de amor y muerte del granadino universal, en la que el cantaor José Valencia encarna a don Perlimplín. De la música se encarga Dani de Morón.

No se consigue un reconocimiento de la Bienal sevillana todos los días. ¿Cómo se sintió?

Más que el reconocimiento en sí, nosotros nos sentimos contentos desde el momento en que nos subimos al escenario del Teatro Central, que fue donde estrenamos, y vimos el desarrollo de la función, sobre todo la reacción final del público, de pie, tocando las palmas. Yo estaba loca de la emoción, es el regalo más grande que te pueden dar. Luego, las críticas fueron maravillosas y la guinda del pastel la puso ese reconocimiento, el premio. Pero yo me quedo con esa reacción del público y con la expectación que está causando el espectáculo en los diferentes bolos que estamos haciendo. Creo que esa fuerte carga dramática y emocional, esa mezcla de teatro, danza, música y flamenco que es Aleluya erótica, ha calado en el público porque aúna todas esas disciplinas de manera muy digna y profesional.

¿Y el argumento cala?

Sí, claro, y sorprende. Este espectáculo es una adaptación de la obra de Lorca Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín, pero hemos utilizado el subtítulo que Lorca le puso, Aleluya erótica. Por si hay alguien que crea que lo de aleluya tiene alguna connotación religiosa, aclaro que para nada: aleluya es una octavilla que antiguamente se repartía entre el público y donde se comentaba el argumento. Lo de erótica..., bueno, es una historia de amor que al principio parece interesada, él es un hombre mayor que no conoce mujer y ella, una joven con mucha experiencia en el amor carnal pero que no conoce el amor platónico. Pero bueno, todo se vuelve luego en contra. Vamos, que termina como el rosario de la aurora, con una catarsis y un revuelo de sensaciones muy fuerte.

¿Qué le ha resultado más complicado?

La parte más teatral de la obra, contar la historia. Pero lo digo en un sentido positivo porque he aprendido muchísimo. Que veas a Belisa y no a Rosario Toledo, eso ha sido lo más difícil, no desconectarte. En esta versión estamos en escena el cantaor José Valencia, que es Perlimplín, y el músico Dani de Morón, que tiene como personaje una aportación simbólica, así que el hecho de estar todo el tiempo en escena, sin respiro, convierte la obra en una propuesta bastante arriesgada interpretativamente. Vas del llanto a la risa, intentas ligar el baile flamenco con la historia, con la capacidad de contar... Todo con la intención de que el hilo argumental no se rompa.

¿Y lo más gratificante?

Curiosamente, eso mismo, la parte interpretativa. Aunque a la vez sea complicado, he sentido que me ha alimentado y que puedo exigirme más.

¿Qué proyectos tiene ahora entre manos?

En febrero voy a estar en el Festival de Flamenco de Filadelfia, donde voy a montar un laboratorio coreográfico con artistas de distintas disciplinas y voy a exponer Vengo y la pieza nueva. Pero por ahora, a seguir disfrutando de la gira de Aleluya y del contacto con el público.

 

 

Tamara García | Actualizado 22.11.2013 -  Foto de Rosario Toledo

http://www.eldiadecordoba.es/article/ocio/1651366/la/carga/dramatica/y/emocional/aleluya/erotica/ha/calado/publico.html

Volver   |  Ver su biografía  

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar