RAFAEL AMARGO

 

ENTREVISTA A RAFAEL AMARGO

 

  "Aquí se cuida más la cultura y el arte que en Madrid"
 

El 'bailaor' se reencuentra con la esencia del flamenco puro en el Festival Flamenco a Nou Barris y critica el "amiguismo" en las subvenciones culturales en la Comunidad de Madrid Rafael Amargo, que en realidad se llama Jesús Rafael García Hernández, se ha reencontrado con la esencia del flamenco puro en el Festival de Nou Barris. El granadino es uno de los bailarines y coreógrafos que más experimentan con otras artes y tendencias coreográficas en todo el mundo pero se ha acercado a la novena edición de este festival para demostrar que el carácter del flamenco más casto corre intacto por sus venas. Su espectáculo 'Intimo' es un ejemplo de ello, un juego de acercamiento al alma 'cañí' en esencia.

El espectáculo 'Intimo' no ha traído a Barcelona a un Amargo distinto del de otros espectáculos..
El espectáculo 'Intimo' es más corto que los que vengo representando actualmente y, a diferencia, no tiene una puesta en escena creativa. Es decir, en él no utilizo proyecciones audiovisuales y el vestuario está mucho más comedido. Es un acercamiento al público con el flamenco más directo de: cante, baile y guitarra. Es un espectáculo 'Intimo' como su título indica.

El recorrido de los temas también es más "a la antigua"

-Sí, es como se hacía antiguamente en los festivales de flamenco. Un número, un solo, un número un solo. Y así. Es decir, va todo unido sin hilo conductor. Son piezas sueltas de flamenco unidas por un oscuro, un silencio. Todas son autónomas.

¿Y en qué tipo de espectáculo te sientes más cómodo?

Yo me siento más cómo cuando hago un espectáculo encorsetado y cerrado porque, al fin y al cabo, es más seguro. En un espectáculo como 'Intimo' se juega más con la improvisación y el estado de ánimo que tengas en ese momento. En él hay que ser más valiente. Yo me siento más a gusto haciendo mi 'Poeta en Nueva York' o mi 'Enramblao', ya que son puestas en escena donde yo sé que cae la luz en su sitio, que bailo aquí o que bailo allí. Este tipo de puesta en escena, de esencia, es un poco a ver qué sale. Es más vertiginoso trabajar así pero al público también le gusta mucho. Y también a mi. Hay veces que me tiro al toro y lo hago, ¡también ya me apetece!

¿Qué es el sello Amargo?

-Pues yo no te lo sabría definir. Es un cliché que me ha puesto la prensa. Que, en el fondo, me gusta porque viene a significar que he creado escuela o sello propio. Hay otros periodistas que me llaman "'bailaor' ecléptico". Como si ser "amargo" fuera ser "ecléptico" o "rebelde" o "canalla"... Ah! También me llaman el "enfant terrible de la danza". Que también me y también me lo quedo. No sé, me ponen tantos sobrenombres que... me los tengo que quedar. Tampoco tengo otro remedio. Cuando te cuelgan un sambenito te quedas con ese mismo y ya está así que yo ya... me divierte más que otra cosa.

La eterna pregunta... ¿te consideras bailarín o 'bailaor'?

Yo me considero 'bailaor'. La palabra bailarín es muy grande y muy seria.

¿?

Ja, ja, ja, lo de 'bailaor' también es muy serio pero tiene otro carácter.

¿Cuál es la forma para un 'bailaor' para reinventarse tantos años?

-¡Huy! Eso no tiene fórmula concreta. Eso es ir haciendo y una veces te aciertas otras de equivocas pero no hay una fórmula concreta lo que si hay es constancia y estar en tesón y al día de lo que quieres pero eso te obliga a desviarte del camino e ir probando.

Después de tantos año sobre el escenario, ¿conservas el regustillo del principiante al salir a escena?

Sí y además últimamente me da mucho más respeto el escenario. Antes tenía menos vergüenza...

Por qué esa vergüenza?

Pues no sé, será porque antes era más joven. Con el tiempo me está pasando al contrario de lo que sería lógico. Me da mucho más miedo el escenario ahora que antes.

¿Con que otro 'bailaor' te gustaría compartir el escenario?

-Pues con Sara Baras que es una gran amiga mía y nunca hemos bailado juntos. Algún día sería genial poder bailar los dos juntos.

¿Y fuera del mundo del flamenco?

Me gusta mucho la bailarina catalana Marta Carrasco pero es que tengo muchos amigos en el mundo de la danza con quieres no he trabajado. Bueno, la palabra "amigo" en la danza es un poco complicada. Sería más propio decir "compañeros de profesión".

¿Qué piensas de programas como 'Fama a bailar'?

Bueno, es un código diferente a lo que yo hago. Hay día que los veo y pienso que no me gustan nada. Pero el último día vi un programa que me pareció que había cosas interesantes...

Desde tu punto de vista, ¿aportan algo al mundo de la danza y del baile?

-Pues sí, todo suma porque tienen una convocatoria, tienen una audiencia y, de hecho, el programa en sí es valido. Se ve un trabajo elaborado con unos códigos estructurados y luego hay profesionales trabajando dentro de él que son interesantes. Lo que pasa es que, como en todos los programas, toquen la materia que toquen, se mezclan varias cosas. Una cosa es el 'show business' y otra el arte. Una cosa es el folklore y otra el mensaje del medio.

Lo dices con conocimiento de causa…

Sí, yo también estuve un tiempo en 'Operación Triunfo' como profesor de expresión corporal y, bueno, me di cuenta de muchas cosas...

Y con todo lo que vistes... ¿repetirías como profesor en un programa de estas características?

Mira no puedo decírtelo. En el momento en el que ahora seguro estoy no.

¿Y en qué momento estás?

Estoy en un momento divino. Con mi mente puesta en mis cosas, en mis proyectos en Los Angeles, con dos películas pendientes para cerrar con la producción del nuevo espectáculo de 'Zorro' a principios de 2009, llegará hasta Brodway.

¿Te reafirmas en eso que has dicho, en más de una ocasión, de que no te ves a ti mismo bailando dentro de unos años?

Sí, si. Yo soy más creador que intérprete pero eso lo digo con la boca 'chica' porque luego no sé si creando sentadito desde una silla estaría contento. ¡A mi me gusta también estar delante!

Tú has sido un artista bastante crítico con cómo se subvencionan los espectáculos musicales en España. ¿Cómo ves en este momento el tema de las subvenciones en el flamenco?

Mi compañía reside en Madrid y este año nos han vuelto a denegar la subvención de la Comunidad. Así, que te puedo decir que la gestión cultural allí es un desastre. Es un sector muy cerrado, que se mueve por amiguismos y favoritismos con un concepto cultural muy antiguo y arcaico de tener que pertenecer a ciertos sectores para que te ayuden. Aquí se cuida más la cultura y el arte que en Madrid.

Y ahora por último y esto es más una curiosidad... ¿es verdad que sabes hablar japonés?

Sí... me defiendo en el idioma...

Me dices algo aunque... no lo voy a saber transcribir...

-Emm... (Piensa un momento y pronuncia un mini discurso)

¿Y eso es buenas tardes?

Ja, ja, ja, no. Te he dicho "Hola estamos en el Festival de Flamenco de Nou Barris, cuidense, muy buenas noches". Es como una presentación.

¿Y que queda de ese Amargo que se fue a Japón a la aventura para ganar dinero y ser alguien?

Pues la verdad es que nada. Hay que ver, con lo inocente y lo bueno que yo era, ¡qué lastima! Ahora soy más 'bichillo'.

 


Lourdes López / Noelia Pozo | 17/05/2008 | Actualizada a las 20:56h

Volver  | ver su biografía | ver su entrevista 87 | ver entrevista 90 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar