ANTONIO MEJIAS

 

ENTREVISTA A ANTONIO MEJIAS

 

"El cante es ahora para mí una forma de manifestar todo lo que he vivido"

 

El montillano, uno de los jóvenes artistas que goza de mayor estima entre los aficionados, clausurará el sábado la 38ª Semana Cultural de la Peña Flamenca de Córdoba

El montillano Antonio Mejías es uno de los jóvenes cantaores que goza de mayor predicamento entre la afición cordobesa. Destaca por su actitud de entrega al afrontar cualquier cante, partiendo desde criterios meramente formales pero abordados con intensidad y expresividad.

Ha llegado a estar apartado del ambiente flamenco cordobés…

Corrió el rumor de que ya no cantaba flamenco, sino otra cosa. Todo por un segundo disco que grabé, que se promocionó y que al final no llegó a salir. Cuando el primer disco, Amores ocultos, sólo daba recitales en solitario presentando la grabación, pero no salió todo como esperaba, provocando un parón en mi carrera artística y a nivel personal. A raíz de aquello y después de un tiempo he vuelto a empezar de cero. Esta experiencia me ha hecho madurar.

¿Se ha convertido el cante en una necesidad vital para usted?

Para mí es una forma de vida en la cual tú expresas lo que tienes dentro. El cante sí es ahora para mí una manera de manifestar todo lo que he vivido y he pasado en estos años de atrás. Así, lo que he vivido se refleja ahora a través de mi cante. Hay personas que tienen una maravillosa voz pero no llegan a transmitir eso que el público quiere y entiende como flamenco. Yo suelo estar dentro de la gente que no se guarda nada cantando y eso el público lo percibe. También es un riesgo poner en el cante todo el corazón porque quizás se dure menos cantando, pero no sé hacerlo de otra forma. Normalmente suelo controlarme pero la clave está en darlo todo porque el público suele tener buen oído, independientemente de que entienda o no, y saben cuando el cantaor se entrega y cuando no. Yo, si no saco un olé, no me voy contento.

Mientras muchos aspiran sólo a cantar en solitario a usted no le pesa continuar cantando para bailar.

Me considero un cantaor versátil. Me inicié en el mundo del baile y ahora he vuelto a cantar para bailar y no me pesa porque lo hago con bastante ilusión. Ahora estoy cantando en el nuevo espectáculo de Pepe Galán, bailaor que ha pertenecido a la compañía de Sara Baras. Este espectáculo fue presentado con éxito en la Bienal de Sevilla. Cantar para baile me está aportando una mayor riqueza artística, porque se aprende mucho. Aprendes también a trabajar con más personas, a relacionarte con otros artistas. En mi caso quiero abarcar más en el cante y vivir todas las experiencias posibles que el flamenco permite. Aunque mi aspiración sea cantar en solitario, el baile es el gusanillo.

¿Cómo suele plantear sus recitales?

Me gusta tener variedad, no quedarme solamente en un grupo de cantes. Siempre busco que la gente quede satisfecha, que vea que sé cantar por soleá, seguiriyas, los cantes a compás… Y siempre con ganas e ilusión.

 

Francisco Martínez | Actualizado 27.10.2010

 

 

ANTONIO MEJIAS PORTERO, cantaor payo más conocido con el nombre artístico de ANTONIO MEJIAS, de familia trabajadora, nace en el seno de una familia humilde en Montilla (Córdoba) el 17 de Abril del año de 1979. Inicia su afición  flamenca a la edad de cuatro años en un coro rociero de Virgen de Belén de Montilla, donde destaca en sus solos aflamencados  A la edad de veintidós años se desplaza a Priego de Córdoba por circunstancias laborales iniciándose en la ONCE, en la venta de cupones dada su deficiencia visual.




El saber cantar bien
eso se lleva en la sangre,
como lo lleva Antonio Mejias
porque así lo parió su mare,
para orgullo de toa Andalucía.


 

 

Sus primero pasos  a nivel popular en actuaciones los inicia en verbenas  y festivales de pueblos, iniciando su primera actuación en el barrio de Escuchuela de Cerrillo de San José. De su tía materna Dolores Portero, que practica flamenco y canción española, por diversos tablaos en un nivel sencillo (dándose el caso de querer llevársela para su espectáculo Rafael Farina), es el espejo y único antecedente donde Antonio Mejías se baña en envidia de arte.

 
su primer disco AMORES OCULTOS,

Volver   | Ver la biografía

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar