PEDRO GUERRA

 

ENTREVISTA A PEDRO GUERRA

 

"Tenía una pequeña deuda con las canciones que han sido mi formación musical"

Pedro Guerra descubre esta noche en el Teatro Isidoro Máiquez algunos de los temas que tambalearon su vida desde niño
Refugiado en varias de las canciones de otros que le devuelven a las tardes de música de su infancia junto a su padre, el artista canario Pedro Guerra llega esta noche a Granada para poner sobre el escenario, y ataviado tan sólo con su guitarra, buena parte de esas composiciones que un día le cambiaron su vida y que recoge en el disco Contigo en la distancia. Versiones Vol.2.

Vuelve con una segunda entrega de versiones, ¿tantas canciones de otros hay que le gusten?

A mí siempre me ha pasado que, además de hacer mis propias canciones, me gustan los temas que hacen otros y también me gusta cantarlos. Cantaba canciones de otros antes de componer las mías y escuchando canciones de otros y disfrutando de ellas fue como aprendí a hacer las mías propias; y de hecho, creo que tenía una pequeña deuda con ese repertorio que ha sido mi formación musical a lo largo de tantos años. El proyecto de hacer un disco de versiones es algo que siempre he tenido en mente y sabía que haría cuando llegase el momento. Ahora ha sido porque me cuadraba bien en el tiempo y me podía servir de puente entre dos trabajos míos, me distrae, me lleva a otro lugar y me deja en condiciones de empezar a componer mis propias canciones.

Acercarse a géneros tan distintos como tangos, rancheras o boleros debe servir de aprendizaje continuo...

Escuchar música me abre la mente, leer me abre la mente. Las canciones de otros no lo sé, porque no me interesan tanto los géneros como las creaciones en sí mismas. Lo que yo rescato finalmente es la canción, sólo ella.

Y sólo con su voz y su guitarra... ¿Fue un reto intentar que cada uno de esos clásicos a los que se ha acercado mantuviera su personalidad sin usar apenas adornos?

Para mí ése es el estado natural de la música. Yo trabajo con la guitarra en casa, compongo solo con la guitarra y luego grabo discos donde a veces hay arreglos y se incluyen más instrumentos, pero el germen de todos mis trabajos y de mi música siempre es una guitarra y una voz. Quise afrontar este repertorio así porque así fue como lo aprendí. Estas canciones se las escuchaba cantar a mi padre cuando yo era pequeño y él las tocaba en casa con la guitarra, sobre todo cuando había reuniones de amigos.

Los cantautores deben ser los artistas más generosos del mundo de la música; sólo el listado de gente que a las que ha prestado sus canciones es increíble...

En mi caso se debe a que he tenido épocas en mi vida profesional en las que he sido muy prolífico y he compuesto muchísimas canciones a un ritmo muy grande, así que siempre tenía más canciones de las que podía llegar a cantar, y muchas de ellas empezaron a circular por trabajos de otros.

¿Tiene por ahí alguna canción con un destinatario soñado?

Ahora mismo no. Estoy empezando a componer canciones para mí, para mi próximo trabajo, aunque sí que me gustaría volver a retomar eso de que otros canten mis canciones, que lo tengo un poco olvidado. Hay artistas que me gustan mucho, como Luz Casal, Concha Buika, Pasión Vega... o internacionales como Mariza o Maria Bethânia. Son voces que, por una u otra razón me gustan mucho, son maneras de cantar que me han cautivado en algún momento y que me encantaría escuchar algún día con mis canciones.

¿Y no hay algo de celos por compartir algo tan íntimo?

Lo bueno es que yo tengo una relación clara con mis canciones y después cada uno establece la suya propia con ellas. Muchas veces las canciones no son tan íntimas como se tiende a creer y, aunque hable en primera persona no siempre me refiero a cosas que me hayan pasado. En cualquier caso, cuando uno habla en primera persona, sea algo real que ha vivido o no, sí que se produce un proceso de identificación. Nunca compongo pensando en otras personas, siempre lo hago pensando en que soy yo quien las va cantar, pero a veces otros artistas se han sentido identificados con algunos de mis temas y los han querido cantar. Eso, en realidad, es algo maravilloso: uno escribe su experiencia personal, alguien se identifica y le sirve, porque al fin y al cabo la mayoría de las veces estamos hablando de sentimientos más o menos universales.

En los últimos años está apareciendo una generación de jóvenes músicos a medio camino entre la canción de autor y la escena indie. ¿Se aproximan nuevos tiempos?

Pienso que estos no son los mejores tiempos para la música: estamos pasando una crisis muy grande y vivimos en un periodo de transición de algo que ya fue a algo que será y que no sabemos muy bien cómo se va a hacer pero da igual, porque los cantautores no parecen estar dependiendo de esas cosas. Las canciones tienen que ver con la sensibilidad y la expresión y siempre hay gente buena e interesante, siempre, a pesar de estar atravesando un mal momento.

 

 

Blanca Durán / Granada | Actualizado 16.04.2010 - El cantautor canario Pedro Guerra participa esta noche en Abril para Vivir.

volver  | Ver la biografía  |  Ver entrevista 334

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar