RAFAEL DE CÓRDOBA

 

 

ENTREVISTA A RAFAEL DE CÓRDOBA
 

Rafael de Córdoba indaga en los «Sentimientos» del flamenco
 

Considerado y respetado como una de las figuras más relevantes de la historia del flamenco y la danza española como bailarín y coreógrafo, Rafael de Córdoba, ya retirado de los escenarios, emprendió un nuevo camino profesional como coreógrafo y profesor al frente de su Escuela Superior de Danza por donde pasa la semilla del futuro de nuestro baile y de donde ha seleccionado a parte de los componentes de su ballet, con el que se presentará a partir del próximo día 6 en el escenario del Teatro de Madrid, donde ofrecerá hasta el día 23 su espectáculo «Sentimiento», una historia que refleja en imágenes el sentimiento de un pueblo, con el que pretende acercar al público una nueva imagen del flamenco, más adaptada a nuestros días y alejada de las habituales interpretaciones de este arte.

¿Por medio de qué matices demuestra este sentimiento?

Son las diferentes maneras de sentir, tanto en el que baila como en el que ve el sentir de un pueblo, la expresión por sucesión de imágenes, ya que la palabra aquí existe de forma simbólica y siempre para dar paso a otra situación, así como los cantes, que están muy cuidados. En el espectáculo se muestran cuatro maneras de sentimientos para tratar un poco lo dramático (García Lorca), la comedia, una boda -que no es necesariamente gitana...-. Es un espectáculo actual pero apoyándose en sus raíces, como la expresión de como se dice en España la palabra «olé», y los sentimientos mucho más profundos en algunos momentos con otros más frívolos o más graciosos.

Además de guitarras, percusionistas y cantaores, en el programa figuran autores como Quintero, León y Quiroga, ¿a qué se debe la inclusión de estos compositores en un programa flamenco?

Si están aquí es porque se usa su canción «Lo que quiere decir olé» para abrir el espectáculo -«¿Dónde hay un sabio que explique lo que quiere decir olé?»...-. Luego nos apoyamos en autores populares y otras músicas que están hechas especialmente para el espectáculo. Toda una vida bailando

Después de toda una vida bailando ¿cómo afronta la ausencia de los escenarios?

Al estar ligado a la coreografía, a la dirección y convivir con los bailarines, lo llevo bien; si fuera exclusivamente como espectador sería distinto, porque se extraña mucho.

¿Cuántos años bailando?

Me he retirado después de 45 años dedicado integramente al baile, y lo he hecho todavía joven y con plenas facultades para enfrentarme a nuevos espectáculos, pero me dio satisfacción hacerlo en ese momento porque se va uno contento, aunque siempre queda un poco de tristeza ya que dejas detrás una profesión a la que has dedicado íntegramente toda una vida, pero a mí me compensa porque tengo cuatro hijos, una familia detrás de mí para apoyarme. La soledad sí me hubiera afectado.

¿Cómo se puede mantener una compañía de 30 personas sobre el escenario?

Muy difícilmente. Pero en este caso debo resaltar que contamos con una pequeña subvención por parte de la Comunidad de Madrid para esta producción. Un espectáculo puede llegar al público y gustar más que otro si no tiene una cabecera de cartel que sea poderosa bailando. Con esto quiero decir que hay muchos seres que se dedican a bailar mucho más que antes, quizá porque ahora no existen los tabús de antaño. Hay muchos y buenos bailaores, pero no tienen salida. Con mi ballet lo que intento es dar salida a esas chicas y chicos para que tengan la oportunidad de que se les vea y les sirva de trampolín de lanzamiento para convertirse en solistas o formar sus propias compañías. Luego a mí me queda la satisfacción de haberlo hecho.

¿Cuánto tiempo lleva abierta su Escuela Superior de Danza?

Aquí llevamos dos años autorizados por el Ministerio de Educación y Cultura, por lo que hemos tenido que atenernos a las normativas que se exigen sobre espacios para aulas y camerinos, aunque según parece esta normativa no rige para todos. Aquí tenemos unos 80 alumnos y, por supuesto, unos ocho de los que forman la compañía han salido de la Escuela.

 

CARLOS GALINDO 30-5-2002

Volver  | ver la biografía

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar