JOANA JIMÉNEZ

 

 

ENTREVISTA A JOANA JIMÉNEZ

"La industria discográfica está acabada pero yo lo voy a intentar"
 

 

Joana Jiménez trae hoy al Gran Teatro Falla su gira 'Voz de Fuego' con la ilusión de cantar en Cádiz, de la que confiesa estar enamorada, en un concierto cuyos ejes serán la copla y el flamenco


Tras su victoria en el programa televisivo Se llama copla, la sevillana Joana Jiménez viene dispuesta a quemar las tablas del Teatro Falla con Voz de Fuego, un espectáculo de "copla pura, desnuda" y flamenco, en el que habrá guiños musicales a Cádiz, "con sorpresitas en el cante y en el baile", once músicos en escena y un recorrido completo por su álbum Salvaora.

¿Se puede vivir de la copla?

Es complicado. El panorama está mal y se nota la crisis. La industria discográfica está acabada pero yo lo voy a intentar. Habría que solucionar el problema desde la raíz, bajando costes de las distribuidoras. La gente quiere música, de mejor o peor calidad. El disco es una herramienta de trabajo y la vía de ingreso, el directo.

La espectacular acogida de 'Se llama copla' demuestra que el género sigue vivo. ¿Qué le hace falta para llegar a un público amplio?

Quitar el tópico de que huele a naftalina. Son historias que antes tenían un sentido más acorde a su época, metáforas que cuentan cosas que pasan y que seguirán pasando. Hablan de la cultura de nuestra tierra pero se puede actualizar. Falta que aparezcan autores valientes, hay buenos músicos que le pueden sacar partido. Antes se utilizaban instrumentos de viento, trompeta, trombones y ahora la instrumentación es menor. Mi disco Salvaora no está cantado moderno pero tiene un acompañamiento actual.

¿Qué requisitos debe cumplir una excelente intérprete de copla?

Tener oído musical y rítmico se cante lo que se cante, por lo menos a un noventa por ciento. Y sensibilidad para la copla, que son obras de teatro de tres minutos.

¿Qué posee la música andaluza que no tienen las demás?

Tiene un duende especial, pellizco y sentimiento. Somos de los pueblos más expresivos que hay.

A pesar de que su trayectoria es extensa, la popularidad le ha llegado vía televisión. ¿Quien no sale en la pequeña pantalla no existe?

Es la manera más rápida pero más efímera, un arma de doble filo. Es un trampolín importante pero debe acompañarse de buena promoción. Los conciertos son más directos al final que la televisión. Los concursos tienen su lado bueno y malo y no todos los que salen son artistas aunque el programa se empeñe en ello. Lo importante viene después y para eso hay que tener los pies en la tierra, es un escaparate y nadie regala nada.

¿Cuál ha sido la copla mejor cantada y mejor escrita?

Uff, hay muchas, son obras de arte. Y sin embargo te quiero cantada por Juana Reina en Azabache me pone los pelos de punta. Ojos Verdes, María de la O, La Loba,... Marifé de Triana cuando canta se rompe por dentro. Me aconsejó ser persona antes que artista, que no me lo creyera nunca y que estudiara.

¿Con quien le gustaría haber cantado una de ellas?

Con Marifé me moriría de ganas. Miguel Poveda me dice que a ver cuando cantamos juntos. Fuera de la copla me encantaría con Luz Casal, tiene una gran sensibilidad. Me adapto fácilmente.

Le digo Cádiz y ¿qué piensa?

Cádiz es arte, gracia por los cuatros costados. Cuando vivía en Madrid mi padre me retransmitía los Carnavales por teléfono (risas). Es la provincia más rica de Andalucía.

El flamenco es una de sus referencias. ¿Grabará palos de este género en un próximo trabajo?

No sé. Lo he cantado para baile, pero es un género más difícil que la copla. En Voz de Fuego cuento con uno de los mejores bailaores de España, Currillo de Bormujos

¿Le agrada que el éxito le haya llegado de esta forma?

No lo busqué, me ganaba la vida así. Cuando me presenté a Se llama copla venía de Madrid y vi un anuncio, como me picaba el gusanillo llamé y dejé mis datos. Cuando me llamaron para el casting vi que era un concurso. Lo que tiene que llegar, llegará. Creo en el destino.

¿Qué recuerda con más cariño antes y después del programa?

La primera vez que canté copla en el teatro Álvarez Quintero de Sevilla con ocho años. Era como un juego y lo viví de forma especial. Después, el estreno de Voz de Fuego en el Lope de Vega.

Tras 'Salvaora' ¿cómo enfocará su trayectoria en el futuro?

El flamenco y la copla son mi vida. Me siento bien cantándolos, me transformo. El próximo disco tendrá seguro temas inéditos.

Su disco es un perfecto equilibrio entre la copla clásica y los arreglos actuales. ¿Es el camino que debe seguir el género?

Hace años escuché a Dolores Abril cantando copla con pop. La diferencia es que ahora hay más riqueza y conocimiento musical. Lo lógico es que nazcan otras maneras de ver la música. El arte no se puede encasillar. Soy muy abierta. He hecho espectáculos de variedades, con humor e incluso canté Amado mío de la película Gilda. También hice coros para el rapero Haze y me encanta la interpretación. Hay que ser arriesgado por llamarlo de alguna manera.

¿Qué consejo daría a las nuevas generaciones de intérpretes?

Tienes que ser tú, de verdad, honesto contigo y con los demás.

¿Cuáles son sus apoyos ?

Mi madre es el pilar básico, y mi marido. Si no hubiera sido por él no sé que hubiera pasado al terminar Se llama copla.

Guardaría la bata de cola por...

Lo dejaría por mi hijo.

¿Cómo se titularía la copla de su vida?

Una cantaora.

 

Julio Sampalo / Cádiz | Actualizado 05.09.2009 - 05:00. En la fotos Joana Jiménez posa para Diario de Cádiz días antes de su actuación en el Teatro Falla.

Volver | ver su biografia |  ver su entrevista 72

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar