ROSANA

 

ENTREVISTA A ROSANA

 
"Rosana: «La risa solucionará la crisis»

El optimismo contagioso de Rosana no sólo rezuma en sus letras y se respira en sus conciertos, sino en todo lo que hace. Ese es el secreto del éxito de esta cantautora canaria, que considera que simplemente se gana la vida con una guitarra
 

HAN pasado trece años desde que la artista canaria Rosana saltase de sus islas natales a las principales emisoras de radio del país con su disco 'Lunas Rotas'. Desde entonces, la artista ha madurado, pero la temática de sus canciones, el amor y el sentido de la vida así como el optimismo de su personalidad no han cambiado. El éxito le persigue: Ha superado con creces las seis millones de copias vendidas con su discografía.

Esta gira se titula 'A las buena y a las malas'. Suena a concierto sí o sí.

Es que los artistas tenemos la necesidad de captar esa energía positiva que el público nos transmite en cada actuación.

Como cantautora, ¿compone más canciones de las que posteriormente aparecen en sus trabajos?

Normalmente hago entre treinta y cincuenta canciones que luego se descartan. Para la selección cuento con la opinión de la familia, los amigos y el equipo de trabajo. Para mí este proceso supone todo un favor porque no soy objetiva con mis canciones, todas son productos míos, como partes de mí, aunque sí es verdad que al final se prefieren unas a otras. En mi caso me gustan más las últimas que compongo.

Un público variado que asiste al concierto de un artista da mucho que pensar ¿verdad?

Es como si fuese Navidad, juntar a toda la familia que hace pensar en lo grande que de verdad es la música, por encima de quien la compone, el lograr transmitir un sentimiento viene dado por la música más que por quien cante.

Ahora con la crisis, ¿cuál cree que es el papel que debe tener la cultura de un país?

El papel debe ser el mismo que ha tenido siempre: hablar de la situación que atraviesa un país. Pero, creo que en todo momento debe reflejar el ser humano, al menos en mi carrera, la cultura debe hacer sentir a los demás que son capaces de conseguir aquello que desean, todo sin pisar principios ni atropellar a nadie. Hacer feliz a la gente es el propósito de la música.

Es una buena filosofía ante estos tiempos que corren...

El optimismo y la risa es importante para solucionar la crisis, aunque creo que hay más crisis además de la que todos hablan y la que tanto parece preocupar a la gente, que es la económica. Siento que si no hubiese habido una crisis de valores, como la que, por desgracia también existe en la actualidad, quizá el problema económico que está sufriendo todo el mundo no existiría, o al menos en los términos en los que se habla de él. Hay un problema de principios y valores que son muy importantes y a los que aún parece no haberle echado demasiada cuenta.

Gritos cómplices

La gente que viaja tanto por motivos laborales,

¿se da cuenta de la diferencia en la forma de ser de las personas dependiendo del rincón del mundo en el que se encuentre en cada momento?

Sí que se nota muchísimo, sobre todo en países como Argentina y México, donde el principio de cualquier espectáculo resulta casi más escandaloso que el final. Este tipo de actitudes no dejan de ser curiosas, la primera vez que me pasó a mí sobre un escenario me sorprendió tanto que pensé que detrás de mí pasaba algo y no me había dado cuenta. Era un sonido ensordecedor pero que reflejaba las ganas de pasárselo bien que en todo momento transmite el buen público.

¿Se siente uno sólo cuando viaja por todo el mundo como ha hecho usted por su trabajo?

Se echa mucho de menos a la gente. Cuando se está fuera de la tierra durante mucho tiempo se da uno cuenta que la casa no es sólo la familia o en mi caso la isla donde vivo, sino España entera. Vas por ahí y escuchas el acento de alguien de aquí y tienes una necesidad impetuosa de hablar con él aunque sólo sea para saludarle.

¿Y lo del mundo de la canción, lo lleva en la sangre?

Es una cuestión genética aunque no práctica, ya que en mi familia siempre ha gustado mucho la música y la alegría pero nadie excepto yo se ha ganado la vida con una guitarra en la mano.

¿Que le parece que quiten los chiringuitos de la playa?

En las islas no hay bares en la arena. No es lo típico. Pero creo que no deberían quitarlos, porque ofrecen un estilo de restauración más informal, en donde todo el mundo se puede sentir muy cómodo.

 

 

18.07.09 - TEXTO Y FOTOS: MARI CARMEN JAIME. en la foto que encabeza Rosana, momentos antes de la entrevista en Fuengirola.

Volver  |    ver la biografía  Ver entrevista 481

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar