PASTORA SOLER

 

ENTREVISTA A PASTORA SOLER
 





«Antes me dejaba llevar, pero ahora yo soy dueña de mi carrera»

«Le debo mucho a 'Corazón congelado' pero sabía que podía dar más»,

asegura la artista, que lanza nuevo disco


 

 

 

Los suyos la llaman Pili. Es una joven pasional, romántica y muy tímida. Es más, reconoce que rara vez se arranca por bulerías en medio de una fiesta. «No me gusta ser el centro de atención», afirma. Nadie lo diría al verla subida en el escenario. En ese instante, Pilar Sánchez se mete en la piel de Pastora Soler y derrocha voz y energía. Más equilibrada y segura que nunca, la artista sevillana se distancia de la chica del 'Dámelo ya' y 'Corazón congelado' con los temas profundos y maduros de 'Bendita locura', su nuevo trabajo que verá la luz el 21 de abril.

Su web dice que faltan cuatro días, 19 horas y 14 minutos, ¿cómo se lleva la cuenta atrás en el lanzamiento de un disco?

Es un cúmulo de muchas cosas porque hay mucha ilusión, tienes ganas de que la gente vea ya tu trabajo, me muero porque me den su opinión... Y muchos nervios e incertidumbres porque piensas 'gustará, no gustará'.

¿Y con cierto miedo?

Miedo no. Los tiempos que corren son un poco complicados para la música y ya en cuestión de ventas una se tranquiliza porque no esperas grandes números, sino que la gente se quede satisfecha. Y yo estoy contenta, sé que he hecho un buen trabajo y que a las personas que me siguen les va a gustar porque es un poco más de mí.

Entonces, ¿no le preocupan los números?

Todos los artistas no tenemos más remedios que ir cambiando el chip y saber que la venta es algo secundario. Ahora el disco es un camino para llegar al directo, al público, para que la gente te conozca. Vender ya no es lo prioritario. Hay quien vende poco, pero llena estadios.

Satisfecha

¿Se le ha quedado algo pendiente en este trabajo?

No. Ahora, como las ventas están así, las compañías dejan mucha libertad al artista. Yo he hecho el disco que a mí me ha dado la gana. No quería hablar sólo de amor como en mis anteriores trabajos, quería cantarle a otras cosas, como a mi madre... Cosas a las que ahora, que no eres una niña, les das más valor.

¿En qué momento de su carrera se encuentra?

Estoy muy a gusto. Como empecé muy pequeña, ahora es cuando me siento más segura que nunca. Siempre he sido la voz que estaba grabada y que cantaba, pero me dejaba llevar por todo lo que había alrededor. Ahora yo soy dueña de mi carrera y he tomado las riendas. Y lo personal, si estás bien y estable, se refleja en lo artístico.

'Bendita locura' es una canción muy pasional, ¿usted es así?

Sí, yo me desvivo y soy muy pasional tanto en el amor como en la música. En cada proyecto me dejo la piel, y con mi familia soy muy 'entregá'.

Dicen que el amor mueve el mundo, ¿el suyo también?

Sí, por supuesto. Yo tengo que tirar siempre de esa energía que te da el estar enamorada.

¿Pilar Sánchez es la misma persona que Pastora Soler?

No, fíjate. Lo de los nombres me ayuda a diferenciar. Soy Pastora nada más cuando estoy en el escenario. Yo soy muy tímida, jamás canto en las fiestas, no me gusta ser el centro de atención, a veces me veo y... ¡qué vergüenza! Pero en el escenario es una transformación, soy otra persona. Ahora la que te habla es Pilar, casi siempre es Pilar, sólo soy Pastora en el escenario.

Sus últimos trabajos son más sentimentales y profundos, ¿necesitaba romper con la imagen de 'Dámelo ya' y 'Corazón congelado'?

Sí, en ese momento lo necesitaba. Fue una de esas grandes decisiones, de las que primero se pasa mal pero luego aprendes. Me fui de la compañía y me quedé en la calle en tiempos que ya eran difíciles, pero arriesgué porque quería ser yo. Les debo mucho a esas canciones, pero sabía que podía dar más de mí. Toda la vida había estado cantando copla, canciones complejas... y con la más facilona del mundo es con la que tengo éxito. Quería que el nuevo público viera que también era capaz de cantar baladas, que no soy una artista de verano.

¿Siente que ha logrado ya ese reconocimiento?

El público tiende a encasillar mucho al artista. Mi primer encasillamiento fue la copla y mucha gente aún me llama folclórica. Tienden a poner muchas etiquetas y no te dan la oportunidad de escuchar lo que haces porque 'tú eres tal'. Después me pasó con la canción de verano y tengo que seguir luchando contra eso, y se consigue con una carrera de fondo. Yo ya tengo ocho discos y quince años de carrera; tengo la conciencia de haber conseguido un sueño, pero me quedan muchos más. Si piensas que ya has llegado, es el principio del fin.

Y ahora que la copla está de moda, la tiene más apartada...

Discográficamente no he vuelto a grabar copla, pero nunca me he apartado de ella. En mis conciertos canto cinco o seis. Pero cuando vuelva a hacer un disco de copla tiene que ser como el primero, de mucho peso, y creo que a todo artista le gusta tener sus propias canciones, que te escriban para ti. Y la gente de copla quiere copla, las mismas de siempre. Siempre he tenido esa inquietud de querer hacer mi camino y no cantar siempre versiones.

Bien rodeada. En este disco incluye canciones de Alejandro Sanz, David de María, Manuel Carrasco... Se sabe rodear bien.

He tenido mucha suerte, porque tanto personas conocidas como no conocidas me han mandado muchas canciones.

¿Hay mucha competencia entre las artistas por que les escriban canciones?

Detrás de las canciones hay muchas historias, como que escuchas una canción que ha sido un éxito para una artista y que te la habían ofrecido a ti antes. Si yo te contara... pero todo eso me lo quedo para mí.

Y se ha atrevido a componer en este disco...

Sí, soy muy valiente. Para mí es un atrevimiento con nombres tan importantes de la composición. Yo tengo oído, saco una melodía, toco un poco la guitarra, escribo... pero me cuesta porque es distinto que te lo den a que salga de ti. Pero es un regalo para la gente que me sigue.

¿Alguna vez compondrá un disco completo?

No, jamás. Es un error cuando los intérpretes se quieren empeñar y forzar un disco propio por llevarte derechos de autor, aunque salga un churro. Yo no soy autora, me pueden salir dos o tres canciones pero tengo que dejarle al que es profesional en esto, aunque gane menos dinero. Cada uno tiene que ir a lo suyo.

 

17.04.09 - REGINA SOTORRÍO| MÁLAGA. En la foto, MADURA. Pastora Soler asegura vivir un periodo de equilibrio. /EFE

Cerrar