SYLVIA PANTOJA
 

 

ENTREVISTA A SYLVIA PANTOJA

 

La artista sevillana presenta 'A favor del viento', su disco más personal que va acompañado de un

contundente cambio de imagen y de registro musical

 

"Estoy explotando una sensualidad que no sabía que tenía"

 

Sylvia Pantoja hace de su sonrisa su mejor arma para promocionar el que, según la misma artista, es su disco más personal y maduro. A favor del viento es el sexto trabajo discográfico de la cantante sevillana y resume en su título el estado positivo y optimista por el que atraviesa una Pantoja, mucho más "exótica", "salvaje" y "sensual" que antes. Ha creado junto a su actual pareja, Edgar Cabral, un sello discográfico propio (Delys) y ha potenciado un registro vocal más grave, que le permite moverse entre géneros más movidos como son el pop de corte italiano, el funky o el reague. Más allá de la música, la artista deja seducirse por otros formatos como el teatro, el cine o la televisión, y su cambio de imagen ha sido reflejado ya en las portadas de conocidas revistas de nuestro país. Sylvia, prima de Isabel Pantoja, vuelve, tres años después, "con más fuerza y energía", y pronto paseará ese renovado estilo en una gira por toda España que también tendrá parada en Barcelona.

Me tiene intrigado Sylvia, cambio de imagen, de estilo, de sello discográfico ¿Qué ha pasado para que, después de 20 años de carrera profesional, haya decidido hacer esta revolución artística?

¡Más vale tarde que nunca! (Ríe). En la vida vas creciendo, madurando y conociendo cosas nuevas, músicas y vivencias nuevas. Eso sí, la esencia es la misma, yo no he cambiado mi forma de ser, para nada, lo único es que ahora me veo mucho mejor (Sonríe).

Sí señora, a eso le llamo yo tener la autoestima en su sitio…

Sí, es que es así. Te vas conociendo más y te aceptas y te gustas tal y como eres, eso te permite ganar en seguridad y en autoestima, no sólo en la música, también en la vida. Ahora me encuentro en un momento muy bueno, con muchísima seguridad y con mucha fuerza, ilusión y positividad (Sonríe).

¿Está ahora "a favor del viento" porque ha sabido posicionarse o se ha encontrado con este soplo positivo por casualidad?

Estoy a favor del viento pertenece a una canción que he hecho, que se llama Mi mundo, porque estoy viviendo un momento en el que siento que el viento está a mi favor, me veo con mucha más energía, y cuando sientes eso desde tu interior, al final tienen que pasarte cosas buenas.

¿Esta energía y positividad que se han apoderado de usted es lo que le ha permitido cambiar a un estilo musical más comercial y bailable?

Sí, por supuesto. Es un estilo más comercial y más personal, incluso he descubierto que tenía otros matices en la voz que desconocía, cantando más grave, bajando medios tonos, y me encuentro muy a gusto cantando en esta tesitura.

¿Ve este cambio musical como un riesgo o como una oportunidad?

Es algo que no me he parado a pensar porque sino al final me volvería loca. Soy una artista que me gusta probar cosas nuevas, nunca me ha gustado decantarme por un estilo, porque creo que más que una cantante soy una artista versátil y que me puedo adaptar a cualquier matiz. Luego gustará más o menos, pero tengo esa facilidad para adaptarme a estilos diferentes. Además, en mis directos me gusta que exista ese abanico de estilos que me permiten tener un espectáculo más completo, con rumbas, coplas o pop más comercial.

Y cierto aire de cabaret que también descubrimos en este disco…

Sí, también, me encanta el cabaret (Sonríe).

¿A favor del viento es el disco más personal de Sylvia Pantoja?

Sin duda alguna, y en todos los sentidos. Me doy a conocer como compositora porque he escrito muchos de los temas, hemos montado un sello discográfico con Edgar Cabral, en las fotos salgo de rubia y de morena porque ha sido un proceso largo, y aproveché todas las fotos. Hemos tardado en hacer este disco, ha sido un esfuerzo enorme, y por ello parece que lo coges con más ilusión y con más cariño.

Crear un sello discográfico no ha sido porque sí, intuyo que hay un mensaje y una intención, y más habiendo trabajado antes en una multinacional como EMI...

Está claro, antes tenía muchísimas más limitaciones para hacer aquella música que quería, te adjudican el producto y te dicen cómo tienes que cantarlo y es todo como una barrera. Pienso que el artista tiene que ser mucho más libre, porque sino es imposible que salga y exprese el espíritu que tiene dentro.

¿Cuánto tiempo ha estado trabajando con este disco?

Tres años. Hice como dos o tres canciones y las dejé grabadas antes de que se paralizara toda la historia por diferentes motivos. Tuve vivencias, me fui fuera, hasta que conocí a Edgar que es la persona que me propuso montar el sello discográfico y tirar adelante. (Sonríe).

Siempre se ha definido como una mujer todoterreno. ¿Ahora está centrada sólo en la música o tiene otros proyectos entre manos?

La música es mi vida, es lo principal para mí, pero eso no quita que me gusten otras cosas como el cine, de hecho mis pinitos con la película el Equipo Ja, también el teatro, donde protagonicé la obra María de la O, también en la televisión, presentando el Festival Internacional de Benidorm hace unos años, también estoy de jurado en un programa de televisión de Canal Sur. Quiero decir que, todo lo que tenga que ver con el arte, a mi me encanta. Proyectos siempre hay, otras cosa es que cuajen o no (Sonríe). Pero bueno, donde más a gusto me siento, sin duda alguna, es encima de un escenario, acompañado de mis músicas y dejándome la piel.

Tiene una canción que se llama Bla, bla, bla. ¿Ha tenido que soportar muchas habladurías o ver como se le cerraban más puertas por el hecho de tener el apellido Pantoja?

Voy a devolverte la pregunta. ¿Crees que me han cerrado puertas?

No lo sé, desde fuera parece que esté contenta con su trabajo y ya ha editado seis discos. Si me tengo que mojar diría que no, eso no quiere decir que le haya costado más hacerte con un nombre artístico propio, lejos de su tradición familiar…

Está claro que al principio siempre hay una lupa porque perteneces a una de las familias más famosas de este país, pero luego hay que analizarlo todo. Llevo 20 años viviendo de la música y nadie me ha regalado nada, ni mi familia, ni mi apellido. Lo único que cuenta es la persona. Pero bueno, hay gente para todo y la envidia es muy mala en este país.

¿Se ha sentido alguna vez presionada por tener que cantar copla?

Cantaba coplas porque es lo que siempre he visto en mi familia, la copla y el flamenco. Pero luego vas creciendo, conociendo otras músicas y culturas, y te vas creando tu personalidad y un estilo propio.

Empezó muy joven, con 18 años editaba su primer disco. ¿Qué opina ahora de esa niña que empezaba a cantar?

La verdad es que no me gusta escuchar como cantaba antes, me horroriza, pero me siento orgullosa de haber empezado tan jovencita, de estar en una multinacional como EMI y de vivir con ilusión, pero también con mucha inocencia. Piensa que era como una marioneta, me manipulaban mucho.

¿Es pronto para decir que Sylvia Pantoja está en su etapa más madura?

No, este es el disco más maduro de toda mi carrera, pero claro, dentro de unos años aún tendré más madurez, que es lo lógico. (Sonríe).

¿Sus primeras composiciones se han basado en experiencias personales o es una "roba historias?

Sí, soy bastante subjetiva en este aspecto. Hay una balada en el disco que resume un poco lo que me ha pasado en toda esta trayectoria que llevo, al menos la primera parte de la canción es así. Me gusta plasmar mis vivencias, aunque también me gusta inventar cosas, como en la canción Que poco arte. 

¿Siempre ha explotado su sensualidad o es que ahora se siente más cómoda para adoptar este estilo más salvaje?

He descubierto mi sensualidad recién salida del programa La isla de los famoSOS. Salí tan delgada, tan morena, estaba tan rubia y exótica que me propusieron hacer Interviú, y acepté. Me vi tan guapísima que acepté, lo reconozco. Tengo un filón sensual que no había descubierto hasta ahora, y a partir de ahí lo estoy explotando.

¿Se ha sorprendido la gente, sus seguidores, de este cambio tan exótico y radical?

A la gente le encanta, porque ver fotos sensuales y sexis gusta. Aunque también hay otros que dicen que me despeloto para vender discos, pero no es así. Hay millones de artistas internacionales que aprovechan su físico o su sensualidad para vender discos, y nadie dice nada ni pasa nada. Hoy en día la imagen es muy importante en una artista, porque estamos en una sociedad muy visual, que compra por los ojos. ¡A ver si ahora tengo que ponerme una túnica! (Ríe)

Albert Domènech | Barcelona | 06/03/2009

DATOS PERSONALES:  Sylvia Pantoja: Profesión: Cantante. Esta sevillana ha llevado desde siempre el arte en las venas pues en su familia se encuentra una larga lista de artistas: su abuelo fue un conocido cantaor de flamenco llamado “Pipoño de Jerez” con quién, con sólo dos años, bailaba al compás de tangos; pero fue a los 16 años junto a su primo “Chiquetete” con quién se subió por primera vez a un escenario. Actualmente compagina la preparación de su nuevo disco con su participación como jurado en "Se llama Copla".

Volver  |   Ver su biografía

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar