DIEGO MANOLETE
 

 

DIEGO SÁNCHEZ ROMERO, cantaor payo, más conocido con el nombre artístico de   DIEGO MANOLETE, nació en Mairena del Alcor (Sevilla), en la flamenquísima calle del Arco, el día  3 de Julio del año 1877, donde mismo acabaría sus días el 14 de Junio de 1948 a los 72 años de edad. Completaremos ahora la reseña biográfica de este Mairenero que cierra el tema de los más cualificados cantaores de la primera etapa. Cronológicamente habría otros por delante de Diego Manolete, como Zamarra y Pepe Rodríguez, pero atendiendo a una relación de méritos Manolete antecedería a estos si nos atenemos a la importancia que con el tiempo adquiriría el padre de Hornerito.

Cantaor de arte y sabiduría,
en Mairena del Alcor
todo el pueblo lo sabia,
porque cantaba muy bien
siempre que él se ponía.

Diego Manolete regentaba un horno de su propiedad, que como quedó dicho abría sus puertas en la calle del Arco. A decir de los que lo conocieron, era el más cabal y entendido de aquel grupo de excelentes aficionados de Mairena. Sabemos que era un extraordinario intérprete de los cante levantinos y malagueños, aunque no hacía ascos a otros estilos más duros, como tonás, carceleras, tangos o siguiriyas. Fue, quizá, el único Mairenero que gozó de la amistad y trato preferente de don Antonio Chacón. Chacón vino a Mairena en varias ocasiones en los años comprendidos entre 1900 y 1915. En todas ellas Manolete estuvo cerca del genial malagueñero jerezano, el cual estimaba sobremanera al Mairenero alabando su cante, al que Manolete imprimía un increíble aire chaconiano.


El castillo de Luna de Mairena del Alcor, (Sevilla)


El castillo de Luna de Mairena del Alcor, (Sevilla)


Tan era así, que un día hallándose reunidos en Casa de Chileto: D. Antonio Chacón, Manolete, Trigueros, Romero, Zamarra, el Quico y José Monte entre otros, rogó el famoso cantaor a Diego que se encerrase en un reservado del local, él sólo, y cantara. Chacón hizo lo propio en otro cuarto contiguo. Diego Manolete cantó largamente en su solitario encierro haciendo tan bien los cantes del divo, que una vez ante la presencia de los otros que escuchaban fuera, Chacón les preguntó: - Señores ¿quién de los dos ha cantado, Manolete o yo? Todos coincidieron en afirmar que había sido el jerezano, pero éste negó que hubiera cantado en absoluto diciéndoles que era Diego el que había hecho sus cantes como sí él mismo fuera y añadió: Si Manolete está dispuesto a venirse conmigo, me lo llevo.


Ermita de San Sebastián, Mairena del Alcor (Sevilla)


Castillo de Luna,  Mairena del Alcor (Sevilla)


 Ante este hecho y otros parecidos comprendemos ahora por qué Diego Manolete es considerado el mejor seguidor que tuvo Antonio Chacón en Mairena. José Cepero, otro gran cantaor jerezano, fue también amigo personal de Manolete y, como ocurriera con su paisano Manuel Torre, frecuentó asimismo el horno del mairenero. Cepero que admiraba a Diego, valoraba en tal medida las hechuras cantaoras del hornero que en cierta ocasión llegó a decirle: - Pero Diego ¿cómo te dedicas a amarrar leña con el arte que llevas dentro? Diego Manolete conocía muy bien el cante de Cepero, fandangos sobre todo, y los ejecutaba a la perfección. En Mairena, donde el fandango ha sido siempre un estilo poco menos que marginado, se recuerdan todavía algunos de estos que al estilo de Cepero cantara Manolete:


Sevilla, Alameda del Hércules


Mapa de Sevilla


Antes de morir mi mare
a mí me llamó y me dijo:
Ni lo sabrás, ni lo sabes;
hasta que tengas un hijo,
lo que te 'quiere tu mare

Aunque me veas por la calle
descalzo y muy mal vestío
no te dé vergüenza' y di;
a ese hombre lo que querío
y el no me ha querío a mí.

La mano le levanté
a un anciano por la calle.
Volví la cara y miré,
el anciano era mi pare
gotas de sangre lloré.

Yo me tengo que tomar
la justicia por mi mano;
se la tengo sentencia
al que apuñaló a mi hermano
que ha muerto en el hospital

Por dineros que te den
por Dios no pierdas la honra;
Si no tienes que comer
yo por tí pido limosna
aunque mal pago me des.

No eran sólo fandangos los que cantaba Diego Manolete. Hemos visto cómo hacía la malagueña grande de Chacón, así como carceleras, tonás etc. Por soleá también cantó aunque con menos frecuencia;

Camino del cementerio
cuatro chavales llevaban
a otro chavalillo muerto.
   

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje a Diego Manolete

Datos Extraído de Raíces Flamencas de Mairena del Alcor (Antonio Rincón Muñiz). mayrena.com  ,  poema de José Maria Ruiz Fuentes

Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar