CHILARES

 

JUAN ABAD DÍAZ, cantaor payo, más conocido en el mundo del flamenco con el nombre artístico de CHILARES,  nació en Almería en el barrio de El Zapillo, en el año de 1868, y murió en Madrid en el 1895, A los nueve años quedó huérfano y huyó de su casa, debido al maltrato de su madrastra, refugiándose con un tío suyo, artesano sillero, que vivía en la calle Quintana de Almería esquina Avenida de Vílchez, del que aprendió el oficio.


vista de Almería


Almería, plaza vieja ayuntamiento


Su pasión, no obstante era el cante, y cantó ya desde pequeño en cafés y tabernas. Fue considerado niño prodigio y terminó dedicándose profesionalmente al flamenco. Marchó de Almería con una troupe de titiriteros y estuvo, como otros muchos almerienses, mineros o cantaores en la ciudad minera de La Unión, en Murcia, donde le escuchó cantar Antonio Grau, Rojo el Alpargatero, gran maestro precursor de los cantes de levante, que enseguida lo invitó a cantar al Café Habanero de Cartagena, café cantante de su propiedad. Chilares se hizo un hueco en la escena artística de la región junto al Rojo, tanto es así que existía una copla que decía:

En la villa de La Unión
no cantan los forasteros
mientras vivan Chilares
y el Rojo el Alpargatero
.


Almería los campos mineros,  año 1971,
en la foto José María Ruiz Fuentes


Almería en fiestas, parque de José Antonio, año 1971
en la foto José María Ruiz Fuentes


En Murcia, alternó también con el bailaor Juan Martínez Peñafiel, con su propia hija, que hacía sus primeros pinitos en el baile. Cantaban en el Café de la Villa, de La Unión, en el Balneario de Archena durante la temporada de baños, además de en el Habanero. No obstante, Chilares no se quedó demasiado tiempo y, de un día para otro, partió en busca de nuevos horizontes para su música. Pasó de nuevo por Almería con un grupo de cantaores cartageneros, en abril de 1884, pero su destino eran los tablaos de Madrid. Actuó, entre otros lugares en el Café del Progreso. Allí, sus amoríos le llevarían a la muerte: al parecer murió en 1895 a causa de los disparos de un marido celoso, con solo 27 años, una madrugada tras una gran actuación en el Café. Según otras referencias, el suceso se habría producido en Murcia. Dice una copla popular:

Ya no cantará Chilares
en los bañitos de Archena,
porque le dieron un tiro,
entre Murcia y Cartagena.


José Maria Ruiz Fuentes en la Alcazaba de Almería, año 1966

 
José Maria Ruiz Fuentes en la Alcazaba de Almería, año 1966


Se le considera el primer cantaor profesional de la provincia de Almería y uno de los precursores (si no creadores) de estilos levantinos típicamente almerienses como el taranto o la taranta. Otros autores, como Juan Ruipérez, que afirman que colaboró también con Rojo el Alpargatero y otros cantaores en la creación de otro estilo minero, la levantica, cuya acta de nacimiento se sitúa en 1889. Dice una famosa cartagenera:

Fueron los firmes puntales
del cante cartagenero
la Peñaranda, Chilares,
el Rojo el Alpargatero
y Enrique el de los Vidales.

Otra copla afirma que alternó con Juan Martín, El Cabogatero, en las minas de Sierra Almagrera, pero no está demostrado y parece poco plausible dada la diferencia de edad.   

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje a Chilares

Datos  históricos presentado y recopilados por José Maria Ruiz Fuentes

Volver 

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar