ANTONIO REYES
 

ANTONIO REYES MONTOYA,  cantaor gitano, se le conoce artísticamente por su propio nombre de ANTONIO REYES, nació en Chiclana de la Frontera, (Cádiz), el 26 de junio del  año de 1976. Pertenece a una buena dinastía flamenca, ya que está emparentado con Roque Montoya " Jarrito ", y Antonio tío y abuelo materno respectivamente, además de guardar parentesco paterno con José Cortés Jiménez, conocido como " Pansequito”. En 1982, con sólo 6 años de edad, debuta en la localidad malagueña de Ojén, y continúa con esporádicas intervenciones hasta que un año mas tarde participa en los Jueves Flamencos que organizaba el guitarrista Manuel Morao. En esta ocasión fue acompañado por el maestro jerezano y el evento tuvo lugar en la Plaza de Toros de Jerez de la Frontera.

 



Caí y su provincia entera
reina del arte más puro,
con todos sus maestros,
del cante más flamenco,
que nace y prevalece
dentro de su seno Andaluz.

 

 

Un paso decisivo para su precoz carrera artística, ya que a partir de ese momento, empieza a ofrecer sus primeros recitales en Peñas Flamencas de la provincia de Cádiz, entre las que se encuentran ; Peña " Enrique El Mellizo", Peña " La Buleria " de Jerez, Peña " La Perla de Cadiz ", Peña Juanito Villar, etc. Con 12 años se hace acreedor del Primer Premio del Concurso de Mijas (Malaga) en la modalidad de jóvenes y un año más tarde es finalista en el prestigioso Concurso de Cante Jondo Antonio Mairena. En 1991 y de la mano del guitarrista cordobés Paco Peña, realiza numerosas giras con los espectáculos "Arte y Pasión " y Misa Flamenca por Francia, Italia, Inglaterra, Holanda, Grecia, Suiza y ciudades Norteamericanas como Nueva York, Boston o Chicago.

 


El Puente sobre el río en Chiclana de la Frontera


El Puente sobre el río en Chiclana de la Frontera

 

 

Otro periodo de su carrera transcurrió como participante de la Compañía de Manuel Morao y Gitanos de Jerez, visitando numerosas ciudades de la geografía española. Antonio Reyes con Camarón. En 1998 actúa durante tres semanas en el Círculo de Bellas Arte de Madrid, en un espectáculo dirigido por el guitarrista Tito Losada, en el que compartió escenario con artistas de la talla de Antonio Canales, Ramón el Portugués, El Indio Gitano o Guadiana. En el año 2000 obtiene el Primer Premio del " Memorial Camarón de la Isla " que se celebro en la localidad gaditana de San Fernando. En Marzo de 2001 recoge en el Gran Teatro de Córdoba el segundo Premio de la Confederación de Peñas Flamencas de Andalucía y en Mayo de ese mismo año es galardonado con El Premio Antonio Mairena con Siguirillas y Tonasm, y El Premio Manolo Caracol con Soleares y Bulerias en el prestigioso Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba.


El cantaor Antonio Reyes Montoya


Antonio Reyes Montoya, en una de sus actuaciones

 

Estos últimos reconocimientos constituyen, sin duda, la consolidación de Antonio Reyes como uno de los más serios talentos del panorama flamenco actual, y es solicitado por los mas importantes Festivales de Andalucia : Festival de Cante Jondo Antonio Mairena, Reunión de Cante Jondo de La Puebla de Cazalla, Gazpacho de Morón, Fiesta de La Parpuja, Los Jueves Flamencos de Cadiz, etc...Antonio Reyes y Antonio Higuero Es importante resaltar su intervención en el Teatro Villamarta y en la Plaza de La Asuncion de Jerez de la Frontera, donde participaba como artista invitado de Paco Cepero, Posterioremente, el cantaor chiclanero y el guitarrista jerezano han ofrecido conciertos juntos y en numerosas ocasiones. En 2004 compartió con La Susi un concierto en La Bienal de Sevilla bajo el titulo " De Triana a Chiclana ".
 


Mapa regional de Cariz


Catedral de Cádiz

 

Durante los últimos años ha visitado muchas ciudades de Europa acompañado a la guitarra por Antonio Higuero : Bruselas, Amsterdam, Utrech o Amberes son algunas de ellas.. Entre sus apariciones televisivas, cabe destacar su participación en el programa “Una llama Viva”, de Canal 2 Andalucía, “Contigo” de Canal Sur Televisión, y “Flamenco, Arte y Fuente” de Televisión Española. Antonio Reyes  Ha sido acompañado por grandes figuras de la sonanta, tales como Manuel Morao, Paco Cepero, Tomatito, Moraito Chico o Parrilla de Jerez entre otros, y ha sido distinguido con la Insignia de oro de La Peña " La Gaviota " de Cadiz.  En el 2006 su actividad ha sido incesante y fructífera, llevando su arte a los escenarios más importantes donde el flamenco es una referencia : Jornadas Flamencas de Valladolid, Caracola de Lebrija, Jardines del Valle (Bienal de Sevilla ), Festival La Palma de Plata de Algeciras, Viernes Flamencos de Jerez, Jueves Flamencos de Cadiz, Homenaje a Chano Lobato en el Club de Jazz de San Juan Evangelista de Madrid, Fiesta de La Parpuja, etc...

La 'galería de grandes' de Antonio Reyes
El cantaor presenta el montaje 'Homenaje a mis maestros' el próximo sábado en Chiclana El cantaor Antonio Reyes Montoya (Chiclana, 1976) ha decidido llevar a un espectáculo a toda (o casi) la galería de cantaores y cantaoras que él considera como sus maestros. Formado desde pequeño en la ortodoxia por su padre Ramón
, grandísimo aficionado, y por el tocaor Manuel Morao, al que acudía regularmente para escuchar sus consejos y recibir -a modo de "tarea para casa"- cintas con grabaciones históricas, Antonio es ya un artista cuajado y con una creciente personalidad propia que ha plasmado en su primera grabación, próxima a ver la luz. El cantaor, que para estas cosas del arte es serio como pocos, ha transformado de esta forma en una atractiva función el ofrecimiento recibido para hacer un recital en el Teatro Moderno de su ciudad natal. A la mayoría de los maestros a los que va a homenajear -Tomás Pavón, Caracol, Antonio Mairena, La Perla, entre otros-, Antonio los ha conocido y estudiado a través de sus discos. Son excepciones los casos de Camarón, al que llegó a escuchar de adolescente y con el que conserva una foto, el jerezano Luis de la Pica, quien le impactó cuando lo conoció, y su paisano Rancapino, por el que escuchó de primera mano los cantes de Aurelio y del Niño de la Calzá. Pero, por una u otra vía, esos son los artistas junto a algunos más como Juanito Mojama- que él reconoce como los más influyentes en su formación y a los que demuestra conocer bien cuando se le pregunta por ellos. Así, de Tomás Pavón destaca su voz gitana aunque algo laína y su capacidad para hacer fáciles los estilos más complejos. Caracol es para Antonio un genio, el mejor de todos, sobre todo por su capacidad de transmitir. De Mairena destaca su magisterio a la hora de aprender, porque es "el más fiable" y de La Perla su dulzura y su gitanería, los mismos valores que otorga a Camarón, aunque la grandeza de su figura le haga exclamar que "José era de otro planeta". La galería de maestros se extendería hasta Terremoto o La Niña de los Peines, cuya inclusión en el homenaje deja para otra ocasión. El espectáculo Homenaje a mis maestros, estructurado y ya ensayado, se abrirá con unos tientos libres, un tanto azambraos, en homenaje a Caracol que contarán con el acompañamiento a la guitarra de Antonio Higuero y de Sophía Cuarenghi al violín. A continuación, el cantaor se va a permitir la única licencia de la noche, la interpretación de unos tangos que presenta como propios aunque con ecos de La Repompa. Luego vendrá el cante por soleares, dedicadas a Tomás Pavón y Antonio Mairena, para proseguir con unas bulerías, en las que se encontrarán los ecos de La Perla, Camarón y Luis de la Pica, y concluir la primera parte con los fandangos de El Niño de la Calzá. El espectáculo cuenta con tres invitados: Esteban Gutiérrez "Caracolillo de Cádiz", reciente ganador del Memorial Camarón de la Isla, Remedios Reyes, hermana del artista, y la cantaora local La Pilila. Ellos tres serán los encargados de mantener la llama viva con una tanda de romances y alboreás antes de que vuelva a escena Antonio para abordar la interpretación de la seguiriya y el martinete, esta vez cantando para el baile de su esposa Patricia Valdés y con el acompañamiento de Higuero y Juan José Alba a las guitarras y de Sophía al violín. Volverá Caracolillo para hacer el homenaje a Enrique El Mellizo y a Aurelio por malagueñas para concluir el programa con la zambra caracolera, de nuevo con el baile de Patricia Valdés. No faltará un fin de fiesta para el que se reservan tanguillos y más bulerías, ya con todos los participantes en la escena. Un programa, pues, de cante, baile y toque que se presenta bien atractivo para cualquier aficionado que se precie.
Fermín Lobatón / Jerez | Actualizado 14.01.2008  

Antonio Reyes se hizo escuchar en el Hotel Triana
Excelente acogida al cantaor de Chiclana durante su actuación en la Bienal de Sevilla
No cabe duda de que, para un cantaor, hacerse un hueco en la Bienal sevillana no es cosa fácil. Antonio Reyes lo ha tenido. Fue en el escenario del Hotel Triana, la corrala de vecinos que José Luis Ortiz Nuevo se inventó para este evento. Su formato, por el que han pasado muchos artistas gaditanos en noches memorables (Ay, de aquella seguiriya de Santiago Donday que dejó petrificados a los presentes), fue en la noche del pasado viernes un pequeño festival de verano con los cantes de José Méndez, El Choza y Reyes junto al baile de Angelita Vargas. En el abierto espacio trianero, donde los cantaores se enfrentan a un público que atiende y a una barra que bulle a esas horas de la noche, el chiclanero se hizo escuchar cantando con gusto aunque fuera por muy poco tiempo. Como él mismo se quejaba, en tres cantes, apenas da tiempo de estirar la voz, pero Antonio, acompañado a la guitarra por Antonio Higuero, supo aprovechar la oportunidad. Cantó por soleá, con la variedad que le da su amplio conocimiento de estilos, y luego lo hizo por tangos, introduciendo esa variante por fandangos de la que tanto gusta. Lo mismo que gusta de los aires caracoleros en las bulerías, que remató micrófono en mano para cantarle al baile a los pies descalzos de su esposa Patricia Valdés. El cantaor, que concluye una temporada en la que ha participado en docena y media de festivales, va a ver por fin editado su primer disco, el que grabara hace más de un año junto a las guitarras de Moraíto y Alfredo Lagos con producción de José María Castaño. El negocio discográfico, que no está para tirar cohetes, ha dilatado un tanto este lanzamiento que, finalmente, va a realizar Bujío Producciones. Habrá que estar atentos.
Actualizado 22.09.2008

El cante de Antonio Reyes sonó en el Hospital de Santiago
El viernes actuó la formación 3 Conceptos 3 con un espectáculo de cante, guitarra y baile Participaron en el Festival Flamenco de Otoño
El colectivo cultural Flamenco Activo de Úbeda, que celebra este año su décimo aniversario fundacional, sigue desarrollando la primera edición del Festival Flamenco de Otoño, que comenzó el 25 de septiembre y continuará hasta el próximo 1 de noviembre. El ciclo, que incluye un total de doce recitales, se dedica a jóvenes talentos. Pero además, intenta llegar a un público joven, mediante espectáculos muy frescos y actuales, con el objetivo de ganar nuevo público para el flamenco, generando una cantera de aficionados. Justo en el meridiano del festival, el pasado viernes, en el auditorio del centro cultural Hospital de Santiago, actuó el grupo 3 Conceptos 3 con un espectáculo que reunió las tres principales disciplinas del flamenco: cante (masculino y femenino), toque y baile. Concretamente, sobre el escenario estuvieron los cantaores Curro Santiago y Toñi Fernández, los guitarristas Jesús Fernández y David Delgado, Pedro Nieto 'El Indio' a la percusión Spav Rizov a la flauta búlgara y Ana Alonso al baile. Hicieron un recorrido por los palos más tradicionales y genuinos del flamenco, dentro de un concepto de innovación, respetando siempre los cánones de este arte tan universal. Con respecto al sábado, en el mismo recinto, le tocó el turno al cantaor Antonio Reyes, un genio del flamenco que destaca por su disciplina y su preparación, que acompaña con una prodigiosa voz y unas maneras que hacen recordar a los grandes cantaores de la historia. Acompañado a la guitarra por Antonio Higuero, hizo vibrar a los aficionados, y regaló en la recta final del recital varios cantes 'a capela', sin necesidad de amplificación. Y se llevó el caluroso y enfervorecido aplauso de los presentes.
PRÓXIMAS CITA
25 octubre: Recital de cante a cargo de La Tobala acompañada a la guitarra por Pedro Sierra.
26 de octubre: Concierto de flamenco-fusión con el grupo Ultra High Flamenco.
31 de octubre: Recital de canta protagonizado por La Tana y el guitarrista Daniel Méndez.
1 de noviembre: Concierto de flamenco fusión con el grupo Un Gato en la Luna.
21/10/2008. ALBERTO ROMÁN. EN LA FOTO, A CAPELA. Antonio Reyes durante su actuación en Úbeda. /ROMÁN

El arte del cantaor Antonio Reyes llega con 'Viento del Sur'
Bujío Producciones publica el primer disco del chiclanero. La variedad estilística y el homenaje a los maestros, principales características de este trabajo
El cantaor piensa que ha merecido la pena esperar, porque el proyecto de grabar le venía de lejos, especialmente desde que en 2001 se alzara con un doble triunfo en el Concurso de Córdoba (Premios Antonio Mairena y Manolo Caracol). Con ese reconocimiento, Antonio Reyes Montoya (Chiclana, 1976) ya expresaba el deseo de hacer su disco. Las tendencias del mercado, además de su negativa a abandonar el terreno que le es propio, jugaron en su contra. Hasta que hace dos años, con la ayuda de José María Castaño, que actuó de productor artístico y algunas cosas más, se metió en los estudios La Muralla de Jerez e imprimió una decena de cantes de su gusto y estilo. Aún así, la grabación habría de sufrir no pocos avatares hasta que ahora está por fin en el mercado comercializado por Bujío Producciones que, de esta forma y una vez más, renueva su apuesta por los artistas gaditanos. Reyes, que es perfeccionista por naturaleza y por formación, está contento, y el hecho de ver su disco Viento Sur en la calle le ha borrado cualquier huella de los sinsabores pasados. Aún así, piensa que el tiempo transcurrido entre la grabación y su salida afecta a su percepción del trabajo. "Todo es mejorable en la vida -opina- y yo soy una persona que nunca se queda contenta del todo. También pienso que en estos dos años he evolucionado, y que en este momento me encuentro más capacitado o, al menos, me gusto más ahora que entonces". También, en esa percepción, influye el hecho de que Antonio es un cantaor forjado, desde muy joven además, en todo tipo de escenarios: "El estudio siempre es más frío y en directo los duendes pueden venir antes", declara. Por encima de estas consideraciones, gana la satisfacción y la seguridad de que el disco refleja lo que es él, su ser cantaor. "Quizás sólo falte una zambra", bromea, en alusión al estilo que tanto le gusta interpretar en escena acompañando el baile de su esposa, la bailaora Patricia Valdés. Pero, por lo demás, los nueve cortes que integran la grabación suponen un amplio recorrido estilístico y un homenaje a los maestros de los que su cante es deudor, gran parte de ellos reunidos en el espectáculo que presentó hace justamente dos años en el Teatro Moderno de su ciudad natal. Antonio reconoce su especial querencia por el estilo de Manolo Caracol, pero igualmente cita a Tomás Pavón, Antonio Mairena o Terremoto. También a los que ha podido escuchar en vivo, como Camarón -del que conserva una fotografía en la que el de La Isla le acompaña a la guitarra-, Rancapino, por quien escuchó los cantes de Aurelio o del Niño de la Calzá, o el jerezano Luis de la Pica, al que rinde homenaje en el segundo corte de la grabación. De él cuenta que, desde que lo escuchó por primera vez, se quedó encantado de su forma. "Siempre ha sido para mí -añade- un referente del cante por bulerías. Es imposible de imitar porque nuestras voces son muy distintas. Pero cojo sus letras y lo llevo a mi terreno. Es lo mismo que con los cantes de Caracol, que se trata de no imitarlos, aunque a veces de tanto escuchar…" Para la grabación de Viento Sur, Antonio quiso que le acompañasen dos guitarristas muy especiales para él, los jerezanos Alfredo Lagos y Manuel Moreno Junquera 'Moraíto'. El cantaor se siente muy contento con su compañía y piensa que la elección ha sido inmejorable: "Con ellos tenemos el contraste entre la musicalidad (Lagos) y la flamenquería (Moraíto)", apunta Reyes. Efectivamente, el primero de ellos le acompaña en los tangos, las alegrías, unas bulerías propias y la malagueña "mellicera" que, por mor de este acompañamiento, se ha quedado sin ser doble: "Alfredo hizo una introducción tan maravillosa que no quisimos cortarla. Es de lo mejor que he escuchado", explica. Moraíto por su parte, deja su sello en las bulerías de Luis de la Pica, la seguiriya, la soleá y los fandangos.
Fermín Lobatón | Actualizado 12.01.2009. Foto, Los nueve cortes del Viento del Sur resumen fielmente la personalidad artística de Antonio Reyes.


Crónica Recital de Antonio Reyes.

El joven cantaor chiclanero  vino acompañado a la sonanta de Antonio Higuero . El cantaor empezó salpicando la sede de la Tertulia Flamenca con la sal que desprende las alegrías de Cádiz que las cantó a la perfección. Luego hizo la soleá de Cádiz para terminar la primera parte por tientos logrando que el numeroso público le agradeciera sus cantes con una fuerte ovación, al igual que al buen guitarrista Antonio Higuero. Después de poco mas de media hora de descanso volvió al escenario para cantar, como no podía ser de otra manera  al estar en el lugar donde el titular de la Tertulia “El Viejo Agujetas” cantaba a golpe de martillos la seguiriya, hizo un poco por bulerias y fandangos y terminó su gran actuación con una zambra a la que le acompañó al baile su mujer y gran bailaora Patricia Valdés. Una gran noche flamenca que disfrutaron los muchos aficionados que acertaron en acudir a la mejor oferta cultural ofrecida en la villa de Rota el viernes 25 de Septiembre de 2009.
Fotos y texto del socio colaborador Juan Manuel Pizones Rico.
 


Antonio Reyes, acompañado a la guitarra de Antonio Higuero


Antonio Reyes

 

 

VIDEO

 

Homenaje a Antonio Reyes
 un Cante por

Acompañado a la guitarra por
Duración

datos recopilados de su propia biografía,  poema de José Maria Ruiz Fuentes

 Volver   |   Ver la entrevista 411

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003