ESPERANZA FERNÁNDEZ

 

ESPERANZA FERNÁNDEZ VARGAS, cantaora gitana, más conocida con el nombre artístico de ESPERANZA FERNÁNDEZ, nació en el barrio de Triana (Sevilla) en el año de 1966, hija de Curro Fernández,  cantaor para acompañar al baile, ha recibido la herencia flamenca de una familia de importantes cantaores, guitarristas y bailaores. Dotada de una privilegiada condición para cantar, interpreta distintos y variados estilos. A los dieciséis años se presentó por primera vez como cantaora de un importante espectáculo, "El Amargo" de Mario Maya, y desde entonces ha protagonizado un progreso continuo compartiendo escenarios con artistas como de Paco de Lucía, Camarón de la Isla, Rafael Riqueni o Enrique Morente.



Triana tiene otra artista
con arte y mucha solera;
se llama Esperanza Fernández,
del cante es una emperaora,
que transmite a raudales
todo lo que de su cuerpo sale,
con mucho estilo y pasión
para los buenos aficionado
s.

 

Primer disco de esta joven cantaora gitana y trianera, que trae el respaldo de pertenecer a una familia flamenca. Es una de las voces jóvenes con más porvenir, digamos ya con más presente. Con facultades y buena voz flamenca desarrolla en este disco un repaso a los que se llaman palos rítmicos y a otros palos más profundos. Nos quedamos con estos últimos, con los siguiriyas y las soleares, en las que tiene la buena compañía de Dorantes, pero, sobre todo, con las bulerías que canta al lado de Moraíto Chico. Buen disco y magnífica cantaora que nos da muestras del arte que lleva dentro. Cantaora que conoce desde muy niña los secretos de los escenarios y posee duende para conectar con el público a través de la pureza de sus tientos, tangos, soleas, alegrías, bulerías y cantes festeros con gran poderío.
 


1. Te conoce en primavera. 2. En el compás de su sangre. 3. Baladilla de los tres ríos. 4. Al compás del baile. 5. De noche en mi Triana. 6. Corazón malherio. 7. La Malena. 8. La fuente blanca. 9. Jazmín de medianoche. 10. Nana de la esperanza.

 


Sevilla,  diversos aspectos

 

 ESPERANZA FERNÁNDEZ es una de las mejores voces actuales del flamenco, que ya ha encontrado en ella una de sus incuestionables figuras. Sorprende con su juventud del profundo conocimiento del flamenco tradicional. Pero a la vez, ha demostrado que no le tiembla la voz, ni las ganas para enfrentarse a nuevos retos, por complicados que parezcan. Su impresionante sentido del compás, su armonía, y temple, una voz rica en matices y una gran elegancia le permiten abrirse paso por los caminos más tradicionales del flamenco como en otras experiencias cercanas a la fusión, al mestizaje musical y al mundo clásico interpretando "La Vida Breve", "El Amor Brujo", " Siete Canciones Españolas"  y participando en la recuperación de la ópera "Margot"  de Joaquín Turina (Teatro de la Maestranza de Sevilla 1999)  En 1994 protagonizó, junto a Morente, el espectáculo " A Oscuras". En el año 2000 se presenta en la Bienal de Sevilla con Gerardo Núñez y la New York Flamenco Reunión 
 


Sevilla

 


Sevilla, el puente de Triana en semana Santa

XXII Festival Flamenco "El Arranque Roteño"
Nombres del cartel sin los guitarristas: Telonero. Rafael Rebollo "El Taita" (aficionado y socio de la Tertulia). Manuel de los Santos "Agujetas", Esperanza Fernández, Marcelo Sousa, Joaquín Jiménez "Salmonete de Jerez" y el baile de Mercedes Menjibar. Este Festival hace el XXII Festival Flamenco "El Arranque Roteño" y se celebra el domingo, 14 de Agosto dando comienzo a las diez y media de la noche en la Caseta Municipal del Recinto Ferial. Rota.
A pesar de que tuvo un gran lleno, no estuvo a la altura. Quizá el público fue a escuchar y ver solamente a Manuel Agujeta, porque durante todo el festival no paraban de charlar y cuando intervino Manuel todos callaron. Una bailaora como Mercedes Menjibar no puede ir solamente a hacer un baile y marcharse, la gente no es tonta. Esperanza Fernández cantó lo que pudo porque estaba mas pendiente del ruido que de cantar, aunque si se le vio empeño y ganas, pero el ruido, de verdad, era insoportable. No sé para qué van algunos a los festivales. Esperanza es una gran cantaora y los que estábamos allí para escuchar cante nos perdimos la ocasión de escucharla de verdad. Manuel Agujeta no estuvo a la altura y cantó poco, muy poco y sin terminar ningún cante. Los demás cumplieron, no se les puede pedir mas. Yo creo que esta es la mejor crónica que puedo escribir. "El XXII Festival Flamenco El Arranque Roteño" a pesar del lleno no pasará a la historia, por los ruidos de una parte de los asistentes y por la desgana de algunos de los participantes.
Juan Manuel Pizones (Socio colaborador de la Tertulia Flamenca)

 

1. Manolo Reyes (bulería)
2. Lo mismo que los metales (Fandangos de Huelva, de cuatro guitarras y una voz)
3. Mi David y mi Miguel (Soleá)
3. Al Titi (Tangos de Triana)
4. Pastora (Farruca)
5. Yo sentí (Seguiriya)
6. Antonio Vargas Heredia
7. Mi cabellito (cantiñas de Pinini)
8. Celos hasta del aire (fandangos de Lucena y verdial)
9. Gelem-Gelem

Producido por José Antonio Rodríguez. Centro de Arte y Flamenco de Sevilla

 

Diez cortes de cante directo y sin concesiones
En la fotografía que ilustra el disco, Esperanza Fernández se retrata junto al Guadalquivir, bajo los arcos de un puente de Triana iluminado, mientras su cabeza parece girarse hacia el barrio en el que se crió. La cantaora mira hacia él de la misma forma que va a recordar los cantes que escuchó de pequeña. Sin hacer concesiones en su interpretación, dos de ellos se muestran como esos cortes con tirón de los que antiguamente serían cara A de un single. La canción por bulerías Manolo Reyes está cantada con fuerza y engancha desde la primera escucha. Otro corte de similar categoría lo constituirían los tangos de El Titi, porque son tan flamencos como melodiosos. En la misma línea melódica se sitúa la farruca que interpreta con el nombre de Pastora, aunque ella aclare que no se trata de una simple recreación y que ha tratado de llevar el estilo a su terreno. También en este apartado habría que agrupar la copla Antonio Vargas Heredia. El capítulo de los recuerdos, además de los dos primeros temas citados, se completa con las seguiriyas, escuchadas al lebrijano Chache Lagaña; con las soleares, que se pueblan de ecos utreranos o con las cantiñas de Pinini rematadas por Cai. Son tres cantes que mucho tienen que ver con su ascendente lebrijano por parte de madre. Además de los fandangos de Utrera y Lucena y del himno romaní, ya comentados por ella, una reseña del disco no quedaría completa sin la referencia al trabajo del guitarrista cordobés José Antonio Rodríguez, quien se encarga de la producción, le toca a la cantaora en seis de los temas y, sobre todo, me parece el responsable de que las guitarras suenen con la exquisitez y exhuberancia que lo hacen en este disco. Además de Rodríguez, han tocado en él Miguel Ángel Cortés (soleá y cantiñas) y el hermano de la artista, Paco Fernández, en la seguiriya.
Lunes, 3 de Diciembre de 2007. Fermín Lobatón / CÁDIZ

Recuerdos' de Esperanza Fernández en el Central
La cantaora trianera presenta hoy en directo su último disco
La cantaora sevillana Esperanza Fernández presenta hoy en directo en el Teatro Central su último disco, titulado Recuerdos, producido por José Antonio Rodríguez, elegido por la Asociación de Críticos Flamencos el mejor álbum de 2007. Lo cantará "tal cual", de principio a fin y respetando el orden de las canciones registradas en estudio, pero no será "un concierto al uso", advierte. Habrá "muchas sorpresas", que se niega a revelar para que no dejen de ser tales, y habrá también una puesta en escena, de la que es responsable Asunción González, una joven alumna de la escuela flamenca de Esperanza Fernández. En una de las escenas, la trianera, o la voz de una niña que representa a la cantaora en su niñez, evoca a su abuela Salud, a la que de pequeña escucha cantar Manolo Reyes, un tema que figura en su segundo elepé. Todas las entradas para la actuación, dentro del ciclo Flamenco viene del sur, están vendidas ya, lo que a Fernández le causa tanta ilusión como "nervios". Por la expectación, pero también porque en Recuerdos, explica, hay mucho de ella. "Es un disco hecho absolutamente para mí", dice la cantaora, que fue recomendada al sello Discmedi, no muy habituado al flamenco, por el catalán afincado en la capital hispalense Miguel Poveda. En su actuación, de aproximadamente una hora, el repertorio incluirá una bulería, unos fandangos de Huelva, una soleá, unos tangos de triana, una farruca, una seguiriya, una copla (Antonio Vargas Heredia), unas cantiñas de Pinini, unos fandangos de Lucena y Verdial y la canción Gelem-Gelem, el himno de los gitanos en versión romaní compuesto por Jarko Jovanovic para que nunca se olvidara a los gitanos asesinados por los nazis en el Holocausto, y que también entró en el disco .Fernández, que ahora tiene 42 años y lleva desde los 16 actuando, quiso tomarse con calma la grabación de su segundo disco. Las prisas para conseguir el primero, llamado como ella, Esperanza Fernández, acabaron por decepcionarla. "Está bien, pero yo era joven y necesitaba entrar en las casas de discos... Ahora no he querido dar el siguiente paso hasta que no he madurado como artista y como persona".
 Francisco Camero / Sevilla, flamenco | Actualizado 26.02.2008

Esperanza Fernández triunfa en el Festival de El Cairo
La cantaora compartió luego un concierto privado con la cantante Haga Gamalat
La cantaora sevillana Esperanza Fernández llenó el pasado viernes hasta la bandera el Teatro Guenina de El Cairo. El arte y la garra de su voz consiguieron arrancar una cerrada ovación a los cientos de espectadores congregados, que respondieron con devoción a su espectáculo.  Pocas horas después, bajo el riguroso sol cairota, Fernández llegaba a un pequeño local en el centro de la ciudad, con la voz gastada por el esfuerzo realizado en el recital. Allí la esperaba un grupo de gitanos egipcios, llegados del Delta del Nilo, capitaneados por la veterana cantante Haga Gamalat, quien acudió secundada por un violín tradicional egipcio llamado rababa, una darbuka y una flauta de dos canales conocida como arghoul. A pesar de la brecha lingüística y cultural, y de que se trataba de una improvisación, la magia surgió desde el primer momento entre las dos cantantes, que compartieron y mezclaron su arte al ritmo de la guitarra española, el cajón, las palmas y los instrumentos egipcios.  "Fue fantástico -comentó Fernández sobre el concierto en el Guenina-, el público estuvo increíble y nos sentimos muy acogidos". Además, agradeció a la Embajada de España en El Cairo y a la Fundación Tres Culturas la oportunidad de actuar en Egipto, dentro del Festival de Primavera de la ciudad. En la ruidosa noche cairota, su voz, junto a la guitarra de Miguel Ángel Cortés, deleitó a los centenares de personas que abarrotaron el teatro, al aire libre y a los pies de la muralla fatimí, del siglo XI.
J. Fagúndez (Efe) / El Cairo | Actualizado 04.05.2008

Aprender el arte del flamenco
La cantaora sevillana Esperanza Fernández vuelve a formar parte del profesorado que imparte los cursos intensivos de baile, cante, guitarra, percusión y palmas en el centro municipal La Merced
 "Es mi vida". Así define Esperanza Fernández el flamenco. "Yo me levanto y me acuesto flamenca. Es mi forma de desahogo, no puedo vivir sin él", reconoce la cantaora sevillana que estos días se encuentra en Cádiz impartiendo unos cursos de cante. Y es que, por tercer año consecutivo, el centro municipal de Flamenco La Merced acoge unos cursos intensivos de baile, cante, guitarra, percusión y palma que organiza el Ayuntamiento de Cádiz y el Centro de Arte y Flamenco de Sevilla (CAFS). Los cursos comenzaron el pasado 6 de julio y cuentan entre el profesorado con Esperanza Fernández (cante), Miguel Vargas (baile), Jorge E. Pérez Aguilar (percusión y palmas) y Niño de la Leo (guitarra), artistas consagrados que han viajado por países como EE. UU, Italia, México o Japón. Aunque tal y como afirma Fernández, "el cante flamenco es algo que te sale de dentro", también se puede enseñar, aunque no sea nada fácil. Para la cantaora, hay dos reglas de oro que no pueden faltar: la paciencia y el cariño. "Yo nunca me imaginé enseñando a cantar, pero cuando surgió y vi la cara de emoción de esa gente que quería aprender, me picó el gusanillo", afirma la sevillana. Aprender el cante flamenco tampoco es sencillo, pero la voluntad lo es todo. "El único requisito es que te guste y lo sientas, por eso estos cursos están a la disposición de todos los que disfruten con el flamenco", señala.  El nivel de este año se mantiene respecto al de años anteriores y todo el profesorado se muestra muy satisfecho con el trabajo que se está realizando. Hay alumnos de todo tipo: "Desde amantes del flamenco que no han cantado ni bailado nunca pero que vienen con unas ganas locas de aprender, hasta personas que ya cantan o bailan pero que no son profesionales", asevera. El antiguo mercado del barrio de Santa María se vuelve a convertir en el escenario donde muchos aficionados aprenden a cantar, bailar o tocar, este año, por seguiriyas. "Cada año son más las personas que se animan a aprender. Este año ha aumentado el número de alumnos y eso es gracias al esfuerzo que se ha hecho tanto por nuestra parte como por la del Ayuntamiento para dar a conocer esta iniciativa", reconoce la cantaora. Después de una intensa semana, la clausura de estos cursos se celebrará mañana en el centro de La Merced con un cocktail de despedida para todos los alumnos. Esperanza Fernández continuará con sus proyectos, entre los que se encuentra viajar a San Petersburgo con el Ballet Nacional y acudir con el pianista Dorante al festival Etnosur de Jaén. La sevillana reconoce sentirse en Cádiz como en su casa y asegura que volverá el verano que viene con las mismas fuerzas.
Nuria Camerino / Cádiz | Actualizado 09.07.2009. En la foto,  Esperanza Fernández y sus alumnos en una de las clases de cante.

VIDEO

 

AUDIO

Homenaje a Esperanza Fernández
En un Cante por

datos y consultas de fuentes, arreglos y poema de  José Maria Ruiz Fuentes

 Volver  ver su entrevista 15  |  Ver la entrevista 425

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003
Cerrar