LUISA ORTEGA

LUISA ORTEGA GÓMEZ, tonadillera y cantaora gitana, legítima heredera de la mejor dinastía artística de España, de la médula de los Ortega, se le conoce en este mundo del arte con su nombre propio  y artístico de LUISA ORTEGA, nació en  Sevilla en la famosa Alameda de Hércules en el año de 1936. Luisa se parece a su padre, el genial Manolo Caracol: es alta como él; posee su rasgo gitano, su majestad y tiene el perfil moreno de su raza y una voz potente, flamenca y bien timbrada. Características suyas son su deje y su eco personales. Fue bautizada frente al Gran Poder, como su padre y hermanos. Se formó en La Alameda, en la Casa de los Pavones y en la academia de la que sería su suegra, la gran pianista y bailaora Eloísa Albéniz, casada con Arturo Pavón, hermano de La Niña de los Peines.


Sevilla, plaza de Santa Cruz

 


Sevilla,  plaza de San Francisco


Su padre estaba unido, profesional y artísticamente, con la también genial y recordada Lola Flores, con la que monta su último espectáculo, el 8 de Abril de 1950, sábado de gloria: La Maravilla Errante, estrenado en el teatro Calderón de Madrid. A primeros de Agosto de 1951, al separarse la pareja Lola-Caracol, ante el notario Juan María Sells, Lola se va a Hispanoamérica, contratada por el productor vigués Cesáreo González... Y Manolo intentó rehacer su carrera artística... ¡Aquella pareja irrepetible que conmovió a España entera, se había separado para siempre! Piensa Caracol en montar un espectáculo nuevo y llevar en él a su primogénita Luisa, que, aunque conocedora del género, sólo había cantado públicamente en 1950 en un festival celebrado en San Rafael, donde la vio el maestro Quiroga, vaticinando que en tres meses la convertiría en una gran estrella de la canción... Y así fue. Además, le enseñaron los secretos del baile y como moverse en el escenario la genial Pastora Imperio y la admirada Pilar López. ¡Qué dos grandes maestras!


Luisa Ortega

 


Actuación Invitada Gala 13 Luisa Ortega, en se llama Copla


Y el mismo mes de Agosto de 1951, Manolo Caracol anuncia a Luisa, que contaba dieciséis años, como figura de su nuevo espectáculo. Y reaparece Caracol, con el fabuloso espectáculo de Quintero, León y Quiroga: La Copla Nueva, presentándose en el madrileño teatro Calderón el 21 de Diciembre de 1951. Iban también sus hijas Loli y Manuela, conocidas después como Las Caracolas, su hijo Enrique, ya fallecido, y la admirada Pacita Tomás. Y fue tal el éxito del espectáculo y de las actuación de Luisa, que, dieciocho días después le impusieron la codiciada Banda del Estrellato de manos de Pastora Imperio. Luisa interpretaba bellísimas canciones del inmortal trío, como el pasodoble La Copla Nueva -en unión de su padre- y que daba título al espectáculo, así como el pasacalle Retrato de Rosa María. Caracol levantaba al público de sus asientos con sus fandangos y siguiriyas, acompañado de la guitarra de Moraíto de Jerez. Luisa cantó muy pronto, dos zambras inmortales de Quintero, León y Quiroga: Pena, Peníta, Pena y Limosna de Amores, que Lola Flores popularizaría también por tierras americanas, realizando incluso, sendas películas con estos títulos en México en 1953 y 1955 respectivamente.


La consejera de Cultura (en el centro), entre la nieta de Pastora Pavón (a su izquierda) y Luisa Ortega y la hija de ésta. RÓCÍO RUIZ

 


La consejera de Cultura, Rosa Torres (i), junto a Luisa Ortega (d). · Autor: JOSÉ MANUEL VIDAL/EFE


El 4 de Octubre de 1952, Caracol y su hija inauguran la temporada teatral en el teatro San Fernando de Sevilla con el mencionado espectáculo La Copla Nueva, con gran éxito de público y de crítica. Y el 17 de Febrero del siguiente año triunfaban con el mismo espectáculo en Barcelona. En Agosto de 1953, estreno absoluto de la fantasía lírica, original de Quintero, León y Quiroga: Torres de España, en el gran Kursaal de San Sebastián, estrenándose en Madrid el 6 de Octubre del mismo año. En él interpretaba Luisa el bellísimo pasodoble que daba título al espectáculo, elogio de la canción de nuestra tierra; la farruca Campanita de la Vela; las sevillanas Coplas de la Giralda y la zambra Como Castigo de Dios, bordando asimismo Caracol, la zambra Azucena y los tientos Romance de Juan Osuna entre otros temas. El 30 de marzo de 1954 vuelven al teatro Calderón de Barcelona, reapareciendo en Madrid el 21 de Diciembre con el espectáculo Color Moreno, con un nuevo libreto del inmortal trío Quintero, León y Quiroga, donde Luisa interpretaba entre otros números el popular tanguillo que le daba título:


Sevilla, La Catedral

 


Alameda del Hércules, monumento a Pastora Pavón
en la foto José Maria Ruiz Fuentes, año 1971


"Color moreno, casi tostao, tiene los celos, tiene las zambras, tiene el queré. Color moreno, retetisnao, tiene que tiene, viva su mare, quien yo me sé. ¡Ay no le des vueltas al moliniyo porque nos vamos a mareó!" Reponiendo el espectáculo en Barcelona el 9 de Abril de 1955, famoso sábado de gloria, estreno teatral. El 4 de Diciembre de 1956, Manolo y Luisa reaparecen en el teatro Calderón de Madrid. Este mismo año Caracol sufre una decepción familiar -según la prensa- al enterarse de que Luisa se había comprometido con el admirado compositor sevillano y concertista flamenco Arturo Pavón, hijo de Eloísa Albéniz y de Arturo Pavón Cruz. Se conocían -como me dijo Luisa en amable entrevista en 1993- cuando ella tenía 10 años en la academia de Eloísa Albéniz en la Plaza de la Mata un 7 o un 9 de Enero... "Y ya había un rescoldo de amor". Pero, a pesar de la oposición paterna triunfó el amor profundo... Y en 1957 contraen matrimonio en Sevilla, tras las correspondientes amonestaciones. Y el 10 de Junio de 1958 tiene Luisa su primera hija.


Manolo Caracol de pie junto a su padre, Caracol el del Bulto

 


El monumento a Caracol en la Alameda de Hércules,


Ya comienzan a preparar su gira americana. Así el 19 de agosto de 1960 debutan en Buenos Aires, en el escenario del Teatro Central con gran éxito con el espectáculo Fantasía Gitana, formando el elenco, aparte de Caracol y Luisa, sus hermanos Enrique, Lali y Manuela, Las Caracolas y Arturo Pavón, que obtuvo críticas elogiosas, por sus recitales flamencos al piano. Así como bailarines y bailaoras, siendo todos ovacionados por el público fervoroso. Tres años consecutivos estarán en Hispanoamérica. Me comentaba Luisa que ella llamaba constantemente a Madrid para preguntar por su hija. En México montó Caracol un café cantante en el Hotel Aíre que representaba una caseta de la Feria de Sevilla, donde actuaba la familia cada noche, pero el mayor éxito lo alcanzaron en sus actuaciones den televisión, en Tevicentro de México, en La Habana, Puerto Rico y Canal Dos de Caracas. Ya en Mayo de 1961, en el célebre domingo de Pascua presentan Caracol y Luisa en Sevilla un nuevo espectáculo de Quintero, León y Quiroga: La Copla ha Vuelto, con gran éxito de público y taquilla, presentándolo, seguidamente, en el Teatro Calderón de Madrid. El 30 de Noviembre de 1965 Caracol es abuelo de dos mellizos, siendo la madrina la entonces famosa Sara Montiel  En Madrid abrió Caracol el tablao Los Canasteros, en la antigua calle de Barbieri. Allí se arrancaba Caracol, con su cante personal, en noches de duende, cantándole a Pastora Imperio o a su hija. Tras retirarse Caracol a su tablao, Luisa y Arturo trabajaron en diversos espectáculos a los que daban siempre el mejor sello flamenco.

El 24 de Febrero de 1973, en un accidente de coche, cerca de Aravaca (Madrid) en el kilómetro 9,700, fallece el genial Manolo Caracol mientras conducía su Mercedes... Luisa no aprovechó, honradamente, el revuelo que se formó tras la muerte de su padre. Y comenzó a apartarse de la vida artística sencillamente -nos dijo- "por evitar un mal momento al público, porque todo el mundo lloraba. Y estuve más tiempo del debido, dedicada a mi pena, a mi familia y a mis hijas" En 1969 , con el sello de Fontana apareció su LP Canta Luisa Ortega, donde se luce la voz y el arte de la tonadillera y cantaora -los palillos admirablemente tocados, en la línea de la escuela clásica- interpretando bellísimas canciones y coplas, como las siguiriyas orquestadas La Lola se va a los Puertos, que ella borda con el torrente limpio de su voz flamenca; el zorongo-rumba Dale con la E; la zambra farruca Rosa Consuelo; las originales sevillanas Por el Camino de Almonte, los tientos Pena de Quererte, cerrándose la primera cara con otros tientos, Que va a Ser de MÍ En la segunda cara tenemos la siguiriyas orquestadas Dejarme sola, las bulerías La Rosa del Altozano, la canción fantasía con aires de malagueña de El Canario Perdóname, los tangos con acompañamientos de guitarra Ay la pena que me da, los tarantos Porque te sigo queriendo y la bellísima canción zambra Cinco Farolas que también llevaron en su repertorio Concha Piquer y Juanita Reina.

Con el mágico piano de su esposo grabó también Luisa Mi Rosa de Pasión y Yo le Pido al Niño Dios, ambas de emociones muy flamencas. Otros temas de gran popularidad en la discografía de Luisa grabados en Hispavox son el tanguillo La Rosa y el Viento que también cantó Estrellita Castro, la zambra La Niña Descalza y especialmente sus cantes festeros, sus personales bulerías tituladas sencillamente Fiesta de Luisa Ortega con la guitarra del Gran Melchor de Marchena: "Taranta y Juana eran dejeré, eran primas hermanas, no se podían ver. Taranta y Juana fueron por aseite y se di vertieron con el dependiente. Tiraste la palangana  y luego el palanganero y no tuviste bastante que me arrastraste del pelo...Otros éxitos suyos fueron la zambra No puedo vivir contigo, de gran impacto caracolero o Dime que me Quieres que también cantó La Piquer, La Salvaora que inmortalizó su padre o los tientos Ando como loca. El 28 de Junio de 1973 se dedica el XVII Potaje Gitano de Utrera a la memoria de su padre, actuando Luisa y Arturo Pavón ante un público fervoroso. Dos años después, el 4 de Enero de 1975 vuelve a actuar junto a su marido en un tablao madrileño con gran éxito realizando escasas reapariciones en las cadenas de televisión. Una de sus últimas actuaciones fue en el programa Las Coplas de Canal Sur y en Quédate con la Copla de Antena 3, donde presentó a Jordana.

Posteriormente apareció con el sello de Columbia el espléndido LP Luisa Ortega Y Manolo Caracol recogiendo los mejores éxitos de ambos. De Luisa, aparte del clásico pasodoble La Copla Nueva, que cantó a dúo con su padre en el mencionado espectáculo, se recogen los pasodobles Amparo y Torres de España, las bulerías Coplas del Barquero y Manolito Clavé, la farruca Campanita de la Velay los sentidos tientos Con mis propios, que emocionan... Todos con el sello del famoso trío: "Que con estos ojitos negro que se han de comer la tierra, ¡ay madre que yo lo vi, que lo vi con esa persona que de él hace paz y guerra! Yes un cuchillo pa mí..." Uno de los últimos espectáculos que montó y que "murió nada más nacer" -según nos dijo- fue La Siembra, con música de Arturo sobre textos de Quintero, León y Quiroga. Se presentó con éxito en Madrid a beneficio de la campaña contra el sida y en él debutaba artísticamente su bellísima hija Jordana con la orquesta de Rafael Ibarbia, pero todo quedó en el principio... Luisa Ortega, gitana honda y poderosa, inmortalizada en el lienzo por Martínez de León y en la cámara por Gyenes, lo aprendió todo de su padre, "a ser mujer, a sentir, a querer y respetar a su esposo y a sus hijos... A amar el arte... "-como ella nos dijo. Y se siente a gusto en todos los temas, especialmente en los tientos, las zambras, las bulerías y los pasodobles... Luisa Ortega, como escribiera José Antonio Ochaíta, es "la heredera de minas infinitas por donde va la veta de los cantes, que es de plata y azufre... "
Nuestro agradecimiento a Daniel Pineda.

La hija de Caracol destaca la «presencia» de su padre en el flamenco actual
La hija de Manuel Ortega Juárez «Manolo Caracol», la cantaora Luisa Ortega, de 77 años, destacó ayer la «presencia» de su padre en el flamenco actual, en la apertura del Congreso del Centenario de Manolo Caracol, que hasta el viernes se celebra en Sevilla bajo el lema de «Un cantaor de leyenda». «Se le escucha en un disco y está cantando dentro del presente; tiene tal fuerza que donde se dice su nombre o se ve un retrato suyo parece que está aquí, con nosotros», aseguró Luisa Ortega, quien admitió que este congreso le ha servido a ella para reforzar su entusiasmo y sus ganas de seguir cantando. La cantaora, que afirmó que los discos de su padre se siguen escuchando como siempre, evocó el gesto del cantaor de desprenderse el nudo de la corbata, desabrocharse los primeros botones de la camisa y arrancarse a cantar, para lo cual, recordó, le gustaba igualmente dejar la silla detrás y ponerse de pie. Fue un gran padre y «como artista no se sabía cuando estaba mejor, porque estaba siempre bien cantando; hasta andando por el escenario era un fenómeno, una figura», añadió Luisa Ortega. Por otra parte, el poeta Félix Grande pronunció una conferencia sobre la trascendencia de Caracol en el flamenco.Manuel Ríos Ruiz abordó la parte técnica y artística y el catedrático de la Universidad de Sevilla Rafael Utrera habló de la actuación de Caracol en el cine español. Hoy y mañana seguirán las conferencias.
SEVILLA. Jueves, 07-05-09. ABC

La hija de Caracol rinde tributo a su padre en la Alhambra Luis García Montero publica 'Francisco Ayala, el escritor en su siglo'
La cantaora Luisa Ortega actuará el viernes junto a Poveda, El Pele y Aurora VargasEl granadino resume en su este libro la extensa trayectoria intelectual de su paisano
La hija del artista Manolo Caracol, la cantaora Luisa Ortega, rendirá tributo este viernes en Granada a la figura de su padre en el mismo lugar donde en 1922 y con sólo 13 años, el cantaor sevillano comenzó a fraguar su leyenda de mito del flamenco: el Patio de los Aljibes de la Alhambra. Ortega, que acompañó a su padre en escenarios de todo el mundo, será en esta ocasión la protagonista del recital que varios artistas flamencos dedicarán a Caracol en un acto de homenaje que fue presentado ayer por la consejera de Cultura, Rosa Torres. Miguel Poveda, Aurora Vargas y El Pele llenarán con su cante el citado espacio del monumento nazarí, mientras que el toque vendrá de mano de la guitarra de Paco Cepero y el piano de Pedro Ricardo Miño. Manolo Caracol se dio a conocer en el célebre Concurso de Cante Jondo que Manuel de Falla y Federico García Lorca organizaron en Granada en 1922, certamen en que el cantaor ganó el primer premio junto con El Tenazas de Morón, y en el que participaron otras figuras de la talla de La Niña de los Peines.  El poeta Luis García Montero ha resumido los 103 años de vida del escritor granadino Francisco Ayala en el número 34 de la colección Los libros de la Estrella, de la Diputación de Granada, que lleva por título Francisco Ayala, el escritor en su siglo, un recorrido por la extensa trayectoria intelectual de este autor nacido en Granada en 1906. A lo largo de sus 226 páginas, García Montero, autor de estudios sobre Lorca o Bécquer, repasa las distintas etapas del autor de El jardín de las delicias en un libro que además viene acompañado por 83 fotografías pertenecientes al archivo de la Fundación Francisco de Ayala.
Efe / Granada / R. C. / Sevilla | Actualizado 09.06.2009

VIDEO

 

Datos de  http://programatemperamento.galeon.com/familia822912.html  y varias fuentes

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003

 

 

 

 

 

 

Cerrar