DORINI DE DISO

ISADORA DE DIOS PAÑERO, soprano, más conocida en la historia del mundo de la opera con el nombre artístico de DORINI DE DISO, nació en  Madrid el día 14 de marzo de 1901, y murió en  La Habana (Cuba), 1 de enero de 1948. No hay noticias de su vida hasta el mes de abril de 1925, comenzada la temporada 1924-25 en el Teatro de la Zarzuela, lo que no es la mejor forma de iniciar su vida puesto que, lógicamente, antes de esto tuvo que haberse preparado y comenzar por teatros y papeles de otra categoría.


Madrid, La Cibeles


Madrid, Museo del Prado


Su auténtico nombre era Isadora de Dios Pañero, y tomó como nombre artístico el de Dorini de Diso, también escrito Disso, sobre todo en Hispanoamérica. Su presentación en el teatro de la Zarzuela tuvo lugar el 11 de mayo de 1925, coincidiendo con el primer estreno de Federico Moreno Torroba: LA CARAVANA DE AMBROSIO, que tenía libro de Enrique García Alvarez y Fernando Luque. En el reparto estaban también Enriqueta Serrano, Dolores Cortés, Luis Bori, Mariano Rebull, Manuel Goméz Bur.


DorinI de Diso y Luis Sagi Vela, en 'La barbiana'


No vuelve a haber noticias de Dorini de Diso hasta la temporada 1927-28 en la que trabajó en la Compañía Mendez Laserna, representando en gira la obra EL SOBRE VERDE.  El 28 de septiembre de 1928 estrena, en el Teatro de La Zarzuela de Madrid, MARTIERRA, zarzuela en tres actos de Alfonso Hernández Catá y música de Jacinto Guerrero, en compañía de Adriana Soler, Flora Pereira, Luis Almodóvar, Rogelio Baldrich, Angel de León y Francisco Gallego. En diciembre del mismo año cantó MARINA y LA VILLANA, obras que alternó hasta el 20 de diciembre, fecha del estreno de LA MEIGA, con libro de Federico Romero y Guillermo Fernández Shaw y música de Jesús Guridi. El 17 de enero de 1929 se estrenó en el escenario de La Zarzuela, AL DORARSE LAS ESPIGAS, zarzuela en dos actos con libro de Luis Fernández de Sevilla y Anselmo C. Carreño con música de Francisco Balaguer, que había sido estrenada en el Principal de Zaragoza en septiembre de 1928 con un reparto totalmente distinto. Y el 12 de abril de 1929 estrenó COPLAS DE RONDA, con libro de Carlos Arniches y música de Francisco Alonso.

En el verano de 1930 emprendió un viaje a Hispanoamérica formando parte de la compañía de zarzuelas y revistas del maestro Guerrero. Hizo su presentación en Buenos Aires con MARINA, a la que siguieron títulos como EL HUÉSPED DEL SEVILLANO, LA ROSA DEL AZAFRÁN, LOS CLAVELES o LA REINA MORA, entre otras.  En 1933 volvió a España y fue la protagonista de LA MOZA QUE YO QUERÍA, de Fernando Díaz Giles, en el teatro Ideal de Madrid, obra que había estrenado el año anterior la soprano Matilde Martín en el teatro Nuevo de Barcelona.

En diciembre de 1936 contrajo matrimonio con el tenor Manuel Pineda. Fruto de ese matrimonio fue una hija que nació en Valencia a finales de 1938 y a la que pusieron por nombre María de los Ángeles. La Guerra Civil española interrumpió su ascendente carrera en los teatros madrileños y la obligó a desplazarse a América. Como consecuencia de la guerra, en 1939 Manuel Pineda fue exiliado a Francia, donde estuvo en un campo de refugiados, y Dorini marchó a México con unos familiares de su marido. Pineda salió pronto gracias a su voz, y una vez en México solicitó la nacionalidad azteca. En marzo de 1941 cantaron juntos, en el Teatro Arbeu de la capital mexicana, LA DUQUESA DEL BAL TABARÍN y EL ENCANTO DE UN VALS.

En abril de 1942 el matrimonio se radicó en La Habana (Cuba) y en noviembre de 1943 se firma el acta de su divorcio. Una vez establecida en Cuba se presentó en el Teatro Martí con LOS GAVILANES como figura principal de la Compañía de Miguel de Grandy, siendo elogiada por la prensa de La Habana con todos los honores. A partir de entonces ofreció recitales del compositor cubano Ernesto Lecuona. Fulgurante estrella teatral, dotada de privilegiada voz, cuando todo parecía sonreírle, apeló a la vía rápida del suicidio como única solución para escapar del conflicto emocional que estaba viviendo. Sus apariciones escénicas hablaban de todo menos de tragedia. Pero la artista, al fin sucumbió a su destino. La pérdida de su hijita y la muerte de varios familiares en España, la llevaron al desenlace, poniendo fin a su vida.

Zarzuelas completas: Las hilanderas. Ed. Columbia-Regal (1928). Martierra. Ed.: La voz de su amo (1929). La meiga. Ed.: Parlophon (1929).

Fragmentos y selecciones: Las castigadoras. Ed.: Parlophon (1927).  Bohemios, Los claveles, Los de Aragón. Ed.: Columbia-Regal (1930)  Al dorarse las espigas. Ed.: Odeón (1931).

VIDEO

 

http://lazarzuela.webcindario.com/BIO/diso.htm       recopilación de José María Ruiz Fuentes

Volver  

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003

 

 

 

 

 

 

Cerrar