AMALIA MOLINA
 

AMALIA MOLINA, tonadillera y bailaora española, conocida mundialmente con su propio nombre artístico de AMALIA MOLINA, nació en Sevilla en el año de 1881, criada en el barrio sevillano de Triana, murió en Barcelona el día 8 de julio de 1956. Se instala siendo muy joven en Madrid, donde debuta a la edad de 17 años. Sería el inicio de una brillante carrera artística, que le llevó a viajar por Hispanoamérica e incluso Broadway. En París estrenó la Ópera Goyescas. En cine intervino en la película Malvaloca (1926), de Benito Perojo. Los Hermanos Álvarez Quintero se inspiraron en ella para su obra Mariquilla Terremoto. Estuvo casada desde 1904 con el abogado Trelles del Busto.


Barrio de Triana - Sevilla


Barrio de Triana - Sevilla


Amalia Molina, que comenzó su vida artística desde que era muy jovencita, estando ya consagrada estrella en Madrid cuando contaba sólo 16 años, que además era una artista completa que lo mismo cantaba que bailaba o tocaba maravillosamente los palillos. Aunque el éxito le llegó muy pronto y llegó a lo más alto, nunca estuvo cerca del divismo, sin desmentir jamás su origen humilde y sin llegar a perder el cerrado acento andaluz que conservó hasta su muerte, sin utilizar ni escándalos para llegar al éxito, vistiendo de forma recatada y cantando sólo sus propias creaciones, llegando a exigir a las compañías discográficas poder cantarlas.


Amalia Molina


Amalia Molina


Realizó innumerables viajes por Hispanoamérica, destacando sus actuaciones en Broadway donde estuvo durante ocho años consecutivos. A petición del autor, estrenó en Paris la ópera Gollescas del maestro Enrique Granados y los hermanos Álvarez Quintero se inspiraron en ella para la realización de la obra Mariquilla Terremoto. Pero a pesar de ser una de las más importantes pronto llegó también el olvido, tal vez por el auge que tuvo el cine y el cambio de los gustos musicales de la época, que hicieron que los últimos 15 años de su vida los pasase cantando en teatros de mala muerte y barracas de feria, porque ella solía decir “Trabajaré mientras pueda ponerme en pie sobre un escenario”.


La cantante Amalia Molina en una foto de 1906. La cupletista
actuaba en el Salón de Actualidades de los Hermanos García,
siempre abarrotado de público en Cartagena.


Cartel de la película “Malvaloca” (1942)
Con Amalia Molina


En la primera época de su vida gano muchísimo dinero pero no supo ahorrarlo e incluso lo perdió en algunos negocios que estuvieron mal gestionados. Los últimos años de su vida los pasó en Barcelona donde permaneció actuando hasta poco antes de su enfermedad, y donde se le tributó un gran homenaje. Amalia Molina falleció en Barcelona el 8 de julio del año 1956, causando un gran pesar entre mucha gente amiga que la estimaba y la admiraba.


Amalia Molina


Amalia Molina


El garrotín comienza su profeso de aflamencamiento a principio del siglo XX a través de la Niña de los Peines, aunque el maestro Goncerbia apunta a Amalia Molina como la artífice del aflamencamiento definitivo en el Madrid de 1904 junto con Orfeo, los hermanos Sebas y los Mingorance, atribuyéndosele el mismo la creación del ritmo y la melodía del garrotín. La Niña de los Peines lo recogió de Amalia Molina y del Niño Medina y lo engrandeció convirtiéndolo en cante para escuchar.

La sevillana Amalia Molina debuto en Malaga en el Salon Novedades en el año 1908, dejando muy gratamente impresionado al publico porque Amalia fue una chiquilla excepcional, aparte de completisima artista, una todoterreno de las variedades; bailaba magistralmente y por eso el Maestro Granados la eligio para estrenar en el Teatro de la Opera de Paris el intermedio de “Goyescas”. Su andalucismo escenico nunca choco con el de Pastora, triunfando tambien en America, convirtiendose en asidua de Malaga y siendo una artista ovacionada y deseada en el mitico “Cafe de Chinitas”.

VIDEO

 

Enlace  http://albherto.wordpress.com/2010/04/13/amalia-molina/  +  http://letrasdecoplas.blogspot.com/2010_11_01_archive.html  +  recopilación de José María Ruiz Fuentes

Volver

El Arte de Vivir el Flamenco © 2003

 

 

 

 

 

 

Cerrar